Publicado el Deja un comentario

Saturno en el grado 29° de Capricornio – Grado karmático.

Saturno se encuentra en el grado 29° de Capricornio, un grado karmático.

Desde ese grado, aún se encuentra en conjunción a Plutón destruyendo las formas de lo que creemos que es nuestra realidad, incluyendo el sistema capitalista, el patriarcado, las figuras de poder…porque el grado 29° saca lo peor de cada signo, su energía más densa, baja.

 

Se nos pide demoler estructuras que ya no tienen cómo sostenerse. Estamos notando a grandes rasgos -en la mayoría de Latino América- a personas que no deberían estar en puestos de poder, abusando de sus posiciones, haciendo lo mismo que se ha hecho desde siempre que es favorecer a los ricos mientras los pobres cada vez van más en caída. No es una ilusión, es real. La ambición de unos pocos es hambre para millones. Lo material, lo real, parece tener que destruirse para pasar a un ámbito social más igualitario, aunque primero debamos encontrarnos en un limbo sin saber hacia dónde dirigirnos.

En el ámbito personal, podemos sentirnos frustrados, pesimistas, deprimidos o tristes, angustiados, sin encontrar una explicación a lo que nos pasa incluso. Mercurio el 14 llegará al grado 29° de Acuario y ahí sentiremos internamente -como si cayéramos en la cuenta casi repentinamente- la sombra de las masas, los que siempre están de acuerdo con el status quo y “que las cosas sigan como están”, los antirevolucionarios o los revolucionarios por causas absurdas. No olvidemos que Acuario es un signo co-regido por Saturno….

Pareciera que nos falta, que el miedo sostenido en el inconsciente colectivo sale a la superficie a decirnos que nunca será suficiente, por más fuerte que lo intentemos. Estamos siendo llevados continuamente a un asunto repetido en nuestras vidas, algo a sanar, liberar, desbloquear, que puede que ni siquiera venga de nuestra vida actual o de nuestra persona, sino que sea de una vida pasada o de algún familiar que, esté vivo o no, ha cargado y transmitido eso a todo el linaje o a personas con la misión específica de liberarlo. Si no lo hacemos ahora, volverá. 

Lo positivo es que se marca que un cambio está por suceder. No ya, porque no es inmediato, pero debemos ser pacientes y, sobretodo, responsables. La responsabilidad al crear nuestro sostén y estructuras -a partir del pensamiento, acción y vibración- es clave en este momento. No podemos rendirnos aunque dejarnos caer deba ser momentáneo para levantarnos con más fuerza. Así sea contra una figura, un gobierno o el patriarcado entero.

Hay una revolución y transformación sucediendo bajo la superficie, de manera subterránea, que puede estallar de repente, como un volcán. Y será liberadora.

La inestabilidad se teme pero es la motivación que nos impulsa a dar un paso más estable, a saltar al vacío o a retroceder para evaluarlo todo desde lejos. Pero el cambio, el nuevo paso que traerá un nuevo orden, es inevitable. Hay riesgo, como en todo salto, pero hay ganancia también. La destrucción de las formas conocidas se identifica como caótica cuando en realidad es pura creación, gestación de lo nuevo, de nuevas oportunidades. 

En breve Saturno llegará al grado 0° de Acuario para ofrecernos un nacimiento, o re-nacimiento. Luego retrogradará para terminar los asuntos capricornianos y, a fin de año, se irá a Acuario de la mano de Júpiter para crear un nuevo ciclo mundial a través de lo que se conoce como Gran Mutación.

La Tierra tiembla bajo nuestros pies. Pero es sólo para sacudirse lo que la daña y permitir un amanecer más positivo mañana.

Publicado el Deja un comentario

Conjunción Saturno-Plutón en Capricornio.

Las conjunciones marcan el final de un ciclo y el correspondiente inicio de otro, y los planetas involucrados se unen para colaborar con sus energías.

Saturno es el regente de Capricornio, donde se encuentra a Plutón en un aspecto que se considera activador de una nueva era. Todos venimos sintiendo, internamente, que hay algo que ya no puede seguir, que se está terminando o que se necesita sólo de una chispita para hacer explotar la cosa. Es algo que sabemos que no da para más y no es sólo personal, es social. Está latente en el inconsciente colectivo, se sabe pero no se habla de ello, un poco da miedo y otro poco se desea porque después de eso las cosas no volverán a ser iguales. Y estamos cansados de que las cosas sean, desde antaño, siempre iguales.

Capricornio en su energía baja, representa al patriarcado y a la sociedad capitalista y ambiciosa que se ocupa sólo de su propio progreso, a merced de los demás. Representa también las normas, deberes (entre ellos el “deber ser”), status quo, obligaciones, responsabilidades, estructuras. Todas cosas que están cambiando, lentamente, bien a la manera capricorniana.

Plutón destruye hasta los cimientos cuando sabe que tiene que nacer una nueva forma porque las actuales se encuentran cristalizadas, obsoletas, vencidas. Él es un renovador a través de la destrucción, así como destruye normas, destruye bloqueos que, seamos conscientes de ellos no, estancan nuestro desarrollo. Y esta conjunción viene a impulsarlo, a decirnos que como individuos y como humanidad, tenemos que perderle el miedo a los cambios, a las transformaciones, a los finales.

Toda esa energía capricorniana que está cambiando, es a la que se aferran las personas que temen las mutaciones porque “qué sería de mí si todo cambia.” En un movimiento ególatra, esta última década se crearon movimientos anti-derechos que, tristemente, amenazaron la libertad individual y social. Estos movimientos son los que representan a la energía capricorniana que está cayendo y pretende sostenerse a la fuerza, y entre ellos se incluyen temas que antes eran tabú, como la elección sexual y el aborto. Poco a poco, durante este año, esa energía va a ir -forzadamente- abriendo su mente. Porque, ¿a quién puede molestarle que un extraño haga lo que quiera con su vida personal? Pues a todos los organismos que pretenden un control determinado, como por ejemplo, la política y las religiones. Es decir, a todos los que pueden perder poder del que se abusan. Y también, todos aquellos que teman “perder” algo si es que otro lo tiene. Muchos creen que por enseñar educación sexual en las escuelas, se van a perder los viejos valores. ¡Pues enhorabuena! O que porque dos personas del mismo sexo se besen en público, sus hijos van a querer hacer lo mismo. O, peor, que porque alguien no quiera ser madre y elija abortar, entonces todo el mundo saldrá a abortar como si fuera mascar chicle.

Esta conjunción, en palabras simples, dice BASTA CON LA PAVADA SUPERFLUA, se acabó eso de “querer quedar bien”. Basta con la rigidez, con sostener mandatos antiguos -personales y sociales- y con darlos por sentado sin cuestionar; basta de darle poder y autoridad a cualquier payaso sólo porque el otro payaso no te dió lo que como egoísta pretendías; basta de creer que tus derechos valen más que los de otro, basta con querer mantener leyes y normas que no pueden ir de la mano con la evolución de la sociedad. Basta del egoísmo de querer que un planeta entero sea como vos querés que sea y que no tenga pluralidad de libertades, como este año Saturno en Acuario comenzará a hacernos entender -de una buena vez.-

Plutón pide transformación radical. Saturno pide nuevas estructuras y normas. Y todo debe ser tomado…muy en serio, yendo en profundidad hacia el asunto. Se nota en la vida personal, se nota en el ambiente, se nota en el mundo entero.

