Publicado el

Rebeldes

“Cada ser humano nace para ser un rebelde, es decir, para llenar un espacio en el mundo que no puede ser habitado por ningún otro. La maravilla del ser humano es esta genialidad impredecible, espontánea, clara. Como individuos, cuando despertamos a nuestro verdadero potencial creativo advertimos que lo que permanecía oculto en nuestro ADN comienza a emerger y nos empuja más allá de la frecuencia de supervivencia.

Sin una pasión creativa y la revelación del mensaje individual que portamos, la vida no sería solamente estúpida, sino que probablemente se terminaría inmediatamente. Sin la espontaneidad, lo inesperado y lo peligroso, lo cierto es que no se puede evolucionar.” Richard Rudd.

Pero la sociedad no ama a los espíritus rebeldes, a los que no siguen la norma e incluso la desafían. Al rebelde no se lo puede controlar, amenaza el statu quo con sus aventuras y cuestionamientos, es un peligro para la seguridad estática y aparentemente “estable”. Sin embargo, añoramos e idolatramos profundamente a esos rebeldes que siguen su propio camino, que cuentan su propia historia, que viven sabiendo que no le deben nada a nadie, ni siquiera a sus padres.

Dentro de cada ser hay un rebelde en potencia, que se despliega cuando comenzamos a seguir a nuestra naturaleza, cuando dejamos de responder a programas inconscientes e iniciamos un camino de decondicionamiento: dejar de ser quién éramos para ser quienes realmente vinimos a ser. Pero corremos el riesgo, irónicamente, de ser etiquetados como antisociales.

Comenzar a responder al despertar individual y a la creatividad innata, permite que la sociedad se refresque con nuevos modelos, que innove, que evolucione.

No tenés que “ser tu mejor versión”, tenés que, simplemente, seguir tu mecánica natural, la que habita en tu #ADN, la que te ayuda a incluso liberarte de registros anclados en tu memoria celular, para renovarte.

El #Sol se une al #NodoSur y #Venus se opone a #Urano: para permitirte ser #rebelde y expresar tu potencial único, hay tantísimo que dejar atrás. Especialmente a esa persona que sos por costumbre y seguridad: en la innovación habita el cambio.