Publicado el

Marte conjunción Urano en Tauro

Marte, quien representa el arquetipo del guerrero, habla sobre nuestra energía física, iniciativa e impulsos, llega a las 17:37 hs hora Uruguay/Argentina/Chile, a unirse con Urano en el grado 6°44′ de Tauro.

Urano, el cielo, el gran relámpago que siempre nos sacude con cambios radicales (gracias a los ciclos de Júpiter y Saturno) se despierta ante el contacto marciano como un terremoto.

Bueno, literalmente pueden representar temblores y terremotos, pero consideremos todo el cielo y sus energías.

Marte es un planeta personal, gracias a él perseguimos nuestros objetivos y corremos tras nuestras metas, nos da la fuerza de dar el primer paso y los siguientes, es el líder, quien guía toda acción, es iniciador.

Urano es transpersonal, habla de movimientos colectivos, que tocan por sectores a toda la humanidad. En Tauro, el clásico signo de los placeres, esta conjunción nos hace observar tanto la acción personal como social. No es menor notar que ambos están en cuadratura (tensión) al Sol, Saturno y Júpiter en Acuario, signo que Urano rige junto a Saturno.

Traduciendo…

Las conjunciones Marte-Urano, como toda conjunción, inician ciclos. En este caso es un ciclo eléctrico y revolucionario de aproximadamente dos años hasta su próximo encuentro -que será el 1 de agosto de 2022- que se inicia en el grado 6°44′ de Tauro.

De por sí, la conjunción es disruptiva, pero lo es para el ego. Nos guía a romper viejos condicionamientos, actitudes, impulsos, apegos, y creencias sobre la seguridad y el merecimiento, relacionadas al amor propio.

En lo social, es como un estallido, como un grito de liberación necesario y no tiene porqué darse el día mismo de la conjunción, puede haberse dado antes (siempre se siente más fuerte antes) o durante lo que dure este ciclo hasta agosto 2022.

Al estar en tensión con planetas en Acuario, la jugada es doble: tanto lo personal como lo colectivo precisan dirigirse hacia el mismo propósito evolutivo. De otro modo, desde la incoherencia que nos puede hacer sentir inseguros, no podremos lograr un gran cambio de consciencia.

Todo el cielo está como sacudido, eléctrico. Porque Urano dispara las cosas que estaban estáticas, nos pide urgencia, cambiar radicalmente, avanzar rompiendo paradigmas.

De por sí, es el planeta que mueve las masas para ascender en consciencia. Estos años son saltos cuánticos hacia la humanidad que venimos a ser, para reconocer todo nuestro potencial.

A mí me encanta ver a los planetas unirse, así que ¡feliz conjunción!