Publicado el Deja un comentario

Tipos de sueños.

Anoche Neptuno hizo lo suyo conmigo y me trajo un sueño super revelador del que me gustaría compartirles lo que descubrí:

Estaba con una mujer investigando la naturaleza o significado de los sueños, entonces íbamos “probando” mientras dormíamos turnándonos, y descubríamos que los sueños tenían categorías, de las cuales encontrábamos dos. 

Este sueño me llevó a “clasificar” de alguna manera, todos los sueños que he tenido en mi vida o que otros me han contado, y puede servirles para comprender mejor los mensajes de este universo onírico:

1) Proféticos o premonitorios: muestran posibilidades de algo que podemos crear en nuestro futuro.

2) Advertencias: muestran lo que podría ocurrir si siguiéramos “dormidos” en nuestro presente, nos instan a hacer algo para evitar que se cumpla.

3) Iniciáticos: donde usualmente se nos lleva a un templo sagrado -en otra dimensión- para ser iniciados en algo específico.

4) Chamánicos: siempre vinculados a la naturaleza, los elementos y los animales de poder, incluso al sonido de tambores y maracas. Traen mensajes profundos.

5) En estado alterado de consciencia: provocados por drogas o alcohol. Si la droga o bebida fue natural, la planta o plantas utilizadas son mensajeras. Si fue química, el sueño es una reacción de tu cerebro)

6) Inconscientes: vinculados a arquetipos del inconsciente colectivo, son imágenes simbólicas que toman cosas de nuestro día y la convierten en el sueño, pero que muchas veces sacan contenido al consciente como señal de que es hora de integrar o trabajar el asunto. Jung escribió al respecto “Energética psíquica y esencia del sueño”.

7) Pesadillas: directamente vinculadas con nuestra sombra, nos la muestran para que la reconozcamos y la integremos, y así ser seres completos.

8) Viajes astrales: son paseos por la cuarta dimensión, desde donde vemos “desde arriba” a la tercera (donde vivimos físicamente)

9) Viajes multidimensionales: en éstos podemos encontrarnos con otras versiones de nosotros mismos, con guardianes estelares de ellas, y las experiencias pueden ser ilógicas para nuestra mente racional. 

10) Viajes intergalácticos: donde viajamos por el cosmos y podemos visitar sistemas estelares, otros universos y encontrarnos con seres extraterrestres que nos pueden sorprender con su aspecto físico (si lo tuvieran).

11) Sueños lúcidos: donde nos damos cuenta que estamos soñando y podemos manejar el resto del sueño a nuestro gusto. Esto es aprender a masterizar nuestra energía en otras dimensiones y Castaneda lo llamaba “el arte de ensoñar” (que en verdad está mucho más allá de un simple sueño lúcido)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *