Publicado el

Marte cuadra a la triple conjunción.

Marte en Aries hace unos días está en tensión a la triple conjunción en Capricornio: Júpiter, Saturno y Plutón. Como va a retrogradar, las tensiones se repetirán y se sentirán intensas, sobretodo porque no aflojarán durante un tiempo.

Marte es activador, detona situaciones, hace que estalle lo que tiene que estallar.

Júpiter, Saturno y Plutón en Capricornio, son los generadores de esta “nueva normalidad”, que de normalidad no tiene casi nada. Porque son las viejas normas que siempre nos sostuvieron en lugares de sumisión las que tienen que caerse, porque las estructuras piramidales de siempre, abusivas, nocivas, controladoras, tienen que derribarse de una vez. Porque las leyes nos tienen que proteger a todos y no sólo a los que tienen más; porque los sistemas de “premio/castigo” son arcaicos, decadentes y destructores.

Porque tenemos que aprender a vivir en comunidad, y para hacerlo es preciso que veamos todo lo roto que está el sistema que sostenemos desde antaño, que siempre favorece a los mismos, a los “elegidos”, a aquellos que, como monarcas, creen estar tocados por la mano de dios, sintiéndose así superiores al resto.

Porque ya el control no puede controlarnos más. Hay una publicidad de una tarjeta de crédito que dice “Con seguridad. Sin contacto.” Cada vez creo más que esta pandemia tiene más mensajes de los que podemos ver. Si evitan el contacto entre nosotros, evitan la unión, la charla, las protestas, los reclamos, las marchas. Evitan que el pueblo recupere su poder.

Si nos tapamos la boca, cosa que hacemos por miedo al contagio, nos tapamos la expresión, ¡tapamos al Nodo Norte en Géminis! Y dejamos que el Nodo Sur en Sagitario siga avalando el conocimiento y el acceso a privilegios para unos pocos, para élites.

La cosa no puede seguir sosteniéndose mucho más. La pandemia es un punto final y un punto de partida. Cómo se irá desarrollando la cosa mundialmente, nadie lo sabe. Pero sí sabemos que aunque intenten callarnos, subestimarnos, alejarnos, estamos más unidos que nunca.

Y Marte en tensión a la triple conjunción también lo sabe, y va a ser la chispa que termine de quemarlo todo. Porque estamos hartos.