Publicado el

Impatiens, la esencia floral Bach para el segundo chakra.

Somos la cultura del TODO YA.

No sabemos esperar, tenemos problemas para aceptar al tiempo y para lidiar con él, no (nos) tenemos paciencia, no sabemos respetar y atravesar los procesos. Queremos que el futuro se nos devele ya mismo porque nuestra necesidad de control no tolera que algo esté fuera de su alcance. No sabemos cómo estar en el presente porque sentimos que la vida depende de lo que pase en el futuro. Es más, queremos que alguien nos diga el futuro.

Impatiens es la esencia floral Bach para el segundo chakra y para la ansiedad, la impaciencia y la falta de conexión con el presente. Suaviza los excesos de este chakra y da permiso al placer, tan olvidado cuando no estamos en el ahora.

La necesidad de tenerlo/saberlo todo ya no contribuye con nuestra paz ni estabilidad emocional. Nos pone irritables, de mal humor. La tipología Impatiens depende de las condiciones del entorno para sentirse bien, podemos decir que es bastante caprichosa al estilo «quiero que las cosas sean únicamente como yo quiero» y si salen de otra manera, se enoja, se frustra.

Impatiens siempre está apurada, acelerada, es impulsiva. Es una flor para las Lunas y/o Quirón en Aries o Géminis sobretodo, y es, no casualmente, la flor que más aparece en consulta.

Impatiens puede ser indicada para vos si solés experimentar hiperactividad, rigidez, taquicardia, inflamaciones, impaciencia, sensación de estar perdiendo el tiempo -si uno está haciendo algo que no le gusta o no quiere hacer, sobretodo-intolerancia, necesidad de imponerse o imponer sus deseos, muy mentales, miedos vinculados a la sensación de pérdida o carencia, de que siempre falta algo para definirse o avanzar. Tienen mucha energía pero poco contacto con su mundo emocional -está bloqueado en general- y con su inconsciente. Son impulsores y no pueden quedarse quietos o en silencio, les cuesta meditar.

La esencia nos hace ganar empatía, calma, sensibilidad. Su chispa enciende el fuego pero es necesario saber canalizarlo con coherencia. La paciencia, la escucha, el ritmo adecuado para los procesos y el perdón se hacen posibles gracias a Impatiens.

¿Estás dispuesta a aprender a esperar? Todo tiene su tiempo divino, forzarlo es sólo una ilusión.

Si te interesa comenzar un proceso de terapia floral acompañado de astrología, escribime a hola@alemodarelli.com y te cuento cómo reservar. 🙂