Publicado el

Eclipse para soltar el control

La semana pasada y ayer les conté en el newsletter cosas sobre el eclipse de hoy, y les dejé algunas preguntas.

Los eclipses no son aspectos planetarios “comunes”, son eventos donde el ego no tiene la palabra, la mente se silencia y el verdadero Ser toma la delantera. Nos ayudan a deconstruirnos, decondicionarnos, rompernos para reprogramarnos.

Es decir, nos asisten para escucharnos de verdad y para dejar de responder a la aparente autoridad que quiere tener nuestra mente, cuando la verdadera autoridad es interior y está en el cuerpo. Tus genes dictan cuál es la mejor manera de tomar decisiones más allá de tu mente, para que ella pueda volver a su rol creativo, de procesos, imaginación, enseñanza, aprendizaje y comprensión.

✨ ¿Cuánto dejás que el pasado controle tu vida? Que por temer repetir tu historia, uses mecanismos que inevitablemente te la hacen repetir…

✨ ¿Cuánto te quedás en la zona cómoda porque la podés controlar?

✨ ¿Cuántas oportunidades, experiencias o relaciones evitás porque te piden mostrarte vulnerable y creés que eso es una debilidad?

✨ ¿Cuánto evadís el cambio y la transformación por el deber ser o el qué dirán? O porque eso “no se hace”, “no es normal”…

✨ ¿Cuánto más vas a quedarte recluída emocionalmente por temer al dolor?

✨ ¿Cuánto más vas a evitar ser quien viniste a ser de verdad?

Todo eclipse cierra una etapa para que permitamos abrir otra. Hay una transformación en curso y si bien puede pedir que purguemos y dejemos ir lo que nos hace mal, también puede permitir que hagamos alquimia desde el alma, que nos permitamos ser en paz, sin tantas barreras ni miedos limitantes.

Para poder “soltar” algo necesitamos primero reconocer que podemos vivir saludablemente sin ello. Ya no hay principios caprichosos que tengan la razón y con los que podamos sostener relaciones, trabajos y circunstancias nocivas, sin pagar el precio que conlleva.

Permitirnos la transformación es reconocer que jamás tenemos el control. Y que es necesario no tenerlo para disfrutar lo que significa estar vivos.

Publicado el

Los eclipses no te hacen nada

No debo ser la única que ya no sabe cómo explicar que los planetas, Mercurio retro, los eclipses… no te hacen nada.

Recibimos información e improntas energéticas todo el tiempo: de otras personas, de estímulos, de la naturaleza, de nuestras mascotas, y así. A nivel macro, recibimos neutrinos que contienen información y atraviesan la materia (esto es física) y a nivel micro hay información contenida en nuestro ADN que define tendencias, probabilidades y características de nuestro ser. Así que entre la física y la biología tenemos la parte de la materia.

En los otros niveles, que podríamos definir como mental, emocional, psíquico y psicológico, actuamos desde la experiencia, es decir, desde el pasado. Por eso es que nada nuevo podemos crear si lo intentamos siempre de la misma manera. Entonces nuestro ego/mente genera mecanismos de supervivencia y estos definen que lo conocido -el pasado- es seguro y lo desconocido, un riesgo, peligroso.

Así es que lo desconocido termina teniendo el potencial de destruirnos cuando vivimos sin hacernos cargo de nuestras elecciones y responsabilidades, y es por eso que le tememos y le pedimos “que no nos haga nada”.

La única persona que te puede “hacer algo”, sos vos mism@, a través de elegir desde el pasado o desde tu sabiduría -autoridad, en diseño humano- interior (no hablo de la gente dañina, que sí existe).

Sé que necesitamos creer, pero creer no implica depositar la responsabilidad de lo que nos sucede en lo externo, porque así siempre seremos eternas víctimas de los dioses, como en la antigüedad, cuando le temían a los eclipses porque creían que un dragón se comía al Sol.

Elegir actuar desde tu autoridad interior es desprogramar todo lo que aprendiste y reprogramarte con lo que sí habla de vos. Esto es genética, es atreverte a seguir a tus células y no a las normas y condicionamientos impuestos desde la niñez.

Sobre la autoridad en diseño humano dejé toda la info en mi canal de Telegram, y en un artículo anterior.

Publicado el

Sobre junio

Así todo el año.

Después me harto de racionalizarlo todo y mando todo a la mierda.😂

Ahhh, junio.
La Luna se encontró con Júpiter en Piscis y hace 11 años no se encontraban ahí. El Sol sigue en contacto con el Nodo Norte en Géminis, los retrógrados nos llevan a revisar para renacer y reinventarnos, los eclipses nos llevan a soltar el control para escucharnos de verdad, el solsticio de invierno y el Sol en Cáncer cambiarán un poco el mood energético, y ni hablemos de la cuadratura Saturno-Urano que vuelve a perfeccionarse este mes, la retrogradación de Júpiter y Neptuno -hola Piscis, te mando besitos- y la oposición Marte-Plutón que se perfecciona este fin de semana pero que ya nos pide expresar las emociones más reprimidas -sobretodo si son muy “malas” o explosivas-.

Para info rápida y precisa, podés sumarte a mi canal de Telegram (link en historias destacadas) y para mayor profundidad, te podés suscribir a la #MembresíaAlba donde encontrás artículos bien a fondo con detalles técnicos e interpretativos de astro y mucho más (info en historias destacadas también).

Aguanten junio y Géminis que nos sacuden el coco.

Publicado el

Nuevas miradas astrológicas

Tal vez sea hora de abordar nuevas miradas astrológicas.

De dejar de mirar a la luna -gran representante de lo receptivo y de la energía matriarcal- como un mecanismo de defensa infantil, desprestigiando su energía esencial opuesta a lo que el capitalismo y el patriarcado siempre han inculcado. La Luna está llena de dones, de talentos, de información ancestral y cósmica que heredaste. Y no todo lo heredado es “malo”.

Es preciso cuestionar las dignidades planetarias de la antigüedad, porque las eras han mutado, nosotros hemos mutado, y ya no necesitamos la mirada de un astrólogo que nos pueda predecir si el bufón está en contra del rey o no.

Es momento de atrevernos a dejar de creer lo que algunos pretenden enseñar sobre Plutón como un apego -exclusivamente- y animarnos a apropiarnos de su fuerza, de su poder, derrocando las sombras de abuso, manipulación y ambición de control que las instituciones que gobiernan al mundo sostienen. Dejar de temerle al concepto de la muerte, tan florecido y hermoso y poco apreciado. Si la semilla no muere, la planta no puede nacer. Si mis identificaciones no perecen, no puedo transformarme y evolucionar. Es hora de dejar de fundamentar los puntos de apego como si no tuvieran luz, y de bastardear lo yin porque le tienen miedo, porque no da plata o sencillamente no conviene. Porque eso también se ha venido haciendo desde antaño, ¿es lógico y sano seguir sosteniendo el miedo a sentir si las emociones nos liberan?

Con los tránsitos planetarios y eclipses también sostenemos predicciones, miedos y consideraciones de la antigüedad.

Ya no podemos seguir vivenciando una astrología determinista que nos quita la poca libertad que realmente poseemos, que es la de elegir dentro de determinados marcos y posibilidades sociales. Los planetas y los eclipses no hacen nada solos, indican la energía disponible para que tomes esa información que llega en forma de mensajes, palabras, códigos, símbolos, arquetipos.

El mandala de tu carta natal está dirigido por su centro, el Sí Mismo o Yo Superior, que es quien desea expresarse cuando la mente se calla. Y esto sucede a la fuerza en las temporadas de eclipses, porque sino no nos silenciamos nunca.

Publicado el

Se acerca la temporada de eclipses

Todos los planetas que vayan saliendo de Tauro se encontrarán en trino con Plutón, además de estar en contacto con el cúmulo estelar de las Pléyades, un punto de ayuda cósmica para nuestra evolución, y uno de tantos posibles orígenes estelares nuestros. De esto les hablaré pronto a quienes están suscriptos a la Membresía Alba.

Mientras tanto, la Luna se prepara para estar nueva en Tauro -en una amplia conjunción con Urano- el 11 y abrir la temporada de Eclipses que tendremos el 26 y el 10 de junio.

Como siempre, con los eclipses se trata de dejar hablar al Alma, de soltar el control y las resistencias. Así que vayan limpiando el sótano 😬

Publicado el

Luna junto a Plutón

No le podemos echar la culpa a la Luna, peeeero….

A veces lo que duele es resistirse a ver aquello que nos está destruyendo, aquello que nos hunde. Me siento tan pesada que me hundo sola, nadie más me está empujando hacia abajo. Estoy triste, desesperanzada, angustiada. Es la primera vez en mi vida que reconozco a consciencia sentirme deprimida. Lo que más me nutre es hacer lo que amo, aunque a veces me cueste salir de la cama para hacerlo.

No estás sola, solo, si te estás sintiendo así. Tal vez, como humilde consejo, sea bueno mirar eso que te duele a la cara, si es que te sentís lista, listo. Cuando lo vemos nos deja de hundir tanto.

A mí me está sirviendo mover el cuerpo, caminar, estirar, hacer yoga, tocar, regar y hablar con árboles y plantas, y escribir todo lo que siento. Escuchar música alegre, aunque de a ratos no sepa ni cómo reírme de manera genuina. Y prestarle atención a mi cuerpo, oler agua florida y hacerle mimos a Pipa.

Les abrazo.