Publicado el Deja un comentario

Cambio de consciencia dimensional.

Estamos asistiendo a un cambio de consciencia, una apertura que nos puede llevar a traer el cielo a la tierra , a vivir ese paraíso que tanto nos vendieron las religiones pero que mañana puede ser una realidad.

El paraíso es la tranquilidad y la paz de tu conciencia. Es saber que a cada paso actuás con amor, que te motivan sentimientos altruistas, empáticos, compasivos. Es recordar que tu ego-mente es tu compañero, una herramienta, pero no tu jefe. Le cedimos el control porque creemos que nos sabe proteger, y muchas veces con ese interés, nos hace errar de camino. Que no está «mal», es sólo un aprendizaje.

Es momento de comenzar a integrar la dualidad positivo-negativo sin juicio. Es momento de dejar de juzgarlo todo con la lente del ego, de si es bueno o malo, lindo o feo, me sirve o no. Todo sirve a un propósito mayor, y todos tenemos la misma meta: volver a reunirnos con la energía creadora, la Fuente. Pero es algo que únicamente lograremos entrando en nosotros mismos y dejando de juzgarnos, y de juzgar lo de allá afuera, lo que hacen los otros. Mirar todo desde la dualidad nos fragmenta y divide, pero si aprendemos a ver esas divisiones como parte de un Todo Creador, veremos que en realidad esa fragmentación es sólo una ilusión, porque nuestro Yo Superior conoce nuestro origen estelar y unificado, integrado.

No es raro que te sientas acompañada, aún estando sola. Que aparezcan seres a cuidarte, a traerte tranquilidad, amor, sanación. Lo que conocemos como ángeles -desde las religiones- son seres del Reino de Arcturus intentando acercarse para ayudarnos a evolucionar. Otros seres de Sirio, Pléyades, Orión, y más, también conocen el plan evolutivo de la Tierra y nos acompañan, asisten y escuchan nuestro llamado. Saben que podemos solos pero también saben que los necesitamos para recobrar la fe cuando nos sentimos perdidos.

Los elementales de 2D (duendes, hadas, elfos, salamandras, ondinas…) son los seres correspondientes a cada elemento, y quienes protegen a la naturaleza, o la ayudan a rebelarse. ¿Estás escuchando el viento, a la lluvia o sintiendo el calor del Sol? ¿Maravillándote con el crecimiento de tus plantas? Todo tiene un propósito. 

Los Maestros Ascendidos y la Familia Galáctica también están aquí. Saben que tenemos que ascender nuestra frecuencia para poder anclarnos en la 5D del amor. No es un lugar adonde ir, es una vibración en la que convertirnos. Es retornar al Ser. Y todo se hace desde el corazón. Cuanto más lo pienses, más puede bloquearse tu conexión. Cuanto más permitas la apertura de tu Sagrado Corazón -su parte multidimensional- más fácil será comenzar a ver la belleza en todo. Es un cambio de consciencia mundial. 

Si tenés dificultades, la terapia gestáltica es una gran herramienta para poder trascender las etiquetas de tu ego-mente y masterizarte en la 3D-4D, para seguir adelante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *