Publicado el Deja un comentario

Una nueva realidad.

Los nodos lunares, aquellos puntos matemáticos donde suceden los eclipses, no hacen aspectos a los planetas, sino que los reciben. El planeta que los toca, de acuerdo a la cualidad del aspecto, dirá si está de acuerdo o no con lo que los Nodos quieren. 

Hoy 23 de marzo el Sol en Aries está en desacuerdo con esto de quedarnos en casa, de conectar con nuestro mundo interior y aislarnos, porque quiere acción, aventura, movimiento. Los signos de fuego necesitan expresar su energía, así que si tenés Sol en algún signo de fuego, tratá de salir al balcón, terraza, jardín, lo que puedas, para estar al sol un rato (siempre con cuidados) por lo menos.

Venus en Tauro tiene un sextil a Neptuno en Piscis: si es por interés (de algo material, de que me quieran, de obtener alguna ventaja, etc) o por apego (miedo), entonces no es amor. Necesitamos abrir la cabeza a que nuestros deseos no tienen porqué ser cumplidos por los demás, a que es preciso hacernos cargo de nuestro amor propio antes de salir a mendigar amor externo. Es un aspecto hermoso, armónico, que nos ayuda justamente a esto, a ver que lo somos todo, que el amor interno no tiene que estar necesariamente apegado a las formas y a lo que yo creo que soy desde mi vivencia terrenal. Ni el tiempo, ni mi cuerpo, ni un otro pueden determinar mi valor, valgo porque existo, merezco amor porque Soy Amor. El amor no es un otro, el amor está en todo porque es una de las caras del Gran Espíritu, de la Madre. 

Y también tenemos la conjunción Marte-Plutón en Capricornio. Este signo es la corteza terrestre, la superficie sobre la que construímos. Los dos planetas juntos pueden dinamitar lo que creemos que son estas bases, y con Saturno en trino a Urano, esto puede ser a través de algo inesperado, radical, como un trueno. No sería raro vivir terremotos o sacudidas importantes en estos días, metafórica y literalmente. Ambos planetas son una bomba de energía y quieren hacer estallar lo que creemos que es la realidad. 

Necesitamos, primero, hacernos cargo de nuestra forma, de nuestro cuerpo físico y de nuestra psique: sin amar nuestra totalidad no podremos llegar a ninguna parte. Integrar tu sombra, amarte incondicionalmente y responsabilizarte por todas y cada una de las cosas que manifestás, creás y atraés en tu vida, es el primer paso para poder elevar tu vibración y despertar tu conciencia. Un ser humano irresponsable es un ser humano dañino, para sí mismo, para sus vínculos y para la sociedad, porque siempre estará en queja, culpando al resto de sus miserias, anclado en una posición victimista y emitiendo vibraciones negativas. Un ser humano responsable de sí mismo es lo suficientemente maduro como para ayudar a cambiar la frecuencia del planeta y colaborar en el cambio dimensional. No es cuento de hadas, tenemos que bajar a la realidad antes de poder sentirnos personas «espiritualmente avanzadas», así, entre comillas. La soberbia espiritual es la demostración de no haber trabajado la propia sombra y de quien sigue permitiendo que su ego (miedos, heridas, traumas) le sigan manejando la vida. Ya no podemos seguir victimizándonos más, se acabó. En dos días el Sol se une a Quirón y ya estamos sintiendo la necesidad de sanar todos nuestros cuerpos para poder dar un salto cuántico individual y social. La Era de Acuario no va a permitir egos que pretendan evolucionar solos, porque es en conjunto. Aferrarte a tus patrones y justificarte con que «sos así» no te ayuda en absoluto, todo lo contrario. 

El cambio es colectivo porque primero es individual. Saturno en Acuario trae esa gran enseñanza: responsabilizate de tu historia, de tu ego y de tu noción del tiempo y de la realidad, para poder formar parte de un colectivo que ascienda su frecuencia vibratoria.

El cambio de consciencia a la 5D es comprender que no sólo lo que veo es lo real. De hecho, que lo que podemos ver y tocar es sólo una ilusión, una de las tantas manifestaciones de la energía. No es lo real, porque lo real es lo que está bloqueado para nuestros sentidos tan dormidos, de baja vibración. Despertar tus sentidos es animarte a reconocer lo real en lo invisible: tu Alma, tu Yo Superior, los seres que te asisten, el Amor, otras dimensiones -no sólo las de consciencia-etc. 
No sos todo lo que tu mente te diga que sos, el gran desafío de ahora en más es desestructurar a tu ego, quitarle sus armas (el miedo y el control de la realidad), tomarlo como compañero y desaprender todo lo que aprendiste hasta ahora de lo que es la vida. Los eclipses en Géminis y Sagitario te van a ayudar a eso. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *