Publicado el

¿Sos la autora de tu vida?

Venus se está uniendo a Saturno y aunque estén en Acuario, esto puede pesar.

Agobia sostener cosas por costumbre, no cuestionar y obedecer.
Respetar a una autoridad externa a vos es entregarle todo tu poder, porque como dice Alejandro Lodi, autoridad significa “calidad de autor”.

¿A quién le cedés los derechos, la autoría de tu vida, tu responsabilidad sobre lo que experimentás? ¿Seguís culpando a tu vieja, a tu viejo, a tu ciudad -o a quién sea- por todo lo que te frustra, por lo que no lográs, por lo que “te sale mal”?

Esto puede ser super productivo, te puede dar foco para darle forma y estructura a metas y proyectos, pero no olvidemos que el asunto mental puede andar medio confuso con Mercurio retrogradando.

En otro sentido, si en lugar de estar trabajando y responsabilizándote por lo que te toca, elegís quejarte, seguir culpando al afuera y victimizándote, este aspecto puede tornarse bastante angustiante.

Es como si la energía del deseo o se enfocara en laburar por lo que quiere o se dejara consumir por un deber ser y obligaciones que agotan el ámbito mental de cada uno.

Las cosas nunca son fáciles con Saturno, o al menos eso se cree. Cronos devoraba a sus hijos para que no se cumpliera la profecía que le dijeron de que alguno de ellos lo derrocaría. Que de todos modos se cumplió a manos de Zeus, aka Júpiter. Saturno pretende tener el control de las estructuras que lo dejan en un lugar de aparente seguridad, dominación y control, que se cristaliza, pero el crecimiento (Júpiter) siempre gana porque la vida muta y evoluciona todo el tiempo.

Estos días si te sentís triste, no vale sólo recordar que es pasajero: vale hacer algo por ser un mejor ser humano. Porque lo personal siempre es colectivo.
Y lo que vivas vos toca a toda la red, aunque no la veas ni seas consciente de esto.

Hacer un mundo mejor nace del aporte de cada uno.