Publicado el Deja un comentario

Todos somos canalizadores.

La capacidad de ser canales de comunicación de entidades no físicas, la tenemos todos, sólo debemos desarrollarla, o recordarla, mejor dicho.

También tenemos la capacidad de ser médiums, y por ello es que primero es necesario establecer la diferencia.

Canalizar es permitir que un ser no físico utilice tu cuerpo para expresar su mensaje (hablando, escribiendo, etc): es como si se metiera en tu cuerpo, por decirlo de alguna forma. No es de la manera en la que solemos creer que un espíritu nos invade, porque nosotros le damos permiso. Más que nada se genera en estado de trance. La sensación de canalizar es bastante terapéutica porque nos deja en un estado de calma, paz y expansión. O al menos así debería sentirse. Canalizamos generalmente a ángeles, guías -aunque estos pueden no necesitar ese acceso- a nuestro Yo Superior (por supuesto) y también a Maestros Ascendidos. Nunca perdés el control de tu cuerpo durante una canalización, aunque al finalizar puede que no recuerdes nada de lo que dijiste o escribiste. Siempre es bueno hacerlo con algún registro (escribir todo, grabar, filmar…).

La mediumnidad es más «sencilla», porque el ser se te acerca y te comunica sus palabras, emociones, etc. No necesita ingresar a tu cuerpo. Suele ocurrir mucho con seres desencarnados: ancestros, familiares o amigos que fallecieron, pero hay personas que lo hacen con seres desconocidos para ayudar a sus familiares o amigos, si es que el fallecido se quedó con la necesidad de dar un mensaje, por ejemplo.

En ambos ejemplos, lo que hacemos es elevar nuestra vibración para permitirle al ser el acceso a nosotros, ellos por su parte deben bajarla un poquito generalmente, a menos que realmente tengas un gran nivel de manejo de tu frecuencia.

Pero hay un tercer ejemplo de todo esto, bastante conocido también, que es el de leer Registros Akáshicos.
Para poder realizarlo, también necesitamos elevar nuestra vibración energética, pero esta vez se necesita un protocolo determinado. Quien realiza la lectura, se comunica con el guardián de los registros de la persona, animal, lugar…o algún maestro o guía indicado, y lo puede hacer de acuerdo a sus sentidos: canalizando o siendo médium, con clarividencia (ver), clariaudiencia (escuchar), clarisentencia (sentir), y más.

Estas capacidades, relacionadas con la limpieza de nuestros chakras y con las glándulas timo y pineal, pueden ser recordadas a través de la práctica. Como todo lo que requiere una frecuencia elevada, nos dice que para poder lograrlo, debemos masterizar la materia, nuestro cuerpo como vehículo: evitar ingerir alimentos y bebidas que tengan densa vibración o que nos la bajen, hacer algún tipo de ejercicio para mantener al cuerpo en movimiento, activo, y meditar para poder vincularnos con nuestros cuerpos y Yo Superior de manera más fluída, son algunos ejemplos.

Te recomiendo comenzar meditando con perseveranciacy asiduidad, practicar el silencio e investigar al respecto de las energías, o hacer algún taller de registros akáshicos por ejemplo, para que alguien te enseñe sobre cómo protegerte para evitar el contacto con energías no deseadas.

Publicado el

Luna nueva en Tauro & Día de la Tierra

La magia del Universo hace coincidir a la Luna nueva en Tauro con el Día de la Tierra este 22 de abril.

La Luna nueva se perfecciona a las 23:25 hs -hora Uruguay/Argentina- en el grado 3°24′ de Tauro, a sólo 3 grados de Urano, en cuadratura a Júpiter, Plutón y Saturno, y sextil al Nodo Norte en Cáncer.

Metafóricamente, es como si alguien estuviera rompiendo la tierra desde abajo, para nacer desde las profundidades, autopariéndose, abriéndose camino en la luz después de mucho tiempo en la oscuridad, en la espera, en la confusión incluso. Al salir, rompe la máscara que traía y que lo protegía, entonces ve mejor, tiene la mirada más clara y ve todo con perspectiva. Así está el planeta y así estaremos nosotros, a medida que el proceso siga avanzando.

Pero no nos iremos de cabeza ante lo nuevo, porque este mes Plutón comienza a retrogradar para que, de una vez, integremos nuestra sombra antes de dar el salto. Y esta vez todo lo negado, lo no reconocido y lo criticado, se hará tan grande que no podremos evadir el trabajo que nos toca: hacernos cargo de nuestras emociones y de lo que hemos creado al evadirlas. Trascendencia es la palabra, del pasado, del ego que creemos que siempre será igual, de la realidad inventada por unos pocos que pretenden mantenernos aferrados al miedo y a lo chiquito: si tengo miedo, no doy el salto para darle toda mi magia y mi medicina al mundo, lo que generaría un mundo mejor. Y ¿quiénes no quieren un mundo mejor? Aquellos que prefieren seguir manteniendo el control, los más poderosos, los de siempre.

Esta Luna nueva es más que especial, pareciera tirar por la borda, como vomitando, desintoxicándose, la parte de la realidad donde la mitad de la humanidad que vino a despertar, se mantenía dormida. Y ya es momento de que todos juntos estemos de ojos abiertos -los tres- yendo al frente, como trabajadores cósmicos que somos. Estamos acá porque elegimos hacernos cargo de todo nuestro poder y de toda nuestra sabiduría en este momento. Que el egoísmo que te hace sentir miedo (a lo que sea) no te frene ni te retenga: ¡somos un montón para sostenerte! Contamos unos con los otros.

Cuando se vaya diluyendo el miedo al actual virus que nos ayudó a estar más en casa, con nosotros, nos daremos cuenta que nos ayudó también a valorar lo realmente importante, y tal vez hasta nos impulsó a dejar atrás lo nocivo, lo que no nos hacía feliz, lo que no nos permitía crecer. Más allá de cualquier teoría conspiratoria, con la cuarentena-aislamiento estamos limpiando nuestros cuerpos físico (comiendo más casero y algunos hasta dejando de comer carne, haciendo yoga o ejercicio), mental (menos estrés, más meditación), emocional (porque atendemos lo que sentimos) y energético (al no vincularnos con personas «externas», nuestra energía se va purificando). Todo esto permite la alineación de todos nuestros cuerpos, conformando así un Yo Superior que vive, siente, vibra y actúa en congruencia. Se va diluyendo el «siento esto pero creo que lo otro es mejor», porque al vibrar coherentemente, no necesitamos vivir en dualidad, estamos claros con nuestro Norte, con el camino que se va desarrollando mientras co-creamos nuestras experiencias.


Día de la Tierra

El Día de la Tierra es un día para tomar consciencia, esa que Urano en Tauro está haciendo calar hondo en muchos, para que nos demos cuenta de la importancia de cuidar los recursos naturales y al planeta en general, porque el cambio climático no es algo que podamos pasar de largo como lo hicimos siempre. Es necesario que nos demos cuenta que somos uno con Gaia y aprendamos a amarla mucho más. Qué casualidad que cuando los humanos dejan de salir al exterior, la Tierra respira y hasta se recupera un poco de tanto daño. ¿Qué te hemos hecho, Madre? Si tan sólo todos sobre tu superficie fuéramos conscientes y hubiera menos sistemas corruptos -y menos egoístas- agujereándote, maltratándote, intoxicándote, podríamos darnos cuenta de que a todo lo que nos das no es necesario explotarlo hasta su límite. No creo que seamos un virus, porque somos una hermosa humanidad aprendiendo todo el tiempo, pero cuánta falta nos hace más educación para concientizar sobre el cuidado del planeta…


Ritual

Es un día ideal para sembrar intenciones con una semilla de verdad. Tomá la semilla, y ponela bajo tu lengua, mientras visualizás tus intenciones hechas realidad. Cuando te sientas lista, plantala. Lo que resulte de ella -fruto, por ejemplo- será especialmente indicado para cualquier tipo de dolencia que pueda aquejarte, porque la planta se gestó en contacto con tu ADN y desarrollará características medicinales exclusivas para vos. Ojo, esto es un tema más bien «mágico» pero me resulta muy hermoso.

Este ritual lo conocí gracias a Flor Fasanella de Florecer Fitomedicina, y lo amé inmediatamente. Es parte del libro «Los cedros resonantes de Rusia» de Vladimir Megré, y acá les comparto el extracto del ritual completo:

«Cada semilla plantada por vosotros contiene en sí una enorme cantidad de información del Universo. Esta información no puede compararse ni en cantidad ni en exactitud con la que encierra algo hecho por la mano del Hombre. Con ayuda de esta información, la semilla conoce el momento en el que ha de despertar a la vida con una exactitud de fracciones de segundos, conoce cuándo germinar, qué sustancias tomar de la tierra, cómo aprovechar la irradiación de los cuerpos cósmicos: el Sol, la Luna, las estrellas; en qué debe convertirse, qué frutos dar. Los frutos tienen el propósito de abastecer vitalmente al Hombre. Estos pueden resistir o luchar contra cualquier enfermedad del organismo del Hombre, de forma efectiva y con más poder que cualquier medicamento hecho por su mano, que haya existido o exista jamás. Pero para que esto suceda, la semilla tiene que conocer el estado de la persona, para poder aportar al fruto, en el proceso de su maduración, la proporción necesaria de sustancias para la curación de esa persona concreta, de su enfermedad, si ya existe, o de su propensión a ella. Para que la semilla de un pepino, de un tomate o de cualquier otra planta criada en la huerta, tenga tal información, es necesario hacer lo siguiente:

Antes de sembrarlas hay que colocar en la boca una o varias semillitas y mantenerlas bajo la lengua no menos de nueve minutos. Después, hay que colocarlas entre las dos palmas de las manos y mantenerlas así unos treinta segundos. Al mantener las semillas entre las palmas, es necesario estar descalzos sobre el terrenito donde se va a plantar. Abre las palmas de las manos y cuidadosamente, acerca a tu boca la semilla que estás sosteniendo. Espira el aire desde tus pulmones hacia la semilla. Caliéntala con el aliento tuyo y esta semillita conocerá todo lo que hay en ti. Luego, es necesario mantener las manos abiertas durante otros treinta segundos todavía, presentando la semilla a los cuerpos celestes. Y ella determinará el instante de su nacimiento. ¡Todos los planetas la ayudarán en ello! Y regalarán a los brotecillos la luz necesaria para ti.
Luego ya puedes plantar la semilla en la tierra. En ningún caso hay que regarla enseguida, para que no se pierda con el agua tu saliva y la información que envuelve por completo a la semilla, y que ha de ser absorbida por ésta. Sólo al expirar el tercer día después de la plantación, se puede regar. Se debe plantar en los días más favorables para cada legumbre (la gente ya sabe esto, por el calendario lunar). En ausencia de riego, la siembra prematura no es tan de temer como la siembra tardía. No se deben arrancar todas las hierbas adventicias que salgan al lado del brote que nació de tu semilla. Al menos una de cada especie debe quedar en su sitio. Las hierbas adventicias también se pueden recortar…
Según Anastasia, la semilla es así capaz de integrar toda la información sobre la persona y entonces, durante el desarrollo de su fruto, recogerá al máximo del Universo y de la Tierra, la mezcla óptima de energías necesarias para esta persona concreta. No se deben quitar todas las hierbas adventicias porque éstas también tienen su propósito. Algunas sirven para proteger a la planta de enfermedades, y otras le brindan una información complementaria. Durante el tiempo de cultivo, es vital comunicarse con la planta: al menos una vez en su período de crecimiento hay que acercarse a ella y tocarla. Es deseable hacerlo durante la luna llena.

Anastasia afirmaba que los frutos cultivados, desde la semilla, de esta manera y consumidos por la persona que los ha criado, son capaces de curar a esta persona de absolutamente cualquier enfermedad de la carne, frenar considerablemente el envejecimiento del organismo, librarle de sus hábitos nocivos, aumentar en muchas veces sus facultades mentales, y darle tranquilidad a su alma. Los frutos tendrán una influencia más efectiva si se consumen en los tres primeros días de ser cosechados, no más tarde.»

Que tengan una hermosa Luna nueva y un gran despertar-renacer.

Publicado el Deja un comentario

La Carta Natal: Guía & Mundo Interior.

La mayoría de sesiones de Carta Natal que suelo realizar, tienen un foco en común: la búsqueda de Norte de vida, el propósito.

El propósito, a grandes rasgos, es todo aquello que vivimos en nuestra vida que nos lleva a desarrollar nuestro potencial al máximo, de acuerdo a nuestro contrato álmico. Este contrato es todo aquello que aceptamos experimentar en esta encarnación para que el propósito de desarrollo, evolución y aprendizaje se cumpla. El «cómo» (cómo lo viviremos, sentiremos, experimentaremos, a través de qué, etc) es determinado por nuestro libre albedrío, lo elegimos, consciente o inconscientemente.

En la carta natal se encuentran todas las potencialidades del desarrollo del ser, tanto en la 3D (aspectos de la «realidad» conocida) como de la 4D (todo lo que sirve como «puente» al pasado y al futuro: emociones, sentimientos, el mundo de lo arquetípico e inconsciente) y la 5D: la consciencia sin dualidad anclada en el amor, que reconoce instintivamente su esencia y su camino.

El asunto es que todos estamos al borde de un abismo: debemos saltar hacia la medicina interior, hacia ese lugar donde habitan, esperando ser compartidos, todos nuestros dones, talentos, habilidades y sabiduría. Necesitamos darle nuestra medicina al mundo.

En el borde de ese abismo, en ese umbral tan saturnino-plutoniano, se nos pide confiar en el Universo, para trascender nuestra historia personal, separarnos de nuestro pasado y dejar de crear nuestro presente de su mano. No podemos seguir sosteniendo todo lo que nos dolió como excusa, no podemos seguir resistiendo el cambio, ni seguir siendo tan egoístas como para quedarnos estancados en el miedo, la inseguridad y la falta de valoración como sostenenes de quiénes somos y excusas para evitar salir al mundo con toda nuestra sabiduría. Sencillamente, ya no podemos seguir en esa absurda normalidad del miedo a revelar nuestra verdadera esencia. Ése es el cambio.

En ese umbral, hay dos asuntos a sanar y sobre los que concientizarse en profundidad: maternar a la niña/o interior y trascender la propia historia personal, dejar ir el pasado. En mis actuales estudios de astrogenealogía estoy incorporando nuevas herramientas terapéuticas para ir ayudándote en ese camino más adelante.

Si te interesa conocerte en profundidad para revelar toda tu luz y saber hacia dónde enfocar tus procesos actuales, escribime a hola@alemodarelli.com o ingresá a alemodarelli.com y cliqueá en «Tienda» para ver todas las sesiones disponibles.

Publicado el Deja un comentario

Creando la Nueva Tierra somos un montón.

Dicen que la humanidad se divide en cuatro grupos de almas:

1-El grupo que vino a despertar y a guiar a otros hacia el despertar de consciencia/espiritual
2-El grupo que vino a despertar
3-El grupo de quienes acordaron no despertar en esta encarnación
4-Y el grupo de quienes nos prefieren dormidos, porque eligen estar en el bando contrario al despertar, en el del miedo y el control.

Entonces, tenemos a la mitad de la humanidad despertando y buscando generar un cambio, personas preguntándose y cuestionando todo el sistema actual. Somos la mitad y eso significa que podemos ayudar al planeta a vibrar en una mayor frecuencia de consciencia, porque además tenemos a un montón de seres no físicos y a la naturaleza entera apoyando este cambio.

Nuestra responsabilidad es contagiar este despertar hacia el Amor incondicional a todas las personas que podamos, para ascender la vibración del planeta. Esto catapultará a la Tierra hacia un nivel de consciencia mayor, lo que se busca para que llegue el momento del gran Evento. El «Gran Evento» -que suena a algo sectario pero no lo es- es un momento en que la frecuencia del planeta esté lista para recibir una infusión de energía cósmica amorosa, directa de la Fuente, de la energía Madre-Padre Divina. Esto es lo que finalmente marcará el inicio de la Nueva Tierra y el salto dimensional hacia la frecuencia de la 5D -lo cual puede estar muy vinculado al inicio de la Era de Acuario también- que se corresponderá al fin del mundo como lo conocemos.

No entren en pánico y lean bien: el fin del mundo conocido. Nada de apocalipsis literal, el verdadero apocalipsis lo sufrirán quienes no estén alineados con su Yo Superior y sigan negando que hay otra realidad creadora de esta Matrix tridimensional.

Los Trabajadores de la Luz, las Semillas Estelares, estarán asistiendo a la humanidad porque es su contrato álmico en esta vida, para sostener y estabilizar el cambio. Los dos primeros grupos colaborarán entre sí, con otros seres ascendidos y con la Tierra, para anclar la dimensión del amor, 5D, entre nosotros. Esto creará una nueva manera de vivir en la que sabremos intuitivamente cuándo mover nuestra consciencia a la 5D y cuándo enfocarnos en la 3D -que no será destruída como muchos piensan-. Si sentís que formás parte del grupo 1, estás siendo llamada a ser la voz de la razón, del AMOR. Ayudarás a anclar la quinta dimensión, del Amor Incondicional, a través de la Calma y la Paz. Elegirás el camino del Perdón y de «Dejar ir el Pasado», finalmente.

El tercer grupo será representados por los incrédulos y las personalidades que reconocemos fácilmente porque sólo viven en la 3D y se burlan de todo aquello que no se vea, de «los jipis», y todo lo vinculado a lo espiritual. Eligen la negación. Sentirán el Evento pero no serán capaces de incorporar esa energía en sus vidas porque eligieron no ascender en esta encarnación. No deberemos insistir ni pretender cambiarlos, ha sido su decisión y seguirán en la 3D como si nada hubiera cambiado.

Acerca del último grupo, se divide en dos: quienes saben lo que está sucediendo en el planeta y quienes no. Los primeros reconocerán que su tiempo ha llegado a su fin. Ambos grupos tendrán dos caminos: 1- el retorno a la Luz y al Amor, o 2- volver a la Fuente para reencarnarse en otro planeta que tolere la dualidad y la separación, como la han creado en la Tierra. Seguirán «jugando» su rol de oscuridad y control pero luego de un reinicio, ya que en el Universo hay libre albedrío.

No sabemos a ciencia cierta cuándo será el Evento, o si siquiera será algo de una sola vez, o si, por ejemplo, ya está sucediendo gradualmente y es lo que nos está ayudando a ascender en consciencia, pero sí que será/es necesario para marcar el cambio vibracional hacia la Nueva Tierra. Lo habían canalizado para el 2018, pero de momento no tenemos información de que ya hubiera ocurrido. ¿No te parece que una cuarentena marca el momento ideal para que cada uno eleve la vibración desde su hogar mientras la naturaleza se purifica? Es muy interesante…

Si sentís que éste es tu llamado, atendé porque es urgente. 🙂

Fuente: https://www.raphaelshealingspace.com.au/post/the-great-event-is-coming-~-sananda-12-march-2018

Publicado el Deja un comentario

El despertar de la Kundalini

La energía Kundalini es energía de alta frecuencia que se vincula a todos nuestros chakras, cuerpos y a nuestro despertar de consciencia.
Se la considera la energía misteriosa que hace existir al mundo.

Es representada como una serpiente, que habita enroscada tres veces y media a la altura de nuestro hueso coxígeo. En el hinduísmo, es Shakti, la princesa que, cuando despierta, asciende por toda nuestra columna vertebral en busca de su amado Shiva (ubicado en nuestro séptimo chakra). Kundalini es un poder superior a la mente, y su poder mayor es el de desintegrar nuestro yo-mente para poder rendirnos del todo a nuestro Yo Superior, al Espíritu. Tiene un propósito evolutivo, energético y espiritual, nos marca el camino.

Cuando deseamos comenzar un camino de despertar espiritual, es decir, abrir los ojos a nuestra verdadera identidad, mucho de lo que creíamos cierto se desestructura, se desmorona. El ego-mente no sabe bien qué hacer porque su gran función es protegernos, controlar y crear una personalidad que sea útil en la 3D. Todo lo que vaya «más allá» lo encuentra perdido.

Es por esto que muchas veces, el despertar de la Kundalini se siente como depresión, tristeza abrumadora, y hay gente que lo ha calificado como una maldición (o como si te hubieran echado alguna). Eso es porque el ego, las creencias y los miedos son muy fuertes y uno no encuentra la manera de liberarse para que la energía fluya como lo desea. Porque si Kundalini no fluye, destruye. Como Shiva.

La Kundalini despierta y fluyendo con naturalidad, puede:

-Transmutar energías
-Disolver y deshacer bloqueos de todo tipo
-Ayudar al cuerpo a recuperar sus funciones naturales e integridad energética (equilibrar todos los cuerpos para vivir en coherencia)
-Fortalecer el sistema inmunitario y la salud
-Ayudarnos a desarrollar nuestras capacidades originales olvidadas
-Regenera la fuerza interna y el poder de sanación innato
-Aumenta el nivel de consciencia

Kundalini se vincula muchísimo con las glándulas pineal y pituitaria, y por supuesto con nuestros chakras (corporales y extra corporales).

En importante tener en cuenta que no todo el mundo tendrá un despertar como lo espera, por lo cual realizar los ejercicios a consciencia y sin expectativas será lo más indicado, así también como estar presente. Sin embargo, lo más importante, es estar en un estado meditativo y de alta vibración. ¿Por qué? Porque sino se puede experimentar este despertar de manera brusca y nada placentera, que por ley vibratoria se expandirá a todas las áreas de vida. No es algo para buscar a la ligera, ni por un propósito específico. Hay quienes sufrieron mucho con su despertar por no tener un nivel de consciencia adecuado para sostener lo que la energía requiere.

Su búsqueda debe ir de la mano con la evolución, con el despertar de consciencia y el crecimiento, en pos de algo mayor. No es para uno, aunque uno sea el que lo experimente. Cuando se tiene un despertar así, éste requiere completa devoción y servicio al Universo, como herramientas de él que somos. El ego no tiene nada que hacer aquí, porque de hecho lo que Kundalini busca, es la destrucción del ego. Es por eso que es un proceso sumamente intenso y transformador.

El despertar puede, muchas veces, ser accidental: despertarse luego de un accidente, o luego de un esfuerzo mal hecho -ya que la serpiente anida en el coxis, fuente de muchos dolores, consecuencias de malas posturas y esfuerzos-. Otras veces, puede ser sexual y hasta compartido, es decir, individuos -en general dos- sintiendo el despertar al unísono, lo cual es maravilloso. Pero muchas otras veces puede ser «intencional» a través de yoga, meditaciones y otras herramientas similares, aunque hay que saber que no se despertará cuando nosotros lo queramos, sino cuando ella quiera. Es necesario respetar y aceptar esto.

