Publicado el

Dejarse en paz

Porque también es válido dejarte en paz, recordar que sos humana, y simplemente SER.

En el camino de desarrollo interior, es muy natural comenzar a ser tan observadoras de nuestros pensamientos, palabras y comportamientos, que nos terminamos volviendo juezas implacables de nosotras mismas.

Ser humanos también es recaer en comportamientos repetitivos que estamos intentando evitar, pero:

-Si ponemos atención en lo que deseamos evitar, crece. En ese caso es mejor enfocarnos en el nuevo comportamiento a adoptar (cambiar una creencia negativa suplantándola por una en presente y en positivo, por ejemplo).

-Si somos exigentes en no recaer nunca, estamos entrando en una prohibición y todo lo prohibido -especialmente si ha sido costumbre- es imposible de erradicar de un día para el otro. Es como hacer dieta. No se trata de eliminar radicalmente, sino de tener la paciencia de ser gentil y amable con vos misma: es algo que tal vez estés aprendiendo por primera vez. No te castigues tanto, no seas tan dura con vos. Tratate como tratarías a tu niña si la tuvieras enfrente.

-Y sé paciente, de verdad. Está bien recaer y repetir, siempre que estés siendo consistente en el compromiso con tu proceso. La impecabilidad y la búsqueda de perfección no son objetivos realistas, al menos al comienzo del camino interior. El cambio se manifiesta abrazando tu dualidad, tus miedos y siendo lo más dulce que puedas con vos misma.

Permitite la caída, ya sabés que sos la responsable de ponerle la vendita a la lastimadura.

#Venus ayer ingresó a #Libra: date un baño con música relajante, velas encendidas, rico aroma, unas hierbas en el agua o en una bolsita colgada de la ducha (o un ramo de romero y eucalipto dentro del espacio de la ducha), encremate, ponete linda para vos.

En un día Enlazador de Mundos Cristal, las viejas costumbres pueden llevarte a repetirlas y si lo hacés, a sentir culpa y criticarte. Disfrutá la paz de dejarte tranquila y si algo te duele, molesta o da miedo, abrazáte fuerte. Abrazarte y serte paciente, sana.💜

Publicado el

Honrar el proceso

La Luna acaba de ingresar a Escorpio. Desde allí, como cada mes, se va a oponer a Urano en Tauro. Y el eje Tauro-Escorpio es el eje de los procesos, de ir paso a paso, poco a poco.

En el último tiempo noté muchas cosas en común en consultas de carta natal, registros akáshicos y energía generalizada, y hasta en cosas que hablé con amigas, que me gustaría compartirles:

1- Cuando descubrimos, aprendemos o leemos sobre alguna herramienta o terapia, la primera pregunta que surge es “¿Cómo lo hago?”. Cómo. El cómo inevitablemente invita y abre un proceso. Y esto implica que no hay respuesta o solución mágica inmediata. La única respuesta es siempre ATRAVESAR EL PROCESO.

2- Fórmulas mágicas para sanar o integrar nuestra sombra por ejemplo, NO HAY. Y sin embargo se las encuentra generalizadas en las redes por doquier. Es necesario cuidar no sólo lo que consumimos sino también lo que comunicamos y cómo. La información repetida satura, y de eso también hay un montón: repetición para no perderme, para pertenecer. ¿A qué costo?

3- Hacer un proceso terapéutico de la herramienta que te resuene con el terapeuta de tu confianza, no te hace terapeuta. Estudiar un curso de terapeuta holística en seis meses, tampoco.
Estamos acostumbrados al certificado que avala el conocimiento, pero en lo terapéutico o en lo psicológico el conocimiento no es ni puede ser lo único: el terapeuta también necesita atravesar su propio proceso.

Y no, lo inmediato no es nunca lo que funciona.

4- Ser terapeuta, psicólogo o coach NO ES SER UN SALVADOR, ni un sanador. Nadie salva o sana a nadie, más que a sí mismo.

5- Una vez que entramos en el gran proceso de observarnos a nosotras mismas, el error es no dejar de hacerlo ni cagando. Ríanse, pero no nos dejamos en paz. Es agotador observar la sombra y la proyección todo el tiempo, a la jueza interna, al moralista interior. El silencio, la calma, soltar la autocrítica y autoobservación exagerada, ser una persona chota por un rato, putear, entrar en la mierda para desahogarnos, eso también es SER HUMANAS.

Coherencia, presencia, responsabilidad, y proceso.
Están siendo mis palabras favoritas.
¿Y las de ustedes?

Publicado el

Date tiempo

Qué semanas estas, ¿no?

¿Ustedes también sienten el cansancio? La constante actividad física, mental y emocional, la cantidad de trabajo, el estrés, el no poder dormir bien…

Los tres planetas personales -Mercurio, Venus y Marte- andan transitando Virgo y sentimos muy fácilmente la culpa de dejar algo para después, de no hacer lo que nos toca, de “fallar”. La culpa, la crítica, el machacazo mental.
La falta y necesidad de descanso, de vacaciones. El foco que se pierde en mil cosas al mismo tiempo, y que no permite terminar ninguna a menos que nos organicemos, ordenemos, hagamos listas, prioricemos.

Estamos atravesando la Onda Encantada del Águila en el sincronario maya, la que nos pide focalizarnos, elegir, estar presentes mirando más allá de las apariencias. Ser del mundo sin pertenecerle, sin dejarnos abrumar por él. El águila tiene perspectiva, usarla junto a nuestra creatividad para llevar adelante el día a día lo hace menos cerrado y tedioso.

Con el revuelo de energía virginana más el Sol en Leo, claro que necesitamos ser creativos para no caer en la autoexigencia, en el perfeccionismo, y es preciso reconectar con la verdadera esencia para no mentirnos más a nosotros mismos, siendo alguien que ya no queremos ser.

Puede haber demasiada energía mental y sobreestimulación en redes, y es por eso que hace tiempo notan mi ausencia: no quiero ser parte de la contaminación visual ni del exceso saturante de información, mucho menos repetitivo. Además de estar inmersa en mis procesos y en mucho trabajo, estoy reaprendiendo a comunicar y a hacerlo desde mi esencia. Toma tiempo y es por eso que les agradezco a todos ustedes por estar acá, por resonar.

Si les gusta que les cuente sobre astros y energía maya del momento, me cuentan, ¿si? Porque estoy observando mucho la alineación energética desde ambos lados y me encanta.

#LibroRecomendadoPorElViento: Rituales para una vida creativa, de @anikovillalba y Carolina Chavate 📚 Lo encontrás en Viento Librería

¡Feliz jueves! Procurá tomar alguna infusión con hierbas para calmar el sistema nervioso si andás muy a full: tilo, lavanda, manzanilla, pasiflora. 🌱

Publicado el

Sos tu propósito

Tengo una variada cantidad de intereses. Muchos hobbies.
Me gusta sumergirme en el arte, hacer música como pueda, y escribir.
Me encanta investigar sobre la medicina del sonido ahora.
Siempre me obsesiono con nuevos aprendizajes y hasta no escurrir la última gota y saciarme -o saturarme- no paro.
Me gusta trabajar de lo que ahora mismo me apasiona y dejar meterse en ese trabajo todo lo demás que me gusta hacer. Es como trabajar de lo que soy, y ya.
A veces me molestan las etiquetas porque no hay una sola que resuma todo lo que hago. Me limitan pero sé que son necesarias a veces para dar forma.

Hay cosas que son para ser hobbies y tener tiempo de jugar, también.
Tengo un título profesional que comencé hace 20 años (REAL) y que ya no uso. Que quedó relegado a uso personal cuando lo necesitara.

Vivo procesos internos que acompañé con terapia y con aprendizajes para ser mi propia medicina. Eso hace que yo trabaje hoy de lo que soy. De lo que siempre he sido.

Y todo eso que fui y todo eso que soy, se mezcla y se conjuga en el camino de mi presente.
Lo personal se vuelca hacia lo laboral y allí es donde siempre busco el equilibrio.
Sé que mi coherencia es mi propósito, mi vida lo es.

Y tu vida también es tu propósito, ser quien sos, permitir todos los juegos y combinaciones posibles entre lo que te gusta de lo que has sido y lo que sos, y entre lo que no te gusta y decidiste dejar atrás, también.

Hace 20 años, dije.
Nada tiene manifestación inmediata.
Sos tu propósito, si algo como tal existe.
Afuera hay muchas cosas que te pueden guiar pero en realidad te guían hacia adentro. A convertirte en todo eso que ya sos pero que no recordás.
Tenete paciencia.
Sobretodo ante cada lienzo en blanco que comiences a pintar.

Publicado el

Permitir la transformación

Venus se está alineando con las pléyades, estamos en proceso de llegar a la Luna balsámica, y para la astrología maya estamos atravesando la Luna de la Serpiente, que como dice mi profe @lunarstorm119 :

“Nos habla de un período perfecto para soltar, dejar ir, fluir y nos va a estar marcando un momento donde las cosas que estuvimos tratando de forzar se sueltan, se disuelven. Es un mes que nos trae la sensación de libertad, de que todo es posible.”
Y bajo la onda encantada de la semilla que “nos trae 13 días de energía ideal para dejar los miedos atrás”.

Creo que se nos pide mucho, pero no porque no podamos, sino porque justamente nunca habíamos vivido este tipo de transiciones. Hoy @lu.gaitan habló en sus historias sobre el Índice Cíclico Planetario de Gouchon-Barbault, que es importantísimo para comprender el nivel de profundidad de las crisis personales y mundiales que estamos atravesando.

Estamos viviendo un período complejo y es natural sentir miedo. Pero justamente por eso es el momento donde más necesitamos el amor. No porque haya que negar las sombras -en absoluto- sino porque es necesario atravesarlas con el mayor amor, paciencia, empatía y compasión (por nosotros mismos y por los demás) posibles.

Me está ayudando un montón aprender astrología maya, y los libros que dejo en la foto son mis grandes salvavidas (incluyo el que nunca te devolví, Vir). Pero también, sentir que cuando más me hundo, más me conozco.

Soltar el control. Entregar tu libre albedrío a tu Yo Soy. Confiar en algo -no en alguien- sino en algo superior que te muestra lo que está adentro tuyo. De eso hablan los eclipses en el eje Géminis-Sagitario: la divinidad no está allá afuera ni en el gurú de moda, está en tu interior aunque suene new age pedorro. Es real, nadie te conoce más que vos.

Quedarnos quietos hasta que pase el miedo, la incomodidad o el dolor nos obliga a reconocerlos, por mucho que cueste. Es complejo y es un proceso tremendo, pero al fin y al cabo, ese es el propósito de todo lo reprimido: ser visto a toda luz, para ser liberado.
Y nosotros nacimos para ser libres.

Buen fin de semana.