Publicado el

Edward Bach y el día del terapeuta floral

El 24 de septiembre de 1886, en Gran Bretaña, nació Edward Bach.
Sol en el grado 01° de Libra, con ascendente en Piscis y una Luna leonina en la sexta casa -habitada también por el Nodo Norte- que habla de esos problemas de salud que lo librarían de dar servicio durante la primera guerra mundial.

En 1912 se recibió de médico y cirujano, revelado por sus planetas en Virgo, Marte en Escorpio, Luna en casa 6 y ascendente pisciano, volcando su sabiduría al servicio de sanación.
Obtuvo varios títulos profesionales relacionados a la salud y en 1919 se acerca a la homeopatía de la mano de sus trabajos como bacteriólogo (ese Mercurio en Virgo en trino a Neptuno que rige su ascendente hablaba fuerte).

Su Mercurio en Virgo (que por suerte lo guiaba a registrar todo con detalle) es prominente porque rige a su Nodo Norte, y se encuentra en conjunción al Sol y en amplia conjunción a Urano -ambos en Libra- indicando así que toda investigación desde un lugar científico lo llevaría a crear algo novedoso pero que también ayudaría a un gran sector de la sociedad.

Con Marte en Escorpio en casa 8, claro que iba a profundizar en todo aquello que le permitiera alquimizar emociones, purgar para llegar más hondo en los procesos. Por algo tomar esencias florales no genera efectos inmediatos, sino que es parte de un proceso donde el ser se abre a recibir su propia guía superior.

Quirón en Géminis desde la base de la carta y cuadrándose con su regente, Mercurio, muestra su necesidad de saber siempre más. Tal vez era demasiado ansioso él mismo, como cuando descubrió a Impatiens en busca de algún remedio floral que calmara un dolor agudo.

Siento muy clara su misión personal, que para toda persona abocada a la salud -en cualquier nivel- se convierte en algo tan transpersonal como lo es compartir con el mundo la propia búsqueda interior de sanación.

A Bach le pido asistencia cuando preparo o indico esencias, porque se cuenta que luego de desencarnar siguió guiando a la humanidad desde su actual plano, para poder asistirnos a sanar y evolucionar siempre.
En honor a él, hoy se celebra el día del terapeuta floral.

Hagan lugar en la agenda que sale formación en 2022.

¡Abrazos, colegas!

Publicado el

Carta natal de Julio Cortázar

El 26 de agosto de 1914, por el trabajo en la embajada argentina en Bélgica que tenía su padre, nació Julio Cortázar. Su Sol en Virgo en conjunción al Nodo Sur y a Mercurio en los últimos grados de Leo, revelan esa capacidad de escribir y de desarrollar el texto desde el alma, como si fuera innata, o si viniera de otras vidas.

Sin embargo, tenía a Quirón en la tercera casa, en Piscis y en trino a la Luna en Escorpio. ¿Sabían que tenía rotacismo? Es la dificultad para pronunciar la letra r, que fue parte sin duda de la no muy conocida falta de autoestima que tenía. Pero esa aparente limitación abriría el portal del don quironiano: la palabra.

La Luna en Escorpio en trino a Quirón habla de una relación bastante compleja con su mamá. Uno de sus biógrafos cuenta: “La madre, doña Herminia, era hija ilegítima y tanto ella como la hermana de Cortázar, Ofelia, vivirán de él toda su vida porque el padre les abandonó pronto -cuando él tenía 6 años-: hasta un mes antes de su muerte les enviará cheques desde Europa.”

Hasta sus 4 años vivió entre Bélgica, Suiza y España, y volvió con su familia a Argentina, donde estuvo hasta 1951, cuando se radicó en Francia. Sol, Nodo Sur, regente de ambos y el de la casa 4 (Marte) en casa 9, sumados a un ascendente sagitariano: claro que su evolución estaría marcada por alejarse de su patria, de sus raíces. Además, como él mismo dijo: «Mi nacimiento fue un producto del turismo y la diplomacia» y los tres idiomas que hablaba -que lo habilitaron para traducir la obra entera de Allan Poe- confirman esas posiciones natales. Podemos incluso sumar movimiento con Júpiter rx en la casa tres.

Un obsesionado con el tiempo, con las instrucciones y las relaciones humanas (Virgo + Venus y Marte en Libra) que vivió en una era y lugar inundados de arte y poesía, abrazando su Nodo Norte.

Fallece en 1984 supuestamente a causa de una leucemia, aunque varios biógrafos creen que fue consecuencia del sida, que contrajo luego de una -mal hecha- transfusión sanguínea. ¿Secretos y tabúes familiares que revela esa Luna escorpiana, como el origen de su madre, o cosas que nunca sabremos?

Lo que sí sabemos es que era un eterno creador de mundos fantásticos.

Carta natal de Julio Cortázar
Publicado el

Carta natal de Gustavo Cerati

El 11 hubiera sido el cumpleaños de Gustavo Cerati.
Si hay alguien que no sólo he admirado siempre, sino que ha sido compañía en mi vida desde la infancia y ha incentivado muchísimo mi creatividad, fue y sigue siendo él.

Era un ser humano maravillosamente creativo, fiel a su Sol en Leo, y tenía a la Luna en Escorpio, lo que lo hacía intenso, profundo, seductor y creador de las letras más desgarradoras emocional y sexualmente hablando, de la historia del rock argentino.

“Come de mí, come de mi carne […] tómate el tiempo en desmenuzarme” cantaba en “Entre caníbales”, delatando a esa luna escorpiana vorazmente visceral. Que también ilumina en “Canción animal”, que escribió con Daniel Melero -con quien después sacaría el hermoso disco “Colores santos”-: “No me sirven las palabras, gemir es mejor”.

“Zoom” es otra bestialidad poética al mejor estilo Luna en Escorpio. Escúchenla y después me cuentan. La capacidad metafórica se mezclaba con lo explícito y ese es un gran don de un Neptuno escorpiano emplazado en la casa 3, en amplia conjunción a su Luna. “Sos el paisaje más soñado y sacudiste las más sólidas tristezas” cuenta en “Lago en el cielo”, y claro que ese Neptuno rebosaba de dulzura también.

Tenía al Sol en el signo de su regencia, en casa 1; la Luna en la casa tercera en conjunción a la cúspide de la cuarta (siendo la regente del ascendente en Cáncer y por ende de la carta), a Júpiter en Escorpio en la casa cuarta que continúa en Sagitario (indicando esa herencia materna irlandesa) y a Quirón en la séptima opuesto a ese Sol leonino.

Tal vez ese Quirón explique el dolor de “Té para tres”, cuando Gustavo, su mamá y su papá se sentaron a tomar el té para abrir el sobre con resultados de salud de éste último, que terminaría falleciendo de un cáncer que los papeles anunciaban, años después.

En “Corazón delator” él mismo contaría que se basó en el cuento de Allan Poe llamado igual, pero que “en este caso la escribí pensando en que mi corazón me delata cuando veo a la persona que amo”. Más leonino no había.

Ese Sol estaba en conjunción a Urano, dándole ese estilo tan característico -cuasi acuariano, especialmente en los ochenta- y ese genio creativo que nunca paraba. Pero un día paró, no sin antes dejarnos un montón de herencia para disfrutar y para recordar que siempre usemos al amor como un puente. 💜

Hay un montón más de su carta para interpretar, ya se los contaré en algún video en mi canal de YouTube. 🙂