Acá les dejo consejos para despertarla. Recuerden que es mucho más recomendable hacerlo luego de un proceso donde el ego ya se haya desestructurado lo suficiente. Yo personalmente recomiendo primero la integración de la propia sombra -con terapia gestáltica- y la disolución de los miedos más profundos, antes de decidirse a despertar la Kundalini, para que las consecuencias sean más beneficiosas, fluídas y naturales.

¿Cómo reconozco el despertar de la Kundalini en mí?

Los «síntomas» pueden diferenciarse fácilmente por las sensaciones corporales de vibración, como si el cuerpo se estremeciera desde la punta de los pies hasta la coronilla, aunque la vibración puede comenzar a la altura del coxis. Es una vibración casi orgásmica, como si toda la energía de tu cuerpo se pusiera a bailar al unísono, a «hormiguear».

Otra sensación es la de expansión, como si lo abarcaras todo y además te sintieras alegre, feliz por ese estado. Kundalini trae alegría siempre que hayas estado vibrando alto, sino, es posible que te largues a llorar porque su energía te pide primero que purifiques tu interior. El trabajo constante interno, como la meditación, la alimentación sana y la consciencia en cada palabra y acción, son fundamentales.

Otra sensación es la de calor-frío en el coxis, que sube hasta la coronilla. El no poder conciliar el sueño en ningún momento del día y sentir una extrema emoción en el pecho, como si nunca pudieras parar de sonreír, son otras muestras de su despertar.

Hay personas que me comentaron que visualizaron intensas luces azules, serpientes doradas uniéndose por sobre la cabeza, y hasta un ojo que las mira de frente, como también luces o rayos de otros colores y sensaciones de calor abrumadoras. Tener experiencias repentinas de iluminación -comprenderlo todo de repente- o percepciones y sentidos alterados también es posible. Es como cobrar un sexto sentido que no requiere confianza, porque sencillamente es sentir la sabiduría dentro tuyo, ya nada te hará dudar.

¿Cómo despertarla?

Despertar a la Kundalini requiere perseverancia, consciencia y compromiso. Para esto, te dejo algunos consejos:

-Meditá -con tu método preferido- enfocándote en la respiración
-Tomá clases de Kundalini Yoga
-Aprendé a reformular tus pensamientos negativos y cambialos por el pensamiento contrario en positivo (tu vibración cuanto más alta, mejor)
-Observá siempre tu postura al meditar o hacer yoga
-Buscate alguna playlist de Kundalini para incentivarte a bailar con ella, o al menos a seguirla con el cuerpo mientras hacés tus cosas

-Visualización e Invocación de la Luz Divina: Parate tan derecha como puedas, separando los pies hasta que estén a la altura de los hombros. Luego, cerrá suavemente los ojos y movelos hacia arriba para que miren hacia tu zona del entrecejo. Mientras hacés esto, levantá los brazos por encima de la cabeza y mantené todos los músculos tensos. Repetí lo siguiente, imaginándote bañada en una luz blanca y brillante: «La luz divina me crea. La luz divina me sostiene. La luz divina me protege y me rodea. Estoy constantemente creciendo en la luz divina.»

-Probá el siguiente ejercicio:
Primero, sentate cómoda, y respirá profundamente mientras contás hasta diez.
Luego, concentrate en la zona del coxis para conectar con ella, hasta que puedas sentir una suave vibración. En este punto, cerrá los ojos y cantá repetidamente la palabra «Vum».
Mientras cantás, prestale atención a la sensación de vibración que sube gradualmente por tu columna vertebral. Imaginate flotando, liviana y libre, irradiando bondad y empatía a todo lo que encuentres.
Cambiá el canto, repitiendo ahora la palabra «Shum», una y otra vez mientras sentís que las vibraciones se extienden llenando todo tu cuerpo.
Finalmente, imaginate un gran globo ubicado en tu área pélvica y abdominal, llenando el espacio allí.
Poco a poco dejá salir el aire de ese globo, como si lo sostuvieras por la boca y te dieras cuenta -suavemente- de todo lo que hay contenido dentro. Acompañálo con la respiración.

Espero que les sirvan y si tienen experiencias, ¡cuéntenme! Que me encanta conocer los diferentes despertares de Shakti.

Publicado el Deja un comentario

Despertar la pineal.

La glándula pineal es una glándula endocrina -vinculada con las hormonas- ubicada dentro del cerebro, que regula nuestros ritmos circadianos (patrón sueño-vigilia).

Sus funciones incluyen la secreción de melatonina -hormona que causa el sueño-, regular algunas funciones endocrinas y convertir señales de sistema nervioso en señales para el sistema endocrino. Controla el deseo sexual, hambre, sed y el famoso reloj biológico.

Pero representa mucho más, porque se vincula al despertar espiritual.
Nuestros cuerpos sutiles y el físico la utilizan de «puente», de conector. El tercer ojo se despierta a medida que trabajamos con ella, y es capaz de generar una conciencia superior en el ser humano, nos enlaza con todo el mundo metafísico, más allá de lo que podemos ver. Suele activarse durante meditaciones y visualizaciones, por lo cual mi primera sugerencia es, que cada vez que vayan a meditar lo hagan a oscuras pero no totalmente: algunas velas o velador tienen que estar encendidos -sobretodo para no dormirse-.

Aprender a vincularnos con ella, tan sencillo como pedirle que se encienda cuando lo deseamos, nos permite ir alcanzando nuevos niveles de consciencia.

Culturas ancestrales se vinculaban con «otros mundos» a través del sexto chakra, el del tercer ojo, cuya conexión con la pineal parece indudable. Sin embargo, no es asunto de un día y ya, sino que es una herramienta de consciencia, y como tal, hay que utilizarla con sabiduría.

Primero debés trabajar tus chakras inferiores, los que te conectan con la tierra: el primero y el segundo. Luego, ir ascendiendo en orden hasta llegar al sexto. ¿Por qué? Porque pretender un despertar espiritual cuando ni siquiera somos capaces de estar en el presente sin sentir ansiedad por el futuro, alimentándonos de forma poco saludable, sintiendo «ganas de huir», y olvidando de cuidar a nuestro cuerpo, será contraproducente y nos provocará sensaciones no muy agradables.

Entre otras cosas, al despertar tu pineal:
-Tu humor está más alegre y optimista
-Tu creatividad se libera o potencia
-Disminuye tu estrés
-Desarrollás facultades extrasensoriales
-Expandís tu consciencia

Tips para activarla son:
-Golpear con dos dedos tu zona del tercer ojo, lo que genera una vibración que llega a ella
-Hacer yoga
-Atender tu respiración
-Meditar al menos una vez al día
-Cantar
-Eliminar lo más que puedas la cafeína, azúcares, el estrés, mercurio y flúor
-Consumir alimentos con vitaminas K1 y K2

Publicado el Deja un comentario

Cambio de consciencia dimensional.

Estamos asistiendo a un cambio de consciencia, una apertura que nos puede llevar a traer el cielo a la tierra , a vivir ese paraíso que tanto nos vendieron las religiones pero que mañana puede ser una realidad.

El paraíso es la tranquilidad y la paz de tu conciencia. Es saber que a cada paso actuás con amor, que te motivan sentimientos altruistas, empáticos, compasivos. Es recordar que tu ego-mente es tu compañero, una herramienta, pero no tu jefe. Le cedimos el control porque creemos que nos sabe proteger, y muchas veces con ese interés, nos hace errar de camino. Que no está «mal», es sólo un aprendizaje.

Es momento de comenzar a integrar la dualidad positivo-negativo sin juicio. Es momento de dejar de juzgarlo todo con la lente del ego, de si es bueno o malo, lindo o feo, me sirve o no. Todo sirve a un propósito mayor, y todos tenemos la misma meta: volver a reunirnos con la energía creadora, la Fuente. Pero es algo que únicamente lograremos entrando en nosotros mismos y dejando de juzgarnos, y de juzgar lo de allá afuera, lo que hacen los otros. Mirar todo desde la dualidad nos fragmenta y divide, pero si aprendemos a ver esas divisiones como parte de un Todo Creador, veremos que en realidad esa fragmentación es sólo una ilusión, porque nuestro Yo Superior conoce nuestro origen estelar y unificado, integrado.

No es raro que te sientas acompañada, aún estando sola. Que aparezcan seres a cuidarte, a traerte tranquilidad, amor, sanación. Lo que conocemos como ángeles -desde las religiones- son seres del Reino de Arcturus intentando acercarse para ayudarnos a evolucionar. Otros seres de Sirio, Pléyades, Orión, y más, también conocen el plan evolutivo de la Tierra y nos acompañan, asisten y escuchan nuestro llamado. Saben que podemos solos pero también saben que los necesitamos para recobrar la fe cuando nos sentimos perdidos.

Los elementales de 2D (duendes, hadas, elfos, salamandras, ondinas…) son los seres correspondientes a cada elemento, y quienes protegen a la naturaleza, o la ayudan a rebelarse. ¿Estás escuchando el viento, a la lluvia o sintiendo el calor del Sol? ¿Maravillándote con el crecimiento de tus plantas? Todo tiene un propósito. 

Los Maestros Ascendidos y la Familia Galáctica también están aquí. Saben que tenemos que ascender nuestra frecuencia para poder anclarnos en la 5D del amor. No es un lugar adonde ir, es una vibración en la que convertirnos. Es retornar al Ser. Y todo se hace desde el corazón. Cuanto más lo pienses, más puede bloquearse tu conexión. Cuanto más permitas la apertura de tu Sagrado Corazón -su parte multidimensional- más fácil será comenzar a ver la belleza en todo. Es un cambio de consciencia mundial. 

