Publicado el

¿Cuánto más te vas a limitar?

➡️Que no das todo lo que sabés porque siempre te falta saber más.

➡️Que no te animás a empezar un negocio porque:
“¿Quién me va a comprar algo a mí?”
“¿Quién soy para hacer esto?”
“Si total ya hay mucha gente que hace lo que yo hago…”.

➡️Que no encarás sobre lo que te da placer porque mirá si te aburre, mirá si te das cuenta que tenés un don y te tenés que hacer cargo de compartirlo con el mundo. Mirá si tenés que salir de la comodidad.

➡️Que no hacés una movida con la persona que te mueve el piso porque mirá si te rechaza. Mirá si duele. Como si eso fuera a evitarte sentir dolor durante toda tu vida.

➡️Que no avanzás con un cambio porque mirá si sale mal. Mirá si no sale como yo lo espero (o lo quiero controlar).

Y así vas, cagad💩 en las patas sin arriesgarte nunca a nada, queriendo sostener el falso control que te da seguridad (una seguridad inventada, aparente, que viene del pasado, de lo que ya conocés) y pretendiendo que, si te quedás quietita en tu rincón seguro, estable y conocido, nada va a pasarte. Nada te va a doler. Nada te hará sufrir.

Bueno, el dolor va a aparecer igual y el sufrimiento es una perspectiva. Suena re liviano, lo sé. Y sé muy bien que cambiar de perspectiva cuesta uno y la mitad del otro.

No vas a evitar sentir dolor en tu vida: sea por tus procesos, por tus seres queridos, por tu mundo interno, por el externo, por la ley de la vida, por tu corazón roto o porque nunca te animaste a abrirlo.

💔Que una vez algo haya salido mal no significa que todo vaya a salirte mal siempre. Significa que aprendiste, que ahora ya sabés como NO hacer las cosas o cuáles no son para vos.

¿Cuánto más te vas a limitar por miedo?
¿Cuánto más vas a perderte de vivir y experimentar?
¿Cuántas aventuras vas a guardar en un cajón por no atreverte a cumplirlas?

🌱Te dejo esas preguntas como semillitas de cambio, inspiradas gracias a la Luna junto a Urano y al Nodo Norte en Tauro, más el Sol ingresando a Leo esta tarde. Encendé ese fuego, por favor.

¡Feliz fin de semana!

Publicado el

Sol conjunción Urano en Tauro

Te despertás angustiada, harta, con cero motivación para lo que tenés que hacer en el día.
No estás sintiendo la conexión ni siquiera con las excusas de siempre.
Te bajonea pensar en crear ingresos de la misma manera en la que lo venís haciendo, pero más te hunde la idea de no saber qué hacer.
Estuviste demasiado tiempo perdida como para no tener ganas de disipar la neblina de un sopapo.

Capaz es que llegó la hora de encarar el cambio, de dar el primer paso, de moverte fuera de la seguridad para crear nuevas realidades, para darte más tiempo para el placer, el disfrute.
Estar vivos no puede ser tener que sobrevivir todo el tiempo.
El sistema nos consume, somos presas de nuestros miedos y creencias, de nuestras inseguridades, incluso de nuestras tristezas.
No puedo sostener más lo que no me motiva.
Lo que me hunde, me estanca, me destruye.
Lo que aparentemente me da algo pero me quita todo, hasta el aire, las ganas de confiar en que hay luz al final del túnel.

Seguir el llamado interno es atravesar la incertidumbre, es arriesgarse a lo desconocido y probar nuevos sabores de la vida que antes ni pensábamos que podíamos o íbamos a querer probar.

¿Qué pasa con el miedo al cambio?
Mejor que se vaya porque es hora de cargar la batería por completo.

El #Sol se unió anoche a #Urano y el hambre de mutación es más grande que la zona cómoda.

