Publicado el

Todo es cuestión de equilibrio

Me cansé de pensar que los retrógrados exclusivamente representan revisiones, reevaluaciones.

El otro día leía a mi colega adorada @escuelasagitario y ella usó la mejor palabra: receptividad.

Creemos que lo normal en este mundo es avanzar, estar activas y proactivas, movernos, iniciar, actuar. No es costumbre el momento de la pausa, la integración de la experiencia, la calma para develar la sabiduría.

Es más usual estar en la cima yang de las cosas, haciendo, pensando, en el constante “ando” del verbo, que virar a la receptividad de lo yin, a la paciencia de los procesos.

Me parece que los retrógrados no son sólo la pausa antes de actuar, son la otra parte del cielo, su complemento, ese hemisferio derecho yin, creativo, donde se gesta lo que más adelante se manifestará.

Creía que las temporadas con muchas retrogradaciones al mismo tiempo eran un exclusivo momento de cueva, cuando en realidad -siento ahora- son el momento de cosecha o de gestación (depende cómo estés en tus ciclos personales), de vacaciones o de creación, de relax disfrutable o de profundo placer.

Todo en el universo es una cuestión de equilibrio, donde hasta el caos es necesario, donde, como dice Liz Gilbert: “perder el equilibrio por amor es parte de vivir una vida equilibrada”. Por amor, por caos o por lo que sea, la constante es la oscilación. Hoy arriba celebrando, mañana abajo procesando; un día en éxtasis al otro en integración, y así. Todo es dual, todo tiene dos polos, todo busca el equilibrio. Y el cielo también.

Porfa dejá de temerle a la idea de soltar el control: al final nunca lo tuviste, aún cuando creías que sí.

Dejá de asustarte con Mercurio retro y tomalo como la pausa que te permite respirar, descansar, integrar la información.

Dejá de creer que las cosas “van a salir mal” porque seguís con el mismo chip todo el año: a veces tienen que salir mal para que aprendas cuándo parar.

Dejá de temerle al error.

Ojo, todo esto si tenés ganas, no porque lo diga yo.

Creo que los retrógrados son el mejor momento para practicar con tu estrategia y autoridad de tu tipo de diseño humano, porque ya la mente no tiene el control como antes.

¿Probaste ya?