Publicado el

Enojate, carajo

Con planetas en Virgo y en Libra, podemos ser demasiado amables con los demás, anteponer sus necesidades a las nuestras, priorizar la búsqueda inconsciente de aprobación en lugar de darnos tiempo, espacio y de permitirnos sentir toda emoción.

Y las emociones, cuando no las reconocemos y sentimos, crecen para que las escuchemos. Como nuestra sombra. Entonces se hace natural estar enojadas, iracundas, pero con una máscara de amabilidad y condescendencia agotadora.

Enojate, sentí esa ira, esa caca, eso que tanto te duele que está enmascarado por esas emociones. Andá ahí, decí lo que te pasa, bailalo, cantalo en la ducha, gritalo fuerte en la playa. Pero sacalo de adentro. Guardar las emociones de enojo nos asfixia las células, los cuerpos, y además carga al inconsciente colectivo con más enojo, que alguien se ocupará de liberar. Entonces mejor liberate, liberá esas emociones, escribilas en una carta y quemala, o en un diario, sacalas corriendo o haciendo deporte, como puedas, pero no las dejes ahí. Que no te consuman.

Son emociones humanas y vos no sos ellas, sólo piden atravesarte para transmutar y señalarte que, de fondo, hay algo que no soportás más. Algo que te duele mucho, tanto que lo escondiste allá, inaccesible.

Si lo guardás, nunca pasa. Se queda ahí, latente, esperando el momento para estallar. Y cuando lo hace, todo se quema. Si lo guardás, no hacés espacio para nuevas emociones luminosas puedan entrar, porque te quedás rumiando en lo que te molesta o enoja. Así nunca sanás, más te contaminás, más crece.

Permitite el enojo, poner el límite, decir que no y decir basta, hasta acá. Dejá de permitir que te pasen por encima para ser querida y aprobada, que se vayan a cagar los que no te quieren tal cual sos.

Sos vos así, encendida. Expresando tu esencia, permitiendo que las emociones sean maestras y te ayuden a crecer y transformarte. El enojo permite abrir la herida, ver lo que te duele para dejar salir la luz.

Nunca dejamos de transformarnos, cambiar y crecer. Así que mejor sacá de adentro lo que te estanca, lo viejo, lo agobiante.
Vos naciste para ser libre.

Mercurio en Virgo está en trino a Urano rx en Tauro. El cuerpo grita si la boca no habla.

Publicado el

Temporada de eclipses

Al atravesar dos temporadas de eclipses por año, más una Luna llena por mes -entre otros tantos aspectos- tenemos muchas oportunidades para aprender a cerrar historias, dejar ir apegos, cambiar, el famoso soltar y fluir con el oleaje de la vida.

Sin embargo seguimos muchas veces ahí, atrapados en la trampa de lo incómodamente cómodo, resistiendo, bloqueando el crecimiento, sosteniendo a la fuerza lo que ya pereció, lo que se pudre entre las manos, y manteniendo las puertas cerradas para que no ingrese el tan desestabilizador -y auspicioso- cambio.

Dicen por ahí que en temporada de eclipses suceden cosas “predestinadas”. A la velocidad energética con la que todo se está moviendo, me cuesta aferrarme a la idea de “lo que tiene que pasar, pasará” o que hay cosas que resolver de otras vidas que “vendrán a tocar tu puerta”, mientras me quedo esperando en el sillón, cambiando de canal, como si todos tuviéramos la oportunidad de vivir una única experiencia, predeterminada en automático.

No sabría confirmar si hay o no un destino predestinado para cada quien. Es más, me resuena mucho más la posibilidad de los destinos múltiples, basados en las elecciones propias pero también en la suerte.

Aquello predestinado podrá depender de vos, pero también de tu suerte, del país donde naciste, de la situación familiar donde te criaste -si es que te criaste con familia- y un montón de otros factores que podemos comprender como designios de la suerte o incluso divinos, tal vez como parte de ese plan de vida que se dice que el Alma “firma” antes de encarnar. Qué se yo.

El desapego es sanador. Estamos acostumbrados a incorporar, sumar, agregar, y acumular. Y cuando tenemos que restar, desaprender, eliminar, regalar, tirar o desapegarnos, nos duele porque no creemos que eso también nos hará sentir seguros y estables. Porque olvidamos que la estabilidad no viene de afuera.

Los eclipses en el eje Géminis-Sagitario nos pueden guiar a cuestionar nuestras creencias más arraigadas y eso puede doler cuanto más recurramos a ellas para sentir seguridad. Sin embargo cuestionarnos y animarnos a dejar atrás lo que ya nos dijo en todo tipo de códigos y mensajes que no es para ser, es liberador.

Publicado el

Mi Luna natal

Según mi mecanismo lunar, voy a lo profundo como una obsesión por obtener respuestas que no están en el plano concreto. Intento comprenderlo todo, racionalizarlo todo. Leo, estudio, investigo en una eterna búsqueda, saco conclusiones para entender y en eso aprendo que cada situación trae un aprendizaje.

Cuando me hago consciente de todo esto, surge el don lunar. Y me rindo. Entrego mi libre albedrío a mi Yo Superior. Le digo que estoy dispuesta a todo en pos de la evolución planetaria, incluso a atravesar los miedos y dolores más oscuros.

Dejo de leer, de buscar, de ir al fondo de cada abismo, pregunta existencial y cuestionamiento. Me digo que nada de lo que creo es verdad y que todo al mismo tiempo, lo es. Que no sé nada y lo sé todo. Me animo a ver que quizás nunca, ni después de la muerte física, pueda responderme mis preguntas más cósmicas o existenciales. Lo más terrible para mí es no saber qué hay en los rincones más recónditos y desconocidos del multiverso en el que creo. Qué es lo que lo organiza todo, qué hay detrás del telón de esta ilusión que llamamos realidad, cuál o cuáles son las verdades que rigen el Universo. Y me digo que quizás todo lo que creo ni existe o no es así. Me desafío a la ruptura. Me silencio.

Entonces me dice -quién sabe quién- que no será necesario atravesar el dolor cuando simplemente ya renunciaste al control de evitarlo. Que por el hecho de rendirte ante la sabiduría del universo, estás siendo guiadx por el camino correcto. Siempre es el camino correcto.

La realidad tiene mil formas y tenemos miedo porque intuímos que acá no se termina la crisis, sino que estamos yendo hacia el abismo que asusta al ego porque es desconocido y aterra, como perder el control. Este proceso es para dejar un planeta mejor de lo que estaba cuando llegamos. Para poder estar bien necesitamos atravesar esto.

Mi Luna, mi esencia, no sabe mentir.
No te voy a decir que mañana va a estar todo bien. Pero sí te puedo decir que si te rendís, si soltás el control, fluís mejor con la locura que es la vida estos años. Que, al final de todo, la Luna en Sagitario sabe que siempre volvemos a salir. Aunque cueste mil procesos de transformación en el camino.

Publicado el

Se acerca la temporada de eclipses

Todos los planetas que vayan saliendo de Tauro se encontrarán en trino con Plutón, además de estar en contacto con el cúmulo estelar de las Pléyades, un punto de ayuda cósmica para nuestra evolución, y uno de tantos posibles orígenes estelares nuestros. De esto les hablaré pronto a quienes están suscriptos a la Membresía Alba.

Mientras tanto, la Luna se prepara para estar nueva en Tauro -en una amplia conjunción con Urano- el 11 y abrir la temporada de Eclipses que tendremos el 26 y el 10 de junio.

Como siempre, con los eclipses se trata de dejar hablar al Alma, de soltar el control y las resistencias. Así que vayan limpiando el sótano 😬

Publicado el

Luna junto a Plutón

No le podemos echar la culpa a la Luna, peeeero….

A veces lo que duele es resistirse a ver aquello que nos está destruyendo, aquello que nos hunde. Me siento tan pesada que me hundo sola, nadie más me está empujando hacia abajo. Estoy triste, desesperanzada, angustiada. Es la primera vez en mi vida que reconozco a consciencia sentirme deprimida. Lo que más me nutre es hacer lo que amo, aunque a veces me cueste salir de la cama para hacerlo.

No estás sola, solo, si te estás sintiendo así. Tal vez, como humilde consejo, sea bueno mirar eso que te duele a la cara, si es que te sentís lista, listo. Cuando lo vemos nos deja de hundir tanto.

A mí me está sirviendo mover el cuerpo, caminar, estirar, hacer yoga, tocar, regar y hablar con árboles y plantas, y escribir todo lo que siento. Escuchar música alegre, aunque de a ratos no sepa ni cómo reírme de manera genuina. Y prestarle atención a mi cuerpo, oler agua florida y hacerle mimos a Pipa.

Les abrazo.

Publicado el

La Luna natal y el mecanismo lunar.

Cada Luna, por signo, casa y aspectos en la carta natal, es un conglomerado, una matriz que recibe influencias y al mismo tiempo las genera, en un constante feedback con el entorno. La Luna natal de un niñe reflejará en el entorno lo que ese niñe interpretará que es el amor, mientras va creando las circunstancias que vayan de la mano con ese aprendizaje.

Este contenido es exclusivo para miembros de “Alba”.
Acceder Unite ahora
Publicado el

Luna nueva en Piscis

GRACIAS AL AGUA🌧

La Luna nueva en Piscis se perfecciona el 13 de marzo a las 7:21 hs del 13/03 en el grado 23°03′ del signo. (hora Argentina/Uruguay/Chile)

Hoy no tengo ganas de nada más que de comenzar a agradecerle al agua.
La Madre, con su presencia, da vida a todo, nutre, alimenta. Y alivia cuando hay sequía, apaga el fuego cuando se excede.

Cuando pedimos por algo, sea en rezos, rituales, intenciones, estamos dando por sentado que carecemos de eso que estamos pidiendo. Sin embargo, agradecer como si ya lo tuviéramos tiene mucha más fuerza.

Así que les propongo algo: de la manera que quieran, como les nazca, agradezcamos el agua que asiste y apaga los incendios del Sur argentino. Es algo muy triste que está pasando y aunque podamos enojarnos con los iniciadores, si ponemos el foco en la ira, aumentamos el fuego.

Tal vez es mejor empatizar con todo lo que la gente, los animales y el resto de la naturaleza están viviendo, al menos los que pueden seguir con vida.

“Agradezco a la lluvia/Madre Agua/agua que asiste apagando los incendios en todo el mundo” es mi mantra actual. Podés decirlo en cualquier momento del día, que sea tu intención al despertarte y acostarte, ponerte recordatorios en el celular, hacer rituales, intencionar, etc.

Lo que está pasando nos incumbe a todos, porque todos somos parte de este sistema que se apoya en la demanda de los consumidores para seguir arrasando con la Madre Tierra.
El consumo de carne y lácteos y la megaminería son de los más grandes devoradores actuales. Si no tomamos consciencia ahora, es como estar cortando la rama del árbol donde estamos sentados. Estamos matando al planeta que nos cobija.

¿Querés ser parte de la solución o seguir propagando el problema?
Hay muchas maneras de colaborar, pero si no podés activamente con ninguna (donaciones materiales, de tiempo y ayuda por ejemplo), tu intención desde la compasión y el amor también suman. Pidamos asistencia de todos los reinos.

Gracias por el agua, naturaleza. Sabés equilibrarte muy bien solita, pero no podemos hacer oídos sordos cuando nos necesitás.

Que la última Luna nueva de este ciclo sea el inicio del fin del abuso hacia nosotros mismos.

#SalvenLaPatagonia