Publicado el

Ansiedad & Mercurio retro

Es natural que con Mercurio retro sintamos mucha más ansiedad que de costumbre, como si los pensamientos fuera surgiendo de un volcán, uno tras otro. Perdemos el foco, se nos “cruzan los cables”, no hay claridad, nos cuesta expresarnos como de costumbre e incluso pensamos cosas random que ni sabíamos que teníamos en mente o que podrían aparecer.

Recuerdos y nostalgias del pasado se hacen presentes, mientras queremos seguir manteniendo un ritmo diario igual al que teníamos antes de que Mercurio comenzara a retrogradar (si estás canchera con #DiseñoHumano, y tu Centro de la Cabeza está abierto, esto se siente aún más intenso).

Pero no podemos pretender seguir ese ritmo porque todo lo que está pidiendo el cielo es que, justamente, 𝗟𝗢 𝗛𝗔𝗚𝗔𝗠𝗢𝗦 𝗗𝗜𝗙𝗘𝗥𝗘𝗡𝗧𝗘. Prioricemos nuestra salud mental, emocional, física y energética. Demos espacio a que las cosas sucedan en lugar de seguir forzando a que lo hagan. Nos sentemos a tomar un té con nosotras mismas sin más compañía que la nuestra.

Que salgamos a la naturaleza, que caminemos, que despejemos la mente. Que creemos, disfrutemos más, nos enrosquemos menos.

Tomate a #MercurioRetrógrado como unas vacaciones mentales y, si podés, empezá a organizar tu año para no estar enloquecida en estos ciclos (ni en las temporadas de eclipses).

Estamos por iniciar un nuevo equinoccio, hay tensiones en el cielo, Marte ya está en sombra pre retrógrada en Géminis. Hay mucho pasando por dentro que no podemos controlar pero sí podemos aprender o reaprender a relajarnos.

Conociéndote, realineándote con tu naturaleza, puede ser un poquitito más fácil.

Personalmente, es la primera vez en mis 39 años que tuve que tomar un relajante para la ansiedad mental. Sentí que no podía conmigo y tuve que reconocer que, más allá de mis herramientas, a veces necesito ayuda. Estoy poniendo al celu en modo avión muy seguido porque no puedo responder como antes siquiera.

Me estoy dejando de exigir a mí misma ser como creo que esperan que sea.

Y qué sano es mostrarse vulnerable, reconocer que no podemos solos y que nada es más importante que nuestra salud y bienestar general.

✨No es egoísta ponerte primera. Es necesario.✨