Publicado el Deja un comentario

La Carta Natal: Guía & Mundo Interior.

La mayoría de sesiones de Carta Natal que suelo realizar, tienen un foco en común: la búsqueda de Norte de vida, el propósito.

El propósito, a grandes rasgos, es todo aquello que vivimos en nuestra vida que nos lleva a desarrollar nuestro potencial al máximo, de acuerdo a nuestro contrato álmico. Este contrato es todo aquello que aceptamos experimentar en esta encarnación para que el propósito de desarrollo, evolución y aprendizaje se cumpla. El «cómo» (cómo lo viviremos, sentiremos, experimentaremos, a través de qué, etc) es determinado por nuestro libre albedrío, lo elegimos, consciente o inconscientemente.

En la carta natal se encuentran todas las potencialidades del desarrollo del ser, tanto en la 3D (aspectos de la «realidad» conocida) como de la 4D (todo lo que sirve como «puente» al pasado y al futuro: emociones, sentimientos, el mundo de lo arquetípico e inconsciente) y la 5D: la consciencia sin dualidad anclada en el amor, que reconoce instintivamente su esencia y su camino.

El asunto es que todos estamos al borde de un abismo: debemos saltar hacia la medicina interior, hacia ese lugar donde habitan, esperando ser compartidos, todos nuestros dones, talentos, habilidades y sabiduría. Necesitamos darle nuestra medicina al mundo.

En el borde de ese abismo, en ese umbral tan saturnino-plutoniano, se nos pide confiar en el Universo, para trascender nuestra historia personal, separarnos de nuestro pasado y dejar de crear nuestro presente de su mano. No podemos seguir sosteniendo todo lo que nos dolió como excusa, no podemos seguir resistiendo el cambio, ni seguir siendo tan egoístas como para quedarnos estancados en el miedo, la inseguridad y la falta de valoración como sostenenes de quiénes somos y excusas para evitar salir al mundo con toda nuestra sabiduría. Sencillamente, ya no podemos seguir en esa absurda normalidad del miedo a revelar nuestra verdadera esencia. Ése es el cambio.

En ese umbral, hay dos asuntos a sanar y sobre los que concientizarse en profundidad: maternar a la niña/o interior y trascender la propia historia personal, dejar ir el pasado. En mis actuales estudios de astrogenealogía estoy incorporando nuevas herramientas terapéuticas para ir ayudándote en ese camino más adelante.

Si te interesa conocerte en profundidad para revelar toda tu luz y saber hacia dónde enfocar tus procesos actuales, escribime a hola@alemodarelli.com o ingresá a alemodarelli.com y cliqueá en «Tienda» para ver todas las sesiones disponibles.

Publicado el Deja un comentario

Creando la Nueva Tierra somos un montón.

Dicen que la humanidad se divide en cuatro grupos de almas:

1-El grupo que vino a despertar y a guiar a otros hacia el despertar de consciencia/espiritual
2-El grupo que vino a despertar
3-El grupo de quienes acordaron no despertar en esta encarnación
4-Y el grupo de quienes nos prefieren dormidos, porque eligen estar en el bando contrario al despertar, en el del miedo y el control.

Entonces, tenemos a la mitad de la humanidad despertando y buscando generar un cambio, personas preguntándose y cuestionando todo el sistema actual. Somos la mitad y eso significa que podemos ayudar al planeta a vibrar en una mayor frecuencia de consciencia, porque además tenemos a un montón de seres no físicos y a la naturaleza entera apoyando este cambio.

Nuestra responsabilidad es contagiar este despertar hacia el Amor incondicional a todas las personas que podamos, para ascender la vibración del planeta. Esto catapultará a la Tierra hacia un nivel de consciencia mayor, lo que se busca para que llegue el momento del gran Evento. El «Gran Evento» -que suena a algo sectario pero no lo es- es un momento en que la frecuencia del planeta esté lista para recibir una infusión de energía cósmica amorosa, directa de la Fuente, de la energía Madre-Padre Divina. Esto es lo que finalmente marcará el inicio de la Nueva Tierra y el salto dimensional hacia la frecuencia de la 5D -lo cual puede estar muy vinculado al inicio de la Era de Acuario también- que se corresponderá al fin del mundo como lo conocemos.

No entren en pánico y lean bien: el fin del mundo conocido. Nada de apocalipsis literal, el verdadero apocalipsis lo sufrirán quienes no estén alineados con su Yo Superior y sigan negando que hay otra realidad creadora de esta Matrix tridimensional.

Los Trabajadores de la Luz, las Semillas Estelares, estarán asistiendo a la humanidad porque es su contrato álmico en esta vida, para sostener y estabilizar el cambio. Los dos primeros grupos colaborarán entre sí, con otros seres ascendidos y con la Tierra, para anclar la dimensión del amor, 5D, entre nosotros. Esto creará una nueva manera de vivir en la que sabremos intuitivamente cuándo mover nuestra consciencia a la 5D y cuándo enfocarnos en la 3D -que no será destruída como muchos piensan-. Si sentís que formás parte del grupo 1, estás siendo llamada a ser la voz de la razón, del AMOR. Ayudarás a anclar la quinta dimensión, del Amor Incondicional, a través de la Calma y la Paz. Elegirás el camino del Perdón y de «Dejar ir el Pasado», finalmente.

El tercer grupo será representados por los incrédulos y las personalidades que reconocemos fácilmente porque sólo viven en la 3D y se burlan de todo aquello que no se vea, de «los jipis», y todo lo vinculado a lo espiritual. Eligen la negación. Sentirán el Evento pero no serán capaces de incorporar esa energía en sus vidas porque eligieron no ascender en esta encarnación. No deberemos insistir ni pretender cambiarlos, ha sido su decisión y seguirán en la 3D como si nada hubiera cambiado.

Acerca del último grupo, se divide en dos: quienes saben lo que está sucediendo en el planeta y quienes no. Los primeros reconocerán que su tiempo ha llegado a su fin. Ambos grupos tendrán dos caminos: 1- el retorno a la Luz y al Amor, o 2- volver a la Fuente para reencarnarse en otro planeta que tolere la dualidad y la separación, como la han creado en la Tierra. Seguirán «jugando» su rol de oscuridad y control pero luego de un reinicio, ya que en el Universo hay libre albedrío.

No sabemos a ciencia cierta cuándo será el Evento, o si siquiera será algo de una sola vez, o si, por ejemplo, ya está sucediendo gradualmente y es lo que nos está ayudando a ascender en consciencia, pero sí que será/es necesario para marcar el cambio vibracional hacia la Nueva Tierra. Lo habían canalizado para el 2018, pero de momento no tenemos información de que ya hubiera ocurrido. ¿No te parece que una cuarentena marca el momento ideal para que cada uno eleve la vibración desde su hogar mientras la naturaleza se purifica? Es muy interesante…

Si sentís que éste es tu llamado, atendé porque es urgente. 🙂

Fuente: https://www.raphaelshealingspace.com.au/post/the-great-event-is-coming-~-sananda-12-march-2018