Tal vez sea hora de despertar a la medicina interior, seguir un camino propio, romper reglas, miedos, creencias y mandatos limitantes.
Tal vez la sanadora interior quiere tomar el mando.
Tal vez tu ser creativo te pide que lo escuches.
Tal vez tu magia necesita salir porque el mundo está precisando de ella.
La idea de vender tu magia no es algo que molesta: le estarías haciendo un favor al mundo dándole eso que sólo vos podrías darle.
Entonces tal vez sea hora de ser caradura, de animarte a lanzarte a ese camino que vislumbrás en el horizonte, de dejar de estar sometida a tus miedos.
Porque…

¿Cuántos miedos más te van a frenar de vivir disfrutando la única vida que tenés?

Publicado el

2022

Este es un año de cambio para mí porque decidí retomar y encaminar muchas de las cosas que guardaba por temor a la crítica, a que me cataloguen de “new age” o lo que sea. La verdad es que ya estoy grande para la pavada del miedo al qué dirán y de no dar todo lo que sé que puedo dar. El domingo me van a entender mejor, jiji. Spoiler: sí, obvio que habrá lanzamiento y re-lanzamiento, también.

Comenzamos un año con vibración 6 y de la mano de Venus retrogradando en Capricornio, quien nos guía a retomar el contacto con lo realmente sagrado, con lo ancestral y ritual, con la Diosa y la necesidad de abrazar a Gaia como madre, como hogar, como co-creadora de lo que somos.

Sirio está muy presente este año y la vibración del número 22 es la de María, la de Magdala. Muchxs dicen directamente que es el año de ella, y me gusta que tengamos una guía para entender qué se nos propone, no sólo desde nuestro mundo interior, sino también desde el cosmos. El 22 nos guía a crear, gestar y manifestar los sueños que nos dicta el Alma.

Existen códigos de luz transmitidos en frecuencias energéticas que las personas más sensibles sabrán sentir o al menos percibir, y que este año se sentirán con mayor asiduidad. Más allá de los días portales que gustamos definir por el calendario gregoriano (22/02/2022 por ejemplo) es hora de reconectar con los portales de los ciclos naturales, como por ejemplo las lunaciones, conjunciones importantes en el cielo y las estaciones, entre otros.

Muchas personas comenzamos el año sintiendo extremo cansancio, desequilibrios a nivel físico, emocional y mental o malestares generales: estamos atravesando un momento energético muy fuerte e importante, que va más allá del año nuevo (porque en el cosmos no hay calendario).
Nos estamos desintoxicando de viejas formas, aceptando nuevos códigos de luz que encienden nuestras memorias más antiguas y animándonos a ser quienes realmente hemos venido a ser, sin miedos, ni caretas ni filtros para adornar nuestra verdad interior.

El despertar de consciencia es masivo.

Además, Venus está transformándose, cambiando de fase y dejándose de ver al anochecer para renacer al amanecer.

Publicado el Deja un comentario

Luna llena en Leo

La Luna Llena en Leo se perfecciona esta madrugada a las 4:31 hora Uruguay/Argentina en el grado 20° del signo.

Es una Luna que nos pregunta si estamos haciendo lo que nos hace latir el corazón, lo que amamos; si estamos enfocadas en desarrollar nuestros dones para poder compartirlos; si nuestras relaciones realmente son desde el amor y no desde el ego y lo mismo al respecto de lo que consideramos nuestro valor, porque no es lo mismo brillar sabiendo lo que valemos que intentar brillar gritando lo que creemos que merecemos. 

Como ya tenemos activa la conjunción Venus-Quirón en Aries, y el sextil Júpiter-Neptuno junto Mercurio acercándose a él, podemos estar viendo a toda luz a nuestras heridas más profundas, haciéndolas conscientes, y para eso nos ayuda el ejercicio de preguntarnos (sin enjuiciarnos):
¿Quién soy? ¿Qué deseo? ¿Cómo están mis vínculos, considerando que nacen de mi amor propio? ¿Estoy expresando todo mi potencial? ¿Suelo hacer dramas innecesarios cuando no consigo lo que quiero?
¿Exagero en expectativas? ¿Busco crecer sin hacer el trabajo interno que me toca? ¿Realmente soy consciente de lo que me duele? ¿Estoy viendo con claridad todos mis patrones de conducta? 

Entre todas estas preguntas, con tanta energía disponible para romper patrones y creencias, y con tanto fuego, hay otra que nos hará reconocer internamente aquello a lo que debemos prestar especial atención:
¿Qué me enoja?
Porque lo que nos enoja está tocando la herida.

Si algo me irrita, me genera ira, odio, es porque está activando un punto doloroso y sensible. Como también hay mucha energía Piscis con Mercurio en sombra, la primera reacción que nos puede surgir es la de negación: Esto me enoja —> es fulano o es determinada situación, no soy yo —> es decir, lo externo me hace enojar. 
Y no, la verdad es que enojarnos con un otro o con algo que no sucede como pretendemos es actuar desde el niño interno herido, y eso, como adultos, no es sano para nadie. Esta puede ser la baja vibración que experimentemos.

Sí, es una Luna llena muy fuerte. Aprovechen para hacer terapia interna y sincerarse con ustedes mismas para bajar los humos del ego y abrir el contacto del Alma.

Publicado el Deja un comentario

Eclipse lunar total en Leo.

A la madrugada del 21 de enero se perfecciona el eclipse total de Luna en Leo (y no volveremos a ver uno así hasta el 2021). Exactamente a las 2:12 hs hora de Uruguay/Argentina.
De todos modos partir de la 1:30 hs aproximadamente podremos ver a la Luna mientras la eclipsamos en su fase llena.

En este evento tenemos de estrella a Urano, que se encontrará en tensión al eclipse, pero no es el único aspecto, ya que también tenemos a:

-Venus y Júpiter en Sagitario en cuadratura a Neptuno en Piscis
-Marte en Aries en cuadratura a Saturno en Capricornio y en trino a Júpiter y a Venus en Sagitario
-Quirón en Piscis en trino a la Luna en Leo y al Nodo Norte en Cáncer, en sextil a Mercurio y al Sol en Capricornio
-Neptuno en Piscis sextil a Saturno en Capricornio

Todo este combo en Luna llena que encima se eclipsa, lo venimos sintiendo desde el cuarto creciente y las tensiones de verdad son intensas.
Urano formando cuadraturas nos toca lo emocional y la identidad, lo que somos y lo que sentimos. Sin embargo, el mensaje es “No sos lo que sentís, no sos tus emociones, ni tus sentimientos. Desidentificarte de ellos para poder romper patrones mentales y sobretodo relacionados al mal manejo del ego.”

Las otras vienen de la mano de los otros aspectos:
– Cortar con idealizaciones y creencias que no nos unen a la comunidad, sino que nos aíslan. Cortar con la victimización. Es un eclipse de Luna llena, así que representa cierres, finales.
– Si queremos comenzar cosas nuevas, primero necesitamos finalizar las que estábamos haciendo. Queremos viajar y salir de la incómoda comodidad, y eso se logra con ganas, invirtiendo energía e impulsos creativos.
– Desaparece momentáneamente una herida del pasado que luego veremos con otros ojos. ¿Es que acaso realmente podremos sanar abriendo nuestra consciencia? Tener otro punto de vista muchas veces es la respuesta.
– Para sanar, para soltar lo que ya no sirve a nuestro propósito en esta vida, tendremos que crear estructuras y darnos tiempo, tenernos paciencia con los procesos espirituales y rendirnos ante la energía del Universo, que sabe lo que hace.

Este eclipse se relaciona con el del 11 de agosto de 2018, que fue Luna nueva. ¿Te acordás qué estabas haciendo para ese entonces? Porque este eclipse te muestra resultados o efectos de aquel momento.

Como el Nodo Norte está en Cáncer y la Luna recién ingresada a Leo (el eclipse se da en el grado 0°, ¡puro potencial!) podemos entender que nos está preguntando cómo estamos liderando nuestras vidas y cuán generosas somos en amor con nuestros íntimos.

Nos pregunta si realmente estamos haciendo algo con nuestro talento, compartiéndolo para brillar con luz propia.

En el centro del eclipse lunar en Leo, tenemos que atender el asunto del ego versus el Real Ser. El Sol tiene dos facetas: es nuestro ego y nuestra esencia más pura. La baja energía del Leo, es el ego. La alta, nuestra esencia creativa.  Pero el Sol está en Acuario, el signo de la estrella del eclipse, Urano. Entonces este evento quiere que seamos esa esencia pura, cósmica, consciencia y amor. El Sol (el ego) se eclipsa para que veamos nuestra esencia con otros ojos. Y Urano en tensiones hace que estemos forzadas a liberar nuestros miedos que no nos permiten ser quienes somos en realidad, en esa esencia solar. 

Aprender a diferenciarlos es el pilar fundamental para llevar adelante una vida creativa y consciente, alejada de expectativas y comportamientos nocivos.
El ego es nuestra mente, nuestros patrones de conducta, las creencias y normas, los valores, todo lo que conforma quiénes somos y cómo nos paramos en el mundo. Es nuestro Juez y nuestra Víctima internos, es quien divide lo material de lo espiritual. El ego se alimenta de miedo, de creencias de carencia, competencia. Su lugar en nuestra vida debería limitarse a motivarnos, a recordarnos nuestro propósito, a ayudarnos a ser parte de la sociedad, pero no dirigir nuestra vida. El ego debe estar al servicio del Ser y no ser un amo.

Nuestro real Ser, el Ser Superior, es nuestra consciencia. En nuestra verdadera identidad somos consciencia, luz, vibración, amor. No somos más ni menos que eso, y estamos conectados a la energía del cosmos, porque somos esa energía. El Ser no tiene creencias, juicios, críticas, no se victimiza ni se compara con otros, no se cree mejor ni peor porque simplemente ES.
El Ser no divide, une. Cuando vivimos a través del Ser es cuando reconocemos las señales, cuando estamos en el camino correcto, cuando nos sentimos felices y en equilibrio incluso si estamos atravesando situaciones difíciles, porque reconocemos la sabiduría y el aprendizaje detrás de cada experiencia y persona. Nos sentimos abundantes, realizados, fluímos. No nos interesa que los demás nos aprueben porque estamos en paz, no necesitamos amor externo porque somos Amor.

Vivir a través del Ser Superior requiere trabajo, disciplina, paciencia y resignar el ego al servicio del propósito. Pero vivir desde el ego es más sencillo: nos anestesiamos con distracciones, vicios, aprobación externa, etc…y listo.

Este eclipse cierra el trabajo entre ego y Ser que venimos haciendo consciente o inconscientemente desde agosto de 2016, y nos empodera desde nuestro Ser Superior, con nuestros talentos, para compartirlos con el mundo. El eclipse te apoya, finaliza el ciclo pero se sigue moviendo dentro tuyo hasta julio.

Tomemos consciencia de la vibración que tenemos y lo que atraemos gracias a ella. Si estamos vibrando bajo, subamos, confiemos en la sabiduría del cosmos. El eclipse es fuerte y el cambio que viene gracias a él, también. 

Dejemos ir los miedos, las inseguridades y sentémonos en el lugar de Poder, que es conectando con nuestro Ser Superior y la energía infinita del Universo.

Publicado el Deja un comentario

Temporada de eclipses 2018/2019

A esta sabia frase de Jung, le agregaría que también lo manifiestan los eclipses. Los eclipses manifiestan nuestro inconsciente (eso también lo hace la Ley de Atracción) pero también las cosas necesarias para nuestra evolución, le gusten a nuestro ego o no.

El 7 de Diciembre comienza la tercera y última temporada de eclipses de este 2018, que ya nos trae los eclipses con los Nodos en Cáncer y Capricornio.

¿Qué es una temporada de eclipses?

Como bien imaginarán, es el período en que tenemos eclipses en el cielo. Normalmente tenemos eclipses cada seis meses, es decir, dos temporadas de eclipses por año, pero como este año los Nodos del Karma cambiaron de signos, esta última temporada cayó justo a fin de año.

Los eclipses.

Los eclipses son eventos astrológicos que se dan en puntos matemáticos llamados Nodos Lunares o Nodos del Karma  (click) y no son solamente astrológicos, sino que existen para la astronomía también. Estos puntos donde suceden los eventos, son muy importantes en astrología: hablan sobre nuestra vida pasada y lo que dejamos sin aprender -que debemos aprender en esta- y sobretodo de nuestra misión.

Para la metafísica y algunas religiones, todos los seres humanos nacemos con un propósito, que al cumplirse, no sólo eleva nuestra vibración y nuestra alma, sino que ayuda a mejorar el mundo, el universo.
La misión usualmente implica ayudar a los demás, y esto puede ser desde nuestro conocimiento como desde nuestras acciones, un trabajo, un voluntariado, un proyecto que ayuda a muchos a evolucionar, etc. Y ése es el punto: nuestra misión la aceptamos porque manifestarla implicará una gran evolución álmica.
Los eclipses, entonces, son como esa pinza que dobla alambres torcidos: nos enderezan en el camino de desarrollar nuestra misión, nos alejan de situaciones y personas que nos estancan y provocan muchos cambios de dirección, como si nos forzaran a encauzarnos en nuestra misión.

La energía de los horóscopos siempre necesita trabajo, requiere que nos esforcemos y que hagamos nuestra parte, sin embargo, los eclipses traen los cambios directamente frente a nuestras narices, quieras o no, te muevas o no. Por supuesto siempre nos conviene estar alineadas con nuestro propósito y nuestros deseos, para que el cambio no sea tan drástico o dramático. Lo vivirás con mucha más naturalidad y fluidez si sabés de qué se tratan, qué traen “entre manos” para vos.

Cada eclipse tiene mucho poder, se podría decir que triplicado: los eclipses de Luna son como tres Lunas llenas (finales, energía femenina que se eclipsa) y los de Sol, como tres Lunas nuevas (inicios, energía masculina que se eclipsa).

Les recuerdo los puntos más importantes de las temporadas de eclipses en general:

-Los eclipses nos impulsan a desarrollar nuestro propósito. Estos eventos se conectan y nos van haciendo ver las cosas que debemos eliminar en nuestra vida y hacia donde debemos enfocarnos.
Si no hacemos el trabajo de tomar acción -por miedo, comodidad, etc- los eclipses lo harán por nosotras. Acá no vale el libre albedrío: nuestra alma nació con un propósito de evolución y hacia él nos dirigimos.

-Cuanto más nos negamos al cambio o a soltar, más nos duelen los movimientos que nos obligan a hacer los eclipses. Son tirones para aprender del desapego. Lo principal es no resistir el cambio, porque cuanto más resistamos, más va a doler.

-En estos períodos nos encontramos con personas predestinadas, las situaciones se sienten conectadas, mágicas, como si todo estuviera perfectamente calculado en el Universo.

-Todo lo que sucede en temporada de eclipses, tiene durabilidad, es algo que va a existir por largo plazo o que nos hará crecer muchísimo.

-Lo mejor para transitar los eclipses es no aferrarse a nada externo, sólo a la claridad de que siempre nos tenemos a nosotras mismas. No hay que ser catastrófica, porque todo, absolutamente todo lo que sucede, tiene un mensaje, una enseñanza muy grande para nosotras.

-Parejas, sociedades o relaciones que se separan: no te quedes enganchada. Si los eclipses te impulsan a terminar o darle punto final a una relación que estaba en el limbo, es porque llegó la hora de avanzar y dar un paso más grande, que seguramente es con alguien más indicado para tu nivel de consciencia y evolución.

– Nos podemos encontrar con personas que parece que conocemos de toda la vida, porque los eclipses suelen ayudarnos a encontrar almas gemelas.

– Cada eclipse, activa tus Nodos del Karma. Cliqueá para conocer un poco más de los tuyos.

Los eclipses se dan en Enero y son:

– 5 de Enero: eclipse solar parcial en Capricornio, no visible desde Sudamérica. Es un eclipse de Nodo Sur.

– 21 de Enero: eclipse lunar total en Leo, visible desde Sudamérica. Este eclipse no tiene al Nodo Norte allí, porque ya se encuentra en Cáncer. Se le llama “eclipse fuera de serie”.

Por supuesto que más adelante les traeré información minuciosa y completa sobre cada eclipse, pero mientras tanto ya se pueden ir preparando para transitar este período lo más entregadas al Universo que puedan.

¡Feliz temporada de eclipses!