Si tenés dificultades, la terapia gestáltica es una gran herramienta para poder trascender las etiquetas de tu ego-mente y masterizarte en la 3D-4D, para seguir adelante.

Publicado el Deja un comentario

Una nueva realidad.

Los nodos lunares, aquellos puntos matemáticos donde suceden los eclipses, no hacen aspectos a los planetas, sino que los reciben. El planeta que los toca, de acuerdo a la cualidad del aspecto, dirá si está de acuerdo o no con lo que los Nodos quieren. 

Hoy 23 de marzo el Sol en Aries está en desacuerdo con esto de quedarnos en casa, de conectar con nuestro mundo interior y aislarnos, porque quiere acción, aventura, movimiento. Los signos de fuego necesitan expresar su energía, así que si tenés Sol en algún signo de fuego, tratá de salir al balcón, terraza, jardín, lo que puedas, para estar al sol un rato (siempre con cuidados) por lo menos.

Venus en Tauro tiene un sextil a Neptuno en Piscis: si es por interés (de algo material, de que me quieran, de obtener alguna ventaja, etc) o por apego (miedo), entonces no es amor. Necesitamos abrir la cabeza a que nuestros deseos no tienen porqué ser cumplidos por los demás, a que es preciso hacernos cargo de nuestro amor propio antes de salir a mendigar amor externo. Es un aspecto hermoso, armónico, que nos ayuda justamente a esto, a ver que lo somos todo, que el amor interno no tiene que estar necesariamente apegado a las formas y a lo que yo creo que soy desde mi vivencia terrenal. Ni el tiempo, ni mi cuerpo, ni un otro pueden determinar mi valor, valgo porque existo, merezco amor porque Soy Amor. El amor no es un otro, el amor está en todo porque es una de las caras del Gran Espíritu, de la Madre. 

Y también tenemos la conjunción Marte-Plutón en Capricornio. Este signo es la corteza terrestre, la superficie sobre la que construímos. Los dos planetas juntos pueden dinamitar lo que creemos que son estas bases, y con Saturno en trino a Urano, esto puede ser a través de algo inesperado, radical, como un trueno. No sería raro vivir terremotos o sacudidas importantes en estos días, metafórica y literalmente. Ambos planetas son una bomba de energía y quieren hacer estallar lo que creemos que es la realidad. 

Necesitamos, primero, hacernos cargo de nuestra forma, de nuestro cuerpo físico y de nuestra psique: sin amar nuestra totalidad no podremos llegar a ninguna parte. Integrar tu sombra, amarte incondicionalmente y responsabilizarte por todas y cada una de las cosas que manifestás, creás y atraés en tu vida, es el primer paso para poder elevar tu vibración y despertar tu conciencia. Un ser humano irresponsable es un ser humano dañino, para sí mismo, para sus vínculos y para la sociedad, porque siempre estará en queja, culpando al resto de sus miserias, anclado en una posición victimista y emitiendo vibraciones negativas. Un ser humano responsable de sí mismo es lo suficientemente maduro como para ayudar a cambiar la frecuencia del planeta y colaborar en el cambio dimensional. No es cuento de hadas, tenemos que bajar a la realidad antes de poder sentirnos personas «espiritualmente avanzadas», así, entre comillas. La soberbia espiritual es la demostración de no haber trabajado la propia sombra y de quien sigue permitiendo que su ego (miedos, heridas, traumas) le sigan manejando la vida. Ya no podemos seguir victimizándonos más, se acabó. En dos días el Sol se une a Quirón y ya estamos sintiendo la necesidad de sanar todos nuestros cuerpos para poder dar un salto cuántico individual y social. La Era de Acuario no va a permitir egos que pretendan evolucionar solos, porque es en conjunto. Aferrarte a tus patrones y justificarte con que «sos así» no te ayuda en absoluto, todo lo contrario. 

El cambio es colectivo porque primero es individual. Saturno en Acuario trae esa gran enseñanza: responsabilizate de tu historia, de tu ego y de tu noción del tiempo y de la realidad, para poder formar parte de un colectivo que ascienda su frecuencia vibratoria.

El cambio de consciencia a la 5D es comprender que no sólo lo que veo es lo real. De hecho, que lo que podemos ver y tocar es sólo una ilusión, una de las tantas manifestaciones de la energía. No es lo real, porque lo real es lo que está bloqueado para nuestros sentidos tan dormidos, de baja vibración. Despertar tus sentidos es animarte a reconocer lo real en lo invisible: tu Alma, tu Yo Superior, los seres que te asisten, