Publicado el

Manifiesto de la amistad

Hoy es un día Espejo Planetario en el sincronario maya.

La amistad como espejo, el otro como reflejo de lo que soy y como muestra de lo que somos juntos. La amistad es ese encuentro de comuniones con diferencias que nos hacen crecer.

La temporada Cáncer siempre propone el desafío de sentir, que se hace mucho más transitable cuando estamos acompañados. Cuando hay códigos, lenguajes, y abrazos que te sostienen y traducen lo que ni podés poner en palabras a veces.

Siento que la amistad no tiene rollos, es honesta.
Que tiene encuentros y desencuentros, fogonazos, pero con la mira siempre en el nosotros. Yo no soy más importante que el otro, mis necesidades importan tanto como las de quien espejo y me espeja. Somos iguales. No tengo que nutrirlo o salvarlo, porque mediante la mera existencia del vínculo todo es mutuo. La balanza siempre está equilibrada.

No hay demandas porque en la amistad el egoísmo no existe. Porque somos dos o más cuyo encuentro tiene implícito el dar y recibir. Y si no recibo, lo expreso; y si doy de más, me observo, me comunico.
En la amistad no hay ofensas ni enojos porque nadie me quiere dañar, porque sé que lo que me ofende son mis proyecciones y si no lo son, expreso lo que me duele. Y si es daniño, entonces no es amistad. SI hay miedo y suposiciones, tampoco.

La amistad es Acuario y Acuario es aire, comunicación, verbaliza lo que necesita en pos de sostener un equipo, un grupo o una meta. Y la meta en común es lo que nos une, que nos guía a crear, por afinidad y vibración, un espacio seguro donde puedo ser naturalmente yo, sin filtros. Soy quien soy y jamás me siento juzgada por las amistades con las que el amor es genuino.
Puedo ser yo en la más elevada expresión de mi esencia.

No hay requisitos ni reglas para una amistad, más que las de estar de común acuerdo en gestar el vínculo y respetarnos. Siempre respetarnos.

La amistad es transformadora, profundamente enraizadora.
El amor es lo que nos une y cuando hay amor, todo es simple.
Por eso amo a mis amistades, porque lo simplificamos todo.
La amistad es sencilla como el amor.
Porque es amor del más puro.

Feliz día a todas esas personas que me maravillan con su existencia.