Publicado el Deja un comentario

Todos somos canalizadores.

La capacidad de ser canales de comunicación de entidades no físicas, la tenemos todos, sólo debemos desarrollarla, o recordarla, mejor dicho.

También tenemos la capacidad de ser médiums, y por ello es que primero es necesario establecer la diferencia.

Canalizar es permitir que un ser no físico utilice tu cuerpo para expresar su mensaje (hablando, escribiendo, etc): es como si se metiera en tu cuerpo, por decirlo de alguna forma. No es de la manera en la que solemos creer que un espíritu nos invade, porque nosotros le damos permiso. Más que nada se genera en estado de trance. La sensación de canalizar es bastante terapéutica porque nos deja en un estado de calma, paz y expansión. O al menos así debería sentirse. Canalizamos generalmente a ángeles, guías -aunque estos pueden no necesitar ese acceso- a nuestro Yo Superior (por supuesto) y también a Maestros Ascendidos. Nunca perdés el control de tu cuerpo durante una canalización, aunque al finalizar puede que no recuerdes nada de lo que dijiste o escribiste. Siempre es bueno hacerlo con algún registro (escribir todo, grabar, filmar…).

La mediumnidad es más «sencilla», porque el ser se te acerca y te comunica sus palabras, emociones, etc. No necesita ingresar a tu cuerpo. Suele ocurrir mucho con seres desencarnados: ancestros, familiares o amigos que fallecieron, pero hay personas que lo hacen con seres desconocidos para ayudar a sus familiares o amigos, si es que el fallecido se quedó con la necesidad de dar un mensaje, por ejemplo.

En ambos ejemplos, lo que hacemos es elevar nuestra vibración para permitirle al ser el acceso a nosotros, ellos por su parte deben bajarla un poquito generalmente, a menos que realmente tengas un gran nivel de manejo de tu frecuencia.

Pero hay un tercer ejemplo de todo esto, bastante conocido también, que es el de leer Registros Akáshicos.
Para poder realizarlo, también necesitamos elevar nuestra vibración energética, pero esta vez se necesita un protocolo determinado. Quien realiza la lectura, se comunica con el guardián de los registros de la persona, animal, lugar…o algún maestro o guía indicado, y lo puede hacer de acuerdo a sus sentidos: canalizando o siendo médium, con clarividencia (ver), clariaudiencia (escuchar), clarisentencia (sentir), y más.

Estas capacidades, relacionadas con la limpieza de nuestros chakras y con las glándulas timo y pineal, pueden ser recordadas a través de la práctica. Como todo lo que requiere una frecuencia elevada, nos dice que para poder lograrlo, debemos masterizar la materia, nuestro cuerpo como vehículo: evitar ingerir alimentos y bebidas que tengan densa vibración o que nos la bajen, hacer algún tipo de ejercicio para mantener al cuerpo en movimiento, activo, y meditar para poder vincularnos con nuestros cuerpos y Yo Superior de manera más fluída, son algunos ejemplos.

Te recomiendo comenzar meditando con perseveranciacy asiduidad, practicar el silencio e investigar al respecto de las energías, o hacer algún taller de registros akáshicos por ejemplo, para que alguien te enseñe sobre cómo protegerte para evitar el contacto con energías no deseadas.

Publicado el Deja un comentario

El despertar de la Kundalini

La energía Kundalini es energía de alta frecuencia que se vincula a todos nuestros chakras, cuerpos y a nuestro despertar de consciencia.
Se la considera la energía misteriosa que hace existir al mundo.

Es representada como una serpiente, que habita enroscada tres veces y media a la altura de nuestro hueso coxígeo. En el hinduísmo, es Shakti, la princesa que, cuando despierta, asciende por toda nuestra columna vertebral en busca de su amado Shiva (ubicado en nuestro séptimo chakra). Kundalini es un poder superior a la mente, y su poder mayor es el de desintegrar nuestro yo-mente para poder rendirnos del todo a nuestro Yo Superior, al Espíritu. Tiene un propósito evolutivo, energético y espiritual, nos marca el camino.

Cuando deseamos comenzar un camino de despertar espiritual, es decir, abrir los ojos a nuestra verdadera identidad, mucho de lo que creíamos cierto se desestructura, se desmorona. El ego-mente no sabe bien qué hacer porque su gran función es protegernos, controlar y crear una personalidad que sea útil en la 3D. Todo lo que vaya «más allá» lo encuentra perdido.

Es por esto que muchas veces, el despertar de la Kundalini se siente como depresión, tristeza abrumadora, y hay gente que lo ha calificado como una maldición (o como si te hubieran echado alguna). Eso es porque el ego, las creencias y los miedos son muy fuertes y uno no encuentra la manera de liberarse para que la energía fluya como lo desea. Porque si Kundalini no fluye, destruye. Como Shiva.

La Kundalini despierta y fluyendo con naturalidad, puede:

-Transmutar energías
-Disolver y deshacer bloqueos de todo tipo
-Ayudar al cuerpo a recuperar sus funciones naturales e integridad energética (equilibrar todos los cuerpos para vivir en coherencia)
-Fortalecer el sistema inmunitario y la salud
-Ayudarnos a desarrollar nuestras capacidades originales olvidadas
-Regenera la fuerza interna y el poder de sanación innato
-Aumenta el nivel de consciencia

Kundalini se vincula muchísimo con las glándulas pineal y pituitaria, y por supuesto con nuestros chakras (corporales y extra corporales).

En importante tener en cuenta que no todo el mundo tendrá un despertar como lo espera, por lo cual realizar los ejercicios a consciencia y sin expectativas será lo más indicado, así también como estar presente. Sin embargo, lo más importante, es estar en un estado meditativo y de alta vibración. ¿Por qué? Porque sino se puede experimentar este despertar de manera brusca y nada placentera, que por ley vibratoria se expandirá a todas las áreas de vida. No es algo para buscar a la ligera, ni por un propósito específico. Hay quienes sufrieron mucho con su despertar por no tener un nivel de consciencia adecuado para sostener lo que la energía requiere.

Su búsqueda debe ir de la mano con la evolución, con el despertar de consciencia y el crecimiento, en pos de algo mayor. No es para uno, aunque uno sea el que lo experimente. Cuando se tiene un despertar así, éste requiere completa devoción y servicio al Universo, como herramientas de él que somos. El ego no tiene nada que hacer aquí, porque de hecho lo que Kundalini busca, es la destrucción del ego. Es por eso que es un proceso sumamente intenso y transformador.

El despertar puede, muchas veces, ser accidental: despertarse luego de un accidente, o luego de un esfuerzo mal hecho -ya que la serpiente anida en el coxis, fuente de muchos dolores, consecuencias de malas posturas y esfuerzos-. Otras veces, puede ser sexual y hasta compartido, es decir, individuos -en general dos- sintiendo el despertar al unísono, lo cual es maravilloso. Pero muchas otras veces puede ser «intencional» a través de yoga, meditaciones y otras herramientas similares, aunque hay que saber que no se despertará cuando nosotros lo queramos, sino cuando ella quiera. Es necesario respetar y aceptar esto.

Acá les dejo consejos para despertarla. Recuerden que es mucho más recomendable hacerlo luego de un proceso donde el ego ya se haya desestructurado lo suficiente. Yo personalmente recomiendo primero la integración de la propia sombra -con terapia gestáltica- y la disolución de los miedos más profundos, antes de decidirse a despertar la Kundalini, para que las consecuencias sean más beneficiosas, fluídas y naturales.

¿Cómo reconozco el despertar de la Kundalini en mí?

Los «síntomas» pueden diferenciarse fácilmente por las sensaciones corporales de vibración, como si el cuerpo se estremeciera desde la punta de los pies hasta la coronilla, aunque la vibración puede comenzar a la altura del coxis. Es una vibración casi orgásmica, como si toda la energía de tu cuerpo se pusiera a bailar al unísono, a «hormiguear».

Otra sensación es la de expansión, como si lo abarcaras todo y además te sintieras alegre, feliz por ese estado. Kundalini trae alegría siempre que hayas estado vibrando alto, sino, es posible que te largues a llorar porque su energía te pide primero que purifiques tu interior. El trabajo constante interno, como la meditación, la alimentación sana y la consciencia en cada palabra y acción, son fundamentales.

Otra sensación es la de calor-frío en el coxis, que sube hasta la coronilla. El no poder conciliar el sueño en ningún momento del día y sentir una extrema emoción en el pecho, como si nunca pudieras parar de sonreír, son otras muestras de su despertar.

Hay personas que me comentaron que visualizaron intensas luces azules, serpientes doradas uniéndose por sobre la cabeza, y hasta un ojo que las mira de frente, como también luces o rayos de otros colores y sensaciones de calor abrumadoras. Tener experiencias repentinas de iluminación -comprenderlo todo de repente- o percepciones y sentidos alterados también es posible. Es como cobrar un sexto sentido que no requiere confianza, porque sencillamente es sentir la sabiduría dentro tuyo, ya nada te hará dudar.

¿Cómo despertarla?

Despertar a la Kundalini requiere perseverancia, consciencia y compromiso. Para esto, te dejo algunos consejos:

-Meditá -con tu método preferido- enfocándote en la respiración
-Tomá clases de Kundalini Yoga
-Aprendé a reformular tus pensamientos negativos y cambialos por el pensamiento contrario en positivo (tu vibración cuanto más alta, mejor)
-Observá siempre tu postura al meditar o hacer yoga
-Buscate alguna playlist de Kundalini para incentivarte a bailar con ella, o al menos a seguirla con el cuerpo mientras hacés tus cosas

-Visualización e Invocación de la Luz Divina: Parate tan derecha como puedas, separando los pies hasta que estén a la altura de los hombros. Luego, cerrá suavemente los ojos y movelos hacia arriba para que miren hacia tu zona del entrecejo. Mientras hacés esto, levantá los brazos por encima de la cabeza y mantené todos los músculos tensos. Repetí lo siguiente, imaginándote bañada en una luz blanca y brillante: «La luz divina me crea. La luz divina me sostiene. La luz divina me protege y me rodea. Estoy constantemente creciendo en la luz divina.»

-Probá el siguiente ejercicio:
Primero, sentate cómoda, y respirá profundamente mientras contás hasta diez.
Luego, concentrate en la zona del coxis para conectar con ella, hasta que puedas sentir una suave vibración. En este punto, cerrá los ojos y cantá repetidamente la palabra «Vum».
Mientras cantás, prestale atención a la sensación de vibración que sube gradualmente por tu columna vertebral. Imaginate flotando, liviana y libre, irradiando bondad y empatía a todo lo que encuentres.
Cambiá el canto, repitiendo ahora la palabra «Shum», una y otra vez mientras sentís que las vibraciones se extienden llenando todo tu cuerpo.
Finalmente, imaginate un gran globo ubicado en tu área pélvica y abdominal, llenando el espacio allí.
Poco a poco dejá salir el aire de ese globo, como si lo sostuvieras por la boca y te dieras cuenta -suavemente- de todo lo que hay contenido dentro. Acompañálo con la respiración.

Espero que les sirvan y si tienen experiencias, ¡cuéntenme! Que me encanta conocer los diferentes despertares de Shakti.

Publicado el Deja un comentario

Meditaciones de sanación mundial y personal.

Todos tenemos un cristal etérico dentro de nuestro corazón multidimensional, donde residen el Poder y la Vida. El Poder del Amor, que es igual a Vida. Se puede interpretar como el lugar donde se encuentra la Triple Llama Divina. Amor, Voluntad y Sabiduría.

El cristal es como el de la imagen, tal vez para otras personas sea de otra forma, puede ir mutando y transformándose a medida que la persona evoluciona en conciencia, o puede que siempre sea el mismo. Eso es muy personal.

Para el siguiente ejercicio, tendrás que imaginarte al cristal dentro de tu corazón.

Ejercicio 1:

-Imagina que el cristal se abre, como si tuviera puertas.

-Visualiza que enfrente tuyo, a la altura de tu corazón, se encuentra la Tierra, en un tamaño que quepa en tus manos. Está llena de edificios, contaminación, abusos, emociones negativas, lo que crea una atmósfera gris que la cubre entera.

-De tu cristal del corazón, ya abierto, sale energía en forma de neblina blanca. Es la niebla de Avalon. Cubre a todo el planeta con una confusión más grata que la actual, porque no todos los humanos serán capaces de poder soportar y sostener la energía que puede aparecer frente a sus ojos, puede ser shockeante. Entonces la niebla es protectora, para que no nos asustemos de ver a tantos seres divinos, celestiales y cósmicos asistiéndonos. 

-Poco a poco, esa neblina se disipa y transforma en energía luminosa de colores blanco, verde, dorado y violeta. Puedes imaginar un color a la vez, mutando al siguiente, o todos juntos en diferentes capas. Su función es limpiar, purificar, sanar, proteger y transmutar.

-El planeta absorbe todas esas energías, lo sigues sosteniendo en tus manos. Gaia comienza a desperezarse y sonreír, iluminada. Los animales, las plantas, los minerales, todo en el planeta sonríe y agradece. La Tierra se llena de color, luz y calor. Reverdece.

-Ya es una Nueva Tierra cubierta, hecha por, a través de y para el Amor únicamente. Es una Tierra en 5D que superó la ilusión (matrix) de la 3D y trascendió a través del puente dimensional 4D.

-Toda la humanidad siente el cambio y el amor en el corazón, y quienes se resisten al cambio amoroso porque creen que no les conviene, quienes se frustran y sienten odiosos, sencillamente se esfuman o transmutan su energía. La baja vibración del ego ya no puede ser soportada y se destruye.

-Has creado una Nueva Tierra, siendo partícipe de ella. 

-Dejala delante tuyo para que se vaya agrandando y expandiendo, hasta cubrir las dimensiones reales del planeta. Las rejillas energéticas sabrán qué hacer y ajustarán el cambio vibracional a la actualidad del planeta. Se asienta.

-Siéntete siendo parte del cambio.

-Cierra el cristal de tu corazón multidimensional, y cúbrelo de amor.

-Ahora tú también eres parte del cambio, de la Nueva Tierra. Ve en paz, sonríe y sé amor. Nada más requieres para ser feliz en este nuevo nivel de consciencia y existencia.

-Que así sea, y así es.

 

Ejercicio 2:

-Imagina esto mismo que hiciste con la Tierra, pero con tu Yo en miniatura. 
-Cubre todos tus cuerpos con esa energía que sale del cristal en el centro de tu corazón multidimensional.
-Expándelo sobre tu cuerpo físico para que te cubra como una nueva piel protectora, energética.
-Sanarás. Si haces esto seguido, tu energía comenzará a adaptarse a la nueva frecuencia vibratoria y la sanación se hará más rápidamente y de manera placentera.

-Por favor, considera que esto no suplanta ningún tipo de medicina, sino que es un ejercicio complementario.

Ejercicio 3:

Sanación y energetización.

-Abre el cristal dentro de tu corazón multidimensional.

-Desde allí, se desprende una cantidad ilimitada de cristales transparentes etéricos con forma de MerKaBa y otras geometrías sagradas, que comienza a desparramarse por todo tus cuerpos físico, emocional, mental y áurico. 

-Se concentran en mayor cantidad en las zonas de dolor o enfermedad.

-Todos tus cuerpos se energizan y cada célula ahora es transparente, tu ADN cambia y en lugar de dos hebras tiene doce. Comienzas a sentir cómo se eleva la energía a medida que subes de vibración.

-Ahora todo tu cuerpo físico es transparente, lleno de energía de cristales que contienen todo el potencial de luz, sanación, limpieza y transmutación. 

-Permitite estar allí.

-Cierra el cristal y descansa.

-Todos tus cuerpos estarán energetizados y en proceso de ascensión vibracional ahora.

-Durante los próximos días ingiere mucho agua e intenta comer lo más sano y liviano posible. La activación se ha iniciado.

Merlín, 19 de marzo 2020 a través de quien escribe, Alejandra Modarelli.