Publicado el

Validá tu necesidad de vivirlo todo

En 2012-2014 atravesé mi primer Retorno de Saturno y fue gracias a los quiebres que trajo, que pude reconocer que necesitaba un cambio radical en mi vida. Con dos valijas a tope, mi compu y una mochila, llegué a Tres Cruces en Montevideo desde Buenos Aires.

Sí, claro que llegué con esperanzas pero también llena de miedos que aparecieron la primera noche, cuando acostada miré al techo y me pregunté: ¿qué carajos hice?
Lo que hice fue seguir mi norte.

Estaba aprendiendo astrología y fue gracias a mi Carta Natal que validé mi hambre por la aventura. Sin embargo, el período de mi vida de mayor cantidad de experiencias “descontroladas” estaba finalizando, porque ahora se abría un portal para experimentarlas no sólo como método de autoconocimiento, sino para integrar mi propia sabiduría.

De acuerdo a mi perfil en Diseño Humano, una de las cosas que más me nutre es la experiencia, a cualquier nivel. Bajar al cuerpo lo que aprendo en la mente, y animarme a seguir el rugido de mi centro sacral cuando tiene hambre, de lo que sea. Es decir, mandar a la miércoles a cualquier miedo que pueda aparecer y aventurarme a decidir si algo es o no para mí, a través de vivirlo en carne propia.

Así fue que aprendí que temerle a la crítica es limitar mi expresión, no permitirme ser yo. Entonces elegí que no me importaría el qué dirán si quería ser fiel a mí misma.

Confirmé que lo que me digan los demás sobre si algo me conviene o no, no me va a ser nunca de utilidad, porque yo lo quiero vivir. Eso me dijeron algunas personas cuando me quise mudar a Uruguay: “yo lo intenté y esas cosas no salen bien”, por ejemplo. Pero yo tenía que vivirlo. Y acá estoy, ocho años después sintiendo que sí salió bien.

¿Qué cosas estás hambrienta de vivir y los miedos te están limitando?

¿Qué te dicen los demás que no es para vos o que es muy arriesgado, pero tenés ganas de intentarlo igual?

¿Qué es lo que te hace sentir chiquita, cuando sabés que en el fondo viniste a ser enorme?

Validá la experiencia si necesitás probar las cosas para elegir.
Es tu manera personal de volverte sabia.