Publicado el Deja un comentario

Luna nueva en Géminis: temporada de eclipses.

La Luna nueva en Géminis no sólo abre el portal de seis meses de manifestación en la o las casas Géminis de nuestra carta natal, sino que abre mi período favorito: ¡la temporada de eclipses! *menea* Se perfecciona a las 14:38 hs (hora Uruguay/Argentina) en el grado 2°04′ del signo.

Estamos bajo un clima bastante confuso que requiere que nos entreguemos a la sabiduría de nuestro Yo Superior: cuando el ego está nublado, es porque hay que dejar hablar al Alma. Y escucharla, claro está. La neblina mental que podemos estar sintiendo se disipa cuando nos rendimos a ella, no cuando luchamos para obtener claridad y la queremos echar, porque como se sabe, lo que niegas, te somete.

La Luna nueva se perfecciona en trino a la triple conjunción Júpiter-Saturno-Plutón (con Júpiter en el medio haciendo de relleno en este sandwich astrológico transformador), con Marte en sextil a Urano y con Mercurio junto a Venus en cuadratura a Neptuno. Señorites, el regente de la Luna nueva se siente retrógrado -no lo está, sólo se siente un poco adormecido-, no es buen momento para buscar claridad a la fuerza, firmar contratos, ilusionarte con alguien online, comprar tecnología y vestimenta, hacerte cambios radicales de look… ¿por qué?

Porque la falta de claridad nos hace creer que deseamos algo que en realidad no estamos deseando, y mucho menos necesitando. Urano en Tauro sabe que lo que más necesitamos es cambiar nuestra manera de consumir, para poder crear un nuevo sistema económico (personal y social) y Marte desde Piscis le agrega que todo cambio es bueno si nos ayuda a despertar espiritualmente, a recordar que nuestro concepto sobre la realidad material se está desestructurando íntegro.

Géminis es un signo de curiosidad, de aprendizaje, de búsqueda de respuestas concretas, de información y medios. Con todos estos aspectos, comenzamos a sentir de qué se trata el viaje de los Nodos por el axis Géminis-Sagitario. ¿Qué es verdad y qué es mentira? ¿Cuál noticia es real y cuál es falsa? ¿Cuál de mis creencias -que traigo desde casa- debería sostener y cuál debo dejar de respetar por costumbre o dejar de idealizar, para poder renovar?

Es momento de silenciar a la mente hiper activa y volver a reconectarnos con la verdadera Mente, con la sabiduría que tiene nuestro cerebro para funcionar sin estar enchufado a nada, con nuestra conexión con esa Mente Superior que todo lo teje y lo conecta. Las conexiones piden ser más transparentes y menos idealizadas, y también necesitamos ver nuestras estructuras mentales rígidas para flexibilizarlas. Las etiquetas, lo aprendido, las respuestas que siempre nos dábamos en automático, los conceptos cerrados y cristalizados…muchas cosas en nuestra mente precisan abrirse, mutar.

Nos invita a mirarlo todo con los ojos de la inocencia, del niño o niña interior, a preguntarnos y cuestionarnos todo lo que hemos aceptado sin chistar, eso que estuvo siempre establecido pero que ahora, con toda la transformación actual, necesita actualizarse, romperse, sacudirse el polvo y/o cambiarse. Es una puerta abierta a jugar, a sentirnos creativos, a crear lo que sintamos de manera artística, con la mente abierta para recibir lo que sea que el Universo nos intenta enviar. Es la Luna nueva para cambiar creencias estancadas, y permitirnos desaprender, reaprender, redescubrir, y aprender en general.

De repente nos encontramos re-aprendiendo casi desde cero a vivir, estando bajo limitaciones que parecen ser negativas pero nos protegen. Estudiamos online, nos vinculamos online, trabajamos online. La red que nos conecta es tanto nutritiva como tóxica, por lo cual aprender a elegir lo que consumimos está siendo fundamental.

Algo más de la energía geminiana: siempre tiene problemas para decidir porque actúa como veleta, cambia una opción por otra mejor, más divertida, más interesante.
Punto uno: se aburre fácil y precisa constante estimulación, así que aprender a relajar la mente es necesario. Mediten, chiques, aunque sea 15 minutos al día una meditación guiada, para calmar la ansiedad, la impaciencia y la hiperactividad mental.
Punto dos: la diversión. ¿Por qué no ser más relajados, jugar más y estresarnos menos? A menos que el asunto sea de vida o muerte, merecemos un momento al día de distensión, risa, diversión y relax.
Punto tres: ¿quién te hizo creer que sólo debés elegir UNA cosa? ¿Será posible atender cinco quiosquitos a la vez? ¿Será posible combinar todos mis intereses en un proyecto o emprendimiento? ¿Será posible escribir un libro volcando todo lo que sé para vaciarme y poder seguir aprendiendo cosas nuevas? Todo es posible, porque Géminis es multitasking, un pulpo. Elegí, sí, pero no necesariamente una sola cosa. Si sentís que te gustan MIL, ¡dale adelante! Que en el camino quedarán diez, tal vez menos, pero sabrás combinarlas y habrás aprendido de la experiencia en el camino.

Esta segunda temporada de eclipses del año inaugura los eclipses de Nodo Sur en Sagitario, comenzando el 5 de junio con el eclipse penumbral de Luna llena a 15°34′ del signo. Viene acompañado por un eclipse solar anular el 21 de junio a 00°21′ de Cáncer y otro lunar -también penumbral- a 13°37′ de Capricornio el 5 de julio. De ellos les iré hablando más adelante.

¡Feliz Luna nueva!

Publicado el Deja un comentario

Júpiter retrógrado en Capricornio

Cuando los planetas retrogradan, su magnitud en el cielo aumenta, están más brillantes. Esto me hace pensar cuán importante es el período en que un planeta nos lleva «hacia adentro», como hoy lo hace Júpiter: no podremos viajar ni salir de nuestras fronteras, pero sí podemos hacer viajes internos. La luz está adentro.

Júpiter comienza a retrogradar el 14 de mayo, días antes de perfeccionar su trino al Sol, y se vuelve directo unos días después de que lo repite, con el Sol desde otro signo: esto hace que su energía optimista nos llegue como un caudal, justo antes de que nuestros proyectos y todo aquello de su influencia -viajes, estudios superiores, todo lo vinculado a nuestro crecimiento desde la experiencia- comiencen a sentirse algo ralentizados. En estos momentos nos damos cuenta de que nuestros planes precisan algo más de tiempo de lo que habíamos estipulado. Y es necesaria la pausa para no irnos de cabeza y arrepentirnos después.

La casa Capricornio de nuestra carta natal está entregada al orden cósmico a partir de ahora, durante las retrogradaciones de Júpiter, Saturno y Plutón. Lo personal no tiene tanta fuerza como antes, es decir, no tenemos el control de los acontecimientos y hacer fuerza para recuperarlo sólo nos hará perder energía. El yo no es nada comparado con el Plan Divino que aceptamos antes de encarnar.

Lo mejor que podés hacer, es observar tus normas, leyes y creencias internas al respecto de lo moral, lo ético, el deber ser, el status quo, el trabajo, los emprendimientos,(y a todo lo vinculado con la casa Capri de tu carta). Al permitirnos cuestionar lo que hemos considerado incuestionable, porque la familia, la sociedad y el colectivo «siempre dijeron que es así», nos estaremos permitiendo una nueva perspectiva, esta vez menos sagitariana y más pisciana, más entregada al Universo, confiando en que algo más grande que nuestro ego realmente sabe qué es lo mejor para nosotros.

Con los retrógrados, el inconsciente manda. Si algo no se da como esperabas, o toma más tiempo, estate segura de que lo que vos querías no era tan bueno como lo que realmente vaya a suceder, probablemente las cosas se den de la mejor manera para tu crecimiento, más allá de lo que consideres correcto o incorrecto.
Tu Yo Superior tiene un plan de reajuste que no estás viendo, así que entregate a Júpiter, y confiá. La paciencia es fundamental, sobretodo hasta el 12 de septiembre cuando Júpiter vuelva a estar directo.

Publicado el

Luna nueva en Tauro & Día de la Tierra

La magia del Universo hace coincidir a la Luna nueva en Tauro con el Día de la Tierra este 22 de abril.

La Luna nueva se perfecciona a las 23:25 hs -hora Uruguay/Argentina- en el grado 3°24′ de Tauro, a sólo 3 grados de Urano, en cuadratura a Júpiter, Plutón y Saturno, y sextil al Nodo Norte en Cáncer.

Metafóricamente, es como si alguien estuviera rompiendo la tierra desde abajo, para nacer desde las profundidades, autopariéndose, abriéndose camino en la luz después de mucho tiempo en la oscuridad, en la espera, en la confusión incluso. Al salir, rompe la máscara que traía y que lo protegía, entonces ve mejor, tiene la mirada más clara y ve todo con perspectiva. Así está el planeta y así estaremos nosotros, a medida que el proceso siga avanzando.

Pero no nos iremos de cabeza ante lo nuevo, porque este mes Plutón comienza a retrogradar para que, de una vez, integremos nuestra sombra antes de dar el salto. Y esta vez todo lo negado, lo no reconocido y lo criticado, se hará tan grande que no podremos evadir el trabajo que nos toca: hacernos cargo de nuestras emociones y de lo que hemos creado al evadirlas. Trascendencia es la palabra, del pasado, del ego que creemos que siempre será igual, de la realidad inventada por unos pocos que pretenden mantenernos aferrados al miedo y a lo chiquito: si tengo miedo, no doy el salto para darle toda mi magia y mi medicina al mundo, lo que generaría un mundo mejor. Y ¿quiénes no quieren un mundo mejor? Aquellos que prefieren seguir manteniendo el control, los más poderosos, los de siempre.

Esta Luna nueva es más que especial, pareciera tirar por la borda, como vomitando, desintoxicándose, la parte de la realidad donde la mitad de la humanidad que vino a despertar, se mantenía dormida. Y ya es momento de que todos juntos estemos de ojos abiertos -los tres- yendo al frente, como trabajadores cósmicos que somos. Estamos acá porque elegimos hacernos cargo de todo nuestro poder y de toda nuestra sabiduría en este momento. Que el egoísmo que te hace sentir miedo (a lo que sea) no te frene ni te retenga: ¡somos un montón para sostenerte! Contamos unos con los otros.

Cuando se vaya diluyendo el miedo al actual virus que nos ayudó a estar más en casa, con nosotros, nos daremos cuenta que nos ayudó también a valorar lo realmente importante, y tal vez hasta nos impulsó a dejar atrás lo nocivo, lo que no nos hacía feliz, lo que no nos permitía crecer. Más allá de cualquier teoría conspiratoria, con la cuarentena-aislamiento estamos limpiando nuestros cuerpos físico (comiendo más casero y algunos hasta dejando de comer carne, haciendo yoga o ejercicio), mental (menos estrés, más meditación), emocional (porque atendemos lo que sentimos) y energético (al no vincularnos con personas «externas», nuestra energía se va purificando). Todo esto permite la alineación de todos nuestros cuerpos, conformando así un Yo Superior que vive, siente, vibra y actúa en congruencia. Se va diluyendo el «siento esto pero creo que lo otro es mejor», porque al vibrar coherentemente, no necesitamos vivir en dualidad, estamos claros con nuestro Norte, con el camino que se va desarrollando mientras co-creamos nuestras experiencias.


Día de la Tierra

El Día de la Tierra es un día para tomar consciencia, esa que Urano en Tauro está haciendo calar hondo en muchos, para que nos demos cuenta de la importancia de cuidar los recursos naturales y al planeta en general, porque el cambio climático no es algo que podamos pasar de largo como lo hicimos siempre. Es necesario que nos demos cuenta que somos uno con Gaia y aprendamos a amarla mucho más. Qué casualidad que cuando los humanos dejan de salir al exterior, la Tierra respira y hasta se recupera un poco de tanto daño. ¿Qué te hemos hecho, Madre? Si tan sólo todos sobre tu superficie fuéramos conscientes y hubiera menos sistemas corruptos -y menos egoístas- agujereándote, maltratándote, intoxicándote, podríamos darnos cuenta de que a todo lo que nos das no es necesario explotarlo hasta su límite. No creo que seamos un virus, porque somos una hermosa humanidad aprendiendo todo el tiempo, pero cuánta falta nos hace más educación para concientizar sobre el cuidado del planeta…


Ritual

Es un día ideal para sembrar intenciones con una semilla de verdad. Tomá la semilla, y ponela bajo tu lengua, mientras visualizás tus intenciones hechas realidad. Cuando te sientas lista, plantala. Lo que resulte de ella -fruto, por ejemplo- será especialmente indicado para cualquier tipo de dolencia que pueda aquejarte, porque la planta se gestó en contacto con tu ADN y desarrollará características medicinales exclusivas para vos. Ojo, esto es un tema más bien «mágico» pero me resulta muy hermoso.

Este ritual lo conocí gracias a Flor Fasanella de Florecer Fitomedicina, y lo amé inmediatamente. Es parte del libro «Los cedros resonantes de Rusia» de Vladimir Megré, y acá les comparto el extracto del ritual completo:

«Cada semilla plantada por vosotros contiene en sí una enorme cantidad de información del Universo. Esta información no puede compararse ni en cantidad ni en exactitud con la que encierra algo hecho por la mano del Hombre. Con ayuda de esta información, la semilla conoce el momento en el que ha de despertar a la vida con una exactitud de fracciones de segundos, conoce cuándo germinar, qué sustancias tomar de la tierra, cómo aprovechar la irradiación de los cuerpos cósmicos: el Sol, la Luna, las estrellas; en qué debe convertirse, qué frutos dar. Los frutos tienen el propósito de abastecer vitalmente al Hombre. Estos pueden resistir o luchar contra cualquier enfermedad del organismo del Hombre, de forma efectiva y con más poder que cualquier medicamento hecho por su mano, que haya existido o exista jamás. Pero para que esto suceda, la semilla tiene que conocer el estado de la persona, para poder aportar al fruto, en el proceso de su maduración, la proporción necesaria de sustancias para la curación de esa persona concreta, de su enfermedad, si ya existe, o de su propensión a ella. Para que la semilla de un pepino, de un tomate o de cualquier otra planta criada en la huerta, tenga tal información, es necesario hacer lo siguiente:

Antes de sembrarlas hay que colocar en la boca una o varias semillitas y mantenerlas bajo la lengua no menos de nueve minutos. Después, hay que colocarlas entre las dos palmas de las manos y mantenerlas así unos treinta segundos. Al mantener las semillas entre las palmas, es necesario estar descalzos sobre el terrenito donde se va a plantar. Abre las palmas de las manos y cuidadosamente, acerca a tu boca la semilla que estás sosteniendo. Espira el aire desde tus pulmones hacia la semilla. Caliéntala con el aliento tuyo y esta semillita conocerá todo lo que hay en ti. Luego, es necesario mantener las manos abiertas durante otros treinta segundos todavía, presentando la semilla a los cuerpos celestes. Y ella determinará el instante de su nacimiento. ¡Todos los planetas la ayudarán en ello! Y regalarán a los brotecillos la luz necesaria para ti.
Luego ya puedes plantar la semilla en la tierra. En ningún caso hay que regarla enseguida, para que no se pierda con el agua tu saliva y la información que envuelve por completo a la semilla, y que ha de ser absorbida por ésta. Sólo al expirar el tercer día después de la plantación, se puede regar. Se debe plantar en los días más favorables para cada legumbre (la gente ya sabe esto, por el calendario lunar). En ausencia de riego, la siembra prematura no es tan de temer como la siembra tardía. No se deben arrancar todas las hierbas adventicias que salgan al lado del brote que nació de tu semilla. Al menos una de cada especie debe quedar en su sitio. Las hierbas adventicias también se pueden recortar…
Según Anastasia, la semilla es así capaz de integrar toda la información sobre la persona y entonces, durante el desarrollo de su fruto, recogerá al máximo del Universo y de la Tierra, la mezcla óptima de energías necesarias para esta persona concreta. No se deben quitar todas las hierbas adventicias porque éstas también tienen su propósito. Algunas sirven para proteger a la planta de enfermedades, y otras le brindan una información complementaria. Durante el tiempo de cultivo, es vital comunicarse con la planta: al menos una vez en su período de crecimiento hay que acercarse a ella y tocarla. Es deseable hacerlo durante la luna llena.

Anastasia afirmaba que los frutos cultivados, desde la semilla, de esta manera y consumidos por la persona que los ha criado, son capaces de curar a esta persona de absolutamente cualquier enfermedad de la carne, frenar considerablemente el envejecimiento del organismo, librarle de sus hábitos nocivos, aumentar en muchas veces sus facultades mentales, y darle tranquilidad a su alma. Los frutos tendrán una influencia más efectiva si se consumen en los tres primeros días de ser cosechados, no más tarde.»

Que tengan una hermosa Luna nueva y un gran despertar-renacer.

Publicado el Deja un comentario

Mercurio en Aries: el fuego individual

Unas horas antes de que Mercurio ingrese a Aries, el Sol en el signo estaba formando su cuadratura a Plutón en Capricornio (que perfeccionará el 14), mientras Urano en Tauro comenzaba a sentir la cuadratura desde Saturno en su casa, Acuario, la cual ya Marte perfeccionó y comenzó a relajar…apenitas. Traducime, Alejandra.

El volcán Anak Krakatoa hizo erupción. Y otros cinco volcanes más en Indonesia.

Por favor, no entren en pánico. Esta cuenta está lejos de querer incentivar algo por el estilo, pero hay que ser honestos: estamos viviendo una transición intensa, profunda y transformadora, que precisa sacudidas para poder comenzar nuevos rumbos. La energía que está asistiendo al planeta en estos momentos es muy amorosa, compasiva y nos están protegiendo de varias formas.

Quienes trabajamos con astrología, sabíamos que este no iba a ser un año sencillo de transitar, pero que todo desafío iba a servir de gran despertar. Vaya que el despertar ha sido radical.

Los terremotos, las erupciones de volcanes, y otras movidas de la naturaleza, acompañan la transformación que la sociedad -globalmente- está viviendo: el sistema económico reestructurándose los próximos años, los abusadores siendo revelados, al mismo tiempo algunos pueblos dándole poder a autoritarismos para sentirse seguros…cambios fuertes que van y vienen como una constante.

Estamos en temporada Aries. El fuego que sentimos internamente, apoyado ahora por Mercurio, necesita expresión: bailá, cantá, hacé un lugarcito en tu casa para hacer ejercicio, lo que sea para liberar tu fuego y dejar de cargar el inconsciente colectivo que de bastante incendio y miedo lo hemos llenado.

Les propongo que no crean en la gente que habla de profecías, fin del mundo y esas cosas que sólo bajan nuestra vibración y le dan fuerza a los que nos controlan desde el miedo, y que vean todo lo que pasa en el mundo con los ojos del cambio, que tengan fe en lo que les hace sentir seguridad para poder reconocer que su Yo Superior les está intentando dar mensajes. Todos somos canalizadores y todos podemos escuchar a nuestro real Ser. Permítanselo, para que llegue la calma tan necesaria en este momento.

Publicado el Deja un comentario

Cambio de consciencia dimensional.

Estamos asistiendo a un cambio de consciencia, una apertura que nos puede llevar a traer el cielo a la tierra , a vivir ese paraíso que tanto nos vendieron las religiones pero que mañana puede ser una realidad.

El paraíso es la tranquilidad y la paz de tu conciencia. Es saber que a cada paso actuás con amor, que te motivan sentimientos altruistas, empáticos, compasivos. Es recordar que tu ego-mente es tu compañero, una herramienta, pero no tu jefe. Le cedimos el control porque creemos que nos sabe proteger, y muchas veces con ese interés, nos hace errar de camino. Que no está «mal», es sólo un aprendizaje.

Es momento de comenzar a integrar la dualidad positivo-negativo sin juicio. Es momento de dejar de juzgarlo todo con la lente del ego, de si es bueno o malo, lindo o feo, me sirve o no. Todo sirve a un propósito mayor, y todos tenemos la misma meta: volver a reunirnos con la energía creadora, la Fuente. Pero es algo que únicamente lograremos entrando en nosotros mismos y dejando de juzgarnos, y de juzgar lo de allá afuera, lo que hacen los otros. Mirar todo desde la dualidad nos fragmenta y divide, pero si aprendemos a ver esas divisiones como parte de un Todo Creador, veremos que en realidad esa fragmentación es sólo una ilusión, porque nuestro Yo Superior conoce nuestro origen estelar y unificado, integrado.

No es raro que te sientas acompañada, aún estando sola. Que aparezcan seres a cuidarte, a traerte tranquilidad, amor, sanación. Lo que conocemos como ángeles -desde las religiones- son seres del Reino de Arcturus intentando acercarse para ayudarnos a evolucionar. Otros seres de Sirio, Pléyades, Orión, y más, también conocen el plan evolutivo de la Tierra y nos acompañan, asisten y escuchan nuestro llamado. Saben que podemos solos pero también saben que los necesitamos para recobrar la fe cuando nos sentimos perdidos.

Los elementales de 2D (duendes, hadas, elfos, salamandras, ondinas…) son los seres correspondientes a cada elemento, y quienes protegen a la naturaleza, o la ayudan a rebelarse. ¿Estás escuchando el viento, a la lluvia o sintiendo el calor del Sol? ¿Maravillándote con el crecimiento de tus plantas? Todo tiene un propósito. 

Los Maestros Ascendidos y la Familia Galáctica también están aquí. Saben que tenemos que ascender nuestra frecuencia para poder anclarnos en la 5D del amor. No es un lugar adonde ir, es una vibración en la que convertirnos. Es retornar al Ser. Y todo se hace desde el corazón. Cuanto más lo pienses, más puede bloquearse tu conexión. Cuanto más permitas la apertura de tu Sagrado Corazón -su parte multidimensional- más fácil será comenzar a ver la belleza en todo. Es un cambio de consciencia mundial. 

Si tenés dificultades, la terapia gestáltica es una gran herramienta para poder trascender las etiquetas de tu ego-mente y masterizarte en la 3D-4D, para seguir adelante.

Publicado el Deja un comentario

Sol conjunción Quirón en Aries.

En medio de una desestructuración mundial, el Sol se une a Quirón en Aries para hablarnos sobre nuestras identidades personales y sociales.

Existe la posibilidad de que el virus actual haya sido creado por fuerzas, llamémosles, “oscuras”, que son las que dominan las sectas gobernantes mundiales, conocidas como “la élite”. ¿Por qué y para qué? Porque sentían que estaban perdiendo control sobre la humanidad, que estábamos despertando y cortando cadenas de miedo, porque es a través del miedo que ellos pueden controlar las mentes. ¿Viste que cuando tenés miedo te quedás quieto? Bueno, cuando no tenés miedo, encendés tu llama interna y te encargás de convertirte en tu misión para compartir tu sabiduría con el mundo, tu luz se expande (porque en lugar de temerle a tu propia oscuridad, la integraste) y el mundo cambia. 

Cuando amamos lo que hacemos, estemos más conectados con nuestro corazón. Es él la clave, porque lo único que existe como herramienta es el amor y en el corazón radica nuestra unión con el Yo Superior y la Fuente. 
Para poder movernos hacia 5D, la dimensión del amor, es necesario que te centres en tu corazón. Pero la 5D no es “un lugar adonde ir”: es una frecuencia a la que vibrar. No vamos a dejar de vivir en la Tierra, pero sí vamos a dejar de vivir exclusivamente en la realidad 3D que creemos que es la única que existe.

Cuando vibramos en 5D, encontramos la belleza subyacente en todas las cosas, nuestras emociones ya no nos alteran porque somos más empáticos y compasivos: estamos tan comprometidos con nuestro crecimiento evolutivo, que nos responsabilizamos de todo lo que parece venir “de afuera”. Creamos desde el amor, entonces ya no hay dualidad, no hay bueno ni malo, ni diferencia entre ciencia y espiritualidad, porque se unen.

Para todo esto, es preciso permitir una nueva perspectiva, una visión de las cosas que es diferente a todas las que hayas tenido antes. Hoy, se vincula a tus etiquetas, a lo que creés que es tu identidad, tus heridas, las cosas que te generaron dolores que hoy querés evitar. Ya no hay excusas: el pasado no puede volver a herirte y el presente es lo único que existe. Lo real y verdadero es el HOY. Encendé la llama.

Publicado el Deja un comentario

Luna nueva en Aries.

La  Luna nueva en Aries se perfeccionará durante la madrugada/mañana del 24, y lo hará en conjunción a Quirón.
El regente, Marte, se encuentra en Capricornio junto a Júpiter y Plutón.  

¿Que si es una Luna nueva tranquilita? Todo depende del porcentaje de ganas que tengan de salir a correr sin destino. 😂

El asunto es: no estamos únicamente cambiando de paradigmas mundiales y despertando consciencia para ascender a 5D -todo va de la mano- sino que, para poder lograr todo esto, necesitamos realmente saber quiénes somos.

La respuesta no va a estar, claramente, en el certificado de nacimiento (aunque sí la hora natal para que puedan solicitar una sesión astrológica😁) pero sí en lo que el planeta nos ofrece en este momento: chance para reencontrarnos y silenciarnos.

Al estar junto a Quirón, esta reconexión con vos misma necesita ser intensa y honesta, que te lleve a quitarte todas las máscaras que usás para cubrir tus heridas. ¿Qué te duele? ¿Por qué no podés perdonar, soltar o superar asuntos específicos? ¿Qué personas te activan esos dolores? ¿Estás segura de que seguir culpando al mundo y a los demás de tus broncas y dolores es lo más sano? 

Con todo esto, hay una nueva identidad renaciendo, y es por eso que Quirón transitando Aries nos lleva a preguntarnos ¿Quién soy? ¿Soy mi ego, personalidad, mente e identidad únicamente? ¿O es que soy algo más?
Este tránsito me parece uno de los más importantes a integrar en este momento, porque habla de la deconstrucción del ego, de retomar su función original y quitarle el dominio por excelencia de todas nuestras decisiones.  El ego y la mente no son nuestros enemigos, son colaboradores para que podamos sostenernos sobre la Tierra, son aliados. Pero cuando se «van de mambo», terminan controlando nuestras vidas porque es la única manera en la que creen que pueden sobrevivir: si lo controlan todo. Entonces te etiquetan con características, talentos, defectos, yo soy así y no soy asá, yo soy esto, yo soy aquello, decimos, ignorando que cada vez que decimos lo que creemos que somos, estamos diciendo lo que somos en realidad: Yo Soy.
 
El Yo Soy es la energía divina que está conectada con el todo, en nosotros. Y eso es lo que realmente somos, lo verdadero. Cuando hagamos carne estas palabras, es que comenzaremos a andar la 5D, entendiendo que somos un todo hecho de nuestros cuerpos multidimensionales. No podemos seguir buscando cualidades o etiquetas para definirnos, o seguir creyendo que somos lo que nos dijeron, lo que terminamos creyendo, etc. No somos únicamente este cuerpo y esta personalidad, es necesario romper con la idea de que somos únicamente lo que consideramos real. Seguir creyendo eso nos dejará estancados en la dimensión material, en la del ego, donde algo que no va con mis creencias entonces no existe, donde un otro que me ofende es mi excusa para resentirme, donde mi sensibilidad es bloqueada para poder trabajar como el capitalismo quiere que haga, en un trabajo que detesto y que me aprisiona, y así.

Saturno en Acuario no trae la libertad que rompe cadenas, porque primero nos va a enseñar que toda libertad tiene que tener, en esta Tierra, limitaciones para poder vivir en comunidad. La libertad no es una utopía idealista, sino algo con lo que se convive día a día teniendo en cuenta que siempre tenemos las limitaciones de la materia…hasta que decidamos ampliar y transformar nuestro punto de vista, mover el foco de la apariencia de la realidad.

La Luna nueva se cuadra al Nodo Norte en Cáncer, ¿qué es esto? La energía ariana, de inicios, impulso, fuego y acción, no se puede quedar en casa, como dice el Nodo Norte. No me puedo calmar, si soy puro espíritu en la materia, no me pidas que me quede en casa, me duele estar ahí porque me encuentro conmigo misma.

Sí, puede doler. Pero es el inicio de  un cambio. No parece ser una Luna nueva más del montón: inicia un período de seis meses en aquella zona Aries de tu carta natal, pero también inicia un cambio de consciencia en cuanto a quién soy, qué vengo a darle al mundo, cuál es mi propósito.

Tu propósito es estar acá, ahora, en este momento. Estar presente en el presente. Porque el propósito se camina día a día, uno ES su propósito, no lo busca. Así es que, cuando escuchamos a nuestro corazón, nos transformamos porque se revela nuestra esencia. Y ella es la que nos puede llevar de la mano a entender qué estamos haciendo acá.

¡Feliz Luna nueva!

Publicado el Deja un comentario

Una nueva realidad.

Los nodos lunares, aquellos puntos matemáticos donde suceden los eclipses, no hacen aspectos a los planetas, sino que los reciben. El planeta que los toca, de acuerdo a la cualidad del aspecto, dirá si está de acuerdo o no con lo que los Nodos quieren. 

Hoy 23 de marzo el Sol en Aries está en desacuerdo con esto de quedarnos en casa, de conectar con nuestro mundo interior y aislarnos, porque quiere acción, aventura, movimiento. Los signos de fuego necesitan expresar su energía, así que si tenés Sol en algún signo de fuego, tratá de salir al balcón, terraza, jardín, lo que puedas, para estar al sol un rato (siempre con cuidados) por lo menos.

Venus en Tauro tiene un sextil a Neptuno en Piscis: si es por interés (de algo material, de que me quieran, de obtener alguna ventaja, etc) o por apego (miedo), entonces no es amor. Necesitamos abrir la cabeza a que nuestros deseos no tienen porqué ser cumplidos por los demás, a que es preciso hacernos cargo de nuestro amor propio antes de salir a mendigar amor externo. Es un aspecto hermoso, armónico, que nos ayuda justamente a esto, a ver que lo somos todo, que el amor interno no tiene que estar necesariamente apegado a las formas y a lo que yo creo que soy desde mi vivencia terrenal. Ni el tiempo, ni mi cuerpo, ni un otro pueden determinar mi valor, valgo porque existo, merezco amor porque Soy Amor. El amor no es un otro, el amor está en todo porque es una de las caras del Gran Espíritu, de la Madre. 

Y también tenemos la conjunción Marte-Plutón en Capricornio. Este signo es la corteza terrestre, la superficie sobre la que construímos. Los dos planetas juntos pueden dinamitar lo que creemos que son estas bases, y con Saturno en trino a Urano, esto puede ser a través de algo inesperado, radical, como un trueno. No sería raro vivir terremotos o sacudidas importantes en estos días, metafórica y literalmente. Ambos planetas son una bomba de energía y quieren hacer estallar lo que creemos que es la realidad. 

Necesitamos, primero, hacernos cargo de nuestra forma, de nuestro cuerpo físico y de nuestra psique: sin amar nuestra totalidad no podremos llegar a ninguna parte. Integrar tu sombra, amarte incondicionalmente y responsabilizarte por todas y cada una de las cosas que manifestás, creás y atraés en tu vida, es el primer paso para poder elevar tu vibración y despertar tu conciencia. Un ser humano irresponsable es un ser humano dañino, para sí mismo, para sus vínculos y para la sociedad, porque siempre estará en queja, culpando al resto de sus miserias, anclado en una posición victimista y emitiendo vibraciones negativas. Un ser humano responsable de sí mismo es lo suficientemente maduro como para ayudar a cambiar la frecuencia del planeta y colaborar en el cambio dimensional. No es cuento de hadas, tenemos que bajar a la realidad antes de poder sentirnos personas «espiritualmente avanzadas», así, entre comillas. La soberbia espiritual es la demostración de no haber trabajado la propia sombra y de quien sigue permitiendo que su ego (miedos, heridas, traumas) le sigan manejando la vida. Ya no podemos seguir victimizándonos más, se acabó. En dos días el Sol se une a Quirón y ya estamos sintiendo la necesidad de sanar todos nuestros cuerpos para poder dar un salto cuántico individual y social. La Era de Acuario no va a permitir egos que pretendan evolucionar solos, porque es en conjunto. Aferrarte a tus patrones y justificarte con que «sos así» no te ayuda en absoluto, todo lo contrario. 

El cambio es colectivo porque primero es individual. Saturno en Acuario trae esa gran enseñanza: responsabilizate de tu historia, de tu ego y de tu noción del tiempo y de la realidad, para poder formar parte de un colectivo que ascienda su frecuencia vibratoria.

El cambio de consciencia a la 5D es comprender que no sólo lo que veo es lo real. De hecho, que lo que podemos ver y tocar es sólo una ilusión, una de las tantas manifestaciones de la energía. No es lo real, porque lo real es lo que está bloqueado para nuestros sentidos tan dormidos, de baja vibración. Despertar tus sentidos es animarte a reconocer lo real en lo invisible: tu Alma, tu Yo Superior, los seres que te asisten, el Amor, otras dimensiones -no sólo las de consciencia-etc. 
No sos todo lo que tu mente te diga que sos, el gran desafío de ahora en más es desestructurar a tu ego, quitarle sus armas (el miedo y el control de la realidad), tomarlo como compañero y desaprender todo lo que aprendiste hasta ahora de lo que es la vida. Los eclipses en Géminis y Sagitario te van a ayudar a eso. 

Publicado el Deja un comentario

Saturno en Acuario

La Era de Acuario, marcada por la transición a la 5D de consciencia que está siendo global, está ingresando de la manos de los tránsitos astrológicos de los últimos meses.

Cuando Saturno y Plutón se unieron en enero iniciaron un ciclo marcado por la desestructuración, ruptura y transformación de las formas y la realidad como la conocemos. Saturno quería conservar el deber ser y el status quo, con sus normas, títulos y puestos directivos, y Plutón dijo que ya era hora de que todo eso, tan conservador, se transformara. Como Saturno tenía mucha fuerza porque esta conjunción se dió en su casa, Capricornio, empezó a mostrar resistencias: que no al aborto (generando grupos que no entendían en concepto de revolución y creaban movimientos que sostenían este status quo tan carente de valores igualitarios), que sí a los gobiernos de derecha -apoyando únicamente intereses empresarios que aumentan la brecha social y siguen dándole todo a los que más tienen-, que «no me quiero transformar naditas». Pero, aunque se resista todo lo que quiera, Plutón es más poderoso, siempre gana. Esto provocó tremenda ambición en muchos sectores y las correspondientes medidas desesperadas de aferrarse a lo que siempre fue igual, total «para qué cambiar si yo estoy muy bien». El egoísmo, la avaricia, la competencia, la ambición, el hambre de poder y de control, el abuso en todas sus formas, la rigidez, las estructuras arcaicas y las organizaciones políticas, económicas y sociales abusivas, tarde o temprano, van a tener que desaparecer. La realidad como la conocemos cambia, porque cambia lo externo -como respuesta a lo interno- y tenemos nuevas necesidades. 

Saturno ingresa este 22 de marzo a Acuario, otra de sus casas -es el co-regente junto a Urano- por lo cual sigue teniendo un poco de poder, pero lo hace por un breve período. Es como si se tomara unas vacaciones de tanta intensidad plutoniana, diciendo «bueno, si no pude sostener todo lo que quise allá, con todo este equipaje a medias voy a ver qué puedo construir -o sostener- en mi otra casa», pero, no le queda otra que volver en unos meses para buscar aquellas partes que tengan que seguir manteniéndose. A fin de año ingresará junto a Júpiter para quedarse y esto muestra energías bastante opuestas, pero que buscarán conciliar: Júpiter quiere expandir la libertad y fraternidad acuarianas, fronteras, educación, cultura y leyes igualitarias, y Saturno quiere poner límites, restringir lo que se le puede ir de las manos, estructurar para poder controlar la materia.

Este inicio -llamado «La Gran Mutación»- es indicador de cambios mundiales marcados por los tránsitos y ciclos combinados de los planetas más pesados -sociales y transpersonales- del Sistema Solar. 

Cada cambio colectivo comienza primero siendo individual: lo que yo piense y exprese marca mi vibración. Como yo vibro, contagio y eso va formando al inconsciente colectivo del que todos formamos parte y que muchas personas pueden incluso percibir, si son muy sensitivas. Por eso, la frase clásica de que el cambio comienza por casa es tan acertada, sobretodo para este momento.

Saturno en Acuario va a estar todo el primer año acompañado de Júpiter, por lo cual no trabajará solo. Responderá a un Urano en Tauro que quiere derribar nuestros apegos, manera de (no) valorarnos, sistema de valores fijos, economía capitalista, y mucho más. Trabajarán a través de una cuadratura: Saturno querrá sostener los cambios que se van fijando y Urano querrá seguir moviendo las bases. Este aspecto, aire y tierra, lo fijo y lo que precisa cambiar, la estabilidad y seguridad contra la necesidad de mutación, puede provocar terremotos metafóricos y literales. No sería raro que la Tierra se volviera a manifestar, sacudiéndose, porque necesita seguir limpiándose de todos aquellos que siguen sin respetarla. No es mala, ninguno de estos cambios lo es, pasa que estamos constantemente siendo bombardeados por miedos-medios, inseguridades, apegos, ansias de control de nuestro ego, y otras tantas cosas que nos hacen creer que el movimiento y el cambio son malos. Claro, son malos para nuestras creencias de estabilidad, como si ésta significara que todo lo externo deba quedarse quieto y no ser un concepto que, como todo, debe sentirse por dentro.

Estos tres años serán de una búsqueda de fijar y sostener las movidas actuales, pero también de diálogo, comunicación colectiva, unión, esfuerzos y sacrificios en pos de un mundo mejor. Podrá renacer una nueva era espacial, habrá grandes cambios en cuanto a ideales políticos -más acordes a repartir las riquezas con mayor consciencia y menor diferencia social-, habrá nuevas obligaciones al respecto del trabajo internacional, comunicaciones, tecnología… Los medios masivos de vinculación como internet o redes sociales, por citar un ejemplo, podrán llegar a tener alguna limitación o restricción pero no será como una «quita de derechos», sino más bien puede ser que, por ejemplo, los medios tradicionales pierdan poder o que haya cosas que se le cedan al pueblo y se limite el uso para que sea para todos por igual, son ejemplos que se me ocurren solamente. La ciencia podrá tener relevancia, como también la astrología, cosa que ya hemos venido notando. Habrá mucha tela que cortar en este tránsito y poco a poco les iré hablando más de ello.

Lo más importante: estamos ingresando de manera más intensa a la Era de Acuario, lo que nos lleva a un despertar masivo de conciencia para ascender de nivel evolutivo y volver a la Tierra, a sanar al planeta después de todo el daño que le hemos estado haciendo. ¿No sentiste que estos días en aislamiento te tocaron fibras sensibles de cuidado y amor planetario? Gaia lo sabe, nos está ayudando a evolucionar. Esta cosa de ermitaños también nos ayuda a purificar nuestras energías y nuestros auras, para de este modo poder ser canales más claros de nuestro propósito y misión dentro de la humanidad, e incluso sirve para conectarnos con nuestro Yo Superior, ángeles, guías, acompañantes estelares y Maestros Ascendidos, para solicitarles ayuda y consultarles sobre nuestro camino a seguir.

Este ingreso inicia el retorno de Saturno de los nacidos entre 1991 y enero de 1994, la gran conjunción de Saturno en tránsito sobre el Saturno natal que marca el inicio de una nueva madurez. Si tienen dudas sobre su retorno de Saturno, les dejo este artículo y si quieren saber más, pueden solicitarme una sesión personal para hablar al respecto (y sobre mucho más también).

En YouTube les dejé un video sobre éste tránsito y todos los más fuertes de 2020, lo encuentran aquí.

Que sea un tránsito que nos ayude a sostener la bandera de la igualdad en todos los ámbitos.

Publicado el Deja un comentario

Año nuevo astrológico

Hoy comienza el año nuevo astrológico, el Sol pasa por el punto vernal Aries, el grado 0° del signo y así se inicia una nueva etapa.

Podemos, de a poco, ir sintiendo un alivio interno. Ya sólo queda que Saturno ingrese a Acuario y el aire bajará más las tensiones. Marte se une a Júpiter y ambos están en conjunción a Plutón. Si observamos bien al mundo en este momento, nada está exento de transformación: los trabajos, relaciones, la economía, la política, la fe, las religiones. Estamos re-aprendiendo a convivir con nosotros mismos, la humanidad está renaciendo, desaprendiendo, volviendo a ser. Júpiter puede expandir el impulso marciano de buscar certezas, estructuras, orden conocido.

La Tierra está latiendo a otro ritmo, nosotros estamos recordando cómo bajar el ritmo. No sería raro que cuando te toque volver a un trabajo que no te hace feliz, renuncies para lanzarte a hacer lo que amás. Porque, como les dije hace poquito, el mundo necesita eso que sólo vos podés darle.

Viendo cómo la naturaleza está demostrando que puede recuperar su dominio y que no somos enemigos, habrá cosas que ya no podrán seguir iguales. Cuando podamos salir de casa libremente tendremos una perspectiva completamente nueva de la vida en sociedad, como si nos hubieran quitado un velo de los ojos…o como si de repente se hubiera activado nuestro tercer ojo para permitirnos tener una visión «más allá».

En la antigüedad la gente se regía por los ciclos de la naturaleza, más específicamente del Sol y de la Luna. Estos ciclos son más acordes a nuestros cuerpos y ritmos que el calendario actual con su idea limitada del tiempo. Recuperar lo ancestral es parte de toda la desestructuración del patriarcado y del capitalismo, limitantes de todo lo que sea conectar con la energía nutricia de la Madre Tierra, que tanto está renaciendo y se está haciendo escuchar.

Durante todo este año astrológico, el sistema económico y el modelo neoliberal van a sufrir grandes caídas. No es de alarmista, es lo que necesitamos que suceda para acabar con tanta desigualdad social, abusos y violencia, entre otras cosas.

Encendemos un fuego, el fuego interno, la chispa creadora. La urgencia por crear independencia y vivir sin responderle a otros incentiva nuestra búsqueda de propósito, pero antes será necesario derribar estructuras internas capricornianas vinculadas a lo que creemos que es el trabajo, las estructuras, normas internas, deber ser, status quo, responsabilidad y compromiso. No es que tengamos que romperlo todo, sino aprender a elegir con qué queremos comprometernos, qué tipo de responsabilidades deseamos crear…y se vinculan a nuestra noción de merecimiento. Todo se basa en lo que creo que merezco, que nace de mi sistema de valores.

Si me valoro, voy a buscar crear lo que merezco, la abundancia de la que sé que puedo ser canal y vasija, en todas las áreas de mi vida. Si no creo que la merezco, seguiré obedeciendo a mis mandatos limitantes hasta que todo explote como un volcán y ya no lo soporte más: hasta que Júpiter y Saturno en Acuario y Urano en Tauro te influencien tan fuerte que no quede otra que romper patrones y creencias.

En este equinoccio de otoño, en el hemisferio sur celebramos Mabon, la segunda festividad celta vinculada al agradecimiento y la cosecha. Y está bueno ser agradecido hoy, por todo lo que tenemos y por, incluso, los cambios que se avecinan. Quienes tengan mi agenda de este año, tienen un ritual al respecto.

Este nuevo año es diferente: con el regente del signo del tránsito solar -Marte- en conjunción a Júpiter, de verdad sentimos que estamos para algo más, para algo grande. Marte en unos meses va a retrogradar allí, en su casa, Aries, y nos va a recordar estos asuntos, entre otros.

Que sea un inicio realmente transformador y que tu gratitud inunde a tu corazón de esperanza por lo que estamos creando: un mundo mejor.
¡Feliz nuevo año y feliz retorno solar, Aries!

Publicado el Deja un comentario

El Universo trabaja de maneras misteriosas.

Estamos al borde de la cornisa, casi a punto de caer.
De caer, o de saltar.
El Sol en el grado 29 de Piscis, Saturno en el grado 29 de Capricornio. 
El salto es inminente.
Se abren las puertas de una nueva estación, la conjunción Marte-Júpiter ya hace sentir la necesidad de actuar en grande dentro de un cambio mundial que se está haciendo notar de la manera más radical en la historia de la humanidad, desde el inicio del capitalismo.
La Era de Acuario cae poco a poco sobre nosotros y nos pide cambios individuales y colectivos, nos exige despertar la conciencia para salir de la ilusión de lo que llamamos realidad.
El mundo social se está desestructurando para que la Tierra sane. Ella está respirando de nuevo con tranquilidad, ¿han visto las maravillas de la naturaleza recuperarse a sí mismas gracias a nuestra ausencia en las calles?
Esto no es la realidad.
Estamos cambiando el paradigma del mundo como lo conocemos. Ya nada será igual después de esto, aunque lo neguemos con pánico, miedo, inseguridad e incertidumbre -lógicos- esto era necesario.
La crisis es oportunidad y el cambio ya no podía esperar.
Los sistemas políticos y económicos están decayendo y lo seguirán haciendo. 
Nadie se imagina viviendo sin dinero o sin propiedad privada, nadie se imagina en un mundo de igualdad porque no tenemos precedentes, o al menos no los recordamos. 
Vamos a recuperar nuestro poder, pero a costa de que la baja vibración del planeta se transmute de una buena vez.
El egoísmo, la ambición, el control, el deseo de poder, las emociones negativas, todo, poco a poco, se irá desvaneciendo.
Puede que pasen meses, años o una década, pero está pasando. Lo hicimos suceder. 
El despertar nos tocó a todos por igual, qué inteligente el Universo al mostrarnos que todo está conectado y se mueve de maneras misteriosas, que para despertar a un mayor porcentaje de la humanidad, era necesario parar.
Detenerse. Semáforo en rojo. Precaución. 
Cuando se ponga en verde, avanzaremos para ver todo con nuevos ojos.
Bienvenido si estás despertando.
Te estábamos esperando.

Publicado el Deja un comentario

Compartí tu medicina.

¿Viste cómo la Tierra demuestra sus cambios en la superficie cuando, por unos pocos días, le damos un respiro?
Así como aparecen cardúmenes y cisnes en Venecia o el aire de repente se siente menos sucio sin los humanos contaminando día y noche, se puede sentir tu mente si dejás de abrumarla con miedos.

No, no te digo que de repente tenés que dejar de sentir miedo o emociones negativas, sino que mantenerte en ese círculo vicioso de miedo-alerta-inseguridad únicamente aumenta tus niveles de estrés. Si la Tierra pudo sacudirnos de encima un rato para sanar, entonces vos tenés la capacidad para sacudirte la energía que baja tu vibración. Te propongo algo: dejemos de usar las palabras «crisis» y «caos» por un rato, para que tu mente se relaje. El ego las tiene incorporadas como palabras ante las cuales alertarse, así que, mientras tratamos de cambiar nuestra perspectiva al respecto -para entender que hablan de oportunidades creativas-, usemos la palabra «despertar». Al fin y al cabo, eso es lo que es. 

La Tierra está desperezándose, sacudiéndose lo que la intoxica, lo que la daña. Y esos somos nosotros con nuestro egoísmo, capitalismo, contaminación, falta de consciencia. Si nosotros no elegimos despertar, la Tierra lo hace.  ¿No te pasaba que de chica no entendías cosas -o hacías como que no entendías- hasta que alguno de tus papás ponía el grito en el cielo? Gaia, el espíritu del planeta, está haciendo lo mismo. Se cansó de que no la escucháramos.

Y todo esto no es desesperanza, al contrario: llegó la hora de hacerte cargo de tu misión, de tu propósito en esta vida. No importa la edad de tu cuerpo, lo que importa es lo que tu Alma te grita a través de lo que amás hacer. Porque es este el momento indicado, porque Gaia nos precisa haciendo lo que amamos porque con amor la ayudamos a sanar. Porque si seguimos nuestro camino, estamos más felices, menos quejosos, observamos todo con otra visión. Nos amamos más entre todos y nos impulsamos a sanar.

Por favor, compartí tu medicina. No importa si es arte, terapia, números, leyes. Tu medicina es lo que tu Alma te demuestra que ama hacer porque te hace vibrar, hace que tu corazón se exalte de alegría. Compartila sin vergüenza ni inseguridad (nadie lo sabe todo ni es el mejor en lo que hace, creéme, hay público para todo el mundo) y si sentís demasiado temor, trabajá tu sombra en terapia psicológica. La psicología no es para los «locos», a menos que la locura signifique querer desear un mundo mejor. Si todos los humanos nos responsabilizáramos de nuestra propia oscuridad, la Tierra estaría mucho menos dolida.

De nuevo: por favor, compartí tu medicina. Alguien busca eso que vos tenés y que podés ofrecer. Y alguien quiere dar lo que estás buscando. Es el momento para que los trabajadores de la Luz salgan de sus escondites y se animen a dar lo que son, a convertirse en su propio Quirón: aquel que crea una Nueva Tierra.

Publicado el Deja un comentario

Plutón y sus tránsitos

Plutón se descubrió en 1930, cuando se comenzó a experimentar con energía atómica en busca del control del poder mundial, y despertó el psicoanálisis con su correspondiente investigación sobre la pulsión sexual y los secretos de la profundidad del inconsciente. Así fue como él demostró su energía. Pero su función no es visible, es un planeta transpersonal que se mueve bajo la superficie y que arranca el sentimiento de lo personal y egoico para hacernos seres más comprometidos con lo total y no lo individual.

Su energía es densa, intensa, provoca cambios profundos, radicales, nos lleva a la transformación. Y una vez que uno se transforma, ya no se puede volver al estado anterior.

Plutón está fuerte desde hace un tiempo y a fin de mes se le unirá Júpiter: deseos de cambio de profesión, de transformación, de expansión «aunque duela», de crecimiento aunque se deba atravesar un tsunami. Plutón nos la pone difícil cuando ve que no estamos aprendiendo por otros medios.

Tenemos una noción muy básica de la muerte, creemos que significa nuestros órganos vitales dejan de funcionar y ya, como si desencarnar fuera la única opción que tiene la muerte para manifestarse. Y no, ella está presente todo el tiempo porque es maestra, y siempre gana. Junto a Saturno nos mostró la capacidad del tiempo de corroerlo todo, de incendiar algo desde las bases. Pero es también la que nos lleva a cerrar procesos, finalizar relaciones y sociedades, cambiar etapas y dinámicas. No es sólo el cambio, es la transmutación: una cosa se convierte en otra. Es alquimia.

Las cosas con Plutón inevitablemente duelen, y el nivel de dolor se vincula directamente con nuestro nivel de apego, de creer que «eso» nos da seguridad. Cuanto más nos aferremos a algo, más lo querrá quitar Plutón para darnos la libertad de ser seres independientes y libres en un sentido transpersonal, porque no venimos a quedarnos quietos abrazados a la zona cómoda. Él quiere que nos desarrollemos por completo psíquicamente, y si estamos evitando la tarea, nos la va a tirar en la cara. Hacete amiga de Plutón porque no te quiere matar, te quiere hacer más fuerte y que trasciendas todas las partes de tu ego que no te dejan avanzar.

Tránsitos de Plutón.

Si Plutón está contactando a algún planeta personal o luminaria en tu carta, muy seguramente estés sintiendo un renacer, porque el chiquito le está pidiendo una metamorfosis a la energía del arquetipo de tu planeta natal.
No importa si es a través de un aspecto de tensión o armónico, el tema es que todo lo que Plutón toca, se transforma, no tiene vuelta atrás.

Pero no sólo nos pide transmutar la energía predominante de nuestro ego -mente- y trascender nuestra historia personal, sino que Plutón también es un comunicador de nuestra Alma, de nuestro Yo Superior, de ese aspecto tan desconocido, misterioso y vital que es nuestra conexión con el Todo. Nos hace VER que no somos únicamente esta forma, este envase; que hay algo más y es mucho más importante y revelador para nuestra existencia y sobretodo para los tiempos que corren. 

Si conocés tu carta, podés fijarte dónde está el grado 24° de Capricornio. Todo lo que esté a 5 grados menos o más de allí en ese signo, en Aries, Tauro, Cáncer, Virgo, Libra, Escorpio o Piscis, está siendo estimulado por él. A mayor número de aspectos, mayor necesidad de acelerar el propio crecimiento evolutivo. Si no conocés tu carta, abrila en astro.com.
¿A que seguro tenés algo que te está pidiendo dejar morir a una vieja vos y permitir que nazca la nueva, tu mejor versión? 

Si Plutón está tocando a tu:

Ascendente: toca toda tu carta y tu experiencia en esta vida. Todo se transforma porque vos te transformás entera, no hay nada que pueda evitar su influencia.

Sol: transforma tu identidad, quién creés que sos, tus etiquetas y definiciones, lo que considerás tu parte oscura (porque te pide integrarla y dejar de vivir en dualidad), tu vocación y talentos.

Luna: transforma tu mundo emocional, tu manera de nutrirte y alimentarte, cómo ves a tu mamá y te vinculás desde la niña interna, tu sentido de seguridad, estabilidad interna y zona cómoda.

Mercurio: transforma tus creencias sobre vos, tu historia, tu diálogo interno y narrativa, lo que dabas como cierto, te lleva a desaprender para crear una nueva historia más conectada a tu esencia. 

Venus: tu capacidad de desear y de vincularte desde un lugar maduro, cómo te reconocés como mujer. Te hace ver que los deseos impulsivos no son sanos o que es necesario cortar y eliminar vínculos nocivos, por ejemplo, en base a un requerido aumento de valoración personal.

Marte: tu manera de actuar, los impulsos, la energía, reacciones y necesidad de movimiento para lograr lo que deseás. Es como si fueras un volcán a punto de estallar y precisás dejar salir esa energía haciendo algún tipo de deporte, baile, etc. Te pregunta cómo y en qué estás usando tu energía, si la recuperás o desperdiciás.

Ya si conecta al resto de planetas sociales y transpersonales el significado no es tan directo al ego e identidad, sino que se aplica en tu vida en cuanto a relación con el mundo.

Júpiter: tus creencias en cuanto a la fe, tu profesión, tu perspectiva, tu manera de crecer y expandirte a través de lo empírico para poder darle al mundo lo que sabés y experimentás, asuntos con leyes e internacionales pueden tomar relevancia.

Saturno:  tus límites, estructuras internas, restricciones, tu noción de lo que es real, de la forma, lo material, tu trabajo. Todo es para que aprendas o a poner límites o a no ser tan rígida, para que puedas destruir lo que te destruye y construir nuevas formas estructurales en tu vida. Saturno es el maestro sabio así que junto a Plutón puede querer llevarte a aislarte un poco para procesar a solas, sobre todo si naciste con la conjunción de Saturno-Plutón (en Libra/Escorpio). También habla de las figuras que tenés como «superiores», vinculadas al padre y jefes laborales.

Quirón: lo que te duele, cómo le das al mundo tu sabiduría al respecto, tu sentido del dolor y el sufrimiento y tu capacidad de resiliencia para poder seguir adelante y compartir tus procesos con quienes puedan sentirse identificados con los mismos.

Urano: el deseo de cambio, mutación y movimiento, algo externo muestra el cambio en tu mundo que puede que se haya venido gestando de manera consciente o no. Tu búsqueda por desapegarte de lo que te resulta asfixiante, la necesidad de mayor libertad e independencia, de hacer algo por el colectivo, como causas sociales y trabajo voluntario.

Neptuno: tu espiritualidad, el contacto con lo divino, el mundo de los sueños, la creatividad y lo que te permite «huir» del mundo cuando te sentís agobiada. Puede vincularse a vicios u otros métodos de escape para no enfrentar la realidad, como las mentiras por ejemplo.

Plutón: es el enfrentamiento con la propia oscuridad, la sombra. No hay que resistirse, negarla o tratar de ocultarla, porque la resistencia sólo hará que sus efectos sean más intensos. Lo ideal es reconocer, aceptar, integrar y trascender. Es preciso un proceso psicológico con alguien profesional en terapia gestáltica. Te lleva a reconocer tu propio poder para dejar de cederlo a los demás. 

Publicado el Deja un comentario

Saturno en el grado 29° de Capricornio – Grado karmático.

Saturno se encuentra en el grado 29° de Capricornio, un grado karmático.

Desde ese grado, aún se encuentra en conjunción a Plutón destruyendo las formas de lo que creemos que es nuestra realidad, incluyendo el sistema capitalista, el patriarcado, las figuras de poder…porque el grado 29° saca lo peor de cada signo, su energía más densa, baja.

 

Se nos pide demoler estructuras que ya no tienen cómo sostenerse. Estamos notando a grandes rasgos -en la mayoría de Latino América- a personas que no deberían estar en puestos de poder, abusando de sus posiciones, haciendo lo mismo que se ha hecho desde siempre que es favorecer a los ricos mientras los pobres cada vez van más en caída. No es una ilusión, es real. La ambición de unos pocos es hambre para millones. Lo material, lo real, parece tener que destruirse para pasar a un ámbito social más igualitario, aunque primero debamos encontrarnos en un limbo sin saber hacia dónde dirigirnos.

En el ámbito personal, podemos sentirnos frustrados, pesimistas, deprimidos o tristes, angustiados, sin encontrar una explicación a lo que nos pasa incluso. Mercurio el 14 llegará al grado 29° de Acuario y ahí sentiremos internamente -como si cayéramos en la cuenta casi repentinamente- la sombra de las masas, los que siempre están de acuerdo con el status quo y «que las cosas sigan como están», los antirevolucionarios o los revolucionarios por causas absurdas. No olvidemos que Acuario es un signo co-regido por Saturno….

Pareciera que nos falta, que el miedo sostenido en el inconsciente colectivo sale a la superficie a decirnos que nunca será suficiente, por más fuerte que lo intentemos. Estamos siendo llevados continuamente a un asunto repetido en nuestras vidas, algo a sanar, liberar, desbloquear, que puede que ni siquiera venga de nuestra vida actual o de nuestra persona, sino que sea de una vida pasada o de algún familiar que, esté vivo o no, ha cargado y transmitido eso a todo el linaje o a personas con la misión específica de liberarlo. Si no lo hacemos ahora, volverá. 

Lo positivo es que se marca que un cambio está por suceder. No ya, porque no es inmediato, pero debemos ser pacientes y, sobretodo, responsables. La responsabilidad al crear nuestro sostén y estructuras -a partir del pensamiento, acción y vibración- es clave en este momento. No podemos rendirnos aunque dejarnos caer deba ser momentáneo para levantarnos con más fuerza. Así sea contra una figura, un gobierno o el patriarcado entero.

Hay una revolución y transformación sucediendo bajo la superficie, de manera subterránea, que puede estallar de repente, como un volcán. Y será liberadora.

La inestabilidad se teme pero es la motivación que nos impulsa a dar un paso más estable, a saltar al vacío o a retroceder para evaluarlo todo desde lejos. Pero el cambio, el nuevo paso que traerá un nuevo orden, es inevitable. Hay riesgo, como en todo salto, pero hay ganancia también. La destrucción de las formas conocidas se identifica como caótica cuando en realidad es pura creación, gestación de lo nuevo, de nuevas oportunidades. 

En breve Saturno llegará al grado 0° de Acuario para ofrecernos un nacimiento, o re-nacimiento. Luego retrogradará para terminar los asuntos capricornianos y, a fin de año, se irá a Acuario de la mano de Júpiter para crear un nuevo ciclo mundial a través de lo que se conoce como Gran Mutación.

La Tierra tiembla bajo nuestros pies. Pero es sólo para sacudirse lo que la daña y permitir un amanecer más positivo mañana.

Publicado el Deja un comentario

Luna nueva en Piscis

A las 12:31hs (Uruguay/Argentina) del domingo 23, se perfecciona la Luna nueva en Piscis.

Este evento cierra el calendario lunar que se reabrirá el 24 de marzo con la Luna nueva en Aries, y nos encontrará con un ánimo energético muy distinto al actual.
Piscis representa las aguas uterinas, la no división del espacio-tiempo, la fusión con el todo que hace que nos sintamos uno con la Madre Divina. Es la paciencia de la gestación, la pausa previa a la acción, la emoción en su totalidad, la profundidad del cosmos interno y externo, el latido del Universo. 

Hay muchos aspectos fuertes al momento de la Luna nueva, y la energía está muy marcada por la presencia de Mercurio retro en conjunción: acá lo único válido es sentir. Todo lo que pienses o intentes racionalizar será en vano porque serán suposiciones, negaciones, idealizaciones. No tendrás el panorama completo y seguro que es así porque se te pide re-aprender a sentir, y dejar de idolatrar a la mente y a la inteligencia como si fueran medidores de valor. Lo que realmente nos importa es sentir amor, experimentarlo, dejarlo entrar, reconocer que su presencia es más importante que cualquier trabajo mental. No sos más inteligente por ser más analítico o por saber más, la inteligencia se mide en la capacidad que tenés de reconocer al amor en todas sus formas y de aceptarlo sin buscarle el defecto. 

Preguntas para guiarte en tu lista de intenciones:
-¿Qué estoy buscando gestar en mi vida?
-¿Cuán creativa me siento? ¿Le doy espacio a la creatividad para que aparezca u ocupo todo mi tiempo en quejarme, en «hacer» y no me permito «ser»?
-¿Le doy la razón a todos mis miedos para no salir de mi zona de confort y quedarme siempre aislada del mundo?
-¿A qué le temo? ¿Por qué? ¿Mamá vivió algo que le pudo haber despertado un temor similar cuando estaba embarazada de mí?
-¿Qué límites le pongo al amor? ¿Le permito el libre fluir en mi vida?
-¿Qué es para mí «fluir»‘
-¿Qué necesito soltar en mi vida y no me estuve dando cuenta?
-¿Fuerzo sentir claridad o me permito estar perdida cuando todo está confuso? 

En Piscis nos fundimos con el inconsciente colectivo. Sentimos cosas que no son nuestras, empatizamos tanto que sentimos al dolor ajeno en nuestra propia piel, absorbemos energía ajena como una esponja (y por eso quienes tienen a Piscis fuerte deben aprender a protegerse energéticamente). Piscis sube y baja la información del inconsciente al consciente, nos duerme el ego y nos despierta el espíritu. Nos marca las cosas importantes, nos hace eliminar las superfluas. Nos saca de la mente y nos lleva al corazón, a algo superior, a la sabiduría divina. Nos hace rendirnos como entrega y no como renuncia.

Está bien sentirte de la manera en que te estés sintiendo, aunque no debe convertirse en una excusa para no hacer nada. Mercurio retro en Piscis nos pide pausa, paciencia como El Colgado del tarot, espera pasiva, inacción. La revisión y la reestructuración irán siendo parte paso a paso.

No es necesario forzarte a actuar si no tenés fuerza, ganas, energía. Pero así como Mercurio, todo pasa. Volverá a estar directo y vos volverás a tener claridad. No te dejes hundir en la tristeza sin esperanza. Porque Piscis es el signo que diluye lo que nos estanca, que acuna y materna desde lo emocional, y también es el signo de los milagros. La esperanza no debe ser ciega, pero si la sentís, si de verdad la sentís en el fondo de tu pecho, seguro que está en lo cierto.

Que tengan una Luna nueva llena de amor.