Publicado el

La sombra personal.

A todos nos gustaría que aquello que más nos duele de la sociedad, no exista. No importa si es un concepto (mentira, avaricia, ansias de control y poder, etc) o una realidad pura y dura (la pobreza, la violencia, guerras, feminicidios, etc), nos gustaría de una vez erradicarlo a la mierda. Pero, como todo, es un proceso.

Ningún cambio social se logrará sin derribar toda la energía capricorniana, explotada en este 2020 por la triple conjunción: la creencia de que valemos algo de acuerdo al dinero que ganamos, que el dinero que ganamos dependa del título que tenemos, que la educación no sea tal sino un adoctrinamiento para el capitalismo, que los mismos de siempre sean los que mantienen el control sobre la población aumentando la brecha social, que las oportunidades sean por amiguismos y contactos, que el poder y el miedo sean siempre comandados por las mismas élites, etc. La sociedad capricorniana se está yendo por un tubo y es un proceso que se hará más fuerte con los años.

La Gran Mutación de fin de año se encargará de romper con un montón de egos y estereotipos que estuvieron negándose a ver que a mayor luz, mayor sombra hay y será necesario aceptarla e integrarla.

Como seres sociales, estamos constantemente intercambiando información unos con otros. Elegimos vínculos, grupos y colectivos donde nos sentimos cómodos, comprendidos, y con quienes compartimos los mismos valores. Pero en la vida será inevitable encontrarnos con personas que nos muestren cosas que no nos gustan, no sólo para que nos juguemos a hacer algo por el mundo, sino para mejorarnos a nosotros mismos también.

Lo que te molesta de un otro, te hace ruido por algo. ¿Sos capaz de salir de tu caverna personal y ver que hay cosas que estás ignorando, de vos misma y de otros? ¿Sos capaz de reconocer que tu verdad crea tu realidad y que te limita de crear otras? ¿Podés dudar de tus propias creencias? ¿Te animás a ver que todo lo que te altera y criticás de otros es reflejo tuyo?

La humildad, la capacidad de corregirse y la de mirar hacia adentro con honestidad, te darán más de lo que tu soberbia te da. Pero, claro, habrá que reconocer que equivocarse natural y que es imposible ser perfectos.

Publicado el

Marte cuadra a la triple conjunción.

Marte en Aries hace unos días está en tensión a la triple conjunción en Capricornio: Júpiter, Saturno y Plutón. Como va a retrogradar, las tensiones se repetirán y se sentirán intensas, sobretodo porque no aflojarán durante un tiempo.

Marte es activador, detona situaciones, hace que estalle lo que tiene que estallar.

Júpiter, Saturno y Plutón en Capricornio, son los generadores de esta «nueva normalidad», que de normalidad no tiene casi nada. Porque son las viejas normas que siempre nos sostuvieron en lugares de sumisión las que tienen que caerse, porque las estructuras piramidales de siempre, abusivas, nocivas, controladoras, tienen que derribarse de una vez. Porque las leyes nos tienen que proteger a todos y no sólo a los que tienen más; porque los sistemas de «premio/castigo» son arcaicos, decadentes y destructores.

Porque tenemos que aprender a vivir en comunidad, y para hacerlo es preciso que veamos todo lo roto que está el sistema que sostenemos desde antaño, que siempre favorece a los mismos, a los «elegidos», a aquellos que, como monarcas, creen estar tocados por la mano de dios, sintiéndose así superiores al resto.

Porque ya el control no puede controlarnos más. Hay una publicidad de una tarjeta de crédito que dice «Con seguridad. Sin contacto.» Cada vez creo más que esta pandemia tiene más mensajes de los que podemos ver. Si evitan el contacto entre nosotros, evitan la unión, la charla, las protestas, los reclamos, las marchas. Evitan que el pueblo recupere su poder.

Si nos tapamos la boca, cosa que hacemos por miedo al contagio, nos tapamos la expresión, ¡tapamos al Nodo Norte en Géminis! Y dejamos que el Nodo Sur en Sagitario siga avalando el conocimiento y el acceso a privilegios para unos pocos, para élites.

La cosa no puede seguir sosteniéndose mucho más. La pandemia es un punto final y un punto de partida. Cómo se irá desarrollando la cosa mundialmente, nadie lo sabe. Pero sí sabemos que aunque intenten callarnos, subestimarnos, alejarnos, estamos más unidos que nunca.

Y Marte en tensión a la triple conjunción también lo sabe, y va a ser la chispa que termine de quemarlo todo. Porque estamos hartos.

Publicado el

Cuando el Alma anhela un cambio.

La vida, tu alma, tu cuerpo. De la forma en la que lo sientas, algo te pide un cambio de acción-inacción, perspectiva, deseos, profesional, vincular, personal.
Uno lo siente, lo reconoce: ya estuve demasiado tiempo sosteniendo algo que no puedo sostener sola, o me siento estancada…

¿Cómo me doy cuenta que la vida me está pidiendo un cambio?

  • A través de la insatisfacción. No te sentís feliz donde estás. No porque necesariamente «algo falte» y quieras que algo o alguien venga a llenarlo, sino porque estar ahí ya no te hace sentido.
  • A través de tus emociones. Está bien permitirnos las emociones negativas, es sano y es necesario. Pero cuando ya pasó demasiado tiempo y no podés salir de ahí, es necesario pedir ayuda y abrirse al cambio.
  • A través de tu Alma. Sentís que debe haber algo más y que tu presente no puede ser lo máximo a lo que aspires. No es ambición externa, es el comienzo de una búsqueda hacia adentro.
  • A través de tu cuerpo. Nuestro cuerpo es el vehículo que le permite a nuestra Alma estar encarnada y vivir una experiencia terrenal-cósmica. Es mucho más sabio de lo que creemos, y no está bueno subestimar sus mensajes. El cuerpo es mensajero de las emociones reprimidas, bloqueadas e inconscientes. Lo que sea que tu cuerpo te muestre, no lo hace para bloquearte algo, sino todo lo contrario: para pedirte que mires bien adónde está el bloqueo.
    La manera más sencilla de interpretar sus mensajes es a través de metáforas (obvio que la biodescodificación te ayudará con certeza).
    Por ejemplo: me duele la cabeza. ¿Será que está sobrecargada?
    Tengo dolor de espalda. ¿Estoy cargando mucho peso?
    Me duelen las rodillas. ¿Estoy siendo lo suficientemente flexible en mi vida?
    Tengo temas en los huesos. ¿Cuáles son mis creencias básicas? ¿Me permito cambiar de estructuras? ¿Sobre cuáles bases fundamento mi vida?
    Estos son ejemplos super sencillos igual, para que se entiendan.

Los desafíos que nos presente la vida en un momento bisagra -a punto de saltar hacia el vacío inspirador del cambio-, nunca son bloqueos que ella u otros entes/seres nos ponen: son propios.

Lo que resistes, persiste.

A veces los frenos son para probarnos cuán fuertes somos, y cuánto queremos lo que queremos.
Pero otras veces, nos están pidiendo mutar el camino, animarnos al cambio, a movernos o a quedarnos quietas, a saltar o a pensarlo dos veces. Todo depende de lo que sientas, pienses y crees que te hará bien. Coherencia.

Sol en Leo se cuadra a Urano en Tauro. Soltá caprichos, apegos y no te resistas. Tal vez la libertad no es hacer siempre lo que querés.

Publicado el

Marte conjunción Quirón en Aries.

Marte se unió a Quirón retro en Aries hoy, ¿qué estás haciendo para sanar?

Seguir sosteniendo los mismos patrones, las excusas, la zona cómoda, no te ayuda a crecer. Es más: cuanto más cómoda la situación es, más duele el estancamiento en el que se convierte.

