Publicado el

Carta natal de Julio Cortázar

El 26 de agosto de 1914, por el trabajo en la embajada argentina en Bélgica que tenía su padre, nació Julio Cortázar. Su Sol en Virgo en conjunción al Nodo Sur y a Mercurio en los últimos grados de Leo, revelan esa capacidad de escribir y de desarrollar el texto desde el alma, como si fuera innata, o si viniera de otras vidas.

Sin embargo, tenía a Quirón en la tercera casa, en Piscis y en trino a la Luna en Escorpio. ¿Sabían que tenía rotacismo? Es la dificultad para pronunciar la letra r, que fue parte sin duda de la no muy conocida falta de autoestima que tenía. Pero esa aparente limitación abriría el portal del don quironiano: la palabra.

La Luna en Escorpio en trino a Quirón habla de una relación bastante compleja con su mamá. Uno de sus biógrafos cuenta: “La madre, doña Herminia, era hija ilegítima y tanto ella como la hermana de Cortázar, Ofelia, vivirán de él toda su vida porque el padre les abandonó pronto -cuando él tenía 6 años-: hasta un mes antes de su muerte les enviará cheques desde Europa.”

Hasta sus 4 años vivió entre Bélgica, Suiza y España, y volvió con su familia a Argentina, donde estuvo hasta 1951, cuando se radicó en Francia. Sol, Nodo Sur, regente de ambos y el de la casa 4 (Marte) en casa 9, sumados a un ascendente sagitariano: claro que su evolución estaría marcada por alejarse de su patria, de sus raíces. Además, como él mismo dijo: «Mi nacimiento fue un producto del turismo y la diplomacia» y los tres idiomas que hablaba -que lo habilitaron para traducir la obra entera de Allan Poe- confirman esas posiciones natales. Podemos incluso sumar movimiento con Júpiter rx en la casa tres.

Un obsesionado con el tiempo, con las instrucciones y las relaciones humanas (Virgo + Venus y Marte en Libra) que vivió en una era y lugar inundados de arte y poesía, abrazando su Nodo Norte.

Fallece en 1984 supuestamente a causa de una leucemia, aunque varios biógrafos creen que fue consecuencia del sida, que contrajo luego de una -mal hecha- transfusión sanguínea. ¿Secretos y tabúes familiares que revela esa Luna escorpiana, como el origen de su madre, o cosas que nunca sabremos?

Lo que sí sabemos es que era un eterno creador de mundos fantásticos.

Carta natal de Julio Cortázar