Publicado el 1 comentario

Nodos Lunares se mudan a Géminis y Sagitario

Los Nodos, esos puntos matemáticos donde suceden los eclipses (aquí encontrás más información, y también aquí) se mueven de forma retrógrada, en sentido horario, al contrario que los planetas del Sistema Solar, que lo hacen en sentido antihorario. Es decir, los planetas recorren los signos de Aries a Piscis y los Nodos lo hacen a la inversa, desde el último signo al primero. Esto es importante porque los eclipses cuentan historias, y entre ellas, importa dónde están tus eclipses pre y post natales también. Eso lo podés solicitar en una sesión o en un informe, ya que unas de las áreas que más amo de la astrología y en las que me especializo, son los eclipses.

De dónde venimos:

Acá podés encontrar el artículo de cuando los nodos se mudaron al axis Cáncer-Capricornio.
Estamos terminando el ciclo de eclipses en el axis Cáncer-Capricornio, donde se nos instó a revisar y reestructurar nuestras bases, a trabajar con nuestro árbol genealógico, a escuchar a nuestras emociones y a, no casualmente, quedarnos más en casa. «Mirá hacia adentro», nos dijeron, con una cuarentena forzada. Los eclipses en ese axis aún no terminaron (falta uno solar en Cáncer el 21 de junio y uno lunar en Capricornio el 5 de julio) pero ya comenzaremos con el primero lunar en Sagitario el 5 de junio.

Esto hace que la energía personal y mundial vire hacia otro «norte», como bien indica el Nodo Norte en Géminis ahora. Venimos de reconocer la importancia del núcleo familiar, de observar y reconocer nuestras emociones para dejar de bloquearlas con trabajo, de ir «hacia adentro y hacia abajo», hacia nuestras raíces, y ahora se nos pide mirar para el costado: mis hermanos, mis vecinos, mi vecindario, mis colegas del día a día. De tanto estar en casa, literal y metafóricamente, necesito recordar que los vínculos alrededor mío pero no necesariamente íntimos, también son importantes. Y esto se vincula también a las barreras: si no puedo viajar al exterior, si hay nuevas reglas o condiciones, si el sistema económico no me lo permite, entonces hago turismo interno, o me dedico a observar mi entorno con otros ojos.

Algo que no es muy difundido, es que ambos nodos se mueven con energía de oportunidad y de desagüe. El Nodo Sur, ese famoso agujero negro que tritura y destruye todo lo que no es útil en nuestra vida, lo que nos estanca, muchas veces puede comportarse como una puerta de oportunidades, cosa considerada exclusiva del Nodo Norte. Y viceversa. Esto se nota claramente en el retorno nodal inverso, donde el Nodo Sur tocado por el Nodo Norte en tránsito obtiene algo siempre que deje ir algo previo, haciendo espacio. Pero sin este retorno nodal, los Nodos tienen ambas características: de entrada y de salida.

Hacia dónde vamos:

Así que no es que tengamos que dejar ir ahora a toda la energía sagitariana, ni que tengas que salir a abandonar todo lo que implique a la energía de tu Nodo Sur natal, en absoluto: lo que se requiere es que la baja vibración y/o determinados elementos que ya tomaron demasiada relevancia y no nos dejan avanzar, sean los despedidos dentro de los próximos 18 meses.

Este axis nodal pide que dejemos ir:

– fanatismos. El sentimiento de adoración hacia algo o alguien, y de aferrarse a que la propia verdad es la única. Esto se ve mucho en religiones y en seguidores de personas «endiosadas» que pretenden imponerles su propio dogma o verdad.
– gurúes. Esta vez tenés que hacerte cargo de que nadie te puede decir qué es lo mejor para vos, tenés que moverte y descubrirlo.
– la necesidad de huir cuando no queremos responsabilizarnos.
– el ego de maestro sabelotodo, la adoración intelectual.
– la creencia de que viajando lejos vamos a encontrarnos a nosotros mismos.
– la forma de idolatrar y viajar hacia lugares sagrados, que terminamos contaminando por visitarlos sin respeto.
– viejas creencias que nos estancan en posiciones soberbias (nacidas siempre de alguna inseguridad).
– la forma académica de estudiar como la única con validez, la única «cierta». La educación en general puede sentir modificaciones, al igual que quienes la llevan adelante sin adaptarse a la era tecnológica actual.
– la manera de viajar, movernos en el extranjero, y de hacer negocios en el exterior también sentirán cambios, que Saturno muestra ya con algunas limitaciones.

Y nos abre puertas de oportunidad para:

– viajar hacia adentro, a encontrarnos pero también encontrar nuestra propia versión de la verdad.
– retomar el papel de alumno de la vida, de estudiante. Los cursos y plataformas online serán grandes fuentes de conocimiento.
– recuperar nuestra manera natural de expresión.
– escribir, escribir y escribir. Grabar, filmar, generar contenido.
– mirar a los medios con otra perspectiva. En general podrán generar o pretender generar movimientos masivos y habrá que estar atentos a qué tipo de información comparten los grandes medios y qué compartimos nosotros en nuestras redes sociales y medios personales, ya que las noticias falsas pueden correr demasiado rápido si no nos detenemos antes a pensar y evaluar la veracidad.
– simplificar y buscar la sencillez en nuestra expresión.
– reencontrarnos con nuestro entorno.
– aceptar nuevas creencias, ideologías y dejar atrás dogmas autoritarios. Las crisis de fe vinculadas a las religiones pueden ser muy frecuentes.

A medida que vayamos viviendo los eclipses, vamos a observar cómo en lo personal y en lo social se siente la nueva influencia. De por sí, Urano en Tauro, Saturno en Acuario (ambos cuadrándose) y Júpiter junto a Plutón en Capricornio ayudan a todo esto. Por lo pronto, para tener más guía, te cuento que la última vez que los nodos estuvieron en este axis de esta manera fue entre el 14 de octubre de 2001 y el 15 de abril de 2003. Si hacés memoria, seguro que los asuntos que despertaron en ese momento vuelven a ser importantes ahora pero con una vuelta de tuerca.

Socialmente, en general, los asuntos que se sentirán mutando, estarán vinculados a la industria de los viajes en general, la forma de viajar, libertades internacionales, fronteras, países y representantes, asuntos legales vinculados al extranjero, importación-exportación, editoriales y publicaciones, y, más que nada, estaremos viendo muchas verdades reveladas que se estaban manteniendo ocultas detrás de otras aparentes verdades, como por ejemplo las noticias falsas o los gobernantes diciendo algo «cierto» que en realidad encubre otra cosa.

Se vienen -y estamos viviendo- grandes tiempos de cambio. La nueva normalidad es la base de todo lo que estará moviéndose y mutando.

Que sea un gran ciclo para la Tierra y para cada uno de nosotros.

1 comentario en “Nodos Lunares se mudan a Géminis y Sagitario

  1. […] saber más especificaciones, pueden ir a este artículo a leer más sobre este eclipse y a este a leer sobre los nodos en Géminis y […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *