Publicado el

2022

Este es un año de cambio para mí porque decidí retomar y encaminar muchas de las cosas que guardaba por temor a la crítica, a que me cataloguen de “new age” o lo que sea. La verdad es que ya estoy grande para la pavada del miedo al qué dirán y de no dar todo lo que sé que puedo dar. El domingo me van a entender mejor, jiji. Spoiler: sí, obvio que habrá lanzamiento y re-lanzamiento, también.

Comenzamos un año con vibración 6 y de la mano de Venus retrogradando en Capricornio, quien nos guía a retomar el contacto con lo realmente sagrado, con lo ancestral y ritual, con la Diosa y la necesidad de abrazar a Gaia como madre, como hogar, como co-creadora de lo que somos.

Sirio está muy presente este año y la vibración del número 22 es la de María, la de Magdala. Muchxs dicen directamente que es el año de ella, y me gusta que tengamos una guía para entender qué se nos propone, no sólo desde nuestro mundo interior, sino también desde el cosmos. El 22 nos guía a crear, gestar y manifestar los sueños que nos dicta el Alma.

Existen códigos de luz transmitidos en frecuencias energéticas que las personas más sensibles sabrán sentir o al menos percibir, y que este año se sentirán con mayor asiduidad. Más allá de los días portales que gustamos definir por el calendario gregoriano (22/02/2022 por ejemplo) es hora de reconectar con los portales de los ciclos naturales, como por ejemplo las lunaciones, conjunciones importantes en el cielo y las estaciones, entre otros.

Muchas personas comenzamos el año sintiendo extremo cansancio, desequilibrios a nivel físico, emocional y mental o malestares generales: estamos atravesando un momento energético muy fuerte e importante, que va más allá del año nuevo (porque en el cosmos no hay calendario).
Nos estamos desintoxicando de viejas formas, aceptando nuevos códigos de luz que encienden nuestras memorias más antiguas y animándonos a ser quienes realmente hemos venido a ser, sin miedos, ni caretas ni filtros para adornar nuestra verdad interior.

El despertar de consciencia es masivo.

Además, Venus está transformándose, cambiando de fase y dejándose de ver al anochecer para renacer al amanecer.

Publicado el Deja un comentario

Sol ingresa a Escorpio

El Sol ingresó a Escorpio a las 14:19hs (hora Uruguay/Argentina/Chile) y dió inicio a la temporada más transformadora del año.⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Escorpio es un signo con tres niveles de consciencia: ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
1- el primero es el del escorpión, aquél que destilando su propio veneno hacia los demás, termina matándose a sí mismo⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
2- la serpiente, cuando ya reconoce que es necesario renacer y cambiar la piel a medida que va madurando⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
3- el águila, un animal que -sólo en el imaginario colectivo y no en la realidad- se arranca el pico cuando ya tiene 40 años y éste no le sirve para comer. Espera con paciencia a que le crezca uno nuevo y sale de nuevo a la vida, siendo parte del mundo pero no perteneciéndole. El águila es el animal tótem más elevado de la energía escorpiana, puede tener gran amplitud de visión y no se deja afectar por lo que pasa en el mundo, porque sabe lo que ella ES pase lo que pase allá afuera.⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
La lección escorpiana es la de aprender a renacer, como un ave fénix o Quetzalcóatl (la serpiente emplumada), desde las propias cenizas. Y renacer implica desapego y a veces dolor, en la medida en la que nos estemos resistiendo a la nueva vida.⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
La transformación, purificación y alquimia plutonianas, viscerales, junto al impulso marciano, hacen que este signo viva crisis y renacimientos constantes, pequeños, medianos y gigantes. Quien tenga mucho Escorpio en la carta observará que siempre se le requiere transmutar, purgar, eliminar todo aquello que es parte de su propia toxicidad, que ve fácilmente en los demás. Y así, como espejo, la gran mayoría de las personas encuentran en alguien muy escorpiano el fiel reflejo de su propia sombra y lo señalan en el otro como ajeno. ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Es por ese motivo que Escorpio es el signo más criticado de todos: porque tiene la capacidad de mostrarle al otro su propia mierda. Y no es fácil hacerse cargo de eso. Así como él también debe integrar su sombra para poder subir de nivel y llegar a ser un águila.⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
¡Feliz retorno solar, Escorpio!

Publicado el

Luna llena en Escorpio

Esta Luna llena en Escorpio nos trae un gran final, una transformación + cambio o liberación radical. Se perfecciona a las 18:11 hs hora Uruguay/Argentina.

El Sol está en Tauro junto a Mercurio y Venus, su regente, está en casa, en conjunción con Urano. Marte tiene un sextil a ésto y nos mueve para actuar por el nuevo confort, una nueva comodidad a partir de la ruptura con lo estancado. La Luna desde Escorpio se ilumina en el signo de las profundidades, de lo oculto, y en sextil a la triple conjunción de Saturno rx, Plutón rx y el Nodo Sur, nos muestra que hay algo que debe mutar porque ya no podemos seguir dormidas, negando nuestro poder y nuestra oscuridad.

Neptuno en trino al Nodo Norte es tremendo “Sí, hacé algo por tus sueños, por lo que te dice el corazón, pero hacéte cargo de tus responsabilidades y de lo que tenés que eliminar primero. Algo se tiene que ir y tal vez no lo estás viendo del todo claro…”
Mercurio además está en trino a la triple conjunción así que muchas de nuestras bases se sacuden: seguridad, zona cómoda, ingresos, trabajo, valores. Hay una crisis que pide que dejemos de temerle al “destruir” y que comencemos a amigarnos con ese concepto tan liberador y creativo, purificador, que nos ayuda a construir nuevas bases, valores, creencias, relaciones y otras cosas en nuestro presente.

La Luna llena nos da la oportunidad de mirar con atención a las áreas de nuestras vidas que no están funcionando del todo bien, para ser agentes de cambio y transformación. 
Estamos siendo invitadas a iluminar la oscuridad, a develar lo oculto, a desmitificar tabúes y limitaciones auto y socialmente impuestas. Es un basta, un “ya no más con este tema, no lo soporto”. Y no necesariamente haremos un corte radical hoy, sino que muchas cosas podrán suceder en estos días y el mes que viene cuando la Luna vuelva a transitar por Escorpio. 

Es momento de ver las cosas como realmente son, por más que duelan o sean difíciles de afrontar, porque Escorpio tiene tres niveles: el escorpión que representa la energía baja, a aquél que muere por su propio veneno; la serpiente que sabe de energía sexual, renacimientos, movimiento infinito; y el águila, que está en el mundo pero no le pertenece. 

Seamos como el águila, entonces, tomando lo que es parte nuestra e integrándolo, en lugar de querer ocultarlo e iluminando todas nuestras partes por igual. Veamos la verdadera belleza de las cosas, que siempre está detrás de cualquier máscara. Soltemos los miedos y las ansias de control que nos acobardan y generan rigidez. La destrucción que se nos pide es un proceso natural: si la semilla no se destruye y se abre, la planta no puede nacer. Y vos naciste para crecer, enraizarte y florecer.
⠀⠀
¿Qué estás lista para dejar ir?