Publicado el

Efemérides de marzo

¡Ya están listas para descargar las efemérides planetarias y lunares de marzo! Este mes pareciera el más indicado para las vacaciones, ya que no encontramos tantas tensiones como en enero y febrero y la cosa viene “más tranquila” en general, aunque buscando que conectemos con nuestro mundo emocional. Hay mucha energía disponible para seguir despertando consciencia, para conectar poco a poco con la 5D y para calmar la mente enfocándonos en lo que nos dicta…

Este contenido es exclusivo para miembros de “Alba”.
Acceder Unite ahora
Publicado el

Luna llena en Virgo

La Luna llena en Virgo se perfeccionó a las 5:17 hs del 27 de febrero, en el grado 8°57′ del signo. Venimos de la Luna nueva en Acuario del 11 de febrero y al respecto de este actual ciclo lunar, se nos pide una revisión sobre las intenciones que sembramos en ese momento. Estamos viendo a toda luz si hay algo que revisar, ajustar. Pero esta Luna llena cierra el ciclo iniciado el 17 de…

Este contenido es exclusivo para miembros de “Alba”.
Acceder Unite ahora
Publicado el

Venus ingresa a Piscis

En la mañana del 25 de febrero, Venus ingresó al signo de Piscis para ir cerrando su vuelta zodiacal, y llegará a Aries casi al mismo tiempo que el Sol, aunque el astro lo hará el 20 y Venus el 21.

Venus, el deseo que nos habita.
En Piscis, ese deseo es de fundición con el otro, con lo que amamos incondicionalmente, con la fuerza divina que somos.
Me parece un momento hermoso acuapisciano de la vida, de la historia.

La espiritualidad suele representar tan sólo una parte de nuestras vidas y, sin embargo, cuando nos sumergimos en ella nos damos cuenta que es todo.
Encontramos respuestas, nos abrimos al misterio de la vida.

Somos espíritu viviendo en la materia.
Desde que transito este camino me he sentido más fuerte, más acompañada y también más sola, hasta que comencé a conectar con mi tribu. Tuve que activar muchísimo mi corazón (y mi Venus pisciana natal) para llegar a eso. Me he permitido renacer una y mil veces como esa Venus que nace de la espuma marina, que es como la sonrisa del mar, dice mi mamá.

Hija de las aguas, en Piscis encuentra su gozo, su expansión de todos los chakras, el equilibrio de ser canal, su gran deleite y disfrute.

En aquella vibratocracia que me encuentro cuestionando, mis creencias que se rompen dibujan, entre sus pedazos, nuevas perspectivas.

Siempre creí que cada cual vive su vida y su abundancia de acuerdo al Plan que diseñó y “firmó” antes de encarnar. Si en esta vida toca la carencia, “algo se habrá hecho en otra vida pasada”, “algo tendrá que pagar”. Sin embargo, con la información que me ha llegado desde hace tiempo, en este presente y desde hace unos años, ya no cargamos karma de vidas pasadas. Los nuevos seres llegan al planeta libres de cargas y, en caso de que algunas aparezcan, se resuelven muy rápidamente.

Entonces, pagamos lo que hacemos en esta misma vida. Aquí y ahora, en el presente continuo. No me importa la justicia legal porque en ella ya no creo: creo en las emociones que cada quien transita de acuerdo a lo que hace. Uno hace su propia justicia.

Si ansío que la justicia legal se cumpla, vivo con una falsa esperanza, dependiendo de factores que jamás podré controlar. Pero no tienen que pensar como yo, es simplemente una expresión que me da calma, me tranquiliza.

Venus en Piscis nos trae, entonces, la revelación de que si no hay karma que pagar de antaño… ¿no será que la sociedad actual, en una gran parte, “firmó” un contrato donde aceptaría despertar pero antes atravesaría grandes dificultades creadas por el capitalismo? ¿No será que a quien le falta trabajo y le insistimos con “vibrar alto” desde nuestros sillones, le llegaría la herramienta si se le presentara desde un lugar más humano, empático y sensible, en lugar de soberbio y privilegiado? ¿No será que, ser espiritual es también ayudarle a esa persona a repartir su CV y dándole palabras de aliento? Cada cual es dueño de su camino, pero vivimos en red. Nadie está exento de marcar al otro con una palabra, un mensaje, una mirada, un abrazo, una muestra de afecto.

¿No será que, si tengo la chance de estar en contacto con mi mundo espiritual, puedo contagiar al resto? ¿Puedo ser sensible a las necesidades materiales y físicas de otros sin necesariamente demostrar que lo espiritual es lo que despierta consciencia?

Tal vez, abriendo la cabeza, veamos que ser espiritual ya lo somos, y ponerlo en práctica es, sencillamente, abrazar al otro desde el amor y desde el no juicio, sea cual sea el camino que haya elegido transitar.

Su espiritualidad será entonces diferente a la nuestra. Y no por eso tendrá que ser juzgada o disminuída.

Así comprenderemos que la espiritualidad está en todo. Y que, como dice Venus en Piscis, el amor es el secreto.

Publicado el

Vibratocracia: la meritocracia espiritual

En Instagram hice la pregunta de qué era lo que más les cansaba sobre las terapias espirituales.

Muchas de las respuestas las incluí en este video donde hice hincapié al final sobre el tema más fuerte: “si vibrás alto te va a ir mejor”.
El tema de la espiritualidad es observado, lógicamente, como aquello a lo que accedemos los que tenemos privilegios, así sea por la posición socioeconómica, la educación o simplemente por tener un techo, trabajo y un celular con internet.

Sin embargo, es importante cuestionarnos si accedemos a la espiritualidad como algo meramente personal o si podemos lograr que, tomando consciencia social, ésta se despliegue más allá de nuestras narices. Es un tema tan complejo y delicado que nadie tiene una solución inmediata al respecto, pero que nos interpela y es muy interesante de debatir.

Siempre estoy abierta al intercambio desde el respeto y la educación, porque pensar diferente al otro no nos hace superiores o inferiores. De eso se trata el mundo y acá nadie viene a pelear porque, al fin y al cabo, la humildad en este caso es reconocer que hay cosas que no sabemos cómo cambiar (sea que nos corresponden o no) y que nadie tiene la única verdad. Qué aburrido sería el mundo sino.

Frases pedorras que siempre nos fumamos

“Hay que ser positivo para que las cosas cambien.” Ojo con dejarte caer, frustrar o animarte a ver lo podrido que está el mundo.

“Sanar es tu entera responsabilidad.” Sí y no, yo no puedo “sanar” si no tengo plata para pagar lo que se me recomienda.

“Si no tenés la vida que soñás, es porque no querés.” Cambiar es como sanar, un proceso que puede llevar toda la vida. Y tener la vida que soñamos requiere dinero que, probablemente quien te dice esa frase, tiene de sobra. El capitalismo permite la creación de la espiritualidad de los privilegios.

“Nadie te ama porque vos no te amás a vos misma/o.” ¿Acaso no merezco amor porque me cuesta quererme como al 90% de la población?

“Si no querés seguir siendo mediocre, hacé lo que te recomiendo/comprá mi curso o sesión.” La ivananadalización de la espiritualidad. Hegemonía a la orden.

“Si vibrás alto todo mejora.” ¿La atención que necesitan del gobierno muchas personas para salir de una situación de indigencia, también?

Lo delicado del camino espiritual

Quienes trabajamos con espiritualidad y herramientas profundas de transformación, sabemos muy bien que las leyes universales y el inconsciente manejan todo en nuestras vidas hasta que comenzamos a hacernos conscientes de nuestros procesos.

El inconsciente hace que elijamos nuestros vínculos, trabajos, manera de comportarnos, creencias, etc. Sí, lo sabemos, es tremendamente poderoso. Y sabemos también que hace que elijamos situaciones complejas en nuestra vida, sea por repetición, como prueba para aprender, etc (podemos vincularlo aquí con nuestro “contrato antes de encarnar”).

Sin embargo, una cosa es saber todo esto y otra muy diferente es que alguien llegue a tu consulta y vos la quieras hacer sentir responsable de todas las miserias que siente que vive. No, no es por ahí. El terapeuta no debe imponer nunca ni sus conocimientos ni sus creencias ante la persona que viene buscando una guía.

Otro ejemplo: una cosa es llevar al otro a concientizarse de las propias limitaciones, pero otra muy distinta es decirle que el abuso o la violencia que vivió fue su culpa. La primera ayuda a responsabilizarse de las creencias, palabras, vibración desde las que uno crea y manifiesta en su vida. La segunda, es una muestra de imposición del ego del terapeuta, de su búsqueda brusca por demostrarte que sabe, que tiene la razón. Una ayuda, la otra hiere.

Nadie que haya vivido situaciones tan dolorosas como abusos, tragedias, violencia, necesita que se lo culpe por “haber atraído” esa situación. Necesita entrar en un proceso de abrazarse a sí mismo, de perdonarse, de liberación y, si la situación amerita, de responsabilidad para dejar de echar culpas. Pero decirle que ha sido su culpa que otro lo dañe ferozmente, es como señalar a la víctima de una violación por la ropa que tenía puesta.

En lugar de reconocer que el instinto de perpetración de un delito es lo que debe ser tratado, se culpa a la persona que lo experimentó por haber sido la instigadora.

La justicia nunca llegará si el “mirá bien lo que hacés para que nadie te violente/abuse” es la norma, en lugar de “no seas una mierda de persona, ni violentes ni abuses de nadie”.

Me fui de tema pero es que hay tanta tela que cortar y tantos ejemplos, que puede ser un tema que no terminemos nunca de desovillar.

Pero, al menos, vamos paso a paso cuestionándolo y cuestionándonos.

Publicado el

Apaguen los instrumentos de control

Mercurio comienza a retomar su dirección hoy.
Se encuentra en una instancia que se llama “estacionaria”, recalculando para volver a avanzar. En estos días no podemos esperar que todo lo “trancado” avance de golpe. Paciencia, que la sombra post retrógrada termina el 13/03.

El Sol ya está transitando Piscis, lo que nos trae al último mes del calendario astrológico. El 20 de marzo, cuando ingrese a Aries, estará iniciando el nuevo año. Estamos cerrando un ciclo.

Piscis habla de soltar, de dejar ir, de concluir etapas para que nazca una nueva. En sus aguas que diluyen nos dejamos llevar a lo arquetípico, a la ensoñación, a los mensajes del universo. Esos que chocan con nuestra mente racional y con nuestras creencias incluso. Desafían.

“La aceptación libera y te saca del lugar de víctima. Es difícil, porque el juego del victimismo en la humanidad les ha quitado muchísimo poder y la gente que se ha atrevido a hacerles daño de verdad, con maldad, ha salido impune. Y luego quieren quemarlos en la hoguera como antaño porque no saben responsabilizarse de sus propias energías, de cómo han atraído experiencias relativamente duras para avanzar. El juego de la evolución, cuando un ser comienza a iluminarse, atrae muchas polillas que no tienen buenas intenciones. Ustedes no son culpables de que esa persona los elija para hacerles daño, pero sí son responsables de protegerse y de SENTIR PROFUNDAMENTE A FONDO su intuición. De responder a ella. Dejen de estar apagados con los aparatos electrónicos, dejen de abusar de internet y aprendan a usarla. Es la nueva telepatía, o la telepatía de la 3D como le llamamos nosotros.

Dejen de apagarse ustedes y apaguen los instrumentos de control. Enciendan sus emociones, su intuición y sepan que son capaces de hurgar en su propio ser, al encuentro de la respuestas más complejas y dolorosas que buscan, como también las más alegres, felices, amorosas y reveladoras que puedan imaginar.

No es aquí donde está el aprendizaje únicamente: es en todos los niveles del Ser humano. En su cuerpo físico hallarán todas las respuestas mientras se vayan conociendo cada vez más.”

Emisarios Pleyadianos de Luz, en una sesión de RA.
¡Feliz retorno, Piscis!

Publicado el

Que la espiritualidad no te nuble la empatía

Qué tema la espiritualidad.

Qué delicado reconocer que estamos en este camino porque tuvimos suerte, privilegios, educación, oportunidades.
Qué delicado saber que -como humanos- cada cosa que hacemos repercute en el colectivo.

Es desesperante ver todo lo que como humanidad tenemos que evolucionar, cambiar y sanar. Algunos aportan su pequeño grano de arena, uno a uno.
Otros forman parte activa de una revolución.
Otros tantos accionan directamente en y para los sectores más heridos e ignorados de la sociedad.
Hay quienes lo dan todo por causas ambientales, por los animales y por la naturaleza.

Me resulta importante que podamos darnos cuenta que al fin y al cabo, nadie tiene la respuesta sobre cómo construir un mundo mejor, porque cada cual intenta hacerlo desde su lugar. Y ningún lugar ni aporte es igual a otro, ni mejor ni peor.
Pensamos, creemos y actuamos diferente entre nosotros porque es necesario para que atendamos sectores diferentes. Para que exista la pluralidad de opciones y miradas.

Creo que reconocernos seres espirituales es importante para evolucionar personal y colectivamente, pero no es ni más ni menos importante que una acción directa en la sociedad. Es parte del todo que somos. Aunque sí me parece tan importante trabajar en la propia evolución como recordar que no todos tenemos la misma oportunidad de hacerlo. Tener empatía, solidaridad.

Yo no tengo recetas, ni sé cómo se hace, ni cómo vamos a lograrlo.
Sólo sé que el cambio siempre empieza por uno, despertando a la noción de que es energía en movimiento, de que puede evolucionar y lograr lo que desea, pero que vive en la Tierra, rodeado de otros tantos que lo necesitan de la mano.
Sé que el egoísmo, la ambición, el patriarcado y el capitalismo como se vive ahora jamás serán parte de la mejoría.

No podemos hacerlo solos ni ignorar al de al lado.
No sabemos cómo sanaremos, pero sí sabemos qué es lo que hay que romper.
Y al menos eso es un comienzo. Destruir lo que nos destruye, juntos.
Así el amor tendrá más lugar para entrar y ayudarnos a sanar.
El amor entra por la herida.

Soy parte del mundo y deseo habitarlo con amor, no destruirlo.

Publicado el

No seas tan dura con vos misma

Me senté conmigo. Tuve que dejar de hacer todo lo que estaba siendo porque ya iba contando dos semanas con contracturas intensas que no se calmaban con nada.
Me senté a escucharme, a escuchar a mi cuerpo, a agradecerle los mensajes.

Entonces olí el rapé y sólo eso fue suficiente para silenciar la mente y cobrar claridad. Ni siquiera tuve que aplicarlo. Las plantas y la naturaleza son sabias, sólo nos llevan a recordar lo que ya sabemos dentro.

El primer mensaje fue el del texto de la imagen. Ese “No seas tan dura con vos misma” fue clave.

Enseguida ví cómo una bola de energía estancada estaba prendida a mi espalda: asuntos pendientes, otros ya vencidos, dolores y cosas que no resolví, otras que en general ya pertenecen a mi pasado pero que no me permitía soltar. Y empecé a respirar.

Salí al patio, hice ejercicios de la tradición andina que me enseñó la chamana adorada @patricia.bentancur.33 y apareció en mi mente un ejercicio de limpieza energética. Lo hice (la famosa limpia con huevo que hacen en México y Perú principalmente, si no me equivoco) y luego me bañé con miel. Cosa de viejas, diríamos. Pero es cuestión de creer o reventar.

Siendo tan dura conmigo (hola a mi Nodo Sur en Capricornio) nunca me dí la chance de “no responsabilizarme” de lo que me sucede. Supe que esa energía de mi espalda era exclusivamente mía, pero el resultado de la limpia con huevo es delator, denunciante.

Dicen que la envidia existe y para mí siempre fue algo muy egocéntrico creer que uno es “envidiado”. Tal vez es mi inocencia o quizás mi falta de confianza al respecto, que siempre digo ¿Y qué me pueden envidiar a mí?

La claridad empezó a responderme que pueden ser envidiadas las ganas, el ímpetu, la resiliencia, el optimismo, la fuerza interior, el conocimiento, la sabiduría, las experiencias, la vida misma, las cosas que al fin a uno más le gustan de sí pero también las que se olvida o las que no reconoce. Abrir los ojos a que hay gente competitiva, envidiosa y que para sentir que crecen en sus vidas, precisan que otros caigan, fue revelador. Que las hay, las hay. Sí, claro, Alejandra, que existe gente con malas intenciones. No seas tan naif por favor.

De verdad, no me la creo, vivo haciéndome cargo de la energía que emito y de la que atraigo. Pero ya no puedo seguir cegada. Sé muy bien quién es quién y estoy en proceso de validar mi magia, mi intuición inmensa. Ahí sí me la creo, ahí sí dejo de pensar “¿Será mi imaginación?” y valido mis visiones y sueños.

No seas tan dura con vos misma.
No tenés que hacerte cargo de lo que hacen los demás, pero sí de protegerte, poner límites, limpiar tu energía y seguir adelante cada día con mucha más fuerza que ayer. Porque ninguna persona que te mire “con malos ojos” va a poder frenarte.

Y siempre, siempre vas a seguir sanando y creciendo, más allá de todo.

Publicado el

Stellium en Acuario

Acuario está super cargado de energía estos días, preparándose para la Luna nueva.

Por orden desde los primeros grados hasta los últimos, encontramos a Cariclo –el asteroide que representa la guía hacia nuestro trabajo del alma y nos ayuda a sostener a otros en sus procesos creando espacio sagrado-, Luna, Saturno, Venus, Júpiter, Mercurio, Pallas –el asteroide que habla de nuestra inteligencia estratégica y nos permite identificar nuestros patrones de comportamiento para cambiarlos– y el Sol.

Todo juntos en Acuario, como Gachi y Pachi que son de Sagitario. Cada planeta está en conjunción con el de al lado con una diferencia máxima de 6°, lo que nos habla de una gran conjunción acuariana, todos como agarraditos de las manos haciendo un trencito (me estoy imaginando un baile en pleno carnaval carioca en un cumpleaños de quince).

Stellium se llama a la agrupación de tres o más planetas en grados cercanos. En este caso Acuario está cargado desde el grado 0° hasta el 22°, aunque el Sol, Venus, Júpiter y Mercurio irán llegando hasta el último grado durante las próximas semanas.

Acuario está en cuadratura a Urano y a Marte transitando Tauro, y en sextil a Quirón en Aries. No parece, pero Quironcito está presente constantemente pujando por nuestros procesos de integración de los cambios y la ruptura con todo lo arcaico-vencido.

Esto hace que los signos de los ejes de la cruz fija sientan más todo este movimiento: se viene un quiebre necesario y esperado. Tauro, Leo, Escorpio y Acuario saben que llegó la hora de un cambio radical. Porque los signos fijos no son de realizar cambios, no les gustan en general, pero cuando los hacen, agarrate porque son terremotos.

Así que no sería loco ver a Tauro cambiando de trabajo y despertando a todo lo que ya no desean en sus vidas, a Leo mutando el estado en sus vínculos más cercanos -socios, parejas, amistades íntimas- o mudándose, a Escorpio trabajando en sanar su pasado, en elegir/cambiar dónde y con quién vivir y flexibilizando -aunque sea un poquito- su noción de estabilidad, y por supuesto a Acuario siendo el torbellino del zodíaco que siempre es, pero animándose a más. A mucho más.

Estamos a un día de la Luna nueva en este signo y se siente fuertísima, así que es recomendable aprovechar tremendo inicio.

Socialmente hablando

Estamos hartas. Hartas de los abusos, de los femicidios, de la brutalidad de los privilegiados, del patriarcado, de los pacatos que defienden a ese mismo patriarcado que les llena los bolsillos. Porque patriarcado y capitalismo van de la mano.

Estamos hartas y hartos de tantas cosas, que necesitamos recordar lo importante que somos como sociedad. Somos ese pueblo al que los poderosos le temen. Y tanta movida acuariana no se va a quedar en silencio mirando como todo sucede desde el sillón: nos estamos moviendo a paso firme y seguro. Nosotros somos el terremoto.

No deseamos un futuro igual a este presente.

Y lo vamos a tirar.