Publicado el Deja un comentario

Clematis, la esencia floral Bach para el primer chakra.

¿No te pasa que estás como auto-descubriéndote? ¿Como revelando una nueva versión tuya, o, mejor, tu verdadera esencia? Todo este período de re-visión con retrógrados me está marcando eso, sobretodo por la presencia de Venus retrogradando en Géminis.

Estoy reevaluando todos mis intereses, aquello a lo que le quiero dar prioridad en mi vida y en mi vocación-trabajo, y quiero realmente transparentar mi esencia. Estoy aprendiendo cosas nuevas, profundizando en las que más amo y tratando de reconocer cuál de todas es sólo para mi placer y cuál sirve para volcar en mi trabajo.

Como soy una persona muy volada, necesito bajar, necesito tierra. Y eso que no me falta ni en la carta ni en mi vida diaria, pero sí noto que me cuesta a mí conectar con esa tierra.
La semana pasada fui al vivero con una lista, y me traje algunas plantas que no estaban en ella. Una de ellas, completamente desconocida para mí, tenía en su base un llantén. Y yo amo el llantén, así que me dije «si creciste ahí, es porque tengo que llevarme esta planta.» Llegué, la googlée, y resultó ser prima de una flor de las esencias Bach. Oh, casualidad, cuando agarré el libro para refrescar mi memoria…¡era la flor que necesitaba tomar para bajar a tierra!

Me preparé el frasco con ella, Clematis, como estrella y lo fui tomando durante el día. De noche, uno de mis sueños era que una mujer me contrataba para realizarle un boook de fotos de ella hablando con otras mujeres, como si estuviera «teniendo sesiones». Le pregunto de qué trabaja y me dice: «Yo doy amor». Mientras escribía en mi diario de sueños me daba cuenta de que esta mujer ¡representaba a Clematis! Porque da mucho de manera espiritual, vive en lo elevado, en su imaginación e ilusiones, pero le cuesta aterrizar, esa es la tipología de esa flor.

Clematis es, entonces, la esencia floral Bach para enraizar, para bajar de las nubes y estar presente en el presente, hacer foco, incluso recuperar energía y dormir menos (estaba durmiendo demasiado y nunca reponía la energía). Es una esencia para el primer chakra, para conectar con la tierra, para personas algo desvitalizadas, con dificultades para concretar y materializar. Incluso para quienes buscan gestar un hije (en cuyo caso se acompaña de otras flores para el tema). Es para quienes viven en el aire, en el ámbito de lo mental, que viven en sus ideales e incluso con sueño todo el día, como si les costara estar encarnados en un cuerpo terrenal, en la materia.

Clematis puede ser indicada para vos si tenés tendencia a:

-Necesitar dormir mucho
-Desconexión de la realidad
-Agotamiento
-Problemas de memoria
-Lentitud en general
-Problemas para materializar o concretar tus muchas ideas y conceptos
-Postergar tus obligaciones porque no sentís que tenés energía para cubrirlas, todo «te da paja»
-Te cuesta escuchar a los demás con atención, hacer foco en una sola tarea y estar presente en el presente

Como dice Jordi Cañellas, en su libro «Las flores de Bach para la personalidad: «La presencia en el aquí y ahora es imprescindible para realizarnos. Es más, según Eckhart Tolle, maestro espiritual, la única iluminación espiritual posible es la plena presencia. La plena aceptación y vivencia del momento presente. Clematis en la medida en la que ayuda a enraizarnos nos trae de vuelta a la realidad, a la presencia, a una realidad que a veces a Clematis (como tipología) le cuesta aceptar pues tiene ya un ideal de cómo deberían ser las cosas. Estar presente puede permitir un segundo paso, la aceptación plena del momento. En este sentido Clematis es un primer escalón, necesario para algunas personas, en el camino al Aquí y al Ahora.»

Poco a poco les voy a ir contando sobre las esencias florales Bach indicadas para cada chakra.

Si te interesa comenzar un proceso de terapia floral acompañado de astrología, escribime a hola@alemodarelli.com y te cuento cómo reservar. 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *