Publicado el

Ecos de la Luna llena acuariana.

Creés que no sos capaz, que te falta saber cosas, que no sos buena haciendo algunas, que carecés de valor para merecer algo, que no esto, que te falta lo otro.

No te detiene de crear cambios en tu vida la persona que sos de verdad, te detiene todo lo que creés que no sos, lo que te hicieron creer que te falta, lo que seguís comprando que no podés.

Pero cuando te desprogramás, cuando salís del rol en que te pusiste por costumbre y te apoderás de tu esencia, descubrís que sí.

Que podés.

Que lo tenés todo.

Que lo merecés.

Y el miedo a brillar termina calladito en un rincón.

Porque vos no viniste a esconderte del mundo, viniste a ser la reina de tu vida.