Publicado el

Mercurio retro en Escorpio

No me vengan con “Mercurio se llevó a mi pareja”, “Mercurio me quitó el trabajo”, “Mercurio vino a hacer caca a mi casa y me usó todo el papel higiénico”, y así.
Esta es la parte del año donde más podemos aprovechar para HACERNOS RESPONSABLES DE NUESTRAS VIDAS.

Mercurio es el planeta de los disfraces. ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
En Escorpio se viste de psicopompo (ser ancestral que nos guía “hacia el otro lado”, la muerte y finales de ciclos) y nos lleva a nuestras profundidades donde algo está sucediendo. La profundidad nos conecta con nuestro inconsciente, con el inconsciente colectivo y con nuestra sombra, todo aquello negado o no reconocido que forma parte de nuestra personalidad. Con los dolores, miedos y otros asuntos que “metimos bajo la alfombra”. Mercurio los sacará a la luz.⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
La meta de esta retrogradación es enfrentarnos con todo lo que no quisimos ver en el año, aquello de lo que evitamos tomar responsabilidad y dejamos para después. El tiempo es ahora. Y, de hecho, Mercurio ya anduvo retrogradando por Escorpio el año pasado: en 2019 y 2020 ha repetido sus retrogradaciones en los tres signos de agua. ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Las fallas en la comunicación, en los electrónicos, en la rutina, son llamados de atención de que por ahí no va la cosa, de que es preciso mirar hacia adentro, de que la impaciencia no es la respuesta y de que todo lo que sucede por fuera debe dejar de determinar lo que sucede por dentro. Se nos pide estabilidad y tranquilidad internas, y lo mismo con la aprobación externa, porque ya no puede depender de eso nuestra valoración: allí perdemos nuestro poder.
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Empoderarse no es quitarle el poder a otro ni salir a la calle con la fuerza y el ímpetu de Beyonce, es recordar que tenés el poder de crear la vida que querés y que una gran parte se la has cedido a otra persona, a una expectativa, a una situación, a un trabajo…la dependencia en cualquier sentido significa que eso otro tiene un poco de tu poder. Empoderarte es recuperarlo, literal o metafóricamente (no vas a renunciar a tu trabajo porque es necesario para que subsistas, pero podés creer que sos abundante y reconocer que estás allí por elección e incluso ver un posible miedo a la carencia…)⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Temerle a Mercurio retro (o a los eclipses, a los astros en general), no es sólo astrología tradicional. Es sentir inseguridad en el contacto con tu propia Alma, es no tener confianza en los procesos, en una misma, en el Universo. Es querer controlarlo todo justo cuando más se nos pide soltar el control para crecer. ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Soltar las ansias de control es dejar de resistir. El Universo sabe bien lo que hace. Y eso nos alivia estrés y tensiones creadas por ilusiones.


¿Cómo me hago responsable de co-crear mi vida?


Primero, reconociendo que tenemos el gran privilegio de hacerlo, y que no todo el mundo puede lograr un cambio deseado en su vida. Sentite agradecida y afortunada por eso. Si me estás leyendo, seguro tenés la posibilidad de crecer en todos los ámbitos que quieras porque tenés ingresos, un techo, alimento, abrigo, capacidad y chances de aprendizaje, etc. Probablemente aún no te diste el permiso de soltar el control, abrazar a tu sombra, amigarte con tu amor propio. Todo eso es salir de la zona cómoda y poder ver las maravillas de tu vida.


No te voy a tratar de convencer con que el amor todo lo puede, el amor universal, solamente te cuento que eso cambia muchas cosas. No cambia fácilmente a nuestros políticos y a los que más abusan de los bienes ajenos y del planeta, ojalá así fuera, pero nos ayuda a cambiar la perspectiva, a convertir el odio, el miedo que inculcan y la decepción, en combustible para avanzar.

Ojalá todos pudiéramos gozar de todas las libertades sin importar el gobierno de turno, ¿cierto?

Pues no, el sistema limita a un montón de seres y no podemos ser tan ciegos de negarlo. No podemos olvidar que lo que tenemos, lo hemos logrado, pero también hay algo allí afuera que nos lo permite tener. No podemos fingir una vida simple y sencilla si todo lo que tenemos le costó la vida, el puesto laboral o algo más a otra persona.

Cuanto más tiene alguien, menos tiene otra persona. La acumulación de bienes “para mí”, es gula. Y la gula le quita posibilidades a los demás. Si tengo y me sobra, ¿qué estoy haciendo con eso que no uso, que tengo abandonado, que guardo por guardar? Esto puede ser cualquier cosa.
Mercurio retro en Escorpio nos hará observar nuestras inversiones y lo que podemos DAR en lugar de RETENER. Entre mil cosas más.

No lo culpen, aprovechen la energía disponible. Por ej, para desapegarse de lo que otra persona puede necesitar. Sí, de tu ex también.

Aspectos técnicos

Mercurio comienza a retrogradar a las 22:04 del martes 13 de octubre, en el grado 11° 40′ de Escorpio y llegará hasta el grado 25° 55′ de Libra, cuando despierte. Cuando lo haga, a las 14:49 el 3 de noviembre, el Sol estará iluminando el grado de Escorpio (11° 46′) donde el chiquito comenzó a retrogradar, para iluminar también nuestro inconsciente.

El 19 de noviembre terminará su sombra al tocar nuevamente el grado 11°40′ de Escorpio.

Cuando comience su retrogradación, el Sol desde Libra estará dialogando acaloradamente con Marte retro en Aries

Causalmente, el año pasado también retrogradó en Escorpio (del 31/10 al 20/11, Venus también anduvo retro por allí llevándonos a revisar nuestros deseos y compromisos en profundidad) y despertó en el grado 11°, diciendo algo como “bueno, acá traté de limpiar, purgar y desintoxicar todo lo que pude, queda un poco así que sigo el año que viene”.

Durante su retrogradación, va a encontrarse constantemente en oposición a Urano: momento de liberar tus sombras, de despedirte de tus miedos, de reconocer lo inconsciente para dejarlo ir. Esta retrogradación es perfecta para romper creencias muy arraigadas, sobretodo si provienen de tus ancestros.

En otras palabras, es una gran chance para limpiar tu ADN, hablarle a tus células, sanar, regenerarte.

Cuando un grado pasa los 30′, suele considerarse como el grado siguiente. Pero, ante la duda, es bueno observar la información canalizada para cada grado. En este caso, nos competen el grado 11 y el 12 de Escorpio:

Grado 11°: El rescate de un hombre que está ahogándose. La inmortalidad del alma y su impaciencia no disminuida de regresar a las diversas fases de su experiencia una y otra vez. Una constante asociación entre el hombre y la naturaleza, de modo que los mismos accidentes de las circunstancias le sirven mientras él mantenga su esencial entusiasmo por el ser. Su conciencia tiene continuidad a través de su sentido de responsabilidad por sus propios poderes creativos. Un valor inherente que constituye una protección de las vicisitudes de la vida. Negativo: Una tendencia a la histeria en toda ocasión y a apoyarse en emociones pasajeras para toda autorrealización. Seguridad.

Grado 12°: Un baile en una embajada. La imaginación humana como el correctivo más efectivo para las lealtades del hombre y las dramatizaciones sociales que permiten a cada persona saber si sus lealtades globales le están brindando la satisfacción personal a la cual aspira. Énfasis en los valores prácticos de la vida y en la organización política de la sociedad como una consumación o una explotación de las potencialidades personales. La civilización exhibe la individualidad mientras se representa a sí misma en el esquema general. Positivo: La absoluta estabilidad del ser como aporte a la integridad del grupo. Negativo: La presuntuosa exigencia de un privilegio especial. Despliegue.

¿Traducimos?

Nos estamos ahogando -como individuos y como sociedad- respetando siempre las mismas creencias que mamá, papá, los abuelos, los tíos, etc… nos han inculcado. ¿Qué pasa si ya no resueno con todo eso? ¿Quésesto? ¿Lo puedo romper? Claro que sí. Sos capaz de crear tus propias creencias, tu propio sistema de valores, tus propias bases. Ya no se puede seguir repitiendo la historia personal en automático, porque la historia de la Tierra pide otra cosa: ruptura, colaboración, ascensión de consciencia. Responsabilidad. Tu amor propio es la clave para el cambio en tu vida y para aportar tu grano de arena (consciencia) en el mundo. La seguridad es algo que se siente, no nos la puede proveer nada ni nadie.

Sos tan poderosa, tenés tantas capacidades para crear la vida que soñás, que te asustan. ¿Sigo respetando el statu quo, el deber ser que me impone la sociedad, o es hora de imaginarme nuevas vías de desarrollo personal, para aportar al colectivo? Es prácticamente lo que la triple conjunción nos viene diciendo desde fines del año pasado, y más también.

El desarrollo de tu espiritualidad es un privilegio, y ante ello es necesario agradecer. Todo lo que hagamos por nuestros procesos, será parte de algo mayor en lo social, parte de esa sanación colectiva. Sin embargo, aquellos seres -los privilegiados de siempre- querrán cada vez más y más: más poder, más dinero, más privilegios, más miedos dentro nuestro para obedecer como ovejitas. Y no, Mercurio estará pisando fuerte mientras retrograde, para limpiar la basura, la toxicidad, la mierda personal y los propios miedos, para reconocer, detrás de todo eso, nuestro poder. El personal y el que tenemos todos cuando estamos juntos.

Abusos, nunca más.

Qué quiere Mercurio en Escorpio

Los astros, tanto en su movimiento directo como retrógrados, no nos “afectan” ni nos “influencian”.

De alguna manera, nosotros recibimos las energías del cosmos y somos libres de hacer con ellas lo que queramos. Pero es importante reconocer, que los astros nos van guiando por el camino evolutivo para nuestra alma. Si nos hacemos los distraídos y no tomamos responsabilidad en ir hacia donde más vamos a crecer, llegarán los planetas transpersonales o los eclipses, y nos moverán queramos o no.

No se trata de que hacen lo que quieren con nosotros, se trata de que estamos acá con un propósito evolutivo personal y transpersonal. Si yo no crezco, si me quedo en la zona cómoda, también estanco a los que me rodean y a la sociedad. Crecer no es un asunto personal únicamente, es social.

Mercurio en Escorpio va al fondo del asunto. No se queda en lo trivial, en lo superficial: quiere comprender la causa emocional, ancestral, inconsciente. Así que todo lo inconsciente pedirá salir a la luz. Entre este paquete, se encuentra lo reprimido, lo negado, lo que no te querés hacer cargo que también sos: tu sombra. Bienvenida, oscuridad, vos también sos yo.

Todo asunto sobre secretos, abortos, muertes y abusos dentro propios y dentro del clan, también pedirá claridad. Aprovechá para hacer terapia, constelaciones familiares, biodescodificación o para averiguar información sobre tu árbol genealógico.

Aquí Mercurio también quiere “llevarse” todo aquello relacionado a la salud de tu útera, tus ovarios y, si quisieras gestar une hije, puede ser el momento de encargarte de tu salud reproductiva, sangre, nutrición y sanación de útera.

Ni hablemos del temita “abrirse a mostrarse vulnerable”, quitarse máscaras y disfraces, animarse al amor, al compromiso emocional -en la forma que sea-, a invertir emocional o literalmente, a desapegarse, a soltar el control, enfrentar los propios miedos…

Mercurio retrogradando en Escorpio es de las mejores retrogradaciones a nivel celular, psicológico y energético que podamos aprovechar. Obvio que también es ideal para conectar con tu brujita interna, para reconocer tu esencia detrás de miles de capas, máscaras y disfraces.

Preguntas para hacerte con esta retrogradación

¿Qué compromisos estoy manteniendo sin realmente desearlos?⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
¿Cómo es la relación con mi sexualidad? ¿Refleja mi valoración?⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
¿Evado sentarme con mis sentimientos y emociones o me doy el tiempo para estar con ellos y permitir que fluyan para entenderme mejor?⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
¿Qué me está pidiendo un final en mi vida? ¿En qué área es preciso renacer?⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
¿Dónde está mi poder? ¿En los demás o dentro mío? ¿Vivo mi poder?⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
¿A cuál vínculo del pasado le dejé una puerta abierta? ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
¿Me reconozco resiliente?
¿Suelto el control fácilmente o intento sostenerlo a toda costa?
¿A qué me debo desapegar?
¿Qué debo permitir que cambie en mi vida?
¿A qué le temo? ¿A que mis miedos se hagan realidad, a mi propio poder, a la falta de -aparente- control?
¿Cómo me estoy nutriendo, en todos mis ámbitos? ¿Me nutro más de lo que me intoxico, o al revés?
¿Puedo dejar ir lo que me es nocivo o lo retengo porque me es cómodo?
¿Hago los duelos de los finales en mi vida? ¿Me permito cerrar ciclos? ¿Me da miedo cada final por que le temo al dolor? ¿Qué es doloroso para mí? ¿No será una ilusión de dolor relacionada al pasado, que sólo limita mis experiencias y el desarrollo de mi potencial?
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Vamos a ir profundo con esta retrogradación, será preciso hurgar en el fondo de nuestros miedos, de lo que nos duele, sentir visceralmente para poder liberar y expresar lo que ya no puede seguir igual, lo que precisa transmutación y transformación. Sí, ex’s pueden aparecer y electrónicos funcionar mal, pero no son lo más importante. Con el proceso interno que esto requiere, la paciencia será una gran aliada.⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Que sea un proceso de purificación y eliminación para hacer brillar más fuerte tu propia luz y vivir desde tu poder y el contacto con tus emociones, sin temerles.

Aprovechálo porque todo lo que hagas por vos misma, será un reflejo de lo que podremos ver en nuestra cultura, en la sociedad.

Si queremos un cambio, si queremos salir de las sombras, de las quejas, del odio, el rencor, de los abusos de todo tipo, de la violencia, de los secretos que dañan, de los miedos… nos tenemos que hacer cargo de lo que nos toca.


Al colectivo lo hacemos entre todos. Si integramos nuestra sombra, aliviamos un montón todo lo que nos pesa como humanidad.

Que sea una transformadora y reveladora retrogradación.

Publicado el Deja un comentario

Marte retro en Aries cuadratura Saturno directo

Saturno deja de retrogradar el 29/9, mientras Marte en Aries le hace una cuadratura.
El Sol se opone a Quirón retro. Mercurio ya se instaló en Escorpio, donde, al igual que el año pasado, va a retrogradar.

¿Qué estabas viviendo el año pasado entre el 31 de octubre y el 9 de diciembre?

Mercurio ingresó a Escorpio el 27 de este mes, y retrogradará desde el 13 de octubre en el grado 11°40′ de Escorpio hasta el 3 de noviembre en el grado 25°55′ de Libra. Cuánto contrato -metafórico y literal- que revisar, ¿nociertooo?

Mientras los planetas se vuelven directos, la sacudida de la propia presión es más fuerte que la de la sociedad, aunque ésta no pasa desapercibida.

Ando a paso lento, taurino, y veo la velocidad con la que todo y todos se mueven (o se pretenden mover) y la falta de paciencia del mundo me hace eco. ¿Por qué no sabemos esperar? ¿Por qué todo lo necesitamos ya mismo? No hablo de las cosas que realmente necesitamos en determinadas situaciones, sino que hablo de todo lo que creemos necesitar urgente y que en realidad tiene su tiempo perfecto de manifestación en nuestra vida. Es que ni siquiera tenemos confianza…

Por más que metamos presión desde el ego -Marte en Aries- el mundo no se va a mover al ritmo que nosotros lo deseemos, porque tiene su propio tiempo -Saturno en Capricornio-. Ambos planetas pujan fuerte por su propósito y la energía marciana puede tornarse violenta, hasta irrespetuosa.

Forzar lo que no es para ser, o pretender controlar el momento en que cada cosa debe manifestarse, es una ilusión. La magia del universo está ahí, disponible para quien sabe esperar el momento perfecto para recibirla, para quien puede silenciarse y escuchar. Podés tener las respuestas que buscás frente a vos, pero sin silenciar tu propia cháchara no las vas a saber interpretar.

Hay que estar abierta a recibir el mensaje, para que llegue. Hay que estar abierta a recibir y creerse merecedora de lo que tenga que venir.

Sino las cosas pasan de largo porque no tienen lugar para ingresar.

Soltá las resistencias, bajá las barreras, que nadie te corre. El tiempo existe para que lo usemos a nuestro favor, no para que seamos esclavos de él.

Publicado el Deja un comentario

Marte retro en Aries

Marte comenzó a retrogradar en su casa ariana.

Marte es el planeta de la acción, del impulso, del movimiento y la fuerza para concretar objetivos, además de ser un catalizador de situaciones.
Al volverse retrógrado, de aquí hasta el 13 de noviembre, nos alienta a la reflexión en lugar de la acción, a detenernos, a bajar un cambio.

¿Estás presente en el presente o sólo corrés tras metas y propósitos que a veces ni definidos claramente están?

Esta gran pausa realinea nuestro ego con nuestro fuego interno, con nuestras pasiones. Después del 13 de noviembre no vale emprender lo que no apasione.

Ya no hay lugar para el piloto automático.
No hay lugar para el “no tengo tiempo porque tengo mil cosas que hacer”.
No hay lugar para caminar dormidas por un mundo que nos pide a gritos despertar.

No escondas tu fuego ni reprimas tu ira: aprendé a canalizarlas porque, como toda emoción, necesitan salir, ser vistas, reconocidas. Evitemos más incendios en el mundo concientizándonos sobre nuestro propio incendio interior.

¿Qué te está quemando por dentro? ¿Qué querés quemar de la sociedad?

Pero no vale incendiar algo externo: porque Marte es un planeta personal y pide responsabilizarse de las propias chispas. Así que quemar algo en la sociedad implica reconocer que sos parte de ella.

Aprovechá la oportunidad para seguir tu propio fuego interno.

PD: paciencia, que se seguirá cuadrando con la triple conjunción y vamos a seguir con ganas de quemarlo todo. Pero encaucemos el fuego para que no queme lo que sí debe seguir en pie.

Publicado el

La sombra personal.

A todos nos gustaría que aquello que más nos duele de la sociedad, no exista. No importa si es un concepto (mentira, avaricia, ansias de control y poder, etc) o una realidad pura y dura (la pobreza, la violencia, guerras, feminicidios, etc), nos gustaría de una vez erradicarlo a la mierda. Pero, como todo, es un proceso.

Ningún cambio social se logrará sin derribar toda la energía capricorniana, explotada en este 2020 por la triple conjunción: la creencia de que valemos algo de acuerdo al dinero que ganamos, que el dinero que ganamos dependa del título que tenemos, que la educación no sea tal sino un adoctrinamiento para el capitalismo, que los mismos de siempre sean los que mantienen el control sobre la población aumentando la brecha social, que las oportunidades sean por amiguismos y contactos, que el poder y el miedo sean siempre comandados por las mismas élites, etc. La sociedad capricorniana se está yendo por un tubo y es un proceso que se hará más fuerte con los años.

La Gran Mutación de fin de año se encargará de romper con un montón de egos y estereotipos que estuvieron negándose a ver que a mayor luz, mayor sombra hay y será necesario aceptarla e integrarla.

Como seres sociales, estamos constantemente intercambiando información unos con otros. Elegimos vínculos, grupos y colectivos donde nos sentimos cómodos, comprendidos, y con quienes compartimos los mismos valores. Pero en la vida será inevitable encontrarnos con personas que nos muestren cosas que no nos gustan, no sólo para que nos juguemos a hacer algo por el mundo, sino para mejorarnos a nosotros mismos también.

Lo que te molesta de un otro, te hace ruido por algo. ¿Sos capaz de salir de tu caverna personal y ver que hay cosas que estás ignorando, de vos misma y de otros? ¿Sos capaz de reconocer que tu verdad crea tu realidad y que te limita de crear otras? ¿Podés dudar de tus propias creencias? ¿Te animás a ver que todo lo que te altera y criticás de otros es reflejo tuyo?

La humildad, la capacidad de corregirse y la de mirar hacia adentro con honestidad, te darán más de lo que tu soberbia te da. Pero, claro, habrá que reconocer que equivocarse natural y que es imposible ser perfectos.

Publicado el Deja un comentario

Mercurio retrógrado en Cáncer.

Jueves 18 de junio. Es un día húmedo y lluvioso. Mercurio comienza a retrogradar en el grado 14°45′ de Cáncer y retrocederá hasta el grado 5°32′ del signo, cuando despierte el día 12 de julio. Estará en sombra hasta el 27 de ese mes. Ya sabemos que en este período no son recomendables las compras de aparatos electrónicos, ni de transporte, ni nada relacionado a la tecnología.

Mercurio retro no es el culpable de tu mala suerte.

Es muy agotador repetir que ningún planeta es malo, que los eclipses no son negativos, que una retrogradación no significa que te vayan a abandonar. Es difícil porque estamos muy aferrados a nuestro ego, a nuestras posesiones e incluso a nuestros vínculos, y ese apego genera el miedo a la pérdida. Entonces, directamente, alguna pérdida significará algo negativo para nosotros. Eso es porque pensamos únicamente con nuestro cerebro primitivo, responsable de nuestra supervivencia.

Creemos que no podremos vivir si algo nos falta, porque nos falta ir hacia adentro, abandonar la idea de que nuestro bienestar proviene de lo externo. Claro que hay quienes atraviesan experiencias muy difíciles para el ego humano, sin embargo, sin tratar de seguir apoyando la dualidad, el Alma sabe lo que el Ser precisa para crecer y evolucionar, ya lo eligió de antemano antes de encarnar. Pasa que el ego sólo lo olvida, sino nos volveríamos locos.

Cuando un planeta retrograda, lleva sus funciones hacia adentro, las quiere internalizar, nos pide hacer el proceso. Evitar el hacer y recordar cómo ser.

Retrogradando en Cáncer, ¿qué significa?

Al signo de Cáncer me gusta compararlo con un arroyo, un cauce de agua accesible, amigable, que parece tranquilo pero es engañoso también. Es el inconsciente familiar, lo más oculto de nosotros, la mayor parte de nuestra sombra. No es sencillamente “hogar, estabilidad y familia”, sino las normas e interacciones vinculares dentro de un núcleo familiar, y como se vincula a lo ancestral, también habla de nuestro árbol genealógico, sobretodo de la línea materna.

Cáncer está regido por la Luna, y ésta luminaria representa a nuestra memoria y a nuestro cuerpo emocional. Mercurio retrogradando este signo nos puede poner nostálgicos, pensando que todo tiempo pasado fue mejor (no sería loco que te aparezcan personas del pasado en sueños, pensamientos random, o que aparezcan literalmente) o nos sentimos temerosos de acuerdo a lo que fue. Si algo me hirió en el pasado y no integré la emoción al respecto (la reconocí, la sentí y la dejé ir sin vincularla al suceso) voy a creer que las heridas del pasado se repiten o me siguen hiriendo.

Nos hace revisar todos aquellos condicionamientos que traemos de nuestro hogar, infancia y familia, porque algo necesita revisarse, ser cuestionado. Cáncer es la energía del lugar donde la mayoría estuvimos y seguimos haciendo cuarentena, obligada o elegida. Entonces, habla del lugar que más cómodo es para mí, además de mis raíces. De ese lugar donde vengo pero también del que creo cuando aprendo a habitarme.

¿Me habito a mí misma/o? ¿Conozco lo que me nutre y lo que me intoxica? ¿Soy mi propio hogar? ¿Respeto las condiciones de mi clan aunque ya no sirvan para mi evolución? ¿Reconozco mi parte oscura, lo que menos me gusta que vean de mí?

La “nueva normalidad”

Está claro: no habrá nunca un “volver a la normalidad”, sino más bien tenemos que ir adaptándonos a la “nueva” manera de vivir. El tema es que no todos aceptan y reconocen que la cosa cambió y que no podemos seguir negando la realidad. Una realidad que termina siendo más loca que cualquier ficción, si hilamos fino.

Lo que pretendemos como normal es parte de extrañar nuestra antigua vida, creo que podríamos llamarla así, donde vivíamos de manera más inconsciente, automática, llena de excusas. De repente ya no podemos ir al super a pasear, hay que ser rápido y concreto (a mí me suena a un mundo ideal, disculpen los paseadores de supermercados), la vida al exterior sin barbijo por ahora ni se cuestiona, los viajes se están replanteando con nuevas normas de seguridad y con los eclipses de nodo sur en Sagitario, sin duda habrá nuevas advertencias que frenarán la manera antigua de hacer turismo, al menos la más explotadora.

Estar en casa ha hecho que nos ocupáramos más de nuestra nutrición, del hogar que habitamos, de la comodidad que necesitamos para trabajar allí, y, sobretodo, nos ha despertado la chispita interna de “¿Y qué pasa si dejo mi trabajo y me lanzo a hacer lo que amo?”. Es un momento para ir reconociendo qué nos apasiona, cuál es nuestra medicina y cómo es la mejor manera de dársela al mundo. En general “desde casa”, parece ser una de las opciones más interesantes. Pero no olvidemos que eso conlleva aprender a crear nuevas rutinas y equilibrar nuestros momentos.

Todo cambió y seguirá cambiando.

¿Me quedo o me voy?

Entre la triple conjunción de este 2020 con Júpiter, Saturno y Plutón, la próxima conjunción Júpiter-Saturno en diciembre, el cambio de axis nodal, nuevos eclipses, retrogradaciones… Mercurio viene a decirnos que miremos hacia adentro, una vez más, para ver cuántas cosas sostenemos en nuestra vida personal e íntima que son sólo costumbres y nos mantienen en un lugar tan confortable como estancado.

¿Me quedo con mis viejos o me mudo sola/o? ¿Sigo en pareja o me separo? ¿Sostengo el trabajo o me animo a ser freelance? ¿Sigo en esta carrera o me reinicio en algo que me apasione más? ¿Dónde está “casa” para mí?

Saber cuál decisión tomar será más claro luego de que Mercurio se una al Sol el 30 de junio. Mientras tanto, la clave principal es escuchar, sentarse con y respetar a nuestras emociones. Reprimirlas o ignorarlas sólo las hará manifestarse con más fuerza. Lo principal es sentarnos con ellas y preguntarles qué nos quieren enseñar, porqué están acá, cómo podemos liberarlas, etc. Escribir y realizar algo artístico puede ser un proceso bastante liberador en general, igual que vocalizar, cantar, mover el cuerpo bailando y haciendo ejercicio, yoga, tai chi, etc.

¿Cuándo termina esta confusión?

Debajo les dejo una imagen con las fechas de sombra y retrogradación de Mercurio en este signo. En lo posible, lanzamientos, compras electrónicas, tecnológica, digitales y relacionadas al transporte, si les es posible, háganlas luego de que termine la sombra post retrógrada.

Y recuerden que Mercurio no tiene la culpa, la Ley del Mentalismo es la respuesta: como piensas, crees, como crees vibras y como vibras, atraes. 🙂

Publicado el Deja un comentario

Júpiter retrógrado en Capricornio

Cuando los planetas retrogradan, su magnitud en el cielo aumenta, están más brillantes. Esto me hace pensar cuán importante es el período en que un planeta nos lleva “hacia adentro”, como hoy lo hace Júpiter: no podremos viajar ni salir de nuestras fronteras, pero sí podemos hacer viajes internos. La luz está adentro.

Júpiter comienza a retrogradar el 14 de mayo, días antes de perfeccionar su trino al Sol, y se vuelve directo unos días después de que lo repite, con el Sol desde otro signo: esto hace que su energía optimista nos llegue como un caudal, justo antes de que nuestros proyectos y todo aquello de su influencia -viajes, estudios superiores, todo lo vinculado a nuestro crecimiento desde la experiencia- comiencen a sentirse algo ralentizados. En estos momentos nos damos cuenta de que nuestros planes precisan algo más de tiempo de lo que habíamos estipulado. Y es necesaria la pausa para no irnos de cabeza y arrepentirnos después.

La casa Capricornio de nuestra carta natal está entregada al orden cósmico a partir de ahora, durante las retrogradaciones de Júpiter, Saturno y Plutón. Lo personal no tiene tanta fuerza como antes, es decir, no tenemos el control de los acontecimientos y hacer fuerza para recuperarlo sólo nos hará perder energía. El yo no es nada comparado con el Plan Divino que aceptamos antes de encarnar.

Lo mejor que podés hacer, es observar tus normas, leyes y creencias internas al respecto de lo moral, lo ético, el deber ser, el status quo, el trabajo, los emprendimientos,(y a todo lo vinculado con la casa Capri de tu carta). Al permitirnos cuestionar lo que hemos considerado incuestionable, porque la familia, la sociedad y el colectivo “siempre dijeron que es así”, nos estaremos permitiendo una nueva perspectiva, esta vez menos sagitariana y más pisciana, más entregada al Universo, confiando en que algo más grande que nuestro ego realmente sabe qué es lo mejor para nosotros.

Con los retrógrados, el inconsciente manda. Si algo no se da como esperabas, o toma más tiempo, estate segura de que lo que vos querías no era tan bueno como lo que realmente vaya a suceder, probablemente las cosas se den de la mejor manera para tu crecimiento, más allá de lo que consideres correcto o incorrecto.
Tu Yo Superior tiene un plan de reajuste que no estás viendo, así que entregate a Júpiter, y confiá. La paciencia es fundamental, sobretodo hasta el 12 de septiembre cuando Júpiter vuelva a estar directo.

Publicado el Deja un comentario

Preguntas y respuestas sobre Mercurio retro en Piscis.

Hace unos días por Instagram me hicieron preguntas sobre Mercurio retro. Mi idea era hacer un video pero bueno…Mercurio retro (sí, lo estoy usando como excusa :P). En realidad no quiero demorarme más para que aprovechen la info.
Como sabrán quienes me siguen hace un tiempo, no me gusta responder preguntas específicas sobre la carta de cada una porque son respuestas que sólo le servirán a esa persona, y de hecho en ese caso para responder se necesita ver el mapa completo, es decir, recomiendo una sesión directamente.

¿Esta retrogradación sólo afecta emociones?

No, aunque sí todo toma un tinte emocional por el signo en el que ocurre la retrogradación. Afecta específicamente la casa que ocupe de nuestra carta natal, por lo cual si transita sobre tus casas 4, 8 o 12, sí afectará tu mundo emocional en un sentido intenso, profundo y hasta arquetípico. El movimiento inconsciente será intenso, sería bueno anotar los sueños y prestarles atención. Transitando por las casas 1, 5 o 9 afecta la identidad, la creatividad y vocación, las metas a futuro, la profesión y carrera. Por las casas 2, 6 y 10 afecta lo terrenal: ingresos, rutinas, trabajo. Y por las casas de aire, 3, 7 y 11, afecta más lo mental, por lo cual se puede presentar una mayor confusión, distracción, sentimiento de estar perdida y hasta posible sensación de tristeza o depresión que surgen de no entender lo que pasa. (a quienes les transite las casas de agua, también) 
Para todas, la respuesta en común sí es la misma: sentir, animarse a escuchar, reconocer, sentir, experimentar, hurgar, escuchar las emociones y sentimientos. Sino más adelante puede sentirse más intensamente…

Grados que recorre retrogradando: desde el 12°53′ de Piscis hasta el 28°13′ de Acuario.

¿Hay alguna conexión entre los Mercurio retro de diciembre 2016, diciembre 2019 y éste?

En diciembre de 2016 Mercurio retrogradó por estos mismos grados matemáticos pero en Capricornio, formando un sextil al Mercurio rx de ahora. En diciembre de 2019 no estuvo retrógrado, pero andaba por Sagitario haciendo cuadratura a Piscis, aunque en noviembre del año pasado retrogradó en Escorpio, formando un trino a esta retrogradación.

Explicación: diciembre 2016, la revisión fue en nuestra casa Capricornio e impulsó a revisar también lo que en tu carta natal haya en Piscis. En noviembre 2019 al retrogradar en Escorpio nos hizo ir profundo por nuestras casas de agua (Cáncer, Escorpio y Piscis, como ahora) y en diciembre tensionó a toda esta área pisciana llevándonos a tomar una decisión al respecto de esta energía y casa. Todo depende de los temas de las casas afectadas, pero relación se encuentra seguro si se busca bien.

Sobre ex parejas que vuelven o reaparecen de la nada…

Siempre es un tema relevante. Todos estamos un poco confusos mentalmente, y sobretodo si la retrogradación se da en un signo que parece ser una niebla, como lo es Piscis. Ahora el tema es que también lo emocional está en juego, no sólo lo mental. La confusión es doble, digamos. Imaginen que si uno anda mareado, el otro también, porque nos afecta a todos en menor o mayor medida. 
No siempre el o la ex que vuelve lo hace como para retomar la relación, y si así fuera, es mejor tomarlo con pinzas por este motivo de que uno no sabe lo que quiere y cuando se encuentra así, busca lo conocido, el confort, el mimo protector, la zona cómoda. Pero luego, cuando Mercurio deja de retrogradar, uno se da cuenta de que no se crece en el mismo lugar donde se refugia de los miedos o la confusión…y suele decidir alejarse.
Por otro lado, puede que se decida retomar un vínculo pero de otra forma, como sanar una ruptura y convertirla en amistad o en un “está todo bien, nos perdonamos mutuamente”. Todo depende del nivel de perdón que uno maneje consigo mismo.

Y algo no menor, es que en nuestras mentes puede que aparezcan como mensajes de texto de recuerdos, con o sin un ex, pero de cosas del pasado. Por este tema es muy bueno recapitular (enlistar todas las personas y lugares que conociste y recuperar la energía que dejaste en ellos) porque así uno finalmente se libera del pasado. Este es un período genial para hacerlo. Y para hacerte esta pregunta, si alguien vuelve: ¿no será porque dejaste la puerta entreabierta?

¿Es buen momento para hablar de separación?

Lo mismo al respecto de la pregunta anterior, estamos confusos. Si la idea viene desde hace unos meses, puede ser bueno hablar pero sólo como método de necesaria expresión, porque las cosas no quedarán más claras. Es más, hasta existe la chance de que todo se confunda más. Y, como extra, todo lo que se decide durante una retrogradación de Mercurio, se vuelve a revisar cuando él esté en sombra post retrógrada y no es nada definitivo. Mucho mejor esperar hasta después del 29 de marzo.

¿Lanzamientos con Mercurio en sombra pre y post retrógrada?

Sí y no. Todo depende de la energía del proyecto o emprendimiento, y si se relaciona con el signo donde Mercurio retrograda. Pero siempre es bueno tener en cuenta que eso que se lanza va a tener revisiones y chequeos.
Por ejemplo, en este momento los mejores lanzamientos serían al respecto de asuntos artísticos o que remuevan el inconsciente, como terapias energéticas, espirituales, yoga, meditación, ¡hasta retiros! Aunque éstos últimos es mejor hacerlos que lanzarlos ahora. Que sean lanzamientos que busquen la trascendencia del ego, el amor, la evolución y el crecimiento espiritual (o, mejor dicho, el recordar que somos espíritu).

¿Es verdad que no se pueden tomar decisiones o firmar contratos?

La vida debe seguir su curso, no podemos detenernos por un aspecto planetario. Si tenemos que firmar un contrato, al estar conscientes de la astrología, lo mejor es mirar la propia carta natal para ver cómo influencia. Una cosa es firmarlo con miedo y otra es firmarlo desde el amor y la confianza. Mercurio retro lo que hace es “dificultar” o pausar las cosas que debemos pensar mejor, nos salva de irnos de cabeza con algo de lo que nos podríamos arrepentir y nos enseña a VER. La cuestión del miedo a tomar una decisión es una excusa para no actuar cuando existen posibilidades de que las cosas no salgan como las queramos, y a eso le llamamos “fracasar”. Nos enseñaron que fracasar está mal, y como vivimos en la dualidad bien-mal, todo lo que nos haga “salir mal” las cosas, es decir, que tenga chances de salir de nuestro control, es de temer y evitar. Hay que abrir la consciencia y aprender a tomarse una pausa, verificar todo, corroborar la seguridad con lo que nos dicen nuestras emociones, y confiar.

¿Se pueden decir, comunicar, expresar cosas que no nos hacen bien?

En realidad sí porque nace de una necesidad de limpieza y purificación que se corresponde con Piscis, pero se debe procurar ser muy transparente y claro. Si tenés a Mercurio retro natal seguro es más fácil. Es un muy buen momento para exteriorizar lo que nos ahoga por dentro.

¿Comprar pasajes e irme de viaje?

¡Sí! Nada mejor que aprovechar este período para descansar. Pero consideraciones: día que comienza y termina la retrogradación, no es recomendable comprar los pasajes ni viajar, mejor para el relax. Puede que nos distraigamos y compremos algo por error, que olvidemos documentos importantes, que tengamos que pagar el doble, que nos cobren algo por error, que se demore un vuelo, que se precise llevar al auto al service, etc. Siempre es bueno revisar todo dos veces. Y después, sí, descansar y aprovechar el viaje.

¿Qué pasa si tengo a Mercurio en Piscis natal?

Tenés tu retorno de Mercurio, que inicia un ciclo de 188 días en asuntos de escritura, aprendizaje, contratos, estudios, comunicación; y también incluye a los asuntos de la casa donde tu Mercurio natal se encuentre y donde esté transitando.

¿Cómo afecta a las personas nacidas con Mercurio retrógrado?

En este caso, sienten como que se entienden mejor con el mundo, que tienen más claridad para pensar o expresar las cosas. Podríamos decir que no “sufren” la retrogradación porque su energía natal ya está de acuerdo con ella: son más reflexivos y pausados en general, aunque natalmente les puede jugar en contra el hecho de pensarlo todo demasiado antes de tomar una decisión. 

¿Cómo afecta a los que tienen Sol en Piscis en general?

Mercurio retrograda sobre el Sol de los nacidos desde el 15 de febrero al 4 de marzo aproximadamente, por lo cual afecta a acuarianos también. En este sentido les propone revisar asuntos de identidad, ego. Más información dará la casa donde el Sol natal se encuentre.

¿Puede pasar que se le caiga la máscara a gente dañina y mal intencionada?

Totalmente, porque Mercurio nos pone una venda en los ojos para que primero aprendamos a sentir, a discernir desde la intuición, y cuando se une al Sol hasta que deja de retrogradar nos vuelve a “dejar ver” pero de manera más veraz, clara. Cuando retrograde nuevamente en Escorpio, como en noviembre de 2019, esto será aún más fuerte.

¿Tengo que tener miedo?

No, y considero que cada cual puede elevar su nivel de consciencia comprendiendo el nivel de miedo que presente ante una oportunidad que en realidad es para soltar el control y permitirle al Universo llevar las riendas. Es decir, ¿confiás en que la vida te da todo lo que querés crear o preferís controlarlo todo? Tu experiencia con cada Mercurio retro depende de tu nivel de consciencia.

Tips para “sobrevivir”:

El año pasado cuando Mercurio retrogradó en este mismo signo, Piscis, personalmente fue un período muy creativo. Pero ahora siento “que me la pega” porque también me siento creativa pero cansada al mismo tiempo, por lo cual tengo que dejar de hacer y permirime ser, que es algo que observé en muchas personas. No me está resultando confuso en general y quiero darles mis tips al respecto.

-Me entrego. De verdad me entrego al Universo y le digo que me use como su herramienta porque estoy a su servicio. Sigo las señales. Cuanto menos pretendo controlar las cosas, más clara y segura me siento incluso en medio de estas aguas emocionalmente intensas.

-Me siento. Examino mis emociones permitiéndoles ser. Locamente en este período no estoy tan sensible, sino completamente cansada, así que sé que lo que preciso es dejarme en paz. Y trato de respetarlo.

-Tomo mucho agua y trato de comer liviano. Si ya de por sí me cuesta tener energía, mejor no forzar al cuerpo de más.

-Trato de respetar mis horas de sueño incluso cuando “me da culpa” levantarme tarde porque trabajé hasta tarde también.

-Me doy cuenta de que no soy mis emociones y que, de hecho, las respeto pero no pueden manejar mi vida o mi humor (esto suele ser lo más difícil). A veces está bien dejarse llevar pero no llegar al punto de convertirnos en víctimas de lo que sentimos, ni debemos usar nuestras emociones como excusas porque eso nos convierte en chantajistas o manipuladores emocionales. El victimismo es una de las posiciones más nocivas para nuestro crecimiento.

-Anoto todos mis sueños. Son demasiado fuertes los mensajes del inconsciente en este período como para que los ignoren. Tarde o temprano les encontrarán el porqué.

Espero que todo esto les ayude a transitar el período de la mejor manera, como Mercurio pretende: en paz, con paciencia y confianza en el Universo. La pausa salva, es necesaria. Sean su propio oasis.

Publicado el Deja un comentario

Mercurio retrógrado en Piscis

Nos pasamos la mitad de la vida aprendiendo cosas, adquiriendo, añadiendo, para ocuparnos de desaprender, eliminar y desintoxicar la otra mitad. 

Hay un momento del camino en el que el vacío deja de parecer aterrador para resultar fascinante; en el que la fusión con el todo para sentirse uno es más atractiva que el hecho de sentirse “distinto” al resto; en el que la comprensión de que todo es parte del TODO hace que desestimemos sin dudarlo todo aquello que nos separa de los demás.

La individualización es necesaria para el proceso de formación del ego, porque lo precisamos para vivir en esta dimensión, sin embargo a veces esa individualización llega demasiado lejos y uno se termina convirtiendo en un ermitaño, un sabelotodo, un ser que se cree raro, especial y diferente al resto, e incluso superior (hola Sol transitando Acuario). Otras veces, uno se pierde tanto en los demás que olvida quién es, qué desea: se funde con el inconsciente colectivo y es arrastrado por la ola.

No es necesario aferrarse al ego para sentirse especial ni fundirse con el mundo para sentir pertenencia. Pero sí necesitamos saber quiénes somos, búsqueda que nos puede llevar toda la vida a algunos, o muchos años a otros. Todo depende del nivel de consciencia.

A las 21:53 del domingo 16/2 Mercurio inicia su primera retrogradación del año en Piscis hasta el 10 de marzo, trayendo así información de su retrogradación en el mismo signo el año pasado, que fue del 6 al 28 de marzo. Lo hace en conjunción a Neptuno con la Luna desde Sagitario en cuadratura, acompañado de un cielo que tiene al Sol en Acuario, a Venus y a Quirón en Aries, a Marte recién ingresado a Capricornio y a los Nodos en el axis Cáncer-Capricornio. Durante sus períodos de sombra muestra de qué se tratará el asunto a revisar en la retrogradación y qué ajustes quedan para realizar en el camino después de ella, pero también nos avisa al respecto de compras electrónicas y tecnológicas a evitar. Es más, tampoco compren pasajes en este período completo, si pueden.

Esta retrogradación nos lleva hacia las profundas aguas piscianas para bucear en nuestros orígenes -árbol genealógico, humanidad, etc- para intentar recordar qué es ese Todo, esa Consciencia, Energía, Campo Cuántico (o como le llamen) del que provenimos. 

Podemos sentirnos muy perdidos y fuera de foco, tristes, confusos, mareados, más que nada hasta el 25 de febrero cuando Mercurio se unirá al Sol y marcará la mitad de su retrogradación, ayudándonos a cobrar claridad. 
Por el lado de la vibración más elevada, esta retrogradación INSPIRA. A crear, a manifestar sueños, a practicar terapias espirituales o pasatiempos artísticos, a revisar la artística de proyectos o, si tienen algún emprendimiento vinculado a la energía o el ámbito espiritual, a darles una vuelta de tuerca, mejorarlos, revisarlos. Pero sobretodo, es un período para dejar el pasado atrás. Para soltar, liberar, dejar ir, limpiar, purificar. Es el momento perfecto para meditar, irse de retiro, retomar yoga o alguna clase que te haga conectar con tu cuerpo como parte de ese Todo que sos. Para desaprender y buscar la Verdad en el Vacío. Para conectar con lo importante y desconectarse de lo superfluo o de lo que no suma. Si no suma valor, mejor que se vaya. Es ideal para prestar atención a que lo que nos agota no es lo que hagamos sino cómo y con quién, porque muchas personas o actividades pueden quedarse con tu energía si no sabés poner límites o si no sabés lo que te gusta, por ejemplo.

Buscá tu verdad interna, porque Mercurio te guía hacia adentro. Explorá tu creatividad, tu conexión y Ser Cósmico. ¿Lo mejor que podés hacer? Escuchar, sentir y permitir tus emociones y sentimientos, que pueden estar a flor de piel pidiendo que los atiendas. Y si aparece la tristeza, dejala entrar porque te está pidiendo reconocer lo que te hace sentir así, para que hagas algo por cambiarlo. Nada de victimismo: esta retrogradación es para buscar la salida y escuchar las pistas que te dicta tu Alma.

Post data importante: es normal sentirse muy cansado y con mucho sueño, así que dense el descanso que precisen pero coman lo más liviano que puedan y tomen mucho agua. Y no se olviden de usar su mazo de tarot, indagar en su carta natal y anotar todos sus sueños: las aguas están ideales para hacer trabajo interno con arquetipos, y para soñar mucho con pequeños y grandes mensajes que nos envían nuestro inconsciente y nuestro Yo Superior.

Feliz y sano período de reencuentro con tu Real Ser.

 

 

 

Publicado el Deja un comentario

Quirón retrógrado en Aries.

Quirón es un planeta centauro puente, que orbita entre Saturno y Urano, y tiene órbita irregular. 

Mitológicamente, Quirón nació de una ninfa y de Saturno, que se había convertido en caballo para seducirla. Ella, al dar a luz a Quirón, viendo que era una criatura mitad hombre mitad animal, lo abandona. Saturno lo lleva a Apollo y a Thetis que le enseñan muchas artes, entre ellas la de la curación, porque conoce muchas hierbas y sus utilidades.
Un día lo hiere una de las flechas de Hércules por error y se pasa dolorido el resto de su vida, porque a pesar de ser un curador, él no puede curarse a sí mismo.

Esto es lo que representa en la astrología, al curador o sanador herido, aquello en lo que podemos ayudar a los demás pero no nos podemos ayudar a nosotros mismos. Allí donde tengamos a Quirón en la carta natal, tenemos una herida invisible, emocional, aquella de la que más nos cuesta hablar…y sanar. Es el dolor más grande, el cual incluso nos da vergüenza reconocer, porque muestra lo vulnerables que somos ante lo que lo activa. Pero es justamente a través de la propia experiencia en el asunto, que nos volvemos muy buenos como guías para otros. Hace poquito descubrieron que parece tener anillos, así que esto sin duda hablaría del compromiso con nuestra propia sanación, con nosotros como los héroes y heroínas de ese proceso.

Ahora se encuentra en Aries, de donde se irá el 14 de Abril de 2027. Un período larguísimo, donde la sanación estará basada en actuar, en hacer algo para ser nuestra propia medicina.

Vamos a querer movernos para atravesar el dolor y la incomodidad, moviendo estructuras profundas (con muchas ayudas, ahora por ejemplo la de Saturno y Plutón en Capricornio, Júpiter en Sagitario, Neptuno en Piscis, Urano en Tauro…) y sacando de bajo la alfombra todo lo que creíamos que podíamos mantener oculto “como si nada”. Es el momento en que notamos que ya no podemos cargar más estos pesos y tendremos que hacer algo al respecto, nos envalentonamos para tomar acción. Sí es posible que en su baja energía nos sintamos superadas, que nos manejemos desde el ego confundiéndolo con amor propio y que estemos impacientes por sanar, todo lo cual hará el trabajo más lento y más difícil.

Mitológicamente, a Quirón lo educa Apolo en las artes de la guerra que es tema de Marte, el regente de Aries. Esto significa que en Aries se encuentra cómodo. Ya no quiere mantener la actitud de víctima que su tránsito por Piscis le imponía, sino que quiere hacerse cargo de su propia sanación (y aquí Saturno y Plutón desde Capricornio lo ayudan a tomar responsabilidad).
Conectar con Quirón en Aries es ponernos proactivas en tomar consciencia, reparar, reconocer nuestra verdadera identidad, ir tras lo que necesitamos y sanar.

Quirón no rige ningún signo ni casa de nuestro mapa natal. Sin embargo, como mitológicamente era un centauro, se lo vincula a la energía de Sagitario. Y como era un muy buen médico que conocía de hierbas y podía curar a todo el mundo, se lo relaciona con Virgo.

Ahora bien, no olvidemos que astronómicamente, entre Escorpio (signo de cirugías, de lo que va por debajo de la piel) y Sagitario (el centauro que es muy sabio y filosófico) se encuentra una décimo tercera constelación: Ofiuco. 
Ofiuco es el conector de las energías escorpiana y sagitariana y Quirón podría ser tranquilamente su regente.

¿En qué nos afecta su retrogradación? En nuestros procesos de sanación, porque nos lleva a darnos cuenta de que todos nuestros malestares, dolores y enfermedades tienen una causa emocional. Cuando transitó Piscis, nos llevó a conectar con terapias complementarias y a desarrollar nuestra espiritualidad, a abrir nuestra cabeza a que la sanación implica los cuatro cuerpos -y más- y no sólo el cuerpo físico. Estando en Aries, ya quiere que apliquemos eso que aprendimos casi con pasión, con el reconocimiento de que para sanar nosotras somos las que tenemos que actuar, no dejarnos a merced de los médicos únicamente. Porque comprendiendo el origen, la causa de lo que nos duele, el proceso se hace consciente y así es como nos abrimos a sanar.
Sin embargo, retrogradando nos pone el freno para atendernos de verdad, internamente hablando. Con Quirón retro pensamos antes de hablar de aquello que nos duele o de aquello que puede herir a otros, porque en Aries el tema de la expresión toma relevancia. Revela heridas que ya creíste superadas, y tiene mucha, mucha fuerza para ayudarte a sanar desde el interior, sobretodo si lo hacés perdonándote de corazón. 

Es hora de revisar esos miedos y dolores que no te dejan avanzar, porque son aprendizajes para que, una vez integrados, te animes a ir más allá de lo que te creías posible. Aquello a lo que te estás resistiendo, o aquello que defendés en otros, habla de tu herida. Es momento de defender tus propios ideales, aquello que te motiva. 

Obviamente se conecta con tu Quirón natal así que prestale atención y aplicale los bálsamos que te está pidiendo. 

Asuntos para observar con Quirón retro:

-Cuánto validás lo externo en lugar de lo interno
-Cómo te afecta lo que dicen los demás sobre vos
-La soberbia de creerte siempre la mejor en todo o la que tiene razón (que habla de una inseguridad interna muy dolorosa)
-Aceptar que no sos perfecta
-Integrar tus miedos y convertirlos en combustible
-Ser honesta con vos misma, no mentirte ni engañarte
-Reconocer que sos fuerte
-Observar que lo que inicies en tu vida tiene que tener una meta y no sólo ser iniciado por impulso
-Pensar antes de actuar
-Reconocerte valiente, independiente y capaz
-Perdonarte por tus errores
-Escuchar y atender las heridas de tu infancia

Como pregunta, nos hace una muy importante: ¿YA SABÉS QUIÉN SOS?

Si desconocés la energía de tu Quirón y te gustaría trabajarla conscientemente, podés ingresar a la Tienda y solicitar una sesión de carta natal. 

Publicado el Deja un comentario

Neptuno retrógrado en Piscis.

La frase de la imagen parece una obviedad, pero muchas personas no lo saben.

La Era de Piscis nos trajo mucha facilidad para conectar con nuestra espiritualidad, y conforme nos vamos acercando a la Era de Acuario (astrológicamente sería en el año 2150 aprox.) vamos descubriendo que la espiritualidad no es lo mismo para todos, vamos reconociendo a los falsos gurús y abriendo los ojos a quienes solamente quieren aprovecharse de esto: la espiritualidad no depende de cuántas fotos subís a Instagram meditando o haciendo yoga, ni de tener un emprendimiento de crecimiento personal. Ser espiritual es ser congruente y honesto con lo que uno predica, y no necesariamente implica que seas impecable ni tengas que mostrar lo que te hace ser espiritual. No es para los otros, es para vos.

Mucho al respecto lo estamos observando con las modas espirituales: todo lo que surge se dispara y luego del boom, se asienta. Yo no estoy en contra de estas modas: me parece una manera super ventajosa de difusión. Pero siendo realista, de la mano de las modas viene la tergiversación, la gente que habla desde la ignorancia, etc… No me refiero a la competencia: cuantos más seamos los que llevamos adelante esa técnica desde el Amor, mejor para el planeta y para nuestra evolución. Considero que todos tenemos un público distinto y la abundancia está disponible para todos. Me refiero a los seres como el explotador del recurso, el que quiere hacer dinero sin aprender nada, el que vive del robo intelectual porque vió la veta y no se siente creativo para inventar su propio camino, el que no tiene interés en crecer y se aprovecha de otros que sí, el que quiere ser “manager” de personas realmente espirituales, y así. Por ejemplo: alguien se encuentra con un chanta que no lo puede guiar con sabiduría y luego resulta que “la técnica es una porquería”. Esto es real y no se puede ignorar porque están en todos lados, el tema es SEGUIR TU INTUICIÓN.

Soy una creyente de que todos nos conectamos con quienes debemos conectarnos porque algo tenemos que aprender mutuamente, y por Ley de Vibración nos atraemos. Pero también creo que hay muchas personas que son LECCIONES PARA LA INTUICIÓN. 
Es como si el Universo las pusiera en nuestro camino y nos preguntara: ¿Vas a escuchar a tu intuición o dejás que esta persona te cegue con sus brillitos y promesas? ¿Dejás que el otro te diga que te va a sanar o preferís recuperar tu poder? ¿Le creés sin dudarlo o preferís investigar un poco sobre el tema previamente? ¿Esa persona sabe de lo que está hablando/haciendo o sólo quiere quitarte dinero o aprovecharse de vos?

Con esto no quiero decir que no haya que cobrar las terapias complementarias o relacionadas a la espiritualidad, ni loca: vivimos en una dimensión donde el dinero es la moneda de intercambio y la necesitamos para vivir. De hecho, me encanta impulsar a la gente a que “cobre bien” por su energía y su conocimiento. Pero otro tema es no saber cómo llevar una técnica adelante y querer explotar un recurso sólo para llenarte el bolsillo: estamos trabajando consciencia, con seres humanos que quieren mejorar su vida, que a veces tienen problemas o necesitan una guía porque se sienten perdidos. Aprovecharse de ellos me parece muy bajo, poco honesto y hasta vil, a eso me refiero.

Neptuno comienza a retrogradar el 21 de junio y todo esto que les dije toma otro sentido: con este planeta retro, muchas verdades espirituales salen a la luz, muchos falsos gurúes son develados, la “espiritualidad monetaria” sufre reveses del karma….con la compañía de Saturno y Plutón retrógrados y en temporada de eclipses, esto se hace más inevitable. 
Además, es un período excelente para entrenar nuestra intuición para no caer en manos de personas que en realidad no pueden guiarnos, y también para prestarle atención a nuestros sueños. Desarrollar una terapia complementaria, aprender algo nuevo relacionado a lo espiritual y a la sanación/evolución de nuestra Alma con expertos, practicar técnicas curativas con quienes realmente saben, expresarnos desde el arte, practicar tarot para conectar con los arquetipos, hay mucho que se puede hacer pero sobretodo presten atención a los dictados de su Alma, a los mensajes de la intuición y a las señales. No hagan algo que nos les resuena con el corazón.

Con todo esto, otras revelaciones que pueden surgir son las de las personas que quieren hacerle mal a otros y se acercan a gente que promete eso: dañar al otro, hacer un amarre, entrometerse en el libre albedrío de los demás. Esto, de más está decirlo, no sólo aumenta el karma de quien lo practica, sino también de quien lo solicita. Y si tenemos en cuenta que esta vida es un viaje evolutivo para que nuestra Alma “suba escalones” de consciencia, imaginen lo que esas Almas se estancarán cuando llegue su momento…
No es joda: aprovechemos a este Neptuno retro para desarrollar y reconectar con nuestra intuición y con nuestro poder de sanación, espiritualidad y creatividad.

Porque nadie más que vos puede sanarte: te pueden dar guía, pero el verdadero poder, lo tenés vos.

Publicado el Deja un comentario

Saturno retrógrado en Capricornio.

Saturno comienza a retrogradar este 29 de abril a la noche, desde el grado 20 de Capricornio y despertará el 18 de septiembre en el grado 14. 
Si tenés algún planeta o punto matemático entre esos grados en ese signo, Saturno los estará “tocando”, generando crisis y reestructuraciones de acuerdo a la energía implicada.

La astrología tradicional puede hacernos creer que durante este período vamos a estar pesimistas, depresivos, que todo nos cuesta el doble de trabajo o esfuerzo y que nada resulta, todo “sale mal”. Pues bien: vivimos las experiencias de acuerdo a cómo vibramos, y si vibramos miedo, pues eso es lo que tendremos de vuelta.

Saturno rige el trabajo, el karma, el tiempo, las responsabilidades, compromisos y estructuras y todos esos son asuntos que no sólo estaremos revisando -un planeta retrógrado nos hace revisar sus asuntos y los del signo en el que se encuentra- sino que habrá mucho para sacarnos de encima: deudas, contratos y trabajos en los que ya no queremos estar, personas que no aportan crecimiento en nuestras vidas, etc.

Lo que podemos hacer en los períodos de planetas retógrados, es recapitular: es la manera en que nuestra naturaleza se asegura que cumplamos con nuestro proceso evolutivo: sanamos cuando dejamos de pensar en los sucesos dolorosos y nos permitimos sentir ese dolor, para liberarlo. Recapitulando es como vamos dejando atrás partes de nuestra piel que debemos mutar.

Durante este tránsito los asuntos de trabajo, las organizaciones, estructuras, puestos laborales, y tareas profesionales van a estar tomándose una pausa, así que no te desesperes si tu cambio laboral o de puesto no se da urgente, o si un contrato primero necesita reestructurarse. De todos modos, la vida no se detiene ni mucho menos: ya llega una Luna nueva que estará en trino a Saturno y es un inicio en un signo de tierra como Capricornio.

También todos los procesos relacionados al tiempo y a los límites son los que nos pedirán que los tomemos con calma y naturalidad:

-Crecer y envejecer son procesos naturales de la vida, nadie puede evitarlos. 

-El reloj biológico es un tema físico pero la presión sobre él es social: si querés o no querés ser mamá, es un tema tuyo, personal, y que en caso de desearlo, será en el momento indicado. Ahora incluso se puede ser mamá luego de los 40 sin tantas dificultades como antes.

-Aprender a decir “no” en base a nuestros límites. De hecho, vamos a descubrir que hay límites que nos dan libertad.

-Tomarnos las cosas con calma: todo lo que queramos de manera urgente nos va a hacer esperar. Las cosas se dan en el mejor momento para que podamos absorber su aprendizaje, y no antes.

-Saturno rige el karma, así que hay mucho volviendo en base a lo que dimos.

-Aprovechemos para saldar deudas.

-Contratos se terminarán porque además Urano ya está en otro signo de tierra, Tauro, queriendo que nos liberemos de los lugares y personas que ya no aportan energía y crecimiento.

-Nuestros objetivos y metas -sobretodo profesionales- estarán bajo una lupa reflexiva, al igual que nuestras bases y estructuras (de acuerdo a la casa de nuestra carta que ocupe Capricornio).

-Así como con Mercurio retro, hay asuntos que se repiten o temas que vuelven a conversarse.

-También vamos a revisar los pasos para manifestar algo que deseamos, relacionado a cambios laborales, emprendimientos o relaciones serias. Si quiero algo de esto, necesito armar la base en mi interior primero. ¿Quiero sentir seguridad externa? Primero debo sentirla internamente.

Nada se dará fuera de lugar ni de manera negativa para nuestro ser, aunque puede parecer negativa desde el punto de vista de la mente: simplemente se nos pide paciencia. Y es una de las virtudes más grandes que podemos desarrollar con esta retrogradación.

Que les sea de gran crecimiento.

Publicado el Deja un comentario

Plutón retrógrado en Capricornio.

Plutón es el señor del inframundo, nuestra sombra, nuestra oscuridad, nuestro poder interno. Es el dinero, la transformación, el inconsciente, el trabajo con los miedos, el control, las obsesiones, los trastornos y lo que mantenemos oculto. Representa las muertes psicológicas, los tabúes, el sexo en su forma creativa/creadora y destructiva.

A partir del 24 de abril y hasta el 3 de octubre estará retrogradando, llevándonos a conectar con toda la basura que fuimos escondiendo bajo la alfombra sin resolver, nos lleva a mirar cara a cara a  nuestra propia oscuridad, a nuestros temores más profundos, a nuestros dolores más grandes, porque él requiere que purguemos, necesita purificar. 

Todo lo que resulta una amenaza para nuestro estado psíquico, él lo traerá al presente para que lo arranquemos de raíz: las cosas buenas para nosotros, permanecerán iguales. Las que no lo son tanto, deberán irse con el tornado destructivo de Plutón. Nos pone a prueba con nuestros instintos para que reconozcamos nuestro inmenso poder interno.

Si bien Plutón es quien nos ayuda a comenzar y atravesar procesos internos y muertes psicológicas, durante este período de retrogradación estaremos más propensas a mirar hacia adentro, a reconocer e integrar nuestra sombra*, a mirar a nuestros miedos a la cara, a hundirnos en nuestro propio abismo, los dolores y heridas más grandes volverán a tomar relevancia porque, aunque creamos que los sanamos, siempre hay más. Un dolor enorme que reaparece luego de mucho tiempo -en el que creíamos que lo habíamos sanado- puede reaparecer porque no sanó del todo, porque tiene algo más que enseñarnos aún o porque incluso puede formar parte de otro proceso en el que puede ayudar, de alguna manera.
Estamos decididas a llevar a cabo una gran transformación, necesaria para que el proceso siguiente de nuestra evolución pueda tomar forma, tener lugar. Es un gran período para terapia psicológica.

Plutón sabe de todo aquello de lo que somos capaces, conoce aún mejor que nosotros nuestras profundidades y traerá aprendizajes duros, finales y cortes que necesitan darse para generar nuevos comienzos, para plantar nuevas semillas. Todo lo que suceda es porque tenemos la fuerza para atraversarlo y salir a la superficie nuevamente, como nuevas.
Es temido, porque el humano le teme a las palabras muerte, final, destrucción. Pero no nos damos cuenta que sin todo ello, no podríamos vivir: sin terminar un día, otro no puede comenzar. Sin finalizar la infancia, no podemos dar paso a la adolescencia, y si esta no acaba, jamás seremos adultos. Las muertes psicológicas y los finales son moneda corriente en nuestra vida, sólo que no prestamos la debida atención.

Como en unos días Saturno, el señor del karma y el tiempo, estará retrogradando también y en la misma zona de nuestra carta natal, esto cuenta que los cambios no se darán de manera veloz, pero sí serán a largo plazo. Con Urano en trígono desde Tauro serán sorprendentes, repentinos, reveladores y liberadores. Pero llegar a ellos y a ver sus consecuencias, será cuestión de tener paciencia, sobretodo con nosotras mismas. Vamos a poder ir paso a paso, sin prisa, pero sin pausa, mirando conscientemente cada aspecto a sanar interna y externamente. Plutón rige lo profundo, Saturno rige estructuras, ambos de la mano mostrarán cambios hasta en la salud y el cuerpo físico. También veremos movimientos fuertes en posiciones de poder (especialmente mundiales, como presidentes, organizaciones y estructuras). 

Plutón no sólo estará en una aparente oposición continua al Sol, sino que no se separará mucho del Nodo Sur: entonces llega Saturno, comienza a retrogradar…y tampoco se aleja del Nodo. ¿Qué genera esto? Que todo lo que leyeron y lo que viene debajo, es más intenso aún, más radical. Hay un cambio que necesita que atravesemos destrucciones y transformaciones primero. La retrogradación de Plutón es para trabajar a nuestro Plutón natal y comprender nuestra capacidad de renacimiento.

Vamos a experimentar mucho movimiento karmático: pago de deudas y de recompensas, personas que vienen y se van para traernos aprendizajes (mutuamente), eventos predestinados que tienen cosas que enseñarnos. Abrir la cabeza y ser conscientes de las señales es fundamental para poder absorber e integrar tanto conocimiento, aunque a veces no sea racional. Habrá muchas de estas señales que nos muestren algo que debemos eliminar, purgar, purificar.

Tendremos que aprender a conectar con nuestro corazón, porque el sobreanálisis de las situaciones y relaciones no será favorable. Sentir desde el fondo de nuestra alma es clave para sanar, aunque nos de mucho miedo. Otra clave es no resistirnos al cambio, a nuestra propia transformación: luchar contra eso solamente hará que las cosas se den igual, pero de manera más brusca y dolorosa. De este modo, dispuestas y fluyendo con la energía, la evolución espiritual será mucho mayor.

Es momento de darnos cuenta que nos merecemos la sanación, ser estables internamente, transformarnos. Es momento de enfrentarnos con nuestros miedos y de una vez, dejar de permitir que nos dirijan la vida.
Como quiere Plutón: cortemos de raíz lo que nos hace mal. Pongamos límites, digamos “basta”.
Es hora de cuidarnos y amarnos más.

*La sombra representa aquella “basura bajo la alfombra” que fuimos escondiendo mientras íbamos creciendo, de cosas que “están mal” o no podemos ser/sentir/creer/experimentar/etc. Es como una bolsa de comportamientos moralmente inaceptados o “malos” que arrastramos por la vida. En ella también se encuentran ocultos nuestros peores miedos e inseguridades, aquellos de los que ni siquiera queremos hablar.
La sombra no puede eliminarse ni superarse, se integra. La hacemos parte. No podemos luchar contra ella, porque como todo aquello con lo que luchamos, se hará más grande. La clave está en comprender que ella es parte nuestra y que indagando podremos descubrir grandes tesoros, gracias a ella podemos crear maravillas. Integrarla es eso y lograr que ella ya no mande en nuestra vida, sino nosotras.

 

Publicado el Deja un comentario

Mercurio retro en Piscis

Mercurio retrogradando en Piscis es ideal para que dejen de temerle, para que se observen y tengan paciencia con sus procesos y los de los demás.

En este audio lleno de info les cuento sobre su retrogradación (con fechas y aspectos, así que anoten), sobre la Luna nueva en Piscis, Urano en Tauro, Venus en Piscis y un poquito más. 

Dato extra: Mercurio inicia su retrogradación en el grado 29 de Piscis y lo finaliza en el grado 16, el mismo donde se da la Luna nueva en el signo, por lo cual se conectan tres fechas y sus eventos: 19 de febrero, 6 de marzo y 28 de marzo.

¡Que lo disfruten!

Publicado el Deja un comentario

Mercurio en sombra pre-retrógrada.

Durante estas próximas semanas y hasta fines de marzo, les recomiendo no iniciar nada relacionado a contratos, trabajos, sociedades. Tampoco comprar electrónicos y tecnología, ni lanzar proyectos web. 
Sí pueden ofrecer trabajos o servicios relacionados al arte y la espiritualidad, por ejemplo. A retiros de reconexión con la energía, sanación, liberación.

Mercurio en Piscis va a retrogradar a partir del 5 de marzo, hasta el 28 de ese mes. Pero ya se encuentra en período de sombra desde el 19/2 (en el grado en que será la Luna nueva en Piscis próxima)es decir, todo lo que está haciendo esta semana, tendrá ecos porque se revisará y luego se confirmará. ¿Por qué sucede esto?

Cuando un planeta retrograda, no se traslada hacia atrás, sólo es un punto de vista porque desde la Tierra “no lo vemos”. Esto genera la ilusión óptica de que retrocede. Entonces, desde su movimiento en la eclíptica -el “cinturón energético” que nos rodea y contiene a las constelaciones y sus grados matemáticos, para definirla de manera sencilla- va hacia atrás y pasa por encima de un grado matemático que ya recorrió, generando nuevamente los aspectos que tuvo previamente. Esto significa que lo que ocurrió en esas fechas, se revisa, lo reevaluamos.
Luego, cuando el planeta se pone directo, vuelve a pasar por allí, pero hacia adelante.

Es decir:
– Viene directo, pasa por el grado 20 de Piscis y se cuadra a Júpiter (mañana). Luego sigue hacia adelante: grado 21, 22, 23…
– Comienza a retrogradar (grado 29), retrocede, vuelve al grado 22 y se cuadra a Júpiter de nuevo, que siguió avanzando (15 de marzo)
– Se pone directo (es decir, despierta en el grado 16) y cuando sigue hacia adelante llega al grado 24 y pum, se cuadra a Júpiter por tercera vez…¡pero éste estará retrogradando!

Así que, más allá de este aspecto específico (dios mío, cómo estamos trabajando la abundancia!) hay muchas cosas que nos conviene pensarlas dos veces. Además, Mercurio retro en Piscis nos va a poner SUPER distraídas, así que mejor pensar todo cuidadosamente. 

Pero, a mí me encanta Mercurio retrógrado: nos ponemos introspectivas para sacar aquella información del inconsciente que necesitamos ver y liberar…y estando en Piscis esto será fuerte. Lo más lindo es que es un aspecto que nos pone muy brujitas, interesadas en aprender a trabajar con la energía de las hierbas, las gemas, los rituales. Durante su retrogradación es que, para las que estaban interesadas, ofreceré la iniciación en Aqualead, así que estén atentas.

Más adelante les comparto todas las fechas claves de esa retrogradación y sus detalles.

Publicado el Deja un comentario

Mercurio retro sobre Júpiter y Urano natales

Esta retrogradación de Mercurio me ha tocado como ninguna otra. Debe ser porque junto a Júpiter y al Sol tocan a mi Júpiter y Urano natales y me cuestiono todo (y porque tengo el retorno de Júpiter en el signo de los valores, la filosofía y las creencias).
Géminis es energía de aprender lo que nos enseñan, en casa, en la escuela. De estructurar el pensamiento, la lógica, el análisis. Nos enseñaron valores, forma de pensar y cómo ir del pensamiento a la acción.
Sagitario, su opuesto-complementario, es la fe, las creencias, la ideología, los valores que creamos lejos de quienes nos los inculcaron, es elegir la forma de filosofar y elegir si seguimos como nos enseñaron o crecemos, salimos de esa posición.

Esto me hace observarme y cuestionar mucho lo relacionado a mis valores, a cómo actúo dentro de la sociedad, cómo influyo a los demás y cómo los demás me influyen a mí.
Lo que me hace observar, principalmente, dos cosas que me vienen pasando mucho y necesito “limpiar” de mí con este cuarto menguante:

-Ustedes. Ustedes leyéndome, comentando, escribiéndome mensajes sólo para decirme cuánto les ayuda leer lo que comparto o agradeciéndome. Y yo leyendo esas cosas sin podérmelo creer. Toda la vida sentí, desde mi Sol en Acuario calculo, la necesidad de ayudar a crear un mundo mejor, de ser parte de la creación y no de la destrucción. O en todo caso, de la destrucción de lo dañino. Y cada vez que siento que están ahí, no tengo palabras para expresar la inmensidad que siento en el pecho cuando me digo “y esto lo creé buscando lo que me pedía el Alma.” Lo más maravilloso, es que ustedes responden a mi vibración. Noto que llegan a leerme las personas que realmente quieren ser parte del cambio y que saben que ese cambio se inicia despertando y transformando la propia vida.
Mi desconfianza en el mundo se ve bastardeada por la cantidad de personas que observo que quieren o que ya están trabajando en sí mismas. Eso me devuelve la fe, me hace comprobar que la atracción vibracional es cierta y que, todas juntas, somos el cambio que necesita el mundo. No soy yo, son ustedes, somos todas. Yo sólo comunico lo que me pasa, lo que me ayudó a crecer, lo que aprendí para ser una mejor persona (y cuánto que siento que me falta aún!)  y lo que día a día transita por mi ser. Haberme animado a comenzar esto hace ya casi un año fue la mejor decisión que tomé en mi vida y es la primera vez que siento que sí, que estoy en el camino correcto. GRACIAS por ser parte de esta familia de luz.

Aún todavía siento que me falta muchísimo trabajo interno, muchas cosas que de a poco estoy observando como pequeñas partículas que, a esta altura, elijo tomar con los dedos y quitar de mí misma. Luego de tantos abismos se hace más fácil transformarse, eliminar, liberarse. Pero mientras las quito, siguen ahí haciéndome notar todo el crecimiento que me falta, los perdones que me debo y que le debo a algunas personas, la crítica que aún hago con seres que sin duda tienen mucho que enseñarme. No es fácil, abrir los ojos a ser humano, tratar de ser un poco menos mierda para el mundo y mejorar la tierra donde vivimos, la comunidad que somos. Es duro pero sé que vale la pena. Para nuestro crecimiento y para el planeta que le dejamos a los que vienen (todo esto incluye más que nada al patriarcado y al capitalismo que son las cosas que más han dañado a nuestra Madre Tierra).

-Las cosas que me molestan están principalmente relacionadas a los valores humanos. “I hate people when they’re not polite” canta un sabio David Byrne y yo a esa frase siempre la canto más fuerte. Me molesta la mala educación de las personas, que me escriban pidiendo “precio” sin decir “Hola”, que haya personas que por su situación social se crean con más o con mejores derechos que otros, que otros tantos por sus ventajas de raza, sexo o elección sexual tengan mayores privilegios que las minorías, que estas minorías tengan que luchar tanto para vivir como se merecen y que, encima, siempre aparezcan algunos “Not all men” a tratar de restarle importancia al discurso más válido del mundo. Me molesta que mi vecino no sepa convivir en sociedad y se crea con mayores derechos o privilegios que yo, me molesta que haya gente siendo “influencer” en redes sociales y comunicándole al mundo la hipocresía superficial con la que vive, me irrita que todo sea un “miren qué feliz soy” cuando detrás de una foto armada hay todo un mundo de mentiras. En este caso, mi gran error es que me moleste que la gente no haga trabajo interno y se observe, pero no puedo pretender que todo el mundo esté despierto porque tal vez ese no es su aprendizaje en esta vida. Me hiere que haya niños maleducados tanto como me hiere que los haya pidiendo monedas.
“Me duele el mundo”, me dijo ayer alguien en una sesión y, por dios, cómo la entiendo.

No miro noticieros ni leo diarios, primero porque elijo la información que me nutre porque absorbo todo y soy super sensible; y segundo, porque para qué. Si ya sé que hay cosas más horribles sucediendo en el mundo de las que mi cabeza podría siquiera imaginar. No quiero hacerme ese daño porque prefiero enfocar mi energía en lograr un cambio. Sin embargo, esto no quiere decir que desde mi cajita de fósforos ignore todo lo que pasa.

Mercurio retrógrado me está haciendo comprender que no todo el mundo vino a trabajar en sí mismo, que debo aceptar las diferencias de valores y creencias y que, si quiero elevarme como el águila de mi ascendente en Escorpio en lugar de seguir siendo una serpiente o escorpión que se lastima con su propio veneno, tengo que abrir la mente a que no todo el mundo vive como a mí me gustaría ni tiene el respeto que yo pretendo. Me comporto como una soberbia y como una egoísta muchísimas veces y eso es lo que estoy revisando.

Sin embargo, mientras tanto, ¿cómo hago para no pelearme con los vecinos que no saben vivir en una sociedad civilizada? ¿Cómo hago para no enojarme con el capitalismo que destruye bosques y personas, con los medios que mienten para mantenernos aterrados o con el transporte que sólo quiere lucrar en lugar de dar un buen servicio? Creo que la respuesta es lo que estoy haciendo ahora mismo: mirar hacia adentro y trabajar en mí, en mi granito de arena, porque hay cosas que yo sola jamás lograré cambiar. Y si bien eso me frustra, tampoco puedo mejorar al mundo sola o ayudar a 9 mil millones de personas, porque no es mi responsabilidad.

Esta catarsis está auspiciada por alguien que tuvo una tarde nebulosa y confusa pero que, por fin, está encontrando claridad.