Publicado el

Límites

Una frase más que leída por ahí, pero que viene ideal para este momento del año.

Pero, ¿decime si no es así? Si jusssto esa persona que se ofendió de manera inmadura y te dejó de hablar, no se estaba aprovechando de vos? Decime si jusssto justo esa otra persona que te estaba viviendo todo el tiempo, encontró una nueva persona a quien pedirle todo lo que -antes de ponerle límites- te pedía a vos.

Mercurio ya está retrogradando en Capricornio y comenzó a hacerlo unido a Venus. Cuando el año pasado ella fue la que retrogradó en este signo, lo contactó a Mercurio allí también. Es decir, Mercurio retro está tocando los grados matemáticos donde estuvo en diciembre pasado y donde Venus retrogradó.

Si reciben mi newsletter les envié muchas preguntas para trabajar-se en esta retrogradación vinculando a estos dos planetas (si no lo recibís, sumate en el link de mi perfil o en historias destacadas), y quiero tocar este tema clave: los límites.

Algo que muchas veces parece costar porque “¿qué va a decir/pensar el otro?”, “¿Cómo se lo va a tomar?”, “Mirá si me abandona o deja de querer por esto” y así miles de excusas que nos ponemos -tanto de manera consciente como inconsciente- para seguir sosteniendo relaciones de una manera que ya no podemos ni queremos sostener, donde nos importa más el otro al final, que nuestro propio bienestar.

Saturno está atravesando sus últimos 8 grados en Acuario para pasar a Piscis en marzo y si hay algo que nos activa las ganas de poner límites, es no querer repetir la historia. Que el trauma/asunto/dolor termine con nosotr@s y no se pase a las generaciones siguientes. Que tengamos la última palabra de una vez. Que podamos romper con los mandatos, con el deber ser, con las figuras de autoridad que ya no lo son -porque ya no somos niñ@s-.

Poner límites es un acto de amor propio.

Y si el otro se ofende, te quita la palabra, se distancia, o lo que sea, está haciendo espacio.

Duele, pero crecer, cambiar y transformarnos, también.

Te estás convirtiendo en tu propia madre, en tu propio padre. Ya no hay nadie que te pueda decir cómo vivir tu vida, sólo vos.

A repartir límites que se acaba el año😂