Publicado el

Stellium en Acuario

Acuario está super cargado de energía estos días, preparándose para la Luna nueva.

Por orden desde los primeros grados hasta los últimos, encontramos a Cariclo –el asteroide que representa la guía hacia nuestro trabajo del alma y nos ayuda a sostener a otros en sus procesos creando espacio sagrado-, Luna, Saturno, Venus, Júpiter, Mercurio, Pallas –el asteroide que habla de nuestra inteligencia estratégica y nos permite identificar nuestros patrones de comportamiento para cambiarlos– y el Sol.

Todo juntos en Acuario, como Gachi y Pachi que son de Sagitario. Cada planeta está en conjunción con el de al lado con una diferencia máxima de 6°, lo que nos habla de una gran conjunción acuariana, todos como agarraditos de las manos haciendo un trencito (me estoy imaginando un baile en pleno carnaval carioca en un cumpleaños de quince).

Stellium se llama a la agrupación de tres o más planetas en grados cercanos. En este caso Acuario está cargado desde el grado 0° hasta el 22°, aunque el Sol, Venus, Júpiter y Mercurio irán llegando hasta el último grado durante las próximas semanas.

Acuario está en cuadratura a Urano y a Marte transitando Tauro, y en sextil a Quirón en Aries. No parece, pero Quironcito está presente constantemente pujando por nuestros procesos de integración de los cambios y la ruptura con todo lo arcaico-vencido.

Esto hace que los signos de los ejes de la cruz fija sientan más todo este movimiento: se viene un quiebre necesario y esperado. Tauro, Leo, Escorpio y Acuario saben que llegó la hora de un cambio radical. Porque los signos fijos no son de realizar cambios, no les gustan en general, pero cuando los hacen, agarrate porque son terremotos.

Así que no sería loco ver a Tauro cambiando de trabajo y despertando a todo lo que ya no desean en sus vidas, a Leo mutando el estado en sus vínculos más cercanos -socios, parejas, amistades íntimas- o mudándose, a Escorpio trabajando en sanar su pasado, en elegir/cambiar dónde y con quién vivir y flexibilizando -aunque sea un poquito- su noción de estabilidad, y por supuesto a Acuario siendo el torbellino del zodíaco que siempre es, pero animándose a más. A mucho más.

Estamos a un día de la Luna nueva en este signo y se siente fuertísima, así que es recomendable aprovechar tremendo inicio.

Socialmente hablando

Estamos hartas. Hartas de los abusos, de los femicidios, de la brutalidad de los privilegiados, del patriarcado, de los pacatos que defienden a ese mismo patriarcado que les llena los bolsillos. Porque patriarcado y capitalismo van de la mano.

Estamos hartas y hartos de tantas cosas, que necesitamos recordar lo importante que somos como sociedad. Somos ese pueblo al que los poderosos le temen. Y tanta movida acuariana no se va a quedar en silencio mirando como todo sucede desde el sillón: nos estamos moviendo a paso firme y seguro. Nosotros somos el terremoto.

No deseamos un futuro igual a este presente.

Y lo vamos a tirar.

Publicado el

Tu destino es la sabiduría.

“En la época de los grandes matriarcados se daba por hecho que una mujer sería conducida de manera natural al mundo subterráneo bajo la guía de los poderes de lo femenino profundo. Tal cosa se consideraba parte de su formación y el hecho de que adquiriera esta sabiduría gracias a la experiencia directa era un logro de primerísimo orden.
[…]

En los momentos más oscuros, el inconsciente femenino, es decir, el inconsciente uterino, la Naturaleza, alimenta el alma de la mujer. Las mujeres dicen que, en pleno descenso, se sienten rodeadas por la más lóbrega oscuridad, perciben el roce de la punta de un ala y experimentan una sensación de alivio. Notan que se está produciendo la alimentación interior y que un manantial de agua bendita inunda la tierra agrietada y reseca, pero ellas ignoran su procedencia.

El manantial no alivia el sufrimiento sino que más bien alimenta cuando no hay otra cosa. Es el maná del desierto. Es el agua que brota de la roca. Es el alimento llovido del cielo. Sacia el hambre para que podamos seguir adelante. Y de eso precisamente se trata, de seguir adelante. De seguir adelante hasta llegar a nuestro destino de sabiduría.”

Este párrafo de Clarisa Pinkola, del libro “Mujeres que corren con los lobos” (la señora biblia), habla sobre la alquimia interna, el proceso de conexión con nuestras profundidades de donde sacamos el poder -alimento- para seguir incluso en las más difíciles circunstancias.

La #Naturaleza es la madre de todos nuestros ciclos y es por eso que necesitamos tanto el contacto con ella: para recordar que somos resilientes, fuertes, poderosas, brujas que alimentan no sólo a su propia alma conociendo los ciclos en los que esto debe hacerse, sino que somos capaces de alimentar a alguien más, literal y metafóricamente. Para recordar que somos seres completos, que ya lo sabemos todo intuitivamente.

Nuestro instinto animal ruge, nos defiende, defiende a los que amamos y nutrimos, y nos alimenta.

Bajar a nuestras profundidades y resurgir con la fuerza para seguir es parte de nuestra sabiduría interior. Anotalo en el espejo

Publicado el

Si sana una, sanamos todas

Últimamente en las sesiones se repiten muchos factores.

De por sí, todas las sesiones que tengo en el mismo día tienen puntos en común: la Luna en la misma casa, el mismo ascendente, aspectos repetidos… Esto me sugiere cada vez más que la casualidades no existen, sino que todos estamos conectados, en red.

La gran mayoría llega buscando un gran cambio: de trabajo, para tomar una decisión al respecto de un vínculo, para atravesar una gran iniciación como la maternidad o la independencia laboral, para encontrar la pasión y el propósito transpersonal, pero muchísima gente llega para conocerse mejor porque está en medio de un proceso de despertar de consciencia.

Mi mirada astrológica incluye a la genealogía prácticamente de la mano, y ésto me hace ver otros patrones que se repiten: los secretos familiares, las cosas “de las que no se habla” pretendiendo negarlas, y los abusos.

Casi siempre termino sugiriendo alguna terapia, y derivo a psicólogas, biodescodificadoras y a mi chamana de confianza.

Con esto quiero decir que muchas veces, en el proceso de autoconocimiento y de sanación, tenemos que encontrarnos con lo que duele, lo que negamos, hurgar en la mierda, descubrir secretos escondidos bajo capas y capas de abusos, abortos, pérdidas, y otros tantos asuntos familiares.

Y definitivamente siempre llego al mismo punto:

para poder amarnos “más y mejor” -por decirlo de alguna manera- es imperioso sanar el vínculo con la niña interna y trascender a nuestra sombra.

Psicológicamente a la sombra (eso negado, reprimido, lo que no nos gusta de nosotros, hay mucho sobre la sombra en mi web) se la tiene que integrar, y a la niña interna se la tiene que maternar, aprender a nutrir como si fuéramos nuestras propias madres. Niñas, niños, niñes interiores.

En todo proceso de autoconocimiento hay dolor que atravesar y trascender, y eso conlleva responsabilidad y paciencia.

Estamos en un momento en que -más allá de los géneros- estamos despertando a la diosa, a la energía que nos ayuda a recordar nuestra esencia, lo que verdaderamente somos.

Somos una red, una gran matriz donde todos estamos interconectados. Al responsabilizarnos de nuestros propios procesos, de lo que nos toca, si sana una, sanamos todas.

Venus en Cáncer se encuentra en trino a Neptuno en Piscis: ideal para conectarse, meditar, sanar, perdonar y mimarse mucho.

Publicado el Deja un comentario

Brujas verdes

Si hay algo que hace poco descubrí de mí, es que jamás seré una tibia que no toma postura.

Descubrí el feminismo no hace mucho y me hubiera encantado haber sido criada en una sociedad un poco menos patriarcal. Pero acá estamos, somos muchas y queremos liberarnos de ataduras, del deber ser, del status quo. Eso incluye que cada una pueda salir a la calle tranquila, que podamos vestirnos como queremos sin tener que ser juzgadas o abusadas y que, sobretodo, recuperemos todos los derechos de hacer con nuestras vidas y nuestros cuerpos lo que deseemos.
No entraré en visiones metafísicas -que sí las tengo- porque elijo anteponer la realidad, la vida de mis hermanas, de todas aquellas que, como yo, quieren un mundo con más igualdad, menos tabúes y más libertad.

El 8 de Agosto es un día muy importante en Argentina, mi país natal. Y quiero ahondar en los aspectos astrológicos de ese día y de la temporada.

Primero, estamos en temporada de eclipses. Todo lo que se da en estos meses, tiene como una confirmación de ser a largo plazo.

Segundo, Urano está en Tauro, haciendo que las revoluciones se centren en el bienestar físico, en la seguridad y en liberar ataduras fijas. Pero estará retrógrado desde hace menos de 24 hs, así que yo creo que podría sentirse con fuerza estacionaria.

Tercero, la Luna estará balsámica en Cáncer: hay personas que dicen que en Luna nueva ya no tiene energía, que es en vano iniciar cosas, que de nada sirve lo que comiences. Yo digo que la Luna balsámica y la Nueva tienen la fuerza de la oscuridad, de las sombras, de lo que sabemos que está pero no se ve. La Luna balsámica es la Luna de las brujas, de la intuición, de lo que se mueve lejos de la mirada del mundo, de los poderes ocultos.

Cuarto, estaremos a días de un eclipse de Sol, en la casa del Sol. Si hicieron la tarea, recuerdan de qué se tratan los eclipses solares: se eclipsa energía masculina. El Sol en Leo es el rey que se siente cómodo en su castillo, pero la Luna nueva lo eclipsará y le hará ver que sus normas patriarcales ya no sirven. El Sol es vida, es luz pero también es firmeza de carácter. La Luna en Leo podrá subordinarse a estar en su casa…pero es allí mismo donde mejor puede romper las reglas, “desde adentro”.

Quinto, la Luna balsámica estará en oposición a Saturno retro. Saturno es el padre, es el patriarcado, es las normas, los tabúes, los límites y los castigos. ¿Vamos entendiendo? Una oposición se trata de negociación.

Sexto, Júpiter en Escorpio en cuadratura al Sol en Leo: acá tiene más fuerza el Sol porque está en su casa, pero la cuadratura es una tensión entre lo que se ve y lo que pasa por debajo de la superficie, detrás del telón. Hay una exigencia sobre la que se debe actuar y habla de energía masculina de exposición versus energía femenina de expansión con connotaciones sexuales/genitales.

Séptimo, Sol inconjunción Neptuno retro en Piscis: Neptuno en Piscis está volando entre nubes diluyendo límites mientras el Sol está actuando por lo que quiere. Esta incomodidad refleja aspectos espirituales que quedan relegados a la actuación física, a lo tangible.

Octavo, Venus en Libra en oposición a Quirón retro en Aries: bueno, Venus está en su casa y quiere negociar con el doctor Quirón. Acá hay un deseo exclusivamente femenino de demostrar algo con recursos legales (o incluso de mostrarse pacífica por el “qué dirán”) mientras del otro lado alguien relacionado a la salud cambia de posición y sale de la postura egoísta del “yoísmo”.

Noveno y la frutilla del postre: Sol conjunción Mercurio retro en Leo, mientras la Luna en Cáncer hace un trino con Júpiter. Este trino es comunión en signos de agua y femeninos, que hablan del cuerpo femenino (senos y genitales, gestación) y la conjunción de Mercurio con el Sol es reveladora de verdades: cosas que pasaban en la ilegalidad/oscuridad, salen a la luz, se revelan. Esto se da en el grado 17 de Leo, y, si no sabían, cada grado matemático tiene un significado.
Estos significados fueron canalizados por tres personas y les dejo acá los dos significados que más me llegaron:

17º: Un jabalí. Denota a alguien a quien se puede matar, más nunca conquistar; tampoco se sentirá inducido a adoptar de buen grado las falsas políticas de la civilización moderna. El vive una vida propia, una esfera propia, y placeres propios. Puede ser considerado rudo e ineducado, pero tales epítetos hacen poca o ninguna mella en él.

17º: El coro no investido de una iglesia. La inviolabilidad de la experiencia dramatizada para cada individuo a través de su participación en las funciones más amplias o comunitarias de la vida. La actividad común del esfuerzo grupal desprovisto de toda reglamentación social y espiritual es un ejercicio necesario por respeto a otros, y es un estímulo para una ordenada expresión de sí mismo. Un alto aprecio de la realidad por un goce realzado y normal de la vida cotidiana. Positivo: La efectiva aceleración del corazón del hombre por intereses que se han expandido al punto de una real preocupación por sus semejantes. Negativo: Una lucha poco imaginativa por una popularidad inmerecida. Comunión.

No tengo idea si todo esto lo escribo como consuelo anticipado para calmar mi ansiedad o si simplemente la astrología no funcionará como lo espero. Lo que sí sé, es que el 8 de Agosto será el día de las brujas verdes en el cielo y ojalá se cumpla la ley que dice que “Como es arriba, es abajo”.

Liberación, hermanas. Que pase lo que pase, ya no nos separan nunca más.