Ale Modarelli - Astrología consciente

Ale Modarelli - Astrología Consciente

TW FB IG

Primer cuadratura entre Júpiter y Neptuno

Neptuno y Júpiter son regentes de Piscis. Allí se encuentra Neptuno, mientras Júpiter se encuentra en Sagitario, y el domingo 13 perfeccionan su cuadratura.

Júpiter genera que haya grandes olas de crecimiento y movimiento para romper con viejas creencias, olas de "dejar ir", olas de búsqueda espiritual, de fe. ¿Todavía creés en un dios que está allá afuera? 
Falsos gurús, religiones, vicios, personas que dicen tener "dones" para ayudarte...todo eso nos quita poder. "Dios" no está allá afuera y no tenemos que buscarlo en ninguna religión: está adentro, porque somos energía divina con el nombre que elijamos darle. Nadie puede decirte tu futuro y nadie puede creerse con un derecho sobre vos, sobre tu vida, tu pasado, presente o futuro. Alejate de las personas que crean tener la solución a todo, que se proclamen gurús, que te prometan el cielo o la salvación: todo eso es tu poder, vos también tenés dones y el principal es la creatividad, junto a la ley del Mentalismo o Atracción, que te ayudan a crear tu propia vida.

Júpiter en Sagitario trae algo gigante que ni siquiera podemos atisbar en nuestro futuro, pero será para un gran avance evolutivo personal y social. Es el optimista, así que creerle es lo mejor que podemos hacer. Pero, este optimismo no tiene que ser exagerado ni ponernos ansiosas, porque sino sentiremos confusión.

Neptuno tiene fe ciega, cree porque intuye, porque desde las aguas conecta con la sabiduría del Universo. Pero también nos nubla. Desde esta cuadratura nos pide rendición: rendirse no es abandonar todo lo que hacíamos con desesperanza, la verdadera rendición sigue las señales porque significa rendirnos ante el cosmos, ser serviciales a la humanidad a partir de nuestro cuerpo y nuestras habilidades. Rendirse es confiar.

La cuadratura nos pide dejar de idealizar, dejar de sentirnos víctimas de lo externo, dejar de creer que la salvación está afuera o que alguien más debe y puede rescatarnos. Nos pide que dejemos de creernos dueñas de la verdad, que abramos la cabeza a que no existe una sola porque cada ser vivo tiene su propia verdad.
Nos exige buscar nuestro norte y rendirnos ante nuestro corazón y nuestra alma, que son los que conocen el camino que debemos transitar en esta vida. Se siente duro, se siente difícil porque estamos en temporada de eclipses que nos hacen cambiar conductas y creencias, y ahí está la enseñanza:
NUESTRAS CREENCIAS NOS ESTÁN SEPARANDO. Nos separan de los demás pero también nos dividen por dentro.

Las religiones nos separan porque creen tener la verdad sobre cómo llevar adelante nuestras vidas, nuestras familias y cómo criar a nuestros hijos. Se inmiscuyen en la sexualidad ajena, etiquetan a los que no piensan como ellos de aberraciones o degenerados, dicen que la libertad de los demás se intenta "imponer" sobre las bases tradicionales de la sociedad, cuando son los primeros en imponerle cosas al resto. ¿Y qué son las tradiciones? ¿Por qué debo respetar y vivir bajo las que no me hacen feliz? ¿Por qué si las religiones están basadas en el amor, engendran odio hacia el que piensa, cree o vive diferente?

Iglesias católicas y evangelistas son las primeras en etiquetar al resto y señalar a todo lo que no es de su entorno como "falso", se creen dueñas de la verdad absoluta, dividiendo a la humanidad. Ellos mismos suelen despertar odios y desearle lo peor a los que no pertenecen a su secta (si escucharan hablar a la gran mayoría de representantes de estas iglesias, se asombrarían). Es momento de ver la verdad detrás de todas las máscaras. Los musulmanes usan el nombre de su dios para generar matanzas. El judaísmo usa su victimización para odiar a otros (y, por todos los dioses internos, con esto no estoy defendiendo las atrocidades de Hitler ni negándolas, no malinterpreten).
Pero de todos modos no voy a negar que cada religión tiene cosas super interesantes y llenas de sabiduría celestial, en absoluto. Sé que muchas herramientas de cada religión, utilizadas fuera de las mismas, ofrecen la libertad de conectar con la divinidad, si le encuentran la vuelta.

Las religiones en general están convencidas de lo que su libro o sus libros dicen que es la verdad (Júpiter en Sagitario) pero ninguna habla de respetar los libros ajenos ni enseñan a conectarnos individualmente con la divinidad (Neptuno en Piscis). Claro, eso les quitaría poder a ellos. Todas subsisten gracias a la manipulación mental que sus creyentes permiten que les haga, y no son libres, nadie fervientemente entregado a una religión es completamente libre de crear su vida, porque los obligan a ocultar su sombra, a vivir bajos sus términos y a creer que lo divino se halla fuera. Con esa soberbia atraen multitudes que necesitan algo en qué creer.

Esta cuadratura viene a generar una revolución en todas las creencias y tipos de fe.

Si todos venimos de la misma fuente y somos energía, que es lo que Neptuno en Piscis intenta transmitir, ¿por qué nos quedamos estancados creyendo que los que viven diferente a nosotros son "malos" para la sociedad que compartimos? ¿Por qué no podemos sencillamente respetar al otro y no meternos en su intimidad? ¿Por qué no podemos vivir en respeto, libertad y unidad?

En Sagitario, hablamos de Dios a través de un otro que tiene un don y parece ser la expresión de esa divinidad en la Tierra. En Piscis, todos somos la Divinidad y todos tenemos dones. 
Si disolvemos las limitaciones, podremos comprender que el otro tiene su verdad y así se creará un Nuevo Mundo donde todos comprendemos que somos ese Dios que tan lejano parecía.

Pero tenemos a Saturno, y así como Júpiter y Neptuno, él también está en su casa, Capricornio, desde donde tendrá repetidos sextiles a Neptuno. Esta conversación es el edificio que se levanta mientras vamos derrumbando el de nuestras antiguas normas y creencias que estancaban nuestra vida. La cuadratura entre Júpiter y Neptuno nos amenaza con romper todo nuestro sistema de creencias, a menos que trabajemos con Saturno para comenzar a crear el propio, con paciencia y responsabilidad.

Una vida libre y feliz, requiere la responsabilidad de crear absolutamente todo en el camino. De destruir el pasado y permitir que no nos maneje el presente, de comprender que lo material no se crea por sí solo sino que somos nosotras quienes lo manifestamos. Todo lo bello de la vida que soñamos podemos hacerlo realidad si estamos dispuestas a rendirnos ante la verdad de que todos somos lo mismo y a hacer el trabajo que se requiere de nosotras. 

Una de las lecciones de esta cuadratura podemos llamarla "Salir de la pesadilla", lo que significa, salir de lo que creemos que es el mundo para comenzar a vivir el cielo en la Tierra, en lugar de hacerlo nuestro propio infierno.

Por supuesto que todas, en el camino, precisamos ayuda o guía. Pero no permitas que nadie pretenda serlo quitándote tu poder.

Las fechas que les interesan al respecto las pueden encontrar en mi Guía Astrológica 2019 (sobretodo chequeando los signos de Sagitario y Piscis).