Publicado el

Desaprender para recordar la esencia

“Para llegar al gran momento del des-aprendizaje, hay que renunciar a todas las creencias, a todo el sistema de creencias que canaliza nuestros pensamientos, sentimientos y emociones hacia nuestro cuerpo. Podríamos decir que todas nuestras creencias convergen en el cuerpo.

Desaprender implica tomar plena conciencia de que nuestras vidas están regidas por unos programas inconscientes, heredados de nuestro inconsciente familiar y colectivo, que se expresan en nuestro inconsciente individual y se manifiestan en nuestras vidas en forma de circunstancias, situaciones, relaciones interpersonales, síntomas y enfermedades.

Tenemos que estudiar las emociones si queremos liberarnos de todos los condicionamientos que gobiernan nuestras vidas. Lo que nos causa dolor y sufrimiento no son los hechos en sí mismos, sino los pensamientos activados por los sentimientos y emociones acumulados en nuestro inconsciente. Una emoción puede generar muchos sentimientos y éstos, a su vez, crear miles de pensamientos.”
Enric Corbera.

Cuando desaprendemos, nos quitamos de encima un montón de programas, etiquetas, máscaras y roles que lejos de ayudarnos, bloquean la expresión de nuestra verdadera esencia.

Mercurio ya está en Géminis donde va a comenzar a retrogradar el 29, el 26 tenemos un eclipse lunar total en Sagitario, Júpiter ingresa a Piscis el 13 (por un ratito, luego retrograda y vuelve a Acuario), y Saturno va a comenzar a retrogradar en Acuario el 23. Si hay algo que podemos aprovechar bajo esta próxima temporada de eclipses y retrógrados, es la oportunidad de romper creencias, desafiar mandatos, desaprender todo lo que no nos hemos animado a cuestionar previamente.

Lo revolucionario es romper con todo lo que nos ha formado para tener determinadas cosas, para creer que nuestro valor radica en lo que hacemos o en eso que tenemos -o en lo que nos falta-. Cuando nos atrevemos a ver que somos mucho más que lo que el patriarcado y el capitalismo pretenden de nosotros, estamos siendo parte de la revolución.
Una revolución donde la igualdad y la equidad representan el poder que tiene el pueblo al reconocer su propio valor: el de ser quienes han venido a ser.