De manera mundial, podemos recordar que en 1914 esta conjunción se dió en el signo opuesto, Cáncer, y ese año se inició la Primera Guerra Mundial. Sí, seguramente lo has leído por todos lados y te ha generado miedo, ya de hecho ver las noticias lo genera. Pero ahí está el punto de la cuestión: el miedo que se despierta es justamente lo que esta conjunción nos pide transformar, purgar. Y ¿qué sucede cuando tememos mucho algo? Sucede. Lo mismo pasa cuando enfocamos nuestra energía en el poder regenerador del amor o de cosas más hermosas como la Luz y el despertar de consciencia. Por esto, sugiero el trabajo con los propios miedos, la propia sombra, que al fin y al cabo es lo que en esta última década y media ha estado intentando hacerse escuchar. No tenemos que temer, tenemos que amar, crear. Les recomiendo no mirar las noticias en esta semana, porque de verdad pueden infundir temor y los que estamos en el camino de despertar nuestra consciencia, realmente tenemos que ocuparnos del otro lado, el lado donde no tememos, sino que anclamos el amor en Gaia, en el planeta, que tanto lo necesita.

La crisis que esta conjunción estuvo creando y seguirá manifestando es la de las formas: ¿cómo creo que deben ser las cosas? ¿Creo que mi posición es la única válida? ¿Le temo a las transformaciones o las necesito urgentemente?

Tenemos una gran oportunidad para lograr que las cosas comiencen a ser distintas, es una chance de reestructuración para la vida sobre la Tierra como la conocemos. Se nos urge realizar cambios personales para afectar a lo transpersonal, para volver a lo matriarcal no como un movimiento dictador y abusador sino como unificador, porque lo que de verdad es urgente, es unirnos. Dejar de separarnos por dinero/clase social, estatus, religión, política. ¿Acaso fuimos tan estúpidos como para dejar que nos llenaran la cabeza con todas esas cosas que nos separan? Sí, lo fuimos y salió muy bien, por lo visto. Tan bien que a las puertas de una nueva década -del tiempo conocido- seguimos matándonos por diferencias políticas, sociales, culturales. Sí, salió tan bien que cada vez se pone peor. A menos que decidamos tomar las riendas de nuestra propia vida para ser humanos que recuerdan sus poderes y fuerza interior y ya no se dejan abusar nunca más por nadie que pretende ser más omnipotente que nosotros. Que creen en sí mismos y no en dioses un poco…inventados por nosotros mismos al dejarnos influenciar por quienes nos mostraron brillitos de colores y nos cegaron. Para ser humanos que sanan a la Tierra y no que la destruyen. Que la reconocen como Madre, como hogar, como energía amorosa y no como algo desechable. Total ya tenemos en vista ir a vivir y destruir a Marte, ¿no?

No le teman a una conjunción maravillosa, sean conscientes de que hay un final que debe aceptarse, de que a algo le llegó su hora. Cuanto menos teman, menos se aferren a las formas establecidas y más confíen en el proceso de desarrollo de la humanidad, menos dolerá. Porque sí, las transformaciones duelen. Pero la ventaja es que son tremendamente liberadoras. Y en nuestra esencia, somos libres. Así que bienvenidos a recordar quiénes somos.

Publicado el Deja un comentario

Retorno nodal directo e inverso.

¿Qué es el retorno nodal?

Es cuando los Nodos del Karma en tránsito (es decir, los que actualmente están pasando por el axis Cáncer-Capricornio) tocan a tus Nodos natales.
Esto puede darse exactamente (retorno nodal directo) o al revés, lo que significa que el Nodo Norte en tránsito toca tu Nodo Sur natal y viceversa (retorno nodal inverso).

Retorno nodal directo.

Durante estos 19 meses las situaciones o eventos a experimentar te empujan a encauzarte en el camino de tu Nodo Norte, de ese propósito de tu Alma, elegido antes de encarnar. Es un ajuste sobre lo que viniste a hacer en esta vida sobre lo que pensabas o creías que tenías que hacer, lejos de tu ego.
Situaciones y experiencias significativas se dan en este período para que sigas tu camino, y si ya estás en el carril adecuado, las respuestas que recibirás serán confirmaciones. Caso contrario, hay que revisar y dar vuelta para elegir el camino correcto.

Se te pide enfocarte en habitarte, a ser tu propia madre, reconocer tu hogar dentro tuyo. Vas a buscar darte seguridad y estabilidad, sin importar si eso te lleva lejos de tu familia, porque naciste para romper normas o karma familiar. Es un camino de vuelta a casa, la búsqueda de encontrar tu lugar en el mundo, de crear tu propia tribu/familia/hogar y la integración de tus emociones, equilibrar tus hormonas.

 Vas a estar creando tu propio camino rompiendo patrones que te inculcaron tu familia y la sociedad. Sos muy buena trabajadora, buena jefa incluso, pero eso no te da poder: el poder lo encontrarás cuando aceptes lo distinta que sos a tus raíces y al mismo tiempo que la información que traés de ellos es muy importante, pero sentirte en tu lugar es el verdadero éxito. Hay mucho trabajo psicológico que hacer, sobre todo para deconstruirte de lo que tenés grabado como pautas patriarcales y además.

Tu idea de éxito y fracaso va a cambiar, normas y tabúes van a liberarse y vas a enfocarte en desarrollar tu intuición y energía femenina receptiva.

Es momento de darte cuenta de lo importante que es escuchar y atender tus emociones, para experimentar sentimientos acordes a la vibración y frecuencia que estás buscando. El mundo emocional parece de todo menos atractivo, es por eso que ir hacia allí marcará un gran desarrollo y crecimiento en tu vida. Llegó la hora de sentir, de sentarte con tus emociones en lugar de evadirlas con trabajo u otra ocupación. Tu mundo interno necesita crecer a la par del resto de tus mundos.

Retorno nodal inverso.

Es un período durante el cual el presente presiona tu pasado para que reveas situaciones, talentos, elecciones, experiencias, etc…y elijas accionar de forma diferente. También es para que, del pasado, traigas a tu presente la información (talentos, relaciones, etc) que van a ayudarte a evolucionar.
Es como si observaras que repetís muchas experiencias y no sabés qué hacer, pero, de acuerdo a la evolución que tuviste desde la experiencia previa hasta ahora, se te pide no reaccionar como antes, para aprovechar la oportunidad de crear un nuevo presente y no repetir aprendizajes. Es una lección para dejar de estar dormida y responder de manera inconsciente.
Es una actualización del potencial de tu Alma, porque el pasado no siempre representa al de esta vida actual.
Se siente contracorriente, porque mientras todos estaremos dejando atrás la zona Capricornio, vos estarás recuperando de ella talentos desconocidos, capacidades olvidadas, patrones de conducta que precisan actualizarse, etc. Todo depende de la casa que ocupe tu Nodo Sur.

Es un momento de realineación con tu vida, volviendo a la zona cómoda o “ a casa” pero no para quedarte allí, sino para utilizar esa sabiduría como apertura de tu Nodo Norte.
Con Saturno y Plutón en tu Nodo Norte, hay una obligación de crecimiento, una posibilidad de responsabilizarte por tu propia vida, un reto para crear la estructura necesaria para “salir de casa”, moverte fuera del estancamiento, liberarte del apego con tu familia, que no ayuda a tu evolución como ser independiente. Toca construir la estructura de la tribu propia, el lugar donde establecerse sea físico o psicológico.

La debilidad o la caída se encuentran en la familia, en el pasado y en los apegos. Es importante entender el lugar de donde venís para abrir la puerta a que la familia no es únicamente aquello vinculado por la sangre. El quiebre está en salir de la posición de “necesitado” o de víctima para romper con la idea de que la vida gira en torno a cubrir las necesidades emocionales (por otros).
Es momento de salir del cascarón incorporando todo el bagage del lugar de donde venís (conocimientos, talentos, capacidades, creencias y valores) y moverte en la vida por tu cuenta, crear tus propias normas, romper situaciones familiares agobiantes y equilibrar tus energías femenina y masculina, todo lo que es parte de lo que tu Alma necesita para evolucionar. Tenés gran intuición y eso te llevará a comprometerte con manifestar grandes metas, que es algo que tu Nodo Norte quiere que aceptes. Hay mucho trabajo psicológico que viene, relacionado a liberarte de preconceptos y patrones de comodidad que te aferran a situaciones incómodas, que repetís continuamente por no animarte a cortar e ir hacia lo desconocido.

Publicado el Deja un comentario

Eclipse solar anular en Capricornio

La Luna el 25 a la tarde ingresa a Capricornio, donde la esperan el SolJúpiterSaturnoPlutón y el Nodo Sur. Al momento del eclipse en el grado 4° de Capri (a las 2:16 del 26/12, hora Uruguay/Argentina) estará en trino a Urano retro en Tauro. ¿Qué significa todo esto?

Que si bien es una Luna Nueva en Capricornio, es bastante uraniana con este aspecto. Pareciera que estuviéramos demasiado cómodas con “las cosas como están”, sin embargo el cambio es necesario, inevitable y más bien urgente. Lo sabemos, lo sentimos, lo buscamos. Y lo vamos a provocar.

La Luna nueva que es eclipse tiene mucha más fuerza que una Luna nueva “común”. Con un eclipse de Nodo Sur, se nos pide cerrar una etapa, que nos animemos a terminar aquello que ya no nos permite crecer, que nos mantiene tan cómodas que nos estancamos.

La energía cíclica y femenina lunar, opaca a la masculina, al ego, a los deseos caprichosos, a la acción: de alguna forma la energía femenina toma el poder. Y lo hace porque habla nuestra Alma, porque tiene la fuerza de lo arquetípico, lo receptivo, intuitivo, fértil. Los eclipses nos mueven hacia nuestra razón de encarnación y son mensajes directos hacia nuestra Alma porque ella sabe, ella es la que recuerda.⠀

Preguntas para este eclipse serán:
-¿Qué necesito reestructurar en mi vida?
-¿Con qué o con quién perdí mis límites y mi poder y debo recuperarlos?
-¿Qué cambio necesito para poder avanzar?
-¿Qué etapa debo cerrar en cuanto a todo lo que me dijeron “que debo ser”?
-¿Qué no estoy viendo claramente y me pide que abra los ojos o cambie de perspectiva?
Recordemos que en el eclipse vemos al Sol, luego se oculta y luego lo volvemos a ver, pero ya estamos diferentes, más receptivas, intuitivas.

En Instagram encontrás tips y mucha más info al respecto.

Publicado el Deja un comentario

Júpiter en Capricornio y la expansión de la forma.

Júpiter terminó su tránsito por Sagitario, su casa, donde no sólo nos hizo trabajar nuestro sentido de merecimiento y abundancia, sino que abogó por causas vinculadas a asuntos legales, extranjero (viajes y mudanzas), tesis y estudios superiores…pero más que nada, nos ayudó a comprender que nuestra verdad no es la única verdad, y que expandir nuestra perspectiva nos ayuda a tener una filosofía de vida más sabia y empática.

Ahora ingresa a Capricornio (específicamente esta tarde a las 15:19 hs hora Uruguay/Chile/Argentina) y la expansión de la que se encarga, toma otro color.

Júpiter es conocido como el benefactor, el que nos da optimismo, conocimiento empírico y “buena suerte”. Lo que muchos ignoran, es que en su retrogradación, Júpiter limpia a fondo, haciendo espacio para lo que nos quiere regalar. No es un regalo del cielo, sino que responde a la integración que hicimos -o no- de su energía.

En Capricornio va a ayudarnos a trabajar en nuestros trabajos, proyectos y emprendimientos, en compromisos emocionales y legales, en afirmar nuevas reglas de consciencia después de la gran purga que Saturno, Plutón y el Nodo Sur siguen haciendo en la zona Capricornio de nuestra carta. Desde aquí, el gigante nos ayudará a crear, manifestar y expandir lo que nos genera posicionamiento dentro de la sociedad, como trabajar de nuestra profesión y visibilizar nuestra tarea. También nos guiará a seguir rompiendo estructuras limitantes y caducas, antiguas.

Una vez que desde Sagitario armamos nuestro propio sistema de creencias y reconocemos que de nuestro valor y sentido de merecimiento, parte nuestra abundancia real y metafórica, tenemos que hacer algo con los conocimientos que tenemos, y eso es compartirlos. Acuario se encarga de difundirlos en grande (hola 2021) pero Capricornio quiere hacer “algo serio” con todo eso, así que aprontá todo para trabajar de lo que amás.

Pero eso no puede ser todo, con Júpiter la cosa nunca se termina en uno o dos asuntos, ya que cubre muchísimos. Si consideramos que a finales de 2020 se unirá con Saturno ya en Acuario, por primera vez en 200 años en un signo de aire, ya que lo venían haciendo en signos de tierra. Esto forma parte de lo que se llama “La Gran Mutación” que nos hace ir entrando más “de lleno” dentro de la Era de Acuario (que será prácticamente 100% alrededor del año 2160).

Por eso, este tránsito de Júpiter no es simple: marca un final de ciclo. Plutón en Capricornio sigue socavando la podredumbre política mundial, sigue mostrándonos lo peor de aquellos a quienes les cedimos el poder y recordándonos que es urgente DEJAR DE DEPOSITAR NUESTRO PODER EN OTRAS FIGURAS, y volver a retomarlo. Insisto con esto porque es fundamental para poder ser creadores de nuestras propias vidas, independizarnos de dioses, diosas, ídolos y otras figuras será la real liberación. 

Les deseo un hermoso año de Júpiter en Capricornio y vayan limpiando la zona Capri de su carta natal, así él no las sorprende tanto cuando retrograde. 
¡Feliz semana!

Publicado el Deja un comentario

Saturno retrógrado en Capricornio.

Saturno comienza a retrogradar este 29 de abril a la noche, desde el grado 20 de Capricornio y despertará el 18 de septiembre en el grado 14. 
Si tenés algún planeta o punto matemático entre esos grados en ese signo, Saturno los estará “tocando”, generando crisis y reestructuraciones de acuerdo a la energía implicada.

La astrología tradicional puede hacernos creer que durante este período vamos a estar pesimistas, depresivos, que todo nos cuesta el doble de trabajo o esfuerzo y que nada resulta, todo “sale mal”. Pues bien: vivimos las experiencias de acuerdo a cómo vibramos, y si vibramos miedo, pues eso es lo que tendremos de vuelta.

Saturno rige el trabajo, el karma, el tiempo, las responsabilidades, compromisos y estructuras y todos esos son asuntos que no sólo estaremos revisando -un planeta retrógrado nos hace revisar sus asuntos y los del signo en el que se encuentra- sino que habrá mucho para sacarnos de encima: deudas, contratos y trabajos en los que ya no queremos estar, personas que no aportan crecimiento en nuestras vidas, etc.

Lo que podemos hacer en los períodos de planetas retógrados, es recapitular: es la manera en que nuestra naturaleza se asegura que cumplamos con nuestro proceso evolutivo: sanamos cuando dejamos de pensar en los sucesos dolorosos y nos permitimos sentir ese dolor, para liberarlo. Recapitulando es como vamos dejando atrás partes de nuestra piel que debemos mutar.

Durante este tránsito los asuntos de trabajo, las organizaciones, estructuras, puestos laborales, y tareas profesionales van a estar tomándose una pausa, así que no te desesperes si tu cambio laboral o de puesto no se da urgente, o si un contrato primero necesita reestructurarse. De todos modos, la vida no se detiene ni mucho menos: ya llega una Luna nueva que estará en trino a Saturno y es un inicio en un signo de tierra como Capricornio.

También todos los procesos relacionados al tiempo y a los límites son los que nos pedirán que los tomemos con calma y naturalidad:

-Crecer y envejecer son procesos naturales de la vida, nadie puede evitarlos. 

-El reloj biológico es un tema físico pero la presión sobre él es social: si querés o no querés ser mamá, es un tema tuyo, personal, y que en caso de desearlo, será en el momento indicado. Ahora incluso se puede ser mamá luego de los 40 sin tantas dificultades como antes.

-Aprender a decir “no” en base a nuestros límites. De hecho, vamos a descubrir que hay límites que nos dan libertad.

-Tomarnos las cosas con calma: todo lo que queramos de manera urgente nos va a hacer esperar. Las cosas se dan en el mejor momento para que podamos absorber su aprendizaje, y no antes.

-Saturno rige el karma, así que hay mucho volviendo en base a lo que dimos.

-Aprovechemos para saldar deudas.

-Contratos se terminarán porque además Urano ya está en otro signo de tierra, Tauro, queriendo que nos liberemos de los lugares y personas que ya no aportan energía y crecimiento.

-Nuestros objetivos y metas -sobretodo profesionales- estarán bajo una lupa reflexiva, al igual que nuestras bases y estructuras (de acuerdo a la casa de nuestra carta que ocupe Capricornio).

-Así como con Mercurio retro, hay asuntos que se repiten o temas que vuelven a conversarse.

-También vamos a revisar los pasos para manifestar algo que deseamos, relacionado a cambios laborales, emprendimientos o relaciones serias. Si quiero algo de esto, necesito armar la base en mi interior primero. ¿Quiero sentir seguridad externa? Primero debo sentirla internamente.

Nada se dará fuera de lugar ni de manera negativa para nuestro ser, aunque puede parecer negativa desde el punto de vista de la mente: simplemente se nos pide paciencia. Y es una de las virtudes más grandes que podemos desarrollar con esta retrogradación.

Que les sea de gran crecimiento.

Publicado el Deja un comentario

Plutón retrógrado en Capricornio.

Plutón es el señor del inframundo, nuestra sombra, nuestra oscuridad, nuestro poder interno. Es el dinero, la transformación, el inconsciente, el trabajo con los miedos, el control, las obsesiones, los trastornos y lo que mantenemos oculto. Representa las muertes psicológicas, los tabúes, el sexo en su forma creativa/creadora y destructiva.

A partir del 24 de abril y hasta el 3 de octubre estará retrogradando, llevándonos a conectar con toda la basura que fuimos escondiendo bajo la alfombra sin resolver, nos lleva a mirar cara a cara a  nuestra propia oscuridad, a nuestros temores más profundos, a nuestros dolores más grandes, porque él requiere que purguemos, necesita purificar. 

Todo lo que resulta una amenaza para nuestro estado psíquico, él lo traerá al presente para que lo arranquemos de raíz: las cosas buenas para nosotros, permanecerán iguales. Las que no lo son tanto, deberán irse con el tornado destructivo de Plutón. Nos pone a prueba con nuestros instintos para que reconozcamos nuestro inmenso poder interno.

Si bien Plutón es quien nos ayuda a comenzar y atravesar procesos internos y muertes psicológicas, durante este período de retrogradación estaremos más propensas a mirar hacia adentro, a reconocer e integrar nuestra sombra*, a mirar a nuestros miedos a la cara, a hundirnos en nuestro propio abismo, los dolores y heridas más grandes volverán a tomar relevancia porque, aunque creamos que los sanamos, siempre hay más. Un dolor enorme que reaparece luego de mucho tiempo -en el que creíamos que lo habíamos sanado- puede reaparecer porque no sanó del todo, porque tiene algo más que enseñarnos aún o porque incluso puede formar parte de otro proceso en el que puede ayudar, de alguna manera.
Estamos decididas a llevar a cabo una gran transformación, necesaria para que el proceso siguiente de nuestra evolución pueda tomar forma, tener lugar. Es un gran período para terapia psicológica.

Plutón sabe de todo aquello de lo que somos capaces, conoce aún mejor que nosotros nuestras profundidades y traerá aprendizajes duros, finales y cortes que necesitan darse para generar nuevos comienzos, para plantar nuevas semillas. Todo lo que suceda es porque tenemos la fuerza para atraversarlo y salir a la superficie nuevamente, como nuevas.
Es temido, porque el humano le teme a las palabras muerte, final, destrucción. Pero no nos damos cuenta que sin todo ello, no podríamos vivir: sin terminar un día, otro no puede comenzar. Sin finalizar la infancia, no podemos dar paso a la adolescencia, y si esta no acaba, jamás seremos adultos. Las muertes psicológicas y los finales son moneda corriente en nuestra vida, sólo que no prestamos la debida atención.

Como en unos días Saturno, el señor del karma y el tiempo, estará retrogradando también y en la misma zona de nuestra carta natal, esto cuenta que los cambios no se darán de manera veloz, pero sí serán a largo plazo. Con Urano en trígono desde Tauro serán sorprendentes, repentinos, reveladores y liberadores. Pero llegar a ellos y a ver sus consecuencias, será cuestión de tener paciencia, sobretodo con nosotras mismas. Vamos a poder ir paso a paso, sin prisa, pero sin pausa, mirando conscientemente cada aspecto a sanar interna y externamente. Plutón rige lo profundo, Saturno rige estructuras, ambos de la mano mostrarán cambios hasta en la salud y el cuerpo físico. También veremos movimientos fuertes en posiciones de poder (especialmente mundiales, como presidentes, organizaciones y estructuras). 

Plutón no sólo estará en una aparente oposición continua al Sol, sino que no se separará mucho del Nodo Sur: entonces llega Saturno, comienza a retrogradar…y tampoco se aleja del Nodo. ¿Qué genera esto? Que todo lo que leyeron y lo que viene debajo, es más intenso aún, más radical. Hay un cambio que necesita que atravesemos destrucciones y transformaciones primero. La retrogradación de Plutón es para trabajar a nuestro Plutón natal y comprender nuestra capacidad de renacimiento.

Vamos a experimentar mucho movimiento karmático: pago de deudas y de recompensas, personas que vienen y se van para traernos aprendizajes (mutuamente), eventos predestinados que tienen cosas que enseñarnos. Abrir la cabeza y ser conscientes de las señales es fundamental para poder absorber e integrar tanto conocimiento, aunque a veces no sea racional. Habrá muchas de estas señales que nos muestren algo que debemos eliminar, purgar, purificar.

Tendremos que aprender a conectar con nuestro corazón, porque el sobreanálisis de las situaciones y relaciones no será favorable. Sentir desde el fondo de nuestra alma es clave para sanar, aunque nos de mucho miedo. Otra clave es no resistirnos al cambio, a nuestra propia transformación: luchar contra eso solamente hará que las cosas se den igual, pero de manera más brusca y dolorosa. De este modo, dispuestas y fluyendo con la energía, la evolución espiritual será mucho mayor.

Es momento de darnos cuenta que nos merecemos la sanación, ser estables internamente, transformarnos. Es momento de enfrentarnos con nuestros miedos y de una vez, dejar de permitir que nos dirijan la vida.
Como quiere Plutón: cortemos de raíz lo que nos hace mal. Pongamos límites, digamos “basta”.
Es hora de cuidarnos y amarnos más.

*La sombra representa aquella “basura bajo la alfombra” que fuimos escondiendo mientras íbamos creciendo, de cosas que “están mal” o no podemos ser/sentir/creer/experimentar/etc. Es como una bolsa de comportamientos moralmente inaceptados o “malos” que arrastramos por la vida. En ella también se encuentran ocultos nuestros peores miedos e inseguridades, aquellos de los que ni siquiera queremos hablar.
La sombra no puede eliminarse ni superarse, se integra. La hacemos parte. No podemos luchar contra ella, porque como todo aquello con lo que luchamos, se hará más grande. La clave está en comprender que ella es parte nuestra y que indagando podremos descubrir grandes tesoros, gracias a ella podemos crear maravillas. Integrarla es eso y lograr que ella ya no mande en nuestra vida, sino nosotras.

 

Publicado el Deja un comentario

Eclipse solar y Luna nueva en Capricornio

El eclipse en Capricornio se da el 5 de enero a las 22:41hs (hora Uruguay/Argentina) minutos después de que se perfeccione la Luna nueva en el signo (22:28hs).
La Luna y el Sol estarán juntos, situándose entre Saturno y Plutón. Ocurre en el grado 15°25′.

Se los voy a decir de manera directa: es un eclipse de quiebre.
Capricornio representa nuestras estructuras, sistemas de acción y reacción, mecanismos de defensa, sistemas de valores, normas, tabúes. Es el signo que nos ayuda a crear nuestro edificio interno, por decirlo de alguna manera.

Si bien hay muchas manifestaciones sociales, como la caída de puestos de poder abusivos, por ejemplo, las manifestaciones personales afectan directamente aquello que nos hace actuar, pensar y movernos en la vida de determinada manera, por ese motivo vamos a estar liberándonos de los conceptos inconscientes con los que vivimos siempre sin cuestionar, limpiando negaciones e idealizaciones.

Los aspectos de ese evento son:

-Sextil a Neptuno en Piscis: decidimos dejar de idealizar, es un corte con la fantasía o con un vicio, se hace urgente y radical.
-Conjunción a Saturno y a Plutón: nos damos cuenta de lo que ya no sirve en nuestros comportamientos y estructuras.
-Mercurio recién ingresado a Capricornio en cuadratura a Marte en Aries: para poder romper con esto que ya no sirve, primero debemos terminar o cumplir con nuestras responsabilidades. Eso nos hará independientes sobre lo que queremos que se vaya (o lo que se irá incluso si no lo buscamos)
-Trino de agua entre Venus, Quirón y el Nodo Norte: las relaciones son sanadoras, los vínculos, conectar con los otros. El aprendizaje mayor siempre es con los demás, abrirnos, mostrarnos vulnerables, confiando. Además, nos ayudan mucho a encontrar nuestro propósito, no siempre podemos solas.
-Urano en Aries en cuadratura al Nodo Norte: y bueno, los cambios comienzan cuando ya la incomodidad es demasiada y tenemos que movernos. Es por nuestra evolución, siempre.
-Júpiter en Sagitario en cuadratura a Neptuno: si queremos sentirnos en casa, retornar a nuestra esencia o salir del confort, primero hay que ocuparse de sanar heridas, dejar las fantasías de lado y bajar a tierra, ser realista.
-Venus en inconjunción a Urano: otra incomodidad pero puede ser generada por no saber qué hacer con una relación o con un deseo intenso.

Un eclipse de Sol es una Luna nueva, y Luna nueva que es eclipse tiene mucha más fuerza que una Luna nueva “común”. Cada eclipse, sea en el signo que sea y tengas los Nodos donde sea que los tengas, los toca, les pega una palmadita en la espalda para que los trabajes y te animes a dejar la comodidad atrás. Pero no hacen preguntas, los eclipses directamente nos mueven y si estamos aferradas a algo que ya debe terminar, que tenemos que soltar, sin duda nos lo arrancarán de las manos.
Si tienen mi guía 2019, ya sabrán de qué trata este eclipse para ustedes. (Y si no la tienen, todavía están a tiempo! La consiguen aquí)

Los eclipses de Sol nos hablan de “eclipsar” energía masculina y, aunque no siempre habla de una persona, son varias las manifestaciones más comunes y se dan en relaciones, trabajos y actitudes.
Todo lo que rija la energía masculina y no sólo personas, son las cosas que sentirán eclipsarse en un período de seis meses, hasta la próxima temporada de eclipses. Hay muchas manifestaciones posibles, cada cual sabe qué es lo que hace tiempo no funciona, aquello que ya es una carga.

Como es Luna nueva, es momento de hacer el tablero de intenciones. Pero cuidado: estas intenciones, para manifestarse, deberán hacer espacio primero y vienen con el poder del eclipse, intensas, radicales.

Bajo un eclipse perdemos vitalidad y por eso nos encontramos más cansadas, se alteran nuestro descanso y nuestro humor. Los lugares desde donde el eclipse es visible son siempre los más afectados, aunque esta vez no nos toca.
Como bajo ese evento estamos sintiendo los cambios, podemos aprovecharlo para hacer una limpieza interna, tratar de eliminar patrones que nos hacen mal -como los vicios- y cambiar nuestro chip mental o expandir nuestra visión del mundo.

Todo comienza con el amor propio, con entender que somos co-creadoras de nuestra propia vida y que merecemos lo mejor. Cada cambio, cada suceso que los eclipses traen, es lo mejor que podría suceder en ese momento. Aún cuando creemos que no merecemos “estar sufriendo/pasando por X situación”, se hace necesario entender que creamos todo lo que vivimos y que cuando una situación que no depende de nosotros se acaba, es porque ya dió todo lo que tenía para dar en nuestras vidas. Soltar nos permite re-enfocar nuestra energía.

El Universo siempre nos ofrece todo, está en nosotras aceptar sus regalos y hacer lugar para recibirlos, entender que lo que mantenemos caprichosamente a la fuerza nos quita mucha energía que podríamos utilizar disfrutando aquello que nos quiere regalar. Todo siempre es para bien, aunque en el momento estemos ciegas y negadas a ver que otra realidad es posible, que atravesar el dolor de las pérdidas o los cambios inesperados es el camino hacia una nueva vida.

Sentir que merecemos todo lo mejor es la base para poder crear y recibir todas las maravillas que deseamos. Crear una vida consciente depende única y exclusivamente de nosotras. La visión pesimista o de víctima, en la que culpamos a los demás de lo que vivimos, solamente nos mantendrá sintiéndonos miserables, creyendo que la felicidad es un momento efímero, cuando en realidad está en nuestras manos crear una vida feliz, esa en la que aceptamos que todo lo calificado como “bueno-malo” es lo que debe suceder para evolucionar. Nadie más que vos siente tus ansias de cambio, tu hambre de experiencias, tus ganas de crecer y de salir de la comodidad cuando ya se torna incómoda.

Que este eclipse te ayude a estar más clara y decidida para ir hacia adelante, para iniciar cambios y romper con lo estancado, con toda esa fuerza y ambición que tienen las personas empoderadas, que creen en sí mismas.

¡Feliz eclipse!

Publicado el Deja un comentario

Capricornio de Sol o ascendente con el Nodo Sur en tránsito.

Capricornio: vienen 19 meses profundos en los que vas a cambiar de piel, vas a renacer. El Nodo Sur va a pasar sobre tu Sol y es un tránsito intenso, incómodo, difícil, pero no es para que te deprimas o te pongas pesimista, porque, creéme, viene una nueva vos y viene con todo.

Desde Agosto de 2016 tuve eclipses de Nodo Sur pasando sobre mi Sol. El último eclipse en Acuario se dio el 27/7, este año. ¿Quieren saber lo que me pasaba por dentro? Les comparto algo de mi blog personal:

“Tengo grandes heridas que creé y que aún me cuesta resolver. Personas con las que me relacioné hace casi veinte años y que aún siento que reaparecen y vagan en mi mente como fantasmas del peor de los trenes -el del autosabotaje- porque no integré las enseñanzas que trajeron en su momento. […] Pero con el último eclipse que se dió sobre mi Sol en Acuario, en la zona de mi carta natal que representa al pasado, algo cambió: todas las personas de mi pasado reaparecieron como en el trailer de una película de terror. Yo los guardé tan bajo la alfombra que se hartaron de que ignorara sus gritos y salieron como muertos vivos a arrancarme pedazos del cuerpo. Porque se siente así, como si te despellejaran viva. Sin embargo, no son ellos los que me arrancan pedazos, soy yo. Les estoy devolviendo a todos y a cada uno todas las cosas que me hicieron creer que era, que, mejor dicho, yo creí que me estaban haciendo creer que era.”

Así se siente el Nodo Sur pasando sobre tu Sol. Creo que no hay mejor explicación de un tránsito, que cuando lo vivís en carta natal propia. Te drena, te succiona partes de vos que ya no sirven y te obliga a arrancártelas de un modo nada amable.
El día del último eclipse en Acuario, el último que estaba drenando mi pasado y todas las mujeres que fui pero que ya no soy, yo estaba en mi ciudad natal, en la casa de mi mamá. Y comencé a menstruar con tanto dolor e intensidad, que dejé todo allí, dejé todo en mi ciudad de origen, donde fui todas las mujeres que no quise ser más, dejé todas esas cosas que “creí que me estaban haciendo creer que era”.

Los últimos dos fragmentos, dicen:

“Yo nunca fui la responsable de las acciones de los demás sobre mí, pero sí de como interpreté y permití esas acciones, de lo que hice con ellas. Y ahí están los pedazos de piel que me arranco y les devuelvo: son creencias que ya no me pertenecen, porque son de ustedes. Se las devuelvo. 
Esta es mi manera de reencontrarme con mi esencia y de salir de mi cueva de hibernación al mismo tiempo que el Sol se va acercando al planeta.


Vivimos en relaciones. Vivimos aprendiendo de los demás como espejos, así que vivimos aprendiendo de nosotros mismos. Si somos capaces de comprender que sólo reconocemos y vemos en los demás lo que tenemos guardado dentro, si podemos ser conscientes de aquello que los demás se acercan a enseñarnos, si somos capaces de abrir los ojos a que atraemos lo que somos y lo que permitimos, si somos capaces de mirar hacia adentro en lugar de hacia afuera y de entender que somos 100% responsables de todo lo que sucede en nuestras vidas, si somos lo suficientemente abiertos para dejar de culpar y criticar a los demás, entonces algún día podremos dejarles a las generaciones que siguen un mundo un poquito menos difícil para transitar.”

Espero que esta introducción les sirva especialmente a las Capricornio, porque sé que lo que se viene puede parecer a simple vista algo horrible, pero les aseguro, chicas, es hermoso.
Cambian de piel, renacen.
Sé que con Saturno y Plutón en su signo ya deben tener bastante, pero es que el Universo las quiso Capricornio porque tienen mucho que aprender y evolucionar en esta vida.
Que tengan un gran renacimiento.

Si quieren conocer su carta natal y así poder experimentar esta etapa en profundidad, me pueden escribir a hola@alemodarelli.com y les cuento todo.

Publicado el Deja un comentario

Sol ingresa a Capricornio

Cuando el Sol sale de Sagitario, lo hace con nuevos conocimientos, verdades, valores y creencias. Piensa con más claridad y sabe lo que quiere conseguir en el mundo. Para ello, tendrá que trabajar y trabajar-se, responsabilizarse, tener estructura y solidez, comprometerse con su camino y aprender a usar al tiempo a su favor. Esto es lo que su tránsito por Capricornio le ayuda a obtener.

El Sol nos representa a nosotros moviéndonos por algo, actuando, es el ideal del Yo, la esencia. Recorriendo los doce signos forma un patrón, un mandala, donde desde Aries va aprendiendo, creciendo y evolucionando hasta llegar a Piscis, siempre enfocando en desarrollar la energía más alta de cada signo (eso no quiere decir que los nativos de Piscis sean más evolucionados que los de Aries, no tiene nada que ver porque siempre depende de la carta de cada uno y de lo que se hace con esa energía disponible).

Desde Capricornio, el Sol nos enseña a ser responsables, a crear fuentes económicas a través del trabajo, proyectos o emprendimientos de cosas por las que sintamos real interés, a manejar nuestros horarios y rutinas, a trabajar duro por lo que queramos manifestar, a comprometernos con eso. Capricornio es el signo del deber ser, del status quo, pero con la movida intensa de Plutón por allí, estos conceptos -así como el de poder externo- se estarán transformando con el paso de los años.

Este tránsito nos enseña a manifestar, a crear en la realidad lo que teníamos en la mente sagitariana y que nos traerá crecimiento, expansión.

Su ingreso a Capricornio se da este 21 de Diciembre exactamente a las 19:22 hora Uruguay/Argentina/Chile, iniciando así el solsticio de verano. Cada vez que el Sol pasa por uno de los signos cardinales, tenemos un solsticio o equinoccio: solsticio de invierno en Cáncer, solsticio de verano en Capricornio; equinoccio de otoño en Aries, equinoccio de primavera en Libra. Este es uno de los motivos por los cuales se considera que los signos de cualidad cardinal son iniciadores.

¡Feliz solsticio de verano y feliz retorno solar, Capricornio!

Publicado el Deja un comentario

Nodos del Karma cambian de signos: Cáncer y Capricornio.

Los Nodos del Karma se mueven a la inversa de los planetas: ellos ingresan a los signos desde el último grado, no desde el primero.

Este 6 de Noviembre salen de Leo y Acuario y se mudan a los signos previos, es decir, Cáncer y Capricornio.

Por si no recuerdan el especial que hice para estos signos con el primer eclipse en Cáncer, se los dejo aquí.

Y si quieren saber más sobre los Nodos, les cuento aquí y aquí.

El Nodo Norte este día ingresa a Cáncer formando un trino de agua con Júpiter saliendo de Escorpio y Quirón retrogradando en Piscis; y el Nodo Sur en sextil a éstos y en trino a Juno en Tauro, además de que ambos estarán en cuadratura a la Luna, Venus y Urano.

 

Vamos por partes:

Que los Nodos estén en trígono y sextil a Júpiter y Quirón nos habla de un final, un cierre de etapa, una muerte psicológica que nos obliga a soltar algo, a terminarlo.

Miren: todos están en el último grado de cada signo, y el último grado significa finales. Escorpio es el signo de la muerte física y psicológica y Piscis el signo del más allá, de la purificación del cuerpo para lo que sigue, para la nueva etapa, que es el renacimiento, palabra exclusivamente escorpiana. Quirón es el sanador herido que usa su medicina para que no duela tanto este final, pero será inevitable.

No se asusten: no se van a morir ni van a terminar sus relaciones. Sepan que siempre que hablo de muertes no estoy hablando de muertes físicas ni cuando hablo de finales es que van a pelearse con su pareja.

Cuando los Nodos están envueltos, las cosas que suceden son bastante karmáticas, como predestinadas.

Ya se los he dicho, pero no está de más recordarlo, sobretodo en días como éstos: lo que sucede es lo mejor para nuestra evolución y la de todos los involucrados.

Cáncer es el signo de la nutrición, la madre, la familia, el hogar, las emociones, los cambios hormonales/de humor, la intuición y la estabilidad. Es el matriarcado. El signo opuesto-complementario, Capricornio, es el trabajo duro, lo racional, las empresas, el status quo, el “ganar dinero”, lo material, la manifestación, el proteger a los nuestros y el padre, la seguridad laboral, los límites, las estructuras y la paciencia, porque también es el signo del tiempo, de Cronos. Es el patriarcado.

Si el Nodo Norte se mueve a Cáncer y el Sur a Capricornio, ¿qué tenemos? Dos energías opuestas que trabajan juntas para liberar el “deber ser” y enfocarse en ser nuestro propio hogar.

Por un lado, debemos aprender a dejar ir por donde pase el Nodo Sur: status quo, el qué dirán, lo que piensan los demás de nosotros, viejos límites y estructuras, mal manejo de horarios, ideas de que lo material y el trabajo son todo, la creencia de que el puesto de poder en una empresa “me hace importante”, creencias de que cuanto más produzco más valgo (es decir, creencias relacionadas al valor como algo material), actitudes de superioridad, y más.

Por el otro lado, vamos a aprender a validar lo que nos enseña el Nodo Norte: la familia -que no siempre es de sangre-, el hogar, donde yo me sienta como en casa (aunque no sea mi propio hogar físico), aprender a ser mi propia madre y mi propia casa, cuidar mi nutrición y regular mis hormonas, elegir qué ingiero, ser madre (real o metafóricamente), cuidar a los “míos”, escuchar mi intuición, permitirle la libertad a mis emociones. Crear, gestar y parir: un hijo, un proyecto, una relación, etc…

Pero lo más importante: durante estos 19 meses, vamos a estar buscando nuestro lugar en el mundo. 

Aquel en el que sentimos pertenencia, allí donde estamos en casa.

Si ya lo encontraron, la búsqueda es interna, es aprender a ser mi propia madre, a cuidarme como cuidaría a mi niña interna.

Esta es una pequeña introducción a lo que este cambio de signos nodal trae, pero hay más que les voy a ir contando más adelante, sobretodo en Diciembre cuando comience la nueva temporada de eclipses.

¡Feliz día!

Publicado el Deja un comentario

Eclipses: especial Cáncer & Capricornio

En Noviembre, los Nodos Lunares se van a mover a Cáncer y Capricornio. Mientras tanto, el 12 a las 23:48hs tenemos el primer eclipse de esta serie en Cáncer, sin los Nodos allí, dándonos un adelanto de lo que deberemos trabajar de aquí al 22 de Diciembre -por la apertura de la Luna Nueva en Cáncer, es decir, este eclipse de Sol que viene- y luego hasta mediados del 2020, gracias a los eclipses en Cáncer y Capricornio.

Esto nos afecta a todos: vamos a comenzar a darle prioridad al hogar, a lo que se siente cómodo pero no la comodidad de siempre, sino una nueva, más natural y conectada con nuestro interior, que va de la mano con la eliminación de muchas situaciones que se relacionan a la energía Capricornio y hablan de trabajo como prioridad, de creer que un puesto laboral “poderoso” nos hace importantes, de la idea del éxito, de las leyes que afectan o restringen libertades, asuntos de “qué dirán”, jefes que abusan de su poder, etc… Vamos a estar buscando nuestro lugar, adonde pertenecemos y eso no solamente habla de un lugar físico, sino que también nos abre a buscar nuestras pasiones, hobbies, trabajos y relaciones donde nos podamos sentir como en casa, en nuestro elemento.

Para Cáncer, esto significa liberar algo en la zona de socios y pareja y aprender a brillar, reconocer su capacidad nutritiva y cómo pueden manifestar todo su potencial, su creatividad y aprender a cuidarse a sí mismas, en lugar de cuidar siempre a los demás como prioridad. Estos eclipses les enseñarán a ponerse primeras.

Para Capricornio, ser Nodo Sur es duro pero transformador: hay muchísimo que se libera, que se suelta, y principalmente se relaciona a asuntos del pasado. Por el lado de socios y pareja, el Nodo Norte les enseñará a vibrar alto y a amarse para poder atraer a alguien con quien caminar a la par. Hay muchos preconceptos sociales, normas establecidas y situaciones relacionadas al deber ser y al status quo que sin duda van a cambiar, van a suplantarse por nuevas ideas más nutritivas.

Si tenés los Nodos en Cáncer y Capricornio, te cuento:

Nodo Norte en Cáncer y Nodo Sur en Capricornio:
estarás teniendo tu retorno nodal y esto te enfoca en aprender a habitarte, a ser tu propia madre, reconocer tu hogar dentro tuyo. Vas a buscar darte seguridad y estabilidad, sin importar si eso te lleva lejos de tu familia, porque naciste para romper normas o karma familiar. Lo que en realidad estarás buscando es tu lugar en el mundo. Vas a estar creando tu propio camino rompiendo patrones que te inculcaron tu familia y la sociedad. Sos muy buena trabajadora, buena jefa incluso, pero eso no te da poder: el poder lo encontrarás cuando aceptes lo distinta que sos a tus raíces y que sentirte en tu lugar es el verdadero éxito. Hay mucho trabajo psicológico que hacer, sobre todo para deconstruirte de lo que tenés grabado como pautas patriarcales y además, estarás encaminada hacia tu norte de vida, definitivamente.

Nodo Norte en Capricornio y Nodo Sur en Cáncer:
estarás teniendo tu retorno nodal inverso y vas a estar enfocándote en salir de la comodidad, en crear tus propias normas para vivir, en emprender fuera de lo que diga tu familia y romper situaciones agobiantes con ellos, y buscarás equilibrar tus energías femenina y masculina, porque es algo que tu alma debe aprender para evolucionar. Tenés gran intuición y eso te llevará a comprometerte con manifestar grandes metas, que es algo que tu Nodo Norte quiere que aceptes.
Hay mucho trabajo psicológico que viene, relacionado a liberarte de preconceptos y patrones de comodidad que te aferran a situaciones incómodas, que repetís continuamente por no animarte a cortar e ir hacia lo desconocido.

Para más info, las invito a escuchar el audio de su signo solar, que también puede ayudar a las que tengan retorno nodal.

Publicado el Deja un comentario

Luna llena en Capricornio

EVALUANDO LOS RESULTADOS DE NUESTRO TRABAJO
 

Esta es la primer Luna llena dentro de esta temporada de eclipses y se da con la Luna en conjunción al regente, es decir, a Saturno retrógrado en Capricornio, y el Sol ya está en Cáncer, donde será el primer eclipse de este período.
Se perfecciona a la 1:53 de la madrugada del 28 de Junio exactamente en el grado 6° 28′.

Estamos viendo una realidad, cerrando una etapa o dándonos cuenta de algo que hay que modificar en lo que estamos creando desde la Luna nueva en Géminis. Es muy posible que debamos reestructurar, revisar bases o tomar responsabilidad en un asunto laboral, en un compromiso que se está re-chequeando, así también como podemos observar el resultado del trabajo duro que estuvimos realizando desde la Luna nueva en Capricornio del 16 de Enero. ¿Te acordás qué estabas creando o qué estabas intentando manifestar para ese momento?

La Luna estará en conjunción a Saturno, así que el Sol estará en oposición, enfrentado: esto puede sentirse como una limitación, como reglamentos o normas que debemos cumplir.
Dos días antes, Marte comienza a retrogradar en Acuario: ¿qué es lo que te lleva a romper las reglas?
¿Estás pensando en que hay algo en lo que sentís que no pertenecés? ¿Estás cumpliendo las normas para encajar o rompiéndolas, siendo vos misma? ¿Sentís urgencia por “estar en casa”?
Sentirnos en casa no quiere decir hacer todo lo que la sociedad quiere que hagamos, es habitarnos, sentir que siendo naturales nos llevamos a nuestra esencia, a lo que somos de verdad.

Esto se va a conectar con el eclipse en Cáncer del 12 de Julio, que va a enderezarnos hacia la creación de nuestras propias normas, de encontrar nuestros límites, que no son los que la sociedad estableció. Será muy fuerte al respecto de los asuntos que llevan años establecidos, relacionados al “deber ser”, a la idea de éxito, a la ambición y al estatus.
Vamos a estar cambiando nuestra mentalidad, saliendo de los mandatos sociales, buscando liberarnos:
-nos enseñaron que la energía masculina es la que manda
-nos enseñaron que el éxito y el poder se miden por el dinero y la posición laboral
-nos enseñaron que la gente se divide entre “importante/famosa” y el resto
-nos enseñaron que debemos conformarnos y seguir las reglas establecidas
-nos enseñaron que el deber ser tiene que ser honrado y respetado
-nos enseñaron que la energía femenina debe ser sumisa y subordinada a la masculina
Nos enseñaron tantas cosas que estamos cansadas de tolerar, que la energía femenina es la que se estará liberando principalmente, el hogar, nuestras bases, el pasado.

Todos estos ejemplos -y más- se relacionan a lo que vamos a estar cambiando, donde vamos a estar soltando amarras para ser naturales, para encontrarnos dentro nuestro siendo ese hogar que buscamos.

¡Que tengan una reveladora Luna llena!

Publicado el Deja un comentario

Ritual de Luna llena en Capricornio

Un ritual ideal para este evento es uno para tener mucho trabajo en un emprendimiento, asegurarse en el trabajo actual (o cambiar de posición si se requiere) o conseguir trabajo nuevo. Lo relaciono mucho con la idea de abundancia interna, que es la que se refleja por fuera, en nuestra realidad. Como esta Luna llena es regida por Saturno (límites, responsabilidad, compromiso), debemos aprender a ser responsables con nuestro dinero, con nuestra manera de manejar los recursos y a equilibrar nuestras energías femenina y masculina para poder manifestar (la femenina atrae, la masculina actúa sobre lo atraído).

Necesitás:
-Una vela blanca o verde
-Un plato
-Hojas de laurel
-Unas gotitas de miel
-Monedas

La vela primero debe ser untada en la miel. Ubicala en el centro del platito, rodeándola de hojas de laurel y las monedas. Si querés hacerlo en el exterior o cerca de una ventana donde entre la luz de la Luna, mucho mejor.
Cuando enciendas la vela, recitá lo que necesites: encontrar trabajo, aumentar la cantidad de clientes, ascender en tu trabajo actual, etc. Siempre hablále directamente a Selene, el nombre mitológico de la diosa lunar.

La oración es muy personal, pero tené en cuenta que:
-Lo que pidas requiere que te muevas por ello, es decir, debés ser consecuente y responsable.
-Lo que recites, hacélo siempre en positivo. No uses “no quiero/no puedo/no deseo”, cambiálo por “quiero/puedo/deseo”. Y obviamente respetá el libre albedrío de los demás y la noción de que si pedís algo que puede dañar a otro, eso simplemente volverá a tu vida como karma.

¿Por qué la vela blanca o verde?

Desde la antigüedad se utilizan velas en rituales mágicos. Es el poder del fuego, de la luz y del calor lo que nos hace sentir protegidos e iluminados internamente. Es una conexión con nuestra llama interna.El blanco es el color de la paz, de la armonía, la purificación, la calma y el bienestar. Nos
protege de las energías negativas. El color verde, en este caso, representa la fortuna y la abundancia.

¿Por qué el laurel?

El laurel significa victoria. En el antiguo Oráculo de Delfos, las pitonisas mascaban sus hojas para entrar en trances proféticos. Es protector y su nombre significa “notable/célebre”. Aumenta la fuerza de los deseos, purifica, calma y nos garantiza el éxito en nuestras metas.
Si ponés algunas hojitas bajo la almohada, puede ayudarte a tener sueños proféticos (siempre  recomiendo conectarse con el elemental de la planta para aumentar las posibilidades) y llevar alguna hoja seca en la billetera trae protección.
Las monedas junto al laurel representan los ingresos por el trabajo, la ganancia.

¿Por qué la miel?

La miel es una de las pocas substancias alimenticias naturales del planeta que no es perecedera, y se usa en rituales para atraer el amor y el dinero. Se dice que bañarse con miel diluída -y luego quitarla bajo la ducha, claro- sirve para atraer el amor y la buena suerte, alejando energías negativas.

Espero que les sirva para aprender a crear abundancia y a abrir los ojos a que en realidad, está dentro de cada una. 🙂

Publicado el Deja un comentario

El amor y las relaciones para Escorpio y Capricornio con Urano en Tauro

Para ambos signos, Urano no solamente trae sus sorpresas y cambios repentinos en relaciones, sino que esta vez las acerca a personas que las ayudan a crear una nueva idea de estabilidad, que colaboran con sus ingresos y también que las ayudan a trabajar el amor propio de una manera radical y novedosa.
Tengan en cuenta que muchas de estas personas estarán interesadas en quedarse, pero otras no: éstas últimas traen un aprendizaje y requieren uno de ustedes, que cuando ya es aprendido, se termina la lección (que está muy relacionada al desapego también).

Obviamente, esto es válido para Sol o ascendente en Escorpio y Capricornio.
Que lo disfruten. 🙂

Escorpio:

Urano en Tauro ingresó a tu zona de socios y pareja, lo cual implica que nuevas relaciones y asociaciones son las manifestaciones más básicas para este período. Sin embargo, no es tan simple.
Nuevas relaciones implicarán que trabajes tu idea de estabilidad y seguridad internas, que te ames lo suficiente como para querer compartir ese amor en lugar de querer una relación porque sentís una carencia. Lo mismo con las asociaciones: podés estar muy interesada en colaborar con alguien para crear algo nuevo que puede ser una nueva fuente de ingresos, pero antes tenés que trabajar lo que creés que es abundancia para vos y el ahorro, que viene de la mano con cuánto te querés y si sabés poner límites.
Si comenzás relaciones con personas nuevas, seguramente sean fuera de tu tipo, con un toque raro, excéntrico, que sean diferentes a lo que estás acostumbrada. Y además, debés saber que si querés que una relación dure, deberías tener en cuenta los aspectos de Saturno en el cielo…sino serán bastante volátiles.
Para las que está en pareja este tránsito invita a modificar la dinámica dentro de la relación, en la convivencia o incluso a proponer o renovar un contrato civil (léase matrimonio/concubinato). Son siete años en los que tus bases junto a otra persona van a tener cambios y actualizaciones.
Importante: que Urano sea el planeta que “rompe” no implica que todas las Escorpio de Sol o ascendente se vayan a separar. Urano libera lo que está atado a la fuerza, lo que de por sí no es libre o no permite crecimiento. Si estás en una relación donde sentís que no podés ser naturalmente vos, donde de alguna manera estás en pose o fingís ser alguien que no sos, ahí sí que Urano se va a encargar de introducir un cambio drástico necesario para que puedas crecer y salir de lugares incómodos o no naturales.
Pero si estás bien y emocionalmente comprometida, estas modificaciones serán para bien: mudanzas, cambios laborales para alguno de los dos, rutinas que se alteran por un bien común, etc…
Bueno es saber que de acuerdo al nivel de consciencia es cómo se tomarán estos cambios y si dolerán o no. Cuanto más abierta y receptiva estés, cuanto más entiendas que todo es para bien, más fluído será el camino hacia tu nueva vida. Y creéme que es completamente nueva.

Capricornio:

Urano está en tu casa de inicio de romances, pero también es la misma casa de la creación, procreación y proyectos creativos. Estos años son para generar proyectos en los que vuelques toda tu creatividad e imaginación y que puedas hacer de ellos algo redituable. Esta es la zona de los embarazos reales o mentales, así que además de proyectos, en este período es cuando podés concretar tu idea de ser madre…o cuidarte mucho como para evitarla. Tené en cuenta que es como si tu fertilidad estuviera al 100% todo el mes, sobretodo cuando menos te lo imaginás.
Urano trae ideas innovadoras y mucha inspiración, y hace lo mismo con las personas: relaciones sorpresivas con personas diferentes a lo esperado, colaboraciones en proyectos de personas que traen ideas innovadoras que van de la mano con las tuyas, romances inesperados que comienzan repentinamente, atracción hacia personas que tienen un toque original o distinto al resto y a lo que usualmente te atrae, y así.
Es un período en el que sos como una incubadora de creatividad, de relaciones o de niños.
Así como le dije a Escorpio, si querés que una relación se estabilice o pase a ser algo más serio, hay que considerar aspectos importantes de Saturno. Sino serán solamente personas pasajeras que traen un aprendizaje y así como vienen, se van.
Aprovechá para crear: si te gusta el arte, esto te ayuda a elevar tu vibración y a sentirte mejor con vos misma, porque el arte -en todas sus variantes- cura. Y esta sanación puede ayudarte a trabajar limitaciones en relaciones y asuntos de valoración y amor propio.
Si estás en una relación estable, esto puede marcar nuevos planes juntos, compromiso para llevar adelante metas en común, una manera propia de sentirse estables y seguros entre ustedes y por supuesto, la manifestación de una mudanza, creación de un nuevo hogar y la bienvenida de un nuevo integrante.

¡Deseo que tengan un gran período de renovación y de aprendizaje!