Publicado el

Sin reciprocidad no hay equilibrio

Hay quienes toman todo el tiempo y nunca dan nada a cambio, sobretodo en cuanto a los bienes naturales. Veo todos los días a personas subiendo el auto a la plaza del barrio o en el césped frente al arroyo, sin importar si contaminan un espacio natural. Los veo encendiendo hogueras que después dejan sin apagar.

Los escucho contaminando auditivamente todo el entorno, con parlantes gigantes, autos con música a puertas abiertas e incluso celulares a todo volumen. Pareciera que ya no se puede disfrutar de un entorno natural sin contaminarlo de alguna manera, porque el ser humano no está acostumbrado -en la sociedad actual- a poder sostener y sobrevivir en silencio. Oh, qué horror los cantos de los pajaritos.

Gente que va a la playa y deja toda su mugre allí. Que se divierte matando animales, cazando por placer. Alguien que pasa caminando y arranca la única flor que crece en un baldío. Personas que construyen su casa con vista al mar derribando médanos y árboles.

Los asuntos se tejen entre el abuso, el egoísmo y la inseguridad. Querer ser notado. Sentirse dueño de todo. Pensar sólo en uno. No poder estar solo con los propios pensamientos, no tolerar el silencio y el contacto con lo temido de uno mismo. «Acá llegué yo y con esto hago lo que quiero.», «Esto me lo llevo», «Esto -inserte objeto, espacio, persona- ahora es mía/o». «Yo estoy acá, véanme, nadie más importa». Cualquiera sea el mensaje, termina siendo destructivo. Nadie se responsabiliza por su parte en la naturaleza, nadie se hace cargo de que está actuando como una mierda. No, claro, eso sigue bajo la alfombra.

El humano es destructor pero no por naturaleza, sino por educación y costumbre. Siempre creo que de fondo hay esperanza, pero para eso tendrán que cambiar los sistemas educativo, social, económico, político.

Los bienes y recursos naturales no son ilimitados. Tu vida tampoco lo es y está dejando huella: llevate la basura que hagas en la playa, no enciendas fuego en espacios naturales, no dejes la canilla abierta al pedo, no subas tu auto a un espacio natural, no destruyas plantas ni derribes árboles «porque te molestan». Ahí el que los está molestando, sos vos.

Que tu huella deje amor, no destrucción.

Publicado el Deja un comentario

Ego espiritual.

Somos ego y somos espíritu, somos materia y energía. Ninguna de estas cosas está bien o mal, son todo lo que somos. Luz y oscuridad. Cuerpo y alma.

El «ego espiritual» o uno de los disfraces del ego, se hace visible cuando alguien intenta dejar de lado su propio ego en su camino de «regreso al alma», es decir, intenta trascender su persona y ser únicamente espíritu, vivir sólo en lo espiritual. Es una búsqueda búdica, de iluminación y trascendencia romantizada.

Sucede cuando una persona -con todos sus privilegios- tiene acceso al mundo intelectual de la espiritualidad: libros, cursos, maestros. El paso siguiente será la práctica, lo que llevará a la persona al mundo pisciano, a la experiencia de fusión con el todo. Y ahí se queda, en el mundo espiritual volátil, pretendiendo ser todo luz y amor y convirtiendo sus mensajes en algo tan peligroso como la radioactividad.

Como está tan anclado en su ego -porque cree que lo trascendió- y en los mensajes de amor y alta vibración, no ve lo que realmente tiene enfrente: su poca capacidad de vivir en la Tierra, y lo mucho que precisa integrar su sombra. Se convierte en alguien espiritualmente soberbio, desprestigia y hasta insulta a quienes no piensan igual, o «vibran bajo».

El ego es un compañero terrenal, nos sostiene en este plano y sin él seríamos entes que andan volando por ahí sin límites, personalidad, etc. Cuando lo dejamos hablar demasiado alto, es que comenzamos la búsqueda: sentimos que necesitamos un cambio. Pero ni meditando 24/7 vamos a ponerlo en su lugar si no nos hacemos responsables de nuestra propia sombra primero.

Por eso, al llegar a la etapa pisciana, álmica, es preciso volver atrás, tener consciencia social y aportar al colectivo, reconocer que se está acá para masterizar la materia también, y así. La parte de integrar la sombra será la más dura, que tal vez nos lleve toda o gran parte de la vida. Ahí es donde el ego encontrará su lugar como colega y no como jefe, y donde aprendemos a ser humildes, a reconocer nuestros miedos e inseguridades, y a empatizar con el otro que vive su propio viaje.

No es la idea que seamos perfectos, sino que aprendamos a SER en equilibrio todo lo que somos.

Publicado el

Espiritualidad privilegiada.

Damos por sentada nuestra supervivencia porque tenemos cubiertas todas nuestras necesidades básicas. Por eso podemos elegir un trabajo, o dejarlo y emprender, cambiar el rumbo de nuestro camino profesional, elegir qué comer, etc. En sí, podemos elegir y ya eso dice todo. Tenemos la consciencia disponible -porque tenemos tiempo y no nos preocupamos por subsistir- para expandirla, meditar, hacer yoga, y aprender cómo manifestar lo que deseamos. Podemos acercarnos al conocimiento, libros y cultura que nos abrirán nuevas puertas. Podemos elegir.

Hay gente que no.

No todos tenemos la chance de elegir. No todos tenemos las mismas posibilidades. No todos tenemos la misma comodidad, seguridad y estabilidad dentro de la sociedad. No todos estamos seguros en casa. Muchos no sufrimos discriminación ni racialización ni abusos. La mayoría tenemos un techo sobre nuestras cabezas.

Pero quienes sí podemos elegir, tenemos la responsabilidad no sólo de hacernos cargo de lo que deseamos crear, sino también de pensar en el colectivo al hacerlo, porque no vivimos solos.
Nuestra mayor responsabilidad es no ser ciegos ni negadores.

Es un tema tan delicado como extenso, y hay miles de ejemplos diferentes. Creo, personalmente, que sí somos capaces de crearlo todo, pero depende de tener la posibilidad de aprender eso, de intentarlo y de lograrlo.
Me parece que en el camino de crecimiento personal, es necesario no vivir en una nube de pedos con elefantes rosas sirviendo champagne. Porque lo personal es colectivo y abrazar la «espiritualidad» no puede ni debe ser nunca una tarea egoísta y romantizada.

Ser mejor ser humano implica trabajar en uno mismo, responsabilizarse de la propia mierda y ser consciente de que eso es un paso para crear una sociedad mejor, sin tanta brecha social, discriminación y con posibilidades de crecimiento -de todo tipo- iguales para todos.

Es urgente cortar con la «espiritualidad» superflua y egoísta.
Bienvenido Neptuno a retrogradar.

Publicado el

Iluminar-se.

Creemos que la iluminación, esa toma de consciencia que nos hace sentir uno con la Fuente, se da solamente en personas que pasan años meditando, como Buda, o que nacen para ser una especie de héroes, como Jesucristo. Sin embargo, la iluminación es un despertar de consciencia al que puede acceder cualquier ser humano que trabaje en su propio autoconocimiento.

Como dice Buda, la iluminación es el fin del sufrimiento. ¿Qué te parece que quiso decir con esto?

Iluminarse no es convertirse en un ser divino, porque ya lo somos: es dejar de identificarte con tu mente, convertirte en observadora de vos misma, aceptar las iniciaciones que la vida te ofrece. Una iniciación repentina es tener el conocimiento, con el pánico que acompaña, de la propia muerte, y otra iniciación es tomar consciencia de que la muerte al fin y al cabo no existe, etc. Todo el tiempo vivimos iniciaciones de una manera chamánica, incluso sin darnos cuenta. Pero lo ideal es que sí las veamos.

Iluminarse es dejar de someterse al cerebro reptil que nos mantiene estresadas y alertas todo el tiempo, como si hubiera algún peligro del que defenderse, siempre listas para reaccionar; y dejar de darle todo el poder a las emociones y a las creencias. Es dejar de desear para aceptar lo que siempre ES, y, aunque suene profundamente complejo, vaciarse de deseo es más sencillo de lo que parece. Pero, para esto, es fundamental abrir la mente a que las cosas no son únicamente de la manera en la que las vemos.


Iluminarse es dejar de creer que todo es sacrificio o que se aprende sólo a través del dolor. Iluminarse es salir de la posición de víctima y aceptar ser co-creadora, con el Universo, de la propia vida. Es abrir los ojos, darse cuenta, VER. ¿Cómo se hace? Con paciencia. Con compromiso. No es algo que hacemos con un plan, ni siquiera lo podemos controlar. Hay miles de técnicas y libros al respecto, como por ejemplo los de Eckhart Tolle, que recomiendo mucho.

Iluminarse es para todos, no para unos pocos elegidos.
Aceptá que vos también podés. Ese es el primer paso.
Y tal vez sigamos el camino juntas, si te gustaría que te acompañe.

Publicado el Deja un comentario

Creando la Nueva Tierra somos un montón.

Dicen que la humanidad se divide en cuatro grupos de almas:

1-El grupo que vino a despertar y a guiar a otros hacia el despertar de consciencia/espiritual
2-El grupo que vino a despertar
3-El grupo de quienes acordaron no despertar en esta encarnación
4-Y el grupo de quienes nos prefieren dormidos, porque eligen estar en el bando contrario al despertar, en el del miedo y el control.

Entonces, tenemos a la mitad de la humanidad despertando y buscando generar un cambio, personas preguntándose y cuestionando todo el sistema actual. Somos la mitad y eso significa que podemos ayudar al planeta a vibrar en una mayor frecuencia de consciencia, porque además tenemos a un montón de seres no físicos y a la naturaleza entera apoyando este cambio.

Nuestra responsabilidad es contagiar este despertar hacia el Amor incondicional a todas las personas que podamos, para ascender la vibración del planeta. Esto catapultará a la Tierra hacia un nivel de consciencia mayor, lo que se busca para que llegue el momento del gran Evento. El «Gran Evento» -que suena a algo sectario pero no lo es- es un momento en que la frecuencia del planeta esté lista para recibir una infusión de energía cósmica amorosa, directa de la Fuente, de la energía Madre-Padre Divina. Esto es lo que finalmente marcará el inicio de la Nueva Tierra y el salto dimensional hacia la frecuencia de la 5D -lo cual puede estar muy vinculado al inicio de la Era de Acuario también- que se corresponderá al fin del mundo como lo conocemos.

No entren en pánico y lean bien: el fin del mundo conocido. Nada de apocalipsis literal, el verdadero apocalipsis lo sufrirán quienes no estén alineados con su Yo Superior y sigan negando que hay otra realidad creadora de esta Matrix tridimensional.

Los Trabajadores de la Luz, las Semillas Estelares, estarán asistiendo a la humanidad porque es su contrato álmico en esta vida, para sostener y estabilizar el cambio. Los dos primeros grupos colaborarán entre sí, con otros seres ascendidos y con la Tierra, para anclar la dimensión del amor, 5D, entre nosotros. Esto creará una nueva manera de vivir en la que sabremos intuitivamente cuándo mover nuestra consciencia a la 5D y cuándo enfocarnos en la 3D -que no será destruída como muchos piensan-. Si sentís que formás parte del grupo 1, estás siendo llamada a ser la voz de la razón, del AMOR. Ayudarás a anclar la quinta dimensión, del Amor Incondicional, a través de la Calma y la Paz. Elegirás el camino del Perdón y de «Dejar ir el Pasado», finalmente.

El tercer grupo será representados por los incrédulos y las personalidades que reconocemos fácilmente porque sólo viven en la 3D y se burlan de todo aquello que no se vea, de «los jipis», y todo lo vinculado a lo espiritual. Eligen la negación. Sentirán el Evento pero no serán capaces de incorporar esa energía en sus vidas porque eligieron no ascender en esta encarnación. No deberemos insistir ni pretender cambiarlos, ha sido su decisión y seguirán en la 3D como si nada hubiera cambiado.

Acerca del último grupo, se divide en dos: quienes saben lo que está sucediendo en el planeta y quienes no. Los primeros reconocerán que su tiempo ha llegado a su fin. Ambos grupos tendrán dos caminos: 1- el retorno a la Luz y al Amor, o 2- volver a la Fuente para reencarnarse en otro planeta que tolere la dualidad y la separación, como la han creado en la Tierra. Seguirán «jugando» su rol de oscuridad y control pero luego de un reinicio, ya que en el Universo hay libre albedrío.

No sabemos a ciencia cierta cuándo será el Evento, o si siquiera será algo de una sola vez, o si, por ejemplo, ya está sucediendo gradualmente y es lo que nos está ayudando a ascender en consciencia, pero sí que será/es necesario para marcar el cambio vibracional hacia la Nueva Tierra. Lo habían canalizado para el 2018, pero de momento no tenemos información de que ya hubiera ocurrido. ¿No te parece que una cuarentena marca el momento ideal para que cada uno eleve la vibración desde su hogar mientras la naturaleza se purifica? Es muy interesante…

Si sentís que éste es tu llamado, atendé porque es urgente. 🙂

Fuente: https://www.raphaelshealingspace.com.au/post/the-great-event-is-coming-~-sananda-12-march-2018

Publicado el Deja un comentario

Despertar la pineal.

La glándula pineal es una glándula endocrina -vinculada con las hormonas- ubicada dentro del cerebro, que regula nuestros ritmos circadianos (patrón sueño-vigilia).

Sus funciones incluyen la secreción de melatonina -hormona que causa el sueño-, regular algunas funciones endocrinas y convertir señales de sistema nervioso en señales para el sistema endocrino. Controla el deseo sexual, hambre, sed y el famoso reloj biológico.

Pero representa mucho más, porque se vincula al despertar espiritual.
Nuestros cuerpos sutiles y el físico la utilizan de «puente», de conector. El tercer ojo se despierta a medida que trabajamos con ella, y es capaz de generar una conciencia superior en el ser humano, nos enlaza con todo el mundo metafísico, más allá de lo que podemos ver. Suele activarse durante meditaciones y visualizaciones, por lo cual mi primera sugerencia es, que cada vez que vayan a meditar lo hagan a oscuras pero no totalmente: algunas velas o velador tienen que estar encendidos -sobretodo para no dormirse-.

Aprender a vincularnos con ella, tan sencillo como pedirle que se encienda cuando lo deseamos, nos permite ir alcanzando nuevos niveles de consciencia.

Culturas ancestrales se vinculaban con «otros mundos» a través del sexto chakra, el del tercer ojo, cuya conexión con la pineal parece indudable. Sin embargo, no es asunto de un día y ya, sino que es una herramienta de consciencia, y como tal, hay que utilizarla con sabiduría.

Primero debés trabajar tus chakras inferiores, los que te conectan con la tierra: el primero y el segundo. Luego, ir ascendiendo en orden hasta llegar al sexto. ¿Por qué? Porque pretender un despertar espiritual cuando ni siquiera somos capaces de estar en el presente sin sentir ansiedad por el futuro, alimentándonos de forma poco saludable, sintiendo «ganas de huir», y olvidando de cuidar a nuestro cuerpo, será contraproducente y nos provocará sensaciones no muy agradables.

Entre otras cosas, al despertar tu pineal:
-Tu humor está más alegre y optimista
-Tu creatividad se libera o potencia
-Disminuye tu estrés
-Desarrollás facultades extrasensoriales
-Expandís tu consciencia

Tips para activarla son:
-Golpear con dos dedos tu zona del tercer ojo, lo que genera una vibración que llega a ella
-Hacer yoga
-Atender tu respiración
-Meditar al menos una vez al día
-Cantar
-Eliminar lo más que puedas la cafeína, azúcares, el estrés, mercurio y flúor
-Consumir alimentos con vitaminas K1 y K2

Publicado el Deja un comentario

Cambio de consciencia dimensional.

Estamos asistiendo a un cambio de consciencia, una apertura que nos puede llevar a traer el cielo a la tierra , a vivir ese paraíso que tanto nos vendieron las religiones pero que mañana puede ser una realidad.

El paraíso es la tranquilidad y la paz de tu conciencia. Es saber que a cada paso actuás con amor, que te motivan sentimientos altruistas, empáticos, compasivos. Es recordar que tu ego-mente es tu compañero, una herramienta, pero no tu jefe. Le cedimos el control porque creemos que nos sabe proteger, y muchas veces con ese interés, nos hace errar de camino. Que no está «mal», es sólo un aprendizaje.

Es momento de comenzar a integrar la dualidad positivo-negativo sin juicio. Es momento de dejar de juzgarlo todo con la lente del ego, de si es bueno o malo, lindo o feo, me sirve o no. Todo sirve a un propósito mayor, y todos tenemos la misma meta: volver a reunirnos con la energía creadora, la Fuente. Pero es algo que únicamente lograremos entrando en nosotros mismos y dejando de juzgarnos, y de juzgar lo de allá afuera, lo que hacen los otros. Mirar todo desde la dualidad nos fragmenta y divide, pero si aprendemos a ver esas divisiones como parte de un Todo Creador, veremos que en realidad esa fragmentación es sólo una ilusión, porque nuestro Yo Superior conoce nuestro origen estelar y unificado, integrado.

No es raro que te sientas acompañada, aún estando sola. Que aparezcan seres a cuidarte, a traerte tranquilidad, amor, sanación. Lo que conocemos como ángeles -desde las religiones- son seres del Reino de Arcturus intentando acercarse para ayudarnos a evolucionar. Otros seres de Sirio, Pléyades, Orión, y más, también conocen el plan evolutivo de la Tierra y nos acompañan, asisten y escuchan nuestro llamado. Saben que podemos solos pero también saben que los necesitamos para recobrar la fe cuando nos sentimos perdidos.

Los elementales de 2D (duendes, hadas, elfos, salamandras, ondinas…) son los seres correspondientes a cada elemento, y quienes protegen a la naturaleza, o la ayudan a rebelarse. ¿Estás escuchando el viento, a la lluvia o sintiendo el calor del Sol? ¿Maravillándote con el crecimiento de tus plantas? Todo tiene un propósito. 

Los Maestros Ascendidos y la Familia Galáctica también están aquí. Saben que tenemos que ascender nuestra frecuencia para poder anclarnos en la 5D del amor. No es un lugar adonde ir, es una vibración en la que convertirnos. Es retornar al Ser. Y todo se hace desde el corazón. Cuanto más lo pienses, más puede bloquearse tu conexión. Cuanto más permitas la apertura de tu Sagrado Corazón -su parte multidimensional- más fácil será comenzar a ver la belleza en todo. Es un cambio de consciencia mundial. 

Si tenés dificultades, la terapia gestáltica es una gran herramienta para poder trascender las etiquetas de tu ego-mente y masterizarte en la 3D-4D, para seguir adelante.

Publicado el Deja un comentario

Luna nueva en Aries.

La  Luna nueva en Aries se perfeccionará durante la madrugada/mañana del 24, y lo hará en conjunción a Quirón.
El regente, Marte, se encuentra en Capricornio junto a Júpiter y Plutón.  

¿Que si es una Luna nueva tranquilita? Todo depende del porcentaje de ganas que tengan de salir a correr sin destino. 😂

El asunto es: no estamos únicamente cambiando de paradigmas mundiales y despertando consciencia para ascender a 5D -todo va de la mano- sino que, para poder lograr todo esto, necesitamos realmente saber quiénes somos.

La respuesta no va a estar, claramente, en el certificado de nacimiento (aunque sí la hora natal para que puedan solicitar una sesión astrológica😁) pero sí en lo que el planeta nos ofrece en este momento: chance para reencontrarnos y silenciarnos.

Al estar junto a Quirón, esta reconexión con vos misma necesita ser intensa y honesta, que te lleve a quitarte todas las máscaras que usás para cubrir tus heridas. ¿Qué te duele? ¿Por qué no podés perdonar, soltar o superar asuntos específicos? ¿Qué personas te activan esos dolores? ¿Estás segura de que seguir culpando al mundo y a los demás de tus broncas y dolores es lo más sano? 

Con todo esto, hay una nueva identidad renaciendo, y es por eso que Quirón transitando Aries nos lleva a preguntarnos ¿Quién soy? ¿Soy mi ego, personalidad, mente e identidad únicamente? ¿O es que soy algo más?
Este tránsito me parece uno de los más importantes a integrar en este momento, porque habla de la deconstrucción del ego, de retomar su función original y quitarle el dominio por excelencia de todas nuestras decisiones.  El ego y la mente no son nuestros enemigos, son colaboradores para que podamos sostenernos sobre la Tierra, son aliados. Pero cuando se «van de mambo», terminan controlando nuestras vidas porque es la única manera en la que creen que pueden sobrevivir: si lo controlan todo. Entonces te etiquetan con características, talentos, defectos, yo soy así y no soy asá, yo soy esto, yo soy aquello, decimos, ignorando que cada vez que decimos lo que creemos que somos, estamos diciendo lo que somos en realidad: Yo Soy.
 
El Yo Soy es la energía divina que está conectada con el todo, en nosotros. Y eso es lo que realmente somos, lo verdadero. Cuando hagamos carne estas palabras, es que comenzaremos a andar la 5D, entendiendo que somos un todo hecho de nuestros cuerpos multidimensionales. No podemos seguir buscando cualidades o etiquetas para definirnos, o seguir creyendo que somos lo que nos dijeron, lo que terminamos creyendo, etc. No somos únicamente este cuerpo y esta personalidad, es necesario romper con la idea de que somos únicamente lo que consideramos real. Seguir creyendo eso nos dejará estancados en la dimensión material, en la del ego, donde algo que no va con mis creencias entonces no existe, donde un otro que me ofende es mi excusa para resentirme, donde mi sensibilidad es bloqueada para poder trabajar como el capitalismo quiere que haga, en un trabajo que detesto y que me aprisiona, y así.

Saturno en Acuario no trae la libertad que rompe cadenas, porque primero nos va a enseñar que toda libertad tiene que tener, en esta Tierra, limitaciones para poder vivir en comunidad. La libertad no es una utopía idealista, sino algo con lo que se convive día a día teniendo en cuenta que siempre tenemos las limitaciones de la materia…hasta que decidamos ampliar y transformar nuestro punto de vista, mover el foco de la apariencia de la realidad.

La Luna nueva se cuadra al Nodo Norte en Cáncer, ¿qué es esto? La energía ariana, de inicios, impulso, fuego y acción, no se puede quedar en casa, como dice el Nodo Norte. No me puedo calmar, si soy puro espíritu en la materia, no me pidas que me quede en casa, me duele estar ahí porque me encuentro conmigo misma.

Sí, puede doler. Pero es el inicio de  un cambio. No parece ser una Luna nueva más del montón: inicia un período de seis meses en aquella zona Aries de tu carta natal, pero también inicia un cambio de consciencia en cuanto a quién soy, qué vengo a darle al mundo, cuál es mi propósito.

Tu propósito es estar acá, ahora, en este momento. Estar presente en el presente. Porque el propósito se camina día a día, uno ES su propósito, no lo busca. Así es que, cuando escuchamos a nuestro corazón, nos transformamos porque se revela nuestra esencia. Y ella es la que nos puede llevar de la mano a entender qué estamos haciendo acá.

¡Feliz Luna nueva!

Publicado el Deja un comentario

Una nueva realidad.

Los nodos lunares, aquellos puntos matemáticos donde suceden los eclipses, no hacen aspectos a los planetas, sino que los reciben. El planeta que los toca, de acuerdo a la cualidad del aspecto, dirá si está de acuerdo o no con lo que los Nodos quieren. 

Hoy 23 de marzo el Sol en Aries está en desacuerdo con esto de quedarnos en casa, de conectar con nuestro mundo interior y aislarnos, porque quiere acción, aventura, movimiento. Los signos de fuego necesitan expresar su energía, así que si tenés Sol en algún signo de fuego, tratá de salir al balcón, terraza, jardín, lo que puedas, para estar al sol un rato (siempre con cuidados) por lo menos.

Venus en Tauro tiene un sextil a Neptuno en Piscis: si es por interés (de algo material, de que me quieran, de obtener alguna ventaja, etc) o por apego (miedo), entonces no es amor. Necesitamos abrir la cabeza a que nuestros deseos no tienen porqué ser cumplidos por los demás, a que es preciso hacernos cargo de nuestro amor propio antes de salir a mendigar amor externo. Es un aspecto hermoso, armónico, que nos ayuda justamente a esto, a ver que lo somos todo, que el amor interno no tiene que estar necesariamente apegado a las formas y a lo que yo creo que soy desde mi vivencia terrenal. Ni el tiempo, ni mi cuerpo, ni un otro pueden determinar mi valor, valgo porque existo, merezco amor porque Soy Amor. El amor no es un otro, el amor está en todo porque es una de las caras del Gran Espíritu, de la Madre. 

Y también tenemos la conjunción Marte-Plutón en Capricornio. Este signo es la corteza terrestre, la superficie sobre la que construímos. Los dos planetas juntos pueden dinamitar lo que creemos que son estas bases, y con Saturno en trino a Urano, esto puede ser a través de algo inesperado, radical, como un trueno. No sería raro vivir terremotos o sacudidas importantes en estos días, metafórica y literalmente. Ambos planetas son una bomba de energía y quieren hacer estallar lo que creemos que es la realidad. 

Necesitamos, primero, hacernos cargo de nuestra forma, de nuestro cuerpo físico y de nuestra psique: sin amar nuestra totalidad no podremos llegar a ninguna parte. Integrar tu sombra, amarte incondicionalmente y responsabilizarte por todas y cada una de las cosas que manifestás, creás y atraés en tu vida, es el primer paso para poder elevar tu vibración y despertar tu conciencia. Un ser humano irresponsable es un ser humano dañino, para sí mismo, para sus vínculos y para la sociedad, porque siempre estará en queja, culpando al resto de sus miserias, anclado en una posición victimista y emitiendo vibraciones negativas. Un ser humano responsable de sí mismo es lo suficientemente maduro como para ayudar a cambiar la frecuencia del planeta y colaborar en el cambio dimensional. No es cuento de hadas, tenemos que bajar a la realidad antes de poder sentirnos personas «espiritualmente avanzadas», así, entre comillas. La soberbia espiritual es la demostración de no haber trabajado la propia sombra y de quien sigue permitiendo que su ego (miedos, heridas, traumas) le sigan manejando la vida. Ya no podemos seguir victimizándonos más, se acabó. En dos días el Sol se une a Quirón y ya estamos sintiendo la necesidad de sanar todos nuestros cuerpos para poder dar un salto cuántico individual y social. La Era de Acuario no va a permitir egos que pretendan evolucionar solos, porque es en conjunto. Aferrarte a tus patrones y justificarte con que «sos así» no te ayuda en absoluto, todo lo contrario. 

El cambio es colectivo porque primero es individual. Saturno en Acuario trae esa gran enseñanza: responsabilizate de tu historia, de tu ego y de tu noción del tiempo y de la realidad, para poder formar parte de un colectivo que ascienda su frecuencia vibratoria.

El cambio de consciencia a la 5D es comprender que no sólo lo que veo es lo real. De hecho, que lo que podemos ver y tocar es sólo una ilusión, una de las tantas manifestaciones de la energía. No es lo real, porque lo real es lo que está bloqueado para nuestros sentidos tan dormidos, de baja vibración. Despertar tus sentidos es animarte a reconocer lo real en lo invisible: tu Alma, tu Yo Superior, los seres que te asisten, el Amor, otras dimensiones -no sólo las de consciencia-etc. 
No sos todo lo que tu mente te diga que sos, el gran desafío de ahora en más es desestructurar a tu ego, quitarle sus armas (el miedo y el control de la realidad), tomarlo como compañero y desaprender todo lo que aprendiste hasta ahora de lo que es la vida. Los eclipses en Géminis y Sagitario te van a ayudar a eso. 

Publicado el Deja un comentario

El Universo trabaja de maneras misteriosas.

Estamos al borde de la cornisa, casi a punto de caer.
De caer, o de saltar.
El Sol en el grado 29 de Piscis, Saturno en el grado 29 de Capricornio. 
El salto es inminente.
Se abren las puertas de una nueva estación, la conjunción Marte-Júpiter ya hace sentir la necesidad de actuar en grande dentro de un cambio mundial que se está haciendo notar de la manera más radical en la historia de la humanidad, desde el inicio del capitalismo.
La Era de Acuario cae poco a poco sobre nosotros y nos pide cambios individuales y colectivos, nos exige despertar la conciencia para salir de la ilusión de lo que llamamos realidad.
El mundo social se está desestructurando para que la Tierra sane. Ella está respirando de nuevo con tranquilidad, ¿han visto las maravillas de la naturaleza recuperarse a sí mismas gracias a nuestra ausencia en las calles?
Esto no es la realidad.
Estamos cambiando el paradigma del mundo como lo conocemos. Ya nada será igual después de esto, aunque lo neguemos con pánico, miedo, inseguridad e incertidumbre -lógicos- esto era necesario.
La crisis es oportunidad y el cambio ya no podía esperar.
Los sistemas políticos y económicos están decayendo y lo seguirán haciendo. 
Nadie se imagina viviendo sin dinero o sin propiedad privada, nadie se imagina en un mundo de igualdad porque no tenemos precedentes, o al menos no los recordamos. 
Vamos a recuperar nuestro poder, pero a costa de que la baja vibración del planeta se transmute de una buena vez.
El egoísmo, la ambición, el control, el deseo de poder, las emociones negativas, todo, poco a poco, se irá desvaneciendo.
Puede que pasen meses, años o una década, pero está pasando. Lo hicimos suceder. 
El despertar nos tocó a todos por igual, qué inteligente el Universo al mostrarnos que todo está conectado y se mueve de maneras misteriosas, que para despertar a un mayor porcentaje de la humanidad, era necesario parar.
Detenerse. Semáforo en rojo. Precaución. 
Cuando se ponga en verde, avanzaremos para ver todo con nuevos ojos.
Bienvenido si estás despertando.
Te estábamos esperando.

Publicado el Deja un comentario

Rituales en la Era de Acuario

Los rituales mágicos pueden obtener mucha fuerza si sabemos cómo realizarlos.⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Cada día de la semana tiene un planeta regente: lunes la Luna, martes Marte, miércoles Mercurio, jueves Júpiter, viernes Venus, sábado Saturno y domingo el Sol. Estos días fueron asignados mucho antes del descubrimiento de los planetas transpersonales, Urano, Neptuno y Plutón.⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Durante cada día, la Luna se encuentra en algún signo zodiacal y forma aspectos…o no forma ninguno. Cuando la Luna se encuentra en vacío, el ritual «no llegará a ninguna parte». (En mi agenda astrológica encontrarán estos datos)⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
También, cada día tenemos aspectos en el cielo que nos apoyan o nos dicen que no es el mejor momento. Tenemos hierbas, resinas, aceites esenciales, gemas y otras herramientas naturales como aliadas: también tienen significado y se corresponden con cada propósito.⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Al momento de hacer un ritual, siempre debés protegerte energéticamente -para evitar que se acerquen energías no deseadas- y solicitar la presencia de guías, elementales, ángeles, arcángeles y Maestros que se vinculen a la meta de tu ritual. ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Hay miles de combinaciones posibles, colores y elementos donde enfocarte al momento de ritualizar, existen muchos libros que correlacionan hierbas, gemas, planetas, colores… pero lo fundamental, es tu intención.⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Si te falta certeza, si no creés posible lo que estás buscando, si querés dañar a otros…todo tiene que estar equilibrado y yendo hacia la misma meta, sino el ritual no servirá de nada. Y si tu intención es dañar a otros, recordá que hay leyes universales que se encargan de que todo lo que hagas, vuelva hacia vos. Y a veces hasta triplicado.⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
La consciencia, confianza y la conexión con el propio poder son la base de un ritual exitoso. Podés resumirlas como las tres C.⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀

En tiempos de conjunciones de era en Capricornio, esto se hace necesario al hablar de rituales:⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Una vez que reuniste todo para tu ritual, es necesario ir hacia adentro. No va a ser suficiente con que el ritual tenga poder, porque el poder se lo das vos. Y se lo das haciéndote cargo de tu propia vibración y del lugar que te das en tu propia vida.⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Me han consultado personas que hacen rituales para conseguir algo en sus vidas pero que no trabajan por ello, creen que un ritual sencillamente funciona al realizarse y ya. Incluso para que «fulanx» se enamore de esa persona…⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Esto es una falta de respeto para el Universo, para el libre albedrío ajeno y para una misma.⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Nada nuevo va a aparecer si vivís aferrada a tus costumbres, posición existencial y creencias. ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Nada nuevo va a entrar si todo tu espacio está ocupado por cosas del pasado que ya terminaron su ciclo.⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Nadie se va a enamorar de vos con locura si con esa locura no te estás amando primero.⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Nadie tiene la culpa de lo que sucede en tu vida, todo lo creás desde tu frecuencia, desde tus pensamientos y acciones. ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Culpar a los demás y ponerse en posición de víctima solamente te quita poder creativo y te deja cada vez más estancada. La vida es tuya y nadie la va a vivir por vos.⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Nadie tiene la responsabilidad de tus experiencias y nadie más puede crearlas, interpretarlas y deshacerlas como sí podés hacerlo vos.⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
La experiencia te muestra algo y tu sabiduría se expresa en cómo reaccionás a ella.⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Un ritual no puede ser una herramienta de capricho.⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Puede ayudarte a sembrar la intención en muchos niveles energéticos para encontrar tu propósito, para conseguir el trabajo que soñás o para conectar con tu abundancia, por ejemplo, pero no hace el trabajo. El trabajo es tuyo y el ritual te ayuda a plantar eso en diferentes niveles, a conectarte con esa energía de posibilidad, a visualizarlo. Es un apoyo para tu deseo. ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Y jamás debe utilizarse para entrometerse en el libre albedrío de alguien más.

Que tus rituales sean poderosos y te ayuden a crear lo que desees en tu vida.

Publicado el Deja un comentario

Nueva era de expansión: Júpiter llega a Sagitario.

Júpiter llega a Sagitario este 8 de Noviembre a las 9:38 am, hora Uruguay/Argentina y da comienzo a un nuevo ciclo de expansión y en grande, porque el gigante vuelve a su casa, después de doce años.

Allí se quedará hasta el 2 de Diciembre de 2019. Antes de llegar, tiene una incomodidad con Urano en Aries: esto nos indica que este tránsito termina pero que para lograr obtener expansión, nos tenemos que sentir cómodas con la idea del cambio y la renovación, sobretodo personal.

Yéndose de Escorpio, el planeta que representa las creencias y la verdad, ha sacado de las profundidades escorpianas los asuntos sexuales mejores ocultos: revelaciones de personas famosas que incurrieron en abusos, así como reconocimiento de los mismos de parte de la iglesia católica, revoluciones de justicia para equilibrar la energía femenina en la sociedad, etc…todo lo que se consideraba secreto, privado, tabú, de alguna manera ha salido a la luz porque la gente se cansó de callarse, se cansó de ocultar sus verdades y ha decidido demostrar lo fuerte que es. Asuntos de dinero, cuentas compartidas -con socio o pareja- y grandes inversiones pudieron haber sido relevantes también.

En la zona Escorpio de nuestra carta es donde algo tuvo que salir (una enfermedad, un secreto, algo que molestaba, una relación, etc…) para llevar luz a nuestra consciencia y así poder ver con mayor claridad qué es eso que nuestra alma nos quería hacer comprender, y hacia donde enfocaremos la expansión ahora. Este crecimiento o expansión que hizo Júpiter, que más que nada fue un foco de luz hacia la oscuridad, nos ha ayudado a reconocer nuestro poder interno al tiempo que nos aceptamos íntegramente, aceptando nuestra sombra.

Nuestras emociones, deseos y miedos más profundos han reaparecido para que dejemos de ocultarlos y les prestemos atención, los resolvamos y escuchemos.

Durante este nuevo año jupiteriano el foco sale de las emociones y se va hacia ideales elevados, asuntos legales, visas, ciudadanías, viajes, mudanzas al extranjero, estudios superiores (nuevas carreras y títulos) salir de la zona cómoda, aventurarse y arriesgarse a hacer cosas nuevas.

Como habrán sentido en Escorpio, Júpiter expande todo lo que toca y en su casa, Sagitario, es expansión: mal enfocada nos lleva a excesos de todo tipo (mirá donde está Júpiter en tu carta y vas a tener una gran pista). Entonces, a lo que más le vamos a tener que prestar atención durante este tránsito, es a los gastos, a excedernos y sobrepasar nuestros propios límites. También hay posibilidades de creernos «más» que los demás, de hablar y actuar con soberbia, lo que debe hacerse consciente para descubrir porqué se necesita actuar así, qué estaríamos ocultando con esas actitudes.

Socialmente, los acontecimientos más importantes estarán relacionados a la educación, las religiones y las instituciones relacionadas a la justicia.

Es un gran tránsito para trabajar la abundancia interna, que inevitablemente hace «aparecer» la externa. 

Pero también para atender nuestras creencias, nuestras ansias de aventura y de tomar riesgos, sopesando pros y contras, evitando que el optimismo jupiteriano nos cegue.

Júpiter también es el juez, el que siempre tiene la verdad y quiere sacarla a la luz, el que regula las leyes, la justicia; es el sabio, el maestro; también es el filósofo, el religioso, el metafísico. También es el traductor -Sagitario es el signo de los idiomas- pero principalmente es el rey, el abundante, el señor de las riquezas. En la mitología Júpiter (Zeus) era quien gobernaba a los dioses del Olimpo, era el dios del cielo y del trueno, el rey supervisor del Universo.

Quienes tengan a Júpiter en Sagitario (que cumplan 12, 24, 36, 48, 60 o 72 años aproximadamente) comprenderán mucho mejor de qué les hablo. Es su retorno personal y es un año donde sentirán más hambre que nunca de aventuras, de nuevos estudios y de experiencias.

Acá les cuento sobre algunos personajes famosos que tienen o tenían a Júpiter en Sagitario, para que observen cómo se cumplen las habilidades de este emplazamiento:

Nicolás Copérnico: entre sus profesiones, figuran la de matemático, astrónomo, jurista, físico, clérigo, gobernador, diplomático y economista. Fijense cómo se ocupaba de la justicia, la religión y de saber muchas cosas en profundidad, perfecto arquetipo jupiteriano.

Ewan McGregor: el actor escocés recorrió en una serie de viajes en moto una gran parte del mundo, inspirado en la novela «Los viajes de Júpiter» de Ted Simon. En base a esto hay un libro y una serie, llamada Long Way Round (el primer viaje) y Long Way Down (el segundo viaje).

Eckhart Tolle: el escritor alemán cuenta que tuvo un despertar espiritual a los 29 años y que no profesa ninguna religión. Vivió en España, Inglaterra y Canadá, donde reside actualmente. Además, ofrece charlas en todo el mundo. ¡Parece representar a la perfección a Júpiter en Sagitario!

Zelda Fitzgerald: conocida por ser «la esposa de Scott», Zelda impulsaba su vida social por el alcohol, y junto a su marido fueron echados de varios hoteles por sus borracheras. Ella también escribía pero se gastaba todo viviendo «la vida loca». Júpiter en Sagitario sin integrar, en su baja energía, y además retrógrado (lo que complica el trabajo de amor propio)

Woody Allen: además de tener al Sol también allí, el cineasta filmó películas en muchísimos lugares del mundo como «Medianoche en París», «De Roma con amor», «Manhattan»; «Vicky Cristina Barcelona» y muchas más.

En la casa de tu carta donde tengas a Sagitario, es donde observarás que vas a tomar riesgos, donde te vas a aventurar con un proyecto, un nuevo trabajo, una relación, una mudanza, una salida de la comodidad. Vas a filosofar sobre un cambio en tu vida, buscando nuevos horizontes. Sin duda esa zona no será la misma que ahora a fines del 2019.

Este tránsito nos va a llevar a buscar la felicidad fuera de la zona cómoda.

La vez anterior que Júpiter pasó por su casa fue entre el 25 de Noviembre de 2006 y el 18 de Diciembre de 2007. ¿Te acordás qué estuviste sintiendo/buscando durante ese año? Eso te mostrará un patrón.

¡Que tengan un positivo y expansivo tránsito de Júpiter en Sagitario!

Publicado el Deja un comentario

La nueva era que comienza con Urano en Tauro

Los cambios de signo de Urano marcan eras en las que trabajamos nuestra manera de ser distintas, en qué nos especializamos, en qué somos únicas, basadas en la energía del signo que visita, y de la casa que ocupa en nuestra carta natal.
Por donde transite no nos sentimos estables, porque viene a mostrarnos que la estabilidad no es lo que dice el diccionario, que la seguridad no es externa y que ambas ideas son demasiado saturninas en la sociedad actual que sigue respondiendo aún a mucho «deber ser».

Nos cambia las rutinas, la manera de trabajar, de relacionarnos. Nos lleva a cambiar de hogar o a hacer movimientos dentro de él, a desestructurarnos y a aceptar que la vida es un movimiento constante, que lo único realmente estable es el cambio.

Todo muta constantemente, todo está en movimiento. Somos energía en continua vibración.

Urano no trabaja solo durante sus tránsitos, como tampoco lo hacen el resto de planetas y asteroides. Cada uno tiene una parte del trabajo que hacer, como un equipo.

Cuando Urano transita, por ejemplo para Escorpio, la casa VII de relaciones, socios y pareja, Saturno se encuentra en la casa III: vibración, comunicación, contratos, pero luego lo hará en la casa IV del hogar y familia y más adelante, mientras Urano sigue transitando la casa séptima, Saturno se moverá a la casa V de creación, procreación (hijos), romances y proyectos creativos. Esto habla de 7/8 años que para esta persona Escorpio de Sol o ascendente, representarán la introducción de una pareja o la formalización/compromiso con la actual (no siempre Urano significa separación y divorcio) a través del establecimiento de un contrato real (como el casamiento) o emocional, o la atracción de alguien nuevo a través del trabajo que hace con Venus y con su propia vibración. Más adelante podrá tener que reestructurarse internamente, mudarse, adquirir una propiedad y casi al final del recorrido de Urano en Tauro, decidirá tener hijos, establecer un nuevo modelo familiar. Todos esos movimientos pueden darse con Urano en la zona de parejas, la ruptura no es la única opción. Si la situación de importancia fuera laboral, esto hablaría de asociarse con alguien, generar un emprendimiento que puede comenzar online, luego requerirá una oficina y más adelante puede expandirse trabajando con Júpiter.

Las volví locas, lo sé, pero es para que entiendan cómo todos trabajan juntos. Urano no es el loquito que viene y rompe porque quiere (de hecho, si quiere destruir algo, hablará con Plutón para que destruya y transforme, y con Saturno para que cree estructura nueva). Tampoco viene a desestabilizar lo que está bien en nuestras vidas, prefiere ocuparse de las cosas que nos estancan, de todo lo que no puede seguir con nosotros en la próxima etapa de nuestras vidas.

Así que no se asusten si leen por ahí que Urano es separaciones, divorcios, ruptura sentimental o que va a «quitarles» lo que está bien en sus vidas, no se pongan paranoicas porque no es por ahí la cosa.

Por otro lado, esta nueva era tiene a Urano en un signo de tierra, así que se tratará de romper con las creencias de que lo material es lo que nos da seguridad, de que tener el auto y la casa nos traerá a la pareja que falta. No es eso lo que realmente vale la pena, porque lo que sí vale, no se ve.
También nos trae liberación de cosas que nos mantienen atadas, inmóviles, que no nos permiten florecer. ¿Ejemplos? Relaciones por interés, trabajos en los que no avanzamos ni aprendemos nada nuevo, países en los que el sistema político/económico no nos permite desarrollar nuestra profesión o pasión al máximo (esta es una era de mudanzas al extranjero en pos de otro tipo de estabilidad, buscando libertad y seguridad de que viviremos haciendo lo que amamos), proyectos estancados que llevamos adelante por motivos erróneos, alejados de nuestras pasiones, etc.

También esta es una era en la que trabajaremos el desapego de las cosas materiales y de ideas antiguas que nos mantienen estancadas. Hay mucho que romper y créanme que es más interno que externo (lo externo se rompe después de que hicimos el proceso interior e incorporamos sus enseñanzas).

En el otro artículo de Urano en Tauro hay más info, pueden encontrarlo aquí.

Si tienen dudas, pueden preguntarme en redes sociales sin problema, porque todo lo que quieran saber seguramente le sirve a alguien más y podemos compartir consultas. 🙂

Si querés saber qué traen estos siete próximos años con Urano en Tauro para vos, solicitá la lectura de tu carta natal escribiendo a hola@alemodarelli.com