El Sol en Cáncer se opuso a Júpiter retro en Capricornio: el confort es hacer lo que siempre hicimos para no desafiar a nuestros miedos.

La zona cómoda está queriendo estallar. Es una bomba de tiempo, un volcán a punto de hacer erupción.

Tu medicina tiene la respuesta. Es hora de escuchar tu propia voz, no la de los demás.

Si querés ser dueña de tu vida, de tus decisiones, de tus experiencias, vas a tener que atravesar el lodo. No hay chamán que conozca su medicina sin haber tenido que transitar por su propia oscuridad.

Sos tu única enemiga, batallando desde el interior.
El afuera cada vez más se convierte en una excusa que nos enoja. Usemos ese fuego para crear lo que deseamos y destruir lo que nos destruye.

Conectá con tu propio poder en lugar de seguir temiéndole.
Porque miedos tenemos todos, hasta que decidimos conquistarlos tomando coraje. Empoderarse es recuperar el propio poder de co-crear.

Y estamos, todos, co-creando esta humanidad constantemente, cada día, a cada paso. Elegí si querés crear desde el miedo o desde el amor, elegí si tu batalla es hacia afuera o hacia adentro. Elegí si seguir culpando o responsabilizarte de la parte que te toca.
Es la única manera de cambiar el mundo: siendo responsables de nuestras propias vidas, haciendo lo mejor que podemos hacer cada día. Siendo mejores humanos.

Publicado el Deja un comentario

Marte ingresa a Aries

Marte está en el grado 29 de Piscis, en el umbral, a punto de saltar hacia Aries -una de sus casas- mañana. Se cuadra a los Nodos así que necesitamos liberar energía contenida.

Los seis meses que nos esperan con Marte en Aries, directo, retro y directo de nuevo, no vienen livianitos: va a estar tocando a la triple conjunción en Capricornio -Júpiter, Saturno y Plutón- y se va a seguir cuadrando a Plutón mientras los otros dos ingresan juntos a Acuario en diciembre. No, no es contenido sencillo de digerir porque vamos a estar más hartos que ahora, de lo que sea que se sientan hasta la coronilla.

Estas tensiones no son guerras pero sí representan la ira contenida de pueblos hartos de ser ovejas.

Desde que nacemos estamos sometidos a un sistema al que tenemos que responder bajo determinados arquetipos, se correspondan o no con nuestros arquetipos internos. Crecemos reprimiendo lo oscuro, lo que está mal, todo lo que nos critican lo aprendemos a auto criticar. «Niño, que eso no se dice, que eso no se hace, que eso no se toca.» Y ahí vamos, respondiendo como ellos quieren, bajando la cabeza.

Nos educan para ser obreros, si nos va mal en una materia escolar se nos castiga con una «mala nota» en lugar de cuestionar que tal vez ese niñe no se siente ni se sentirá a gusto con los números, porque ha nacido para ser artista. La educación no educa, nos mete en una caja mental y literal, profesional. Luego los padres se enojan si al terminar los estudios uno no quiere elegir obligatoriamente una carrera -para ser oveja que aporte al capital- o se quiere ir a recorrer el mundo para comprenderse a sí mismo, para encontrar y permitir que surjan los verdaderos arquetipos internos: el sabio, el artista, el sanador, etc.

La educación y el sistema social tienen que cambiar si queremos vivir en un mundo más justo. Ser conscientes de lo que nos molesta es un gran paso para poder ser, el día de mañana pero también ahora, parte del cambio. Votar con consciencia también es importante, para que no nos gobierne nadie que se preocupe por las empresas y se olvide de los humanos.

Vamos a cambiar realmente cuando votemos pensando en todos y no en el propio culo.

Publicado el Deja un comentario

Mercurio retrógrado en Cáncer.

Jueves 18 de junio. Es un día húmedo y lluvioso. Mercurio comienza a retrogradar en el grado 14°45′ de Cáncer y retrocederá hasta el grado 5°32′ del signo, cuando despierte el día 12 de julio. Estará en sombra hasta el 27 de ese mes. Ya sabemos que en este período no son recomendables las compras de aparatos electrónicos, ni de transporte, ni nada relacionado a la tecnología.

Mercurio retro no es el culpable de tu mala suerte.

Es muy agotador repetir que ningún planeta es malo, que los eclipses no son negativos, que una retrogradación no significa que te vayan a abandonar. Es difícil porque estamos muy aferrados a nuestro ego, a nuestras posesiones e incluso a nuestros vínculos, y ese apego genera el miedo a la pérdida. Entonces, directamente, alguna pérdida significará algo negativo para nosotros. Eso es porque pensamos únicamente con nuestro cerebro primitivo, responsable de nuestra supervivencia.

Creemos que no podremos vivir si algo nos falta, porque nos falta ir hacia adentro, abandonar la idea de que nuestro bienestar proviene de lo externo. Claro que hay quienes atraviesan experiencias muy difíciles para el ego humano, sin embargo, sin tratar de seguir apoyando la dualidad, el Alma sabe lo que el Ser precisa para crecer y evolucionar, ya lo eligió de antemano antes de encarnar. Pasa que el ego sólo lo olvida, sino nos volveríamos locos.

Cuando un planeta retrograda, lleva sus funciones hacia adentro, las quiere internalizar, nos pide hacer el proceso. Evitar el hacer y recordar cómo ser.

Retrogradando en Cáncer, ¿qué significa?

Al signo de Cáncer me gusta compararlo con un arroyo, un cauce de agua accesible, amigable, que parece tranquilo pero es engañoso también. Es el inconsciente familiar, lo más oculto de nosotros, la mayor parte de nuestra sombra. No es sencillamente «hogar, estabilidad y familia», sino las normas e interacciones vinculares dentro de un núcleo familiar, y como se vincula a lo ancestral, también habla de nuestro árbol genealógico, sobretodo de la línea materna.

Cáncer está regido por la Luna, y ésta luminaria representa a nuestra memoria y a nuestro cuerpo emocional. Mercurio retrogradando este signo nos puede poner nostálgicos, pensando que todo tiempo pasado fue mejor (no sería loco que te aparezcan personas del pasado en sueños, pensamientos random, o que aparezcan literalmente) o nos sentimos temerosos de acuerdo a lo que fue. Si algo me hirió en el pasado y no integré la emoción al respecto (la reconocí, la sentí y la dejé ir sin vincularla al suceso) voy a creer que las heridas del pasado se repiten o me siguen hiriendo.

Nos hace revisar todos aquellos condicionamientos que traemos de nuestro hogar, infancia y familia, porque algo necesita revisarse, ser cuestionado. Cáncer es la energía del lugar donde la mayoría estuvimos y seguimos haciendo cuarentena, obligada o elegida. Entonces, habla del lugar que más cómodo es para mí, además de mis raíces. De ese lugar donde vengo pero también del que creo cuando aprendo a habitarme.

¿Me habito a mí misma/o? ¿Conozco lo que me nutre y lo que me intoxica? ¿Soy mi propio hogar? ¿Respeto las condiciones de mi clan aunque ya no sirvan para mi evolución? ¿Reconozco mi parte oscura, lo que menos me gusta que vean de mí?

La «nueva normalidad»

Está claro: no habrá nunca un «volver a la normalidad», sino más bien tenemos que ir adaptándonos a la «nueva» manera de vivir. El tema es que no todos aceptan y reconocen que la cosa cambió y que no podemos seguir negando la realidad. Una realidad que termina siendo más loca que cualquier ficción, si hilamos fino.

Lo que pretendemos como normal es parte de extrañar nuestra antigua vida, creo que podríamos llamarla así, donde vivíamos de manera más inconsciente, automática, llena de excusas. De repente ya no podemos ir al super a pasear, hay que ser rápido y concreto (a mí me suena a un mundo ideal, disculpen los paseadores de supermercados), la vida al exterior sin barbijo por ahora ni se cuestiona, los viajes se están replanteando con nuevas normas de seguridad y con los eclipses de nodo sur en Sagitario, sin duda habrá nuevas advertencias que frenarán la manera antigua de hacer turismo, al menos la más explotadora.

Estar en casa ha hecho que nos ocupáramos más de nuestra nutrición, del hogar que habitamos, de la comodidad que necesitamos para trabajar allí, y, sobretodo, nos ha despertado la chispita interna de «¿Y qué pasa si dejo mi trabajo y me lanzo a hacer lo que amo?». Es un momento para ir reconociendo qué nos apasiona, cuál es nuestra medicina y cómo es la mejor manera de dársela al mundo. En general «desde casa», parece ser una de las opciones más interesantes. Pero no olvidemos que eso conlleva aprender a crear nuevas rutinas y equilibrar nuestros momentos.

Todo cambió y seguirá cambiando.

¿Me quedo o me voy?

Entre la triple conjunción de este 2020 con Júpiter, Saturno y Plutón, la próxima conjunción Júpiter-Saturno en diciembre, el cambio de axis nodal, nuevos eclipses, retrogradaciones… Mercurio viene a decirnos que miremos hacia adentro, una vez más, para ver cuántas cosas sostenemos en nuestra vida personal e íntima que son sólo costumbres y nos mantienen en un lugar tan confortable como estancado.

¿Me quedo con mis viejos o me mudo sola/o? ¿Sigo en pareja o me separo? ¿Sostengo el trabajo o me animo a ser freelance? ¿Sigo en esta carrera o me reinicio en algo que me apasione más? ¿Dónde está «casa» para mí?

Saber cuál decisión tomar será más claro luego de que Mercurio se una al Sol el 30 de junio. Mientras tanto, la clave principal es escuchar, sentarse con y respetar a nuestras emociones. Reprimirlas o ignorarlas sólo las hará manifestarse con más fuerza. Lo principal es sentarnos con ellas y preguntarles qué nos quieren enseñar, porqué están acá, cómo podemos liberarlas, etc. Escribir y realizar algo artístico puede ser un proceso bastante liberador en general, igual que vocalizar, cantar, mover el cuerpo bailando y haciendo ejercicio, yoga, tai chi, etc.

¿Cuándo termina esta confusión?

Debajo les dejo una imagen con las fechas de sombra y retrogradación de Mercurio en este signo. En lo posible, lanzamientos, compras electrónicas, tecnológica, digitales y relacionadas al transporte, si les es posible, háganlas luego de que termine la sombra post retrógrada.

Y recuerden que Mercurio no tiene la culpa, la Ley del Mentalismo es la respuesta: como piensas, crees, como crees vibras y como vibras, atraes. 🙂

Publicado el

¿A quién le depositás tu fe y tu confianza?

Las predicciones son creadas por humanos.

Podemos evaluar aspectos astrológicos, utilizar cualquiera de las mancias existentes para tener un mensaje, podemos sumar algo de ciencia y crear una predicción a nuestro gusto. Es algo así como realizar un horóscopo: veo la posibilidad pero no puedo decirle a todo el mundo del mismo signo que lo vivirá de igual manera, por dentro y por fuera, porque cada persona es un mundo. Cada cultura, es un mundo también. Cada ego, lo es.

¿Qué ganaría alguien anunciando una predicción catastrófica en esta era? Se gana renombre, se gana atención, se ganan seguidores. Es el orgullo de sentirse especial, privilegiado, un elegido. Se gana dinero, también. Pero nadie gana nada de relevancia asustando a un mundo entero, con la inconsciencia de lo que eso puede generar.

Cada vez que una predicción anuncia una catástrofe, nos está avisando que hay cosas que tenemos que corregir, cambiar, comportamientos urgentes a modificar. ¿Esto le llega realmente al político corrupto, a los líderes que manejan todo tras bambalinas, a las multinacionales que destruyen el planeta, al racista y al abusador? No, claramente no son mentes receptivas. Así que no podemos esperar el cambio desde ahí, lo tenemos que hacer nosotros, que es a quienes la predicción está dirigida: más miedo, más fácil se nos controla. Entonces si a quienes tenemos que hacer el cambio, se nos asusta, adiós cambio. El miedo es la mejor herramienta de control.

Es nuestra responsabilidad observar cómo una predicción aumenta el miedo del inconsciente colectivo, para cumplirla.

LAS PREDICCIONES SE CUMPLEN PORQUE CREEMOS EN ELLAS. Si se desestiman, no tienen importancia, el miedo no logra cumplirla. No es casual que las predicciones hermosas, en general, que anuncian belleza y felicidad, no sean tan conocidas. Porque no venden, y porque, además, seríamos capaces de ser libres y felices, cosa que a ninguna empresa le conviene. 🙂

Cualquier predicción existe para ser evitada, se crea desde una mente que está dentro de un contexto cultural y que interpreta las cosas como las ve.

El astrólogo hindú

Si se asustan por las predicciones del niño hindú, tengan en cuenta que la astrología védica en su mayoría es predictiva y determinista, no es de aplicación psicológica, evolutiva, etc. Es kármica y la sociedad oriental en general no ha salido del concepto de karma aún, que es algo que prácticamente ya no se cumple como antes. Oriente adquirió sabiduría cuando la Kundalini del planeta residía en los Himalayas. ¿Qué pasa ahora que reside en los Andes? ¿No les parece que se sigue utilizando a la sabiduría antigua sin permitir que se adapte al tiempo actual?

Claro que muchísima de la sabiduría oriental es aplicable de manera atemporal, pero tenemos que aprender a discernir y también a elegir lo que consumimos y aceptamos como verdad. Alguien se hace famoso por una predicción que acierta y ya, no cuestionamos nada más, le entregamos nuestra confianza. Es un juego tan antiguo como desesperante.

Las predicciones que hace este chico, por ejemplo para el próximo eclipse solar del 21, se rigen por las mismas reglas que lo hacían antaño, sobretodo porque será visto desde parte de India. Por ejemplo: las mujeres embarazadas no deben salir, nadie debería ser tocado por rayos eclipsados del Sol, mujeres poderosas sufrirán (hola patriarcado), los cultivos y las lluvias se pueden ver afectadas, durante el período del eclipse no se debe comer, beber ni ir al baño, sólo se deben cantar mantras, etc… todas condiciones vinculadas a creencias y normas religiosas hindúes en este caso.

Pero… ¿no han visto las predicciones en las que erró? Cuando por ejemplo dijo que el Covid se «iba» en mayo. ¿Acaso estamos tan desesperados que ya ni estadísticas evaluamos? Es triste que en pleno 2020 sigamos creyendo que otra persona siempre es la que tiene la verdad, porque ni tiempo nos damos de encontrarla dentro nuestro.

Abrir la mente

Si bien a partir de diciembre y durante 2021 mucho del sistema económico, político y social seguirá sacudiéndose, comprendan que la predicción de hambruna, extinción de la humanidad y otros, está muy relacionada a la cultura de quien la creó. Permítanse conectar con su propio Yo Superior para reconocer sus miedos y dejarlos ir, para que nuestros cerebros encargados del estrés y las huídas no nos hagan liberar más cortisol ni nos pongan en estado de alerta constante. Necesitamos dejar de buscar excusas para temer todo el tiempo, de estar pendientes de las noticias o de esperar a un mesías que nos de respuestas para saber cuándo terminará todo esto.

No podemos controlar algo tan grande a menos que nos unamos en meditaciones, en acciones para dejar de llenar al inconsciente colectivo de pánico y en tomar responsabilidad por el planeta, desde nuestro lugar como individuos. Con más temor y ansiedad entorpecemos el camino de algo que en realidad podría estar poniéndonos en aviso para que realmente seamos mejores seres humanos y cuidemos y amemos más al planeta. Es más, les recuerdo la Ley del Mentalismo: como piensas (y crees) vibras y como vibras, manifiestas.

Los astrólogos del medioevo trabajaban de manera predictiva, es por eso que la astrología medieval ha sido desplazada por vertientes más psicológicas, espirituales, evolutivas y terapéuticas, cuya tarea es devolverle la libertad al ser humano, que en algún momento le entregó a a iglesia, a un dios superior y a un estado que, juntos, incineraron, torturaron, asesinaron y abusaron de miles de personas.

Si nuestra mirada cambió, ¿por qué seguimos sosteniendo banderas que nos asustan en lugar de mover el culo para realmente evitar la predicción en lugar de quedarnos llorando en un rincón porque la creemos verídica inmediatamente?

Abramos la mente, mundo. Los eclipses Géminis-Sagitario nos irán mostrando lo fácil que nos idolatramos entre nosotros y cómo esa idealización se irá cayendo en pedazos. Ojalá que así sea.



Publicado el Deja un comentario

La Luna llena de la verdad…eclipsada.

Sagitario es el signo de la verdad, de la fortuna, y está muy vinculado a la suerte. Júpiter, su regente, es el gran protector, el benefactor del cosmos.

Este signo también se relaciona con la sabiduría, los doctorados y tesis, todo lo vinculado a lo educacional por elección, como universidades e instituciones terciarias y cursos. Otros temas son los viajes, las regulaciones aduaneras, recursos y leyes internacionales, asuntos de migraciones, exportación-importación, editoriales y publicaciones, creencias, sistemas relacionados a la fe, filosofía y religiones, enseñanzas y maestrías,

Que haya un eclipse de Luna, significa que hay Luna llena y que la Tierra se interpone entre ella y el Sol. Al ser penumbral, quiere decir que la Luna y el Sol están alineados, pero alejados de los nodos lunares, que son los puntos donde los eclipses suceden. Siempre que hay un eclipse, es porque la Luna y el Sol están a un rango de 14°-15° máximo de distancia de los nodos.

¿Esto es la verdad o debo aguardar un poco más?

El asunto con las Lunas llenas es que nos muestran todo en la cara, la Luna refleja la luz del Sol para poder hacer consciente lo inconsciente, para revelar información y que podamos vaciar lo que ya no sirve de todo eso, para seguir creciendo y avanzando, más livianos y confiados en nuestro camino.

Cuando nosotros, la Tierra, nos interponemos frente a la Luna, ella no puede reflejar la luz solar completamente. Esto quiere decir que tenemos un pequeño bloqueo o resistencia del ego, para acceder al inconsciente. Puede ser porque no queremos, porque duele, porque nos es difícil, etc. Es decir, nuestra esencia parece no poder sentirse completa porque algo no se puede ver con claridad, entonces, ¿qué nos pide? Paciencia. Como es un cierre de ciclo, es muy probable que lo hayas estado sintiendo desde hace dos semanas y lo sientas con fuerza hasta el próximo eclipse, que es la Luna nueva en Cáncer el 21 de junio, abriendo un nuevo solsticio. Puede que creas que estos últimos días estuviste viendo una verdad que luego resulta ser otra, cambia de faceta.

Recordemos que un eclipse desactiva momentáneamente esa casa donde sucede para permitir una reactivación con energía diferente.

Además, la energía está poco clara aunque pareciera que queremos salir corriendo a resolver asuntos, pero ¿sabés cuál asunto es el ideal para encargarte en el día del eclipse? El que implique la casa de tu carta natal donde el eclipse se de, en el grado 15°34′ de Sagitario, a las 16:24 hs, hora de Uruguay/Argentina. El regente del signo solar actual (Mercurio-Géminis) está en sombra porque pronto va a retrogradar, así que el apuro y la tensión por impaciencia tendrán que buscar por dónde salir. Escribí, hacé arte o manualidades, bailá, hacé deporte, salí a la naturaleza si podés, pero descargá la tensión para que no te haga reaccionar impulsivamente y tomar decisiones, durante las próximas semanas, de las que luego puedas arrepentirte.

La casa de tu carta natal donde se da el eclipse te da la mayor pauta de influencia a modo activación-desactivación-reactivación.

Por ejemplo, en mi carta tengo a la Luna en Sagitario y en casa II, la casa de lo material, los apegos. Hace muchos años era prácticamente compradora compulsiva, y tenía muchísimas cosas. Recientemente, recordando esas épocas, reconocí y decidí que de ahora en más sólo invertiría en libros y en objetos que me hagan feliz, que me nutran. Eso fue un gran cambio y ahora, cerca del eclipse, he regalado cuatro bolsas de ropa, libros y objetos varios, y ahora mi idea es seguir desapegándome de libros que no vibran conmigo. Esa es la casa II, la de cosas que mantenemos y acumulamos porque nos hacen sentir seguras, y es una apariencia, no es real. Aprender todo eso me resultó fundamental (sobretodo para mi bolsillo).

En la sección de descargas gratuitas podés encontrar un descargable para conocer de qué se trata cada casa de tu carta natal, y vincularla con el eclipse. ¿Qué se te pide limpiar, purificar y dejar atrás? Si es algo material, seguro que se reflejará en tu estado interior luego de purificar y ordenarte.

Que sea un gran eclipse y que puedas dejar ir lo que te estanca o ralentiza el andar. Porque la abundancia, en todas sus formas, está esperando ingresar ahí, donde hay algo ocupando su espacio.

Ah, y una cosa más: recordá que jugar y distraerte, es sano. No es más inteligente el que más sabe, sino el que mejor distribuye su tiempo para poder conectar con su niñe interior de vez en cuando.

Para saber más especificaciones, pueden ir a este artículo a leer más sobre este eclipse y a este a leer sobre los nodos en Géminis y Sagitario.

Publicado el Deja un comentario

Venus retro en Géminis y las relaciones en la Era de Acuario.

Venus en Géminis, retrogradando y uniéndose al Sol, nos está intentando mostrar mucho más que una revisión del deseo, de nuestra expresión y de la comunicación de nuestra verdad: nos habla de las relaciones en la actualidad, de su versatilidad, de que no tenemos porqué elegir algo establecido en el pasado cuando queremos disfrutar en nuestro presente.

Nos muestra cómo las relaciones fueron cambiando, y lo seguirán haciendo, adaptándose al Zeitgeist, al espíritu del tiempo, a esta época social y cultural. Las relaciones se mueven y transforman de la mano del movimiento y la transformación de la humanidad.

Tal vez Venus propone disfrutar más y pensar menos, romper la norma anticuada y crear la propia, aceptar la multiplicidad de opciones para elegir con libertad y no con la sociedad espiando sobre nuestros hombros.

Tal vez nos muestra que lo vincular necesita, indefectiblemente, una revisión de nuestra manera de expresar el deseo del disfrute, de nuestras creencias y de nuestra claridad o falta de. Tal vez, lo que ahora se necesite, ya que tenemos a toda la tecnología de nuestro lado para ser honestos, es dejar de darle vueltas al asunto cuando se quiere concretar. Dejar de temerle tanto al rechazo y aprovechar la experiencia que nos hará más fuertes. Temerle menos al dolor, al abandono, a la independencia y a la sabia soledad. Calmar la mente en cuanto a qué será del futuro para permitirnos anclarnos en el presente y jugar, sentir el placer de la plena atención hacia mí, hacia un otre, o varies otres. Nos insiste en que las relaciones han cambiado y, entonces, porqué no probar eso nuevo en lugar de seguir buscando lo que no encaja en mi vida, sólo porque aprendí que las relaciones «son así y punto».

Quizás nos quiera enseñar que al placer y a lo vincular no se lo puede atrapar, no pertenece a nadie, más que a aquel que sabe tomar su jugo. Entonces su enseñanza hablará de la libertad de los vínculos, incluyan o no compromiso, porque libertad y compromiso no son antónimos y pueden bailar muy bien el mismo vals.

Tal vez nos pide que dejemos de repensar los vínculos y que sencillamente aceptemos la oferta, la múltiple oferta que se desprende hoy frente a nosotros, pero que no la tomemos como a la carta de un restaurante, sino con más respeto: el otre no es objeto para mi placer, es alguien con quien compartirlo. Si el placer evoluciona, y se transforma en amor, eso ya no es asunto de Venus, porque Afrodita es erotismo, sensualidad, adoración por el placer y el disfrute, quiere desarrollar sus cinco sentidos. El amor puede aparecer luego del disfrute, o antes, claro. Sea como sea, Venus siempre tiene hambre de placer. Y si hay chance de probar cosas novedosas, mucho mejor.

Publicado el Deja un comentario

Venus Star Point (R): Venus retro se une al Sol en Géminis.

Las conjunciones de Venus y el Sol tienen muchísima importancia para nuestra vida, en general. Estas conjunciones llevan el nombre de «Venus Star Point (R)» (VSP) y cambian la manera en la que vemos a Venus en el cielo: al amanecer o al anochecer. Hablan de nuestras relaciones, deseos del alma, concepción del amor y de cómo todo eso -y mucho más- se revisa o renace en nosotros y, por ley de vibración y mentalismo, en nuestras vidas.

Cada vez que el Sol, Venus y la Tierra se alinean, van trazando un pentagrama de conjunciones, que tarda ocho años en completarse. En la imagen del libro que ilustra este artículo pueden ver, arriba, cuatro ciclos de ocho años (32 años) y debajo, la imagen que representa la danza Venus-Tierra.

Cada VSP puede ser una conjunción superior o inferior. Es superior cuando Venus está directa e inferior cuando, como hoy, está retrogradando. Y está en su punto más cercano a la Tierra. A partir de hoy veremos a Venus al amanecer y ya no al atardecer, hasta su próxima conjunción con el Sol. Esto nos lleva directamente a «funcionar» socialmente con el arquetipo venusino de la Diosa Guerrera (aunque debajo te cuento sobre tu arquetipo personal).

Considerando que el VSP del 3/6 se da en Géminis, y este es el signo de la comunicación: ¿no les parece «casual» que muchos grupos oprimidos están, desde hace tiempo, alzando la voz, como guerreros? Tampoco es casual que los Nodos se hayan mudado a Géminis y a Sagitario, y que en éste último tengamos un eclipse muy emocional este próximo viernes 5/6. La verdad está siendo revelada, rompiendo la que nos vendieron para seguir sosteniendo el control sobre los oprimidos. El VSP en Géminis se retroalimenta con el VSP Capricorniano, así que Saturno, Júpiter y Plutón retrógrados están ayudando en este asunto también.
La educación y la manera de comunicarnos sin duda seguirán mutando y encontrando nuevas vías de expresión. Y eso se notará en lo social y en lo personal. Querremos revisar cada noticia, compararla, chequearla, no será tan fácil «comernos» noticias falsas o discursos mentirosos de quienes siempre nos han engañado. Estaremos -y ya estamos- escudriñando «su verdad» con la nuestra, la del día a día, la que vemos en las calles y en nuestro entorno.

En el ámbito personal, este VSP puede marcar el renovado interés por realmente seguir el deseo del Alma que incluye romper con todo aquello que hemos dado por sentado, para dejar de vivir respetando reglas, normas y programas de creencias arcaicos, que sostenemos por costumbre, aunque nos duelan. Al respecto de qué, lo dirá la casa de tu carta natal donde este punto se de. Además, siendo conjunción inferior, Venus, que va llevando el deseo del Alma, «eclipsa» al Sol, que representa al ego o a la mente racional (aunque también representa a nuestra esencia).

No sólo es importante en qué lugar de nuestra carta natal cae este punto -grado 13°36′ de Géminis- sino también el punto de la carta donde se dió nuestra VSP pre natal, ya que nos da muchísima información extra sobre nuestra manera de vincularnos, de desear y de nuestra vida en general (si nunca te leíste la carta natal, podés conocer el gráfico en astro.com o solicitarme una sesión, en este momento con disponibilidad para julio). Más que nada, nos habla de la esencia de nuestros deseos en general y de los dones del Alma. (aquí la encontrás) Si tu VSP pre natal se dió con Venus retro, también buscá el anterior a ese punto pero con Venus directa. Ambos te darán información.

Si tu VSP pre natal fue con Venus directa, sos estrella vespertina (Venus comenzaba a verse de tarde-noche) y tu arquetipo es de Diosa del Amor, que se vincula a la receptividad, la búsqueda de armonía pero también de negación de lo complicado. Sos bastante idealista, imaginativa, espiritual. Es necesario que recuerdes bajar a tierra, al vínculo con tu cuerpo. Pero si se dió con Venus retro, sos estrella matutina (Venus comenzaba a verse de madrugada-mañana) y tu arquetipo es de Diosa Guerrera, vinculada con energía de acción, la autovalidación, el contacto con tus sentidos y con el cuerpo. Sos realista y te enfocás en el mundo material, concreto. Es necesario que no te apegues a lo material, que en general aprendas del desapego. Esta información se usa para comprender las relaciones de almas gemelas, kármicas, colaboradoras, etc, que requiere un estudio en profundidad.

Los deseos de los que habla el VSP no son deseos del ego, ni caprichos, ni cosas que queramos conseguir u obtener para nuestro placer o concepción de «lo mío», sino deseos que contribuyen en nuestra evolución.

Así que no es cuestión de ritualizar ni de hacer intenciones, al menos no creo que sea productivo porque tanto los rituales como las intenciones, en general, son ayudas para concretar los deseos de nuestro ego, que no están en absoluto «mal» (nada lo está) sino que tienen una prioridad algo menor que la de los deseos del Alma. Porque éstos últimos son los que realmente nos ayudan a seguir el camino que vinimos a trazar en esta vida: el de convertirnos en nuestro propósito.

Que el reinicio sea pleno y lleno de amor.❤️

Publicado el 1 comentario

Eclipse lunar penumbral en Sagitario.

Un eclipse lunar nos dice que es hora de limpiar el baúl de los recuerdos de la casa donde el eclipse cae.

Hay un dicho, muy difundido, de que un eclipse lunar «se lleva» energía femenina de nuestras vidas. Desde la experiencia en sesiones, considero que esa energía femenina es energía sencillamente emocional. Desde el contacto que tengamos con nuestro mundo emocional, sabremos, intuitivamente y mirando nuestra carta natal, qué está buscando revelar y limpiar el eclipse lunar. Lo emocional puede implicar el pasado, nuestros vínculos y relaciones más cercanas, nuestra alimentación, apegos, etc. El eclipse lunar influye inconsciente y sutilmente en el eclipse solar siguiente.

El viernes 5 de junio tenemos el primer eclipse de esta temporada, abriendo este axis nodal Géminis-Sagitario, en el grado 15°34′ de Sagitario, a las 16:24 hs hora Uruguay/Argentina. Es lunar penumbral, lo que significa que la Luna no se cubrirá del todo y que, entonces, se nos pide bucear en un sector de nuestro inconsciente, soltar «eso» específico, no necesariamente reiniciar un área emocional completa de nuestra vida. Aunque siempre todo depende de cómo influya en tu carta…

Aproximadamente entre los grados 10° y 20° de Sagitario, de Virgo y de Piscis, se sentirá fuertemente esa necesidad de liberar algo contenido en la casa Sagitario. Es el punto de limpieza lunar, porque enfrente, entre los grados 10° y 20° de Géminis, se genera un punto de crecimiento solar. Es como si en tu casa Sagitario abrieras un baúl emocional para sacar lo que no sirve e hicieras espacio no sólo allí, sino enfrente, en la casa Géminis. Se trata de dejar atrás y purificar algo estancado, hacer consciente lo inconsciente para ser libres de ello.

Cada eclipse le quita poder al ego, nos quita esa ilusión de poder controlarlo todo, por lo cual bajo un eclipse estamos prácticamente bajo la magia de nuestro Yo Superior, de nuestra Alma. Se silencia lo que entorpece el camino hacia nuestra realización, por eso cuanto más conscientes y rendidos al Espíritu vivimos, menos duele soltar lo que cada eclipse moviliza.

El eclipse se perfecciona en cuadratura a Marte y Neptuno juntos en Piscis, el regente del signo lunar está en conjunción a Plutón -ambos retrogradando-, y el regente del Sol está en cuadratura a Quirón en Aries y en sextil a Urano en Tauro: puede que realmente no sepamos a ciencia cierta qué nos pide este eclipse, porque nuestras emociones no están claras, tal vez estamos idealizando o insistimos en negar o resistir algo que se siente a punto de explotar como un volcán. Sentimos que necesitamos aclararnos o actuar con urgencia, pero eso no va a solucionar nada, la impaciencia tendrá que aprender a vivir en el presente. Tal vez nos sentimos así porque algo duele, pero mejor reconocer el dolor de una vez que estirarlo en el tiempo y que duela constantemente. Dale el tirón a esa curita, arrancála de una vez.

Venus retro está junto al Sol tratando de obtener luz desde el 3, cuando se unen, en lo que llamamos el Venus Star Point: aceptá lo que te merecés, amate como loca rompiendo las creencias que limitan tu esencia, todas las que te hagan creer que cambiar de opinión, de carrera o de meta en la vida «está mal». Porque es completamente natural y necesario aceptar tus propios cambios, sobretodo vinculados a tus deseos de crecimiento. Si sentís que algo ya no te permite crecer, pues hasta la vista, baby. Y que vengan las cosas que sí, los deseos que realmente vale la pena manifestar de ahora en más.

Siempre que hay eclipses, para terminar, me gusta repetir lo mismo: cada quien es libre de cargar sus cristales, mazos de tarot o hacer rituales. Personalmente, elijo no hacerlo así: algo «se ve, luego se oculta y luego se vuelve a ver con nueva información», por ende, la energía está confusa. Los días de eclipse el cuerpo lo siente y necesitamos aceptar e integrar la nueva información. También, tengamos en cuenta que cada vez que hacemos un ritual es con una intención, que si no estamos alineadas con nuestra alma, es del ego. Así que mejor no pretender ser más fuertes que un eclipse, sino rendirnos ante la sabiduría del cosmos. Y agradecer, sencillamente agradecer.

Publicado el Deja un comentario

Luna nueva en Géminis: temporada de eclipses.

La Luna nueva en Géminis no sólo abre el portal de seis meses de manifestación en la o las casas Géminis de nuestra carta natal, sino que abre mi período favorito: ¡la temporada de eclipses! *menea* Se perfecciona a las 14:38 hs (hora Uruguay/Argentina) en el grado 2°04′ del signo.

Estamos bajo un clima bastante confuso que requiere que nos entreguemos a la sabiduría de nuestro Yo Superior: cuando el ego está nublado, es porque hay que dejar hablar al Alma. Y escucharla, claro está. La neblina mental que podemos estar sintiendo se disipa cuando nos rendimos a ella, no cuando luchamos para obtener claridad y la queremos echar, porque como se sabe, lo que niegas, te somete.

La Luna nueva se perfecciona en trino a la triple conjunción Júpiter-Saturno-Plutón (con Júpiter en el medio haciendo de relleno en este sandwich astrológico transformador), con Marte en sextil a Urano y con Mercurio junto a Venus en cuadratura a Neptuno. Señorites, el regente de la Luna nueva se siente retrógrado -no lo está, sólo se siente un poco adormecido-, no es buen momento para buscar claridad a la fuerza, firmar contratos, ilusionarte con alguien online, comprar tecnología y vestimenta, hacerte cambios radicales de look… ¿por qué?

Porque la falta de claridad nos hace creer que deseamos algo que en realidad no estamos deseando, y mucho menos necesitando. Urano en Tauro sabe que lo que más necesitamos es cambiar nuestra manera de consumir, para poder crear un nuevo sistema económico (personal y social) y Marte desde Piscis le agrega que todo cambio es bueno si nos ayuda a despertar espiritualmente, a recordar que nuestro concepto sobre la realidad material se está desestructurando íntegro.

Géminis es un signo de curiosidad, de aprendizaje, de búsqueda de respuestas concretas, de información y medios. Con todos estos aspectos, comenzamos a sentir de qué se trata el viaje de los Nodos por el axis Géminis-Sagitario. ¿Qué es verdad y qué es mentira? ¿Cuál noticia es real y cuál es falsa? ¿Cuál de mis creencias -que traigo desde casa- debería sostener y cuál debo dejar de respetar por costumbre o dejar de idealizar, para poder renovar?

Es momento de silenciar a la mente hiper activa y volver a reconectarnos con la verdadera Mente, con la sabiduría que tiene nuestro cerebro para funcionar sin estar enchufado a nada, con nuestra conexión con esa Mente Superior que todo lo teje y lo conecta. Las conexiones piden ser más transparentes y menos idealizadas, y también necesitamos ver nuestras estructuras mentales rígidas para flexibilizarlas. Las etiquetas, lo aprendido, las respuestas que siempre nos dábamos en automático, los conceptos cerrados y cristalizados…muchas cosas en nuestra mente precisan abrirse, mutar.

Nos invita a mirarlo todo con los ojos de la inocencia, del niño o niña interior, a preguntarnos y cuestionarnos todo lo que hemos aceptado sin chistar, eso que estuvo siempre establecido pero que ahora, con toda la transformación actual, necesita actualizarse, romperse, sacudirse el polvo y/o cambiarse. Es una puerta abierta a jugar, a sentirnos creativos, a crear lo que sintamos de manera artística, con la mente abierta para recibir lo que sea que el Universo nos intenta enviar. Es la Luna nueva para cambiar creencias estancadas, y permitirnos desaprender, reaprender, redescubrir, y aprender en general.

De repente nos encontramos re-aprendiendo casi desde cero a vivir, estando bajo limitaciones que parecen ser negativas pero nos protegen. Estudiamos online, nos vinculamos online, trabajamos online. La red que nos conecta es tanto nutritiva como tóxica, por lo cual aprender a elegir lo que consumimos está siendo fundamental.

Algo más de la energía geminiana: siempre tiene problemas para decidir porque actúa como veleta, cambia una opción por otra mejor, más divertida, más interesante.
Punto uno: se aburre fácil y precisa constante estimulación, así que aprender a relajar la mente es necesario. Mediten, chiques, aunque sea 15 minutos al día una meditación guiada, para calmar la ansiedad, la impaciencia y la hiperactividad mental.
Punto dos: la diversión. ¿Por qué no ser más relajados, jugar más y estresarnos menos? A menos que el asunto sea de vida o muerte, merecemos un momento al día de distensión, risa, diversión y relax.
Punto tres: ¿quién te hizo creer que sólo debés elegir UNA cosa? ¿Será posible atender cinco quiosquitos a la vez? ¿Será posible combinar todos mis intereses en un proyecto o emprendimiento? ¿Será posible escribir un libro volcando todo lo que sé para vaciarme y poder seguir aprendiendo cosas nuevas? Todo es posible, porque Géminis es multitasking, un pulpo. Elegí, sí, pero no necesariamente una sola cosa. Si sentís que te gustan MIL, ¡dale adelante! Que en el camino quedarán diez, tal vez menos, pero sabrás combinarlas y habrás aprendido de la experiencia en el camino.

Esta segunda temporada de eclipses del año inaugura los eclipses de Nodo Sur en Sagitario, comenzando el 5 de junio con el eclipse penumbral de Luna llena a 15°34′ del signo. Viene acompañado por un eclipse solar anular el 21 de junio a 00°21′ de Cáncer y otro lunar -también penumbral- a 13°37′ de Capricornio el 5 de julio. De ellos les iré hablando más adelante.

¡Feliz Luna nueva!

Publicado el Deja un comentario

Júpiter retrógrado en Capricornio

Cuando los planetas retrogradan, su magnitud en el cielo aumenta, están más brillantes. Esto me hace pensar cuán importante es el período en que un planeta nos lleva «hacia adentro», como hoy lo hace Júpiter: no podremos viajar ni salir de nuestras fronteras, pero sí podemos hacer viajes internos. La luz está adentro.

Júpiter comienza a retrogradar el 14 de mayo, días antes de perfeccionar su trino al Sol, y se vuelve directo unos días después de que lo repite, con el Sol desde otro signo: esto hace que su energía optimista nos llegue como un caudal, justo antes de que nuestros proyectos y todo aquello de su influencia -viajes, estudios superiores, todo lo vinculado a nuestro crecimiento desde la experiencia- comiencen a sentirse algo ralentizados. En estos momentos nos damos cuenta de que nuestros planes precisan algo más de tiempo de lo que habíamos estipulado. Y es necesaria la pausa para no irnos de cabeza y arrepentirnos después.

La casa Capricornio de nuestra carta natal está entregada al orden cósmico a partir de ahora, durante las retrogradaciones de Júpiter, Saturno y Plutón. Lo personal no tiene tanta fuerza como antes, es decir, no tenemos el control de los acontecimientos y hacer fuerza para recuperarlo sólo nos hará perder energía. El yo no es nada comparado con el Plan Divino que aceptamos antes de encarnar.

Lo mejor que podés hacer, es observar tus normas, leyes y creencias internas al respecto de lo moral, lo ético, el deber ser, el status quo, el trabajo, los emprendimientos,(y a todo lo vinculado con la casa Capri de tu carta). Al permitirnos cuestionar lo que hemos considerado incuestionable, porque la familia, la sociedad y el colectivo «siempre dijeron que es así», nos estaremos permitiendo una nueva perspectiva, esta vez menos sagitariana y más pisciana, más entregada al Universo, confiando en que algo más grande que nuestro ego realmente sabe qué es lo mejor para nosotros.

Con los retrógrados, el inconsciente manda. Si algo no se da como esperabas, o toma más tiempo, estate segura de que lo que vos querías no era tan bueno como lo que realmente vaya a suceder, probablemente las cosas se den de la mejor manera para tu crecimiento, más allá de lo que consideres correcto o incorrecto.
Tu Yo Superior tiene un plan de reajuste que no estás viendo, así que entregate a Júpiter, y confiá. La paciencia es fundamental, sobretodo hasta el 12 de septiembre cuando Júpiter vuelva a estar directo.

Publicado el

Luna nueva en Tauro & Día de la Tierra

La magia del Universo hace coincidir a la Luna nueva en Tauro con el Día de la Tierra este 22 de abril.

La Luna nueva se perfecciona a las 23:25 hs -hora Uruguay/Argentina- en el grado 3°24′ de Tauro, a sólo 3 grados de Urano, en cuadratura a Júpiter, Plutón y Saturno, y sextil al Nodo Norte en Cáncer.

Metafóricamente, es como si alguien estuviera rompiendo la tierra desde abajo, para nacer desde las profundidades, autopariéndose, abriéndose camino en la luz después de mucho tiempo en la oscuridad, en la espera, en la confusión incluso. Al salir, rompe la máscara que traía y que lo protegía, entonces ve mejor, tiene la mirada más clara y ve todo con perspectiva. Así está el planeta y así estaremos nosotros, a medida que el proceso siga avanzando.

Pero no nos iremos de cabeza ante lo nuevo, porque este mes Plutón comienza a retrogradar para que, de una vez, integremos nuestra sombra antes de dar el salto. Y esta vez todo lo negado, lo no reconocido y lo criticado, se hará tan grande que no podremos evadir el trabajo que nos toca: hacernos cargo de nuestras emociones y de lo que hemos creado al evadirlas. Trascendencia es la palabra, del pasado, del ego que creemos que siempre será igual, de la realidad inventada por unos pocos que pretenden mantenernos aferrados al miedo y a lo chiquito: si tengo miedo, no doy el salto para darle toda mi magia y mi medicina al mundo, lo que generaría un mundo mejor. Y ¿quiénes no quieren un mundo mejor? Aquellos que prefieren seguir manteniendo el control, los más poderosos, los de siempre.

Esta Luna nueva es más que especial, pareciera tirar por la borda, como vomitando, desintoxicándose, la parte de la realidad donde la mitad de la humanidad que vino a despertar, se mantenía dormida. Y ya es momento de que todos juntos estemos de ojos abiertos -los tres- yendo al frente, como trabajadores cósmicos que somos. Estamos acá porque elegimos hacernos cargo de todo nuestro poder y de toda nuestra sabiduría en este momento. Que el egoísmo que te hace sentir miedo (a lo que sea) no te frene ni te retenga: ¡somos un montón para sostenerte! Contamos unos con los otros.

Cuando se vaya diluyendo el miedo al actual virus que nos ayudó a estar más en casa, con nosotros, nos daremos cuenta que nos ayudó también a valorar lo realmente importante, y tal vez hasta nos impulsó a dejar atrás lo nocivo, lo que no nos hacía feliz, lo que no nos permitía crecer. Más allá de cualquier teoría conspiratoria, con la cuarentena-aislamiento estamos limpiando nuestros cuerpos físico (comiendo más casero y algunos hasta dejando de comer carne, haciendo yoga o ejercicio), mental (menos estrés, más meditación), emocional (porque atendemos lo que sentimos) y energético (al no vincularnos con personas «externas», nuestra energía se va purificando). Todo esto permite la alineación de todos nuestros cuerpos, conformando así un Yo Superior que vive, siente, vibra y actúa en congruencia. Se va diluyendo el «siento esto pero creo que lo otro es mejor», porque al vibrar coherentemente, no necesitamos vivir en dualidad, estamos claros con nuestro Norte, con el camino que se va desarrollando mientras co-creamos nuestras experiencias.


Día de la Tierra

El Día de la Tierra es un día para tomar consciencia, esa que Urano en Tauro está haciendo calar hondo en muchos, para que nos demos cuenta de la importancia de cuidar los recursos naturales y al planeta en general, porque el cambio climático no es algo que podamos pasar de largo como lo hicimos siempre. Es necesario que nos demos cuenta que somos uno con Gaia y aprendamos a amarla mucho más. Qué casualidad que cuando los humanos dejan de salir al exterior, la Tierra respira y hasta se recupera un poco de tanto daño. ¿Qué te hemos hecho, Madre? Si tan sólo todos sobre tu superficie fuéramos conscientes y hubiera menos sistemas corruptos -y menos egoístas- agujereándote, maltratándote, intoxicándote, podríamos darnos cuenta de que a todo lo que nos das no es necesario explotarlo hasta su límite. No creo que seamos un virus, porque somos una hermosa humanidad aprendiendo todo el tiempo, pero cuánta falta nos hace más educación para concientizar sobre el cuidado del planeta…


Ritual

Es un día ideal para sembrar intenciones con una semilla de verdad. Tomá la semilla, y ponela bajo tu lengua, mientras visualizás tus intenciones hechas realidad. Cuando te sientas lista, plantala. Lo que resulte de ella -fruto, por ejemplo- será especialmente indicado para cualquier tipo de dolencia que pueda aquejarte, porque la planta se gestó en contacto con tu ADN y desarrollará características medicinales exclusivas para vos. Ojo, esto es un tema más bien «mágico» pero me resulta muy hermoso.

Este ritual lo conocí gracias a Flor Fasanella de Florecer Fitomedicina, y lo amé inmediatamente. Es parte del libro «Los cedros resonantes de Rusia» de Vladimir Megré, y acá les comparto el extracto del ritual completo:

«Cada semilla plantada por vosotros contiene en sí una enorme cantidad de información del Universo. Esta información no puede compararse ni en cantidad ni en exactitud con la que encierra algo hecho por la mano del Hombre. Con ayuda de esta información, la semilla conoce el momento en el que ha de despertar a la vida con una exactitud de fracciones de segundos, conoce cuándo germinar, qué sustancias tomar de la tierra, cómo aprovechar la irradiación de los cuerpos cósmicos: el Sol, la Luna, las estrellas; en qué debe convertirse, qué frutos dar. Los frutos tienen el propósito de abastecer vitalmente al Hombre. Estos pueden resistir o luchar contra cualquier enfermedad del organismo del Hombre, de forma efectiva y con más poder que cualquier medicamento hecho por su mano, que haya existido o exista jamás. Pero para que esto suceda, la semilla tiene que conocer el estado de la persona, para poder aportar al fruto, en el proceso de su maduración, la proporción necesaria de sustancias para la curación de esa persona concreta, de su enfermedad, si ya existe, o de su propensión a ella. Para que la semilla de un pepino, de un tomate o de cualquier otra planta criada en la huerta, tenga tal información, es necesario hacer lo siguiente:

Antes de sembrarlas hay que colocar en la boca una o varias semillitas y mantenerlas bajo la lengua no menos de nueve minutos. Después, hay que colocarlas entre las dos palmas de las manos y mantenerlas así unos treinta segundos. Al mantener las semillas entre las palmas, es necesario estar descalzos sobre el terrenito donde se va a plantar. Abre las palmas de las manos y cuidadosamente, acerca a tu boca la semilla que estás sosteniendo. Espira el aire desde tus pulmones hacia la semilla. Caliéntala con el aliento tuyo y esta semillita conocerá todo lo que hay en ti. Luego, es necesario mantener las manos abiertas durante otros treinta segundos todavía, presentando la semilla a los cuerpos celestes. Y ella determinará el instante de su nacimiento. ¡Todos los planetas la ayudarán en ello! Y regalarán a los brotecillos la luz necesaria para ti.
Luego ya puedes plantar la semilla en la tierra. En ningún caso hay que regarla enseguida, para que no se pierda con el agua tu saliva y la información que envuelve por completo a la semilla, y que ha de ser absorbida por ésta. Sólo al expirar el tercer día después de la plantación, se puede regar. Se debe plantar en los días más favorables para cada legumbre (la gente ya sabe esto, por el calendario lunar). En ausencia de riego, la siembra prematura no es tan de temer como la siembra tardía. No se deben arrancar todas las hierbas adventicias que salgan al lado del brote que nació de tu semilla. Al menos una de cada especie debe quedar en su sitio. Las hierbas adventicias también se pueden recortar…
Según Anastasia, la semilla es así capaz de integrar toda la información sobre la persona y entonces, durante el desarrollo de su fruto, recogerá al máximo del Universo y de la Tierra, la mezcla óptima de energías necesarias para esta persona concreta. No se deben quitar todas las hierbas adventicias porque éstas también tienen su propósito. Algunas sirven para proteger a la planta de enfermedades, y otras le brindan una información complementaria. Durante el tiempo de cultivo, es vital comunicarse con la planta: al menos una vez en su período de crecimiento hay que acercarse a ella y tocarla. Es deseable hacerlo durante la luna llena.

Anastasia afirmaba que los frutos cultivados, desde la semilla, de esta manera y consumidos por la persona que los ha criado, son capaces de curar a esta persona de absolutamente cualquier enfermedad de la carne, frenar considerablemente el envejecimiento del organismo, librarle de sus hábitos nocivos, aumentar en muchas veces sus facultades mentales, y darle tranquilidad a su alma. Los frutos tendrán una influencia más efectiva si se consumen en los tres primeros días de ser cosechados, no más tarde.»

Que tengan una hermosa Luna nueva y un gran despertar-renacer.

Publicado el Deja un comentario

Mercurio en Aries: el fuego individual

Unas horas antes de que Mercurio ingrese a Aries, el Sol en el signo estaba formando su cuadratura a Plutón en Capricornio (que perfeccionará el 14), mientras Urano en Tauro comenzaba a sentir la cuadratura desde Saturno en su casa, Acuario, la cual ya Marte perfeccionó y comenzó a relajar…apenitas. Traducime, Alejandra.

El volcán Anak Krakatoa hizo erupción. Y otros cinco volcanes más en Indonesia.

Por favor, no entren en pánico. Esta cuenta está lejos de querer incentivar algo por el estilo, pero hay que ser honestos: estamos viviendo una transición intensa, profunda y transformadora, que precisa sacudidas para poder comenzar nuevos rumbos. La energía que está asistiendo al planeta en estos momentos es muy amorosa, compasiva y nos están protegiendo de varias formas.

Quienes trabajamos con astrología, sabíamos que este no iba a ser un año sencillo de transitar, pero que todo desafío iba a servir de gran despertar. Vaya que el despertar ha sido radical.

Los terremotos, las erupciones de volcanes, y otras movidas de la naturaleza, acompañan la transformación que la sociedad -globalmente- está viviendo: el sistema económico reestructurándose los próximos años, los abusadores siendo revelados, al mismo tiempo algunos pueblos dándole poder a autoritarismos para sentirse seguros…cambios fuertes que van y vienen como una constante.

Estamos en temporada Aries. El fuego que sentimos internamente, apoyado ahora por Mercurio, necesita expresión: bailá, cantá, hacé un lugarcito en tu casa para hacer ejercicio, lo que sea para liberar tu fuego y dejar de cargar el inconsciente colectivo que de bastante incendio y miedo lo hemos llenado.

Les propongo que no crean en la gente que habla de profecías, fin del mundo y esas cosas que sólo bajan nuestra vibración y le dan fuerza a los que nos controlan desde el miedo, y que vean todo lo que pasa en el mundo con los ojos del cambio, que tengan fe en lo que les hace sentir seguridad para poder reconocer que su Yo Superior les está intentando dar mensajes. Todos somos canalizadores y todos podemos escuchar a nuestro real Ser. Permítanselo, para que llegue la calma tan necesaria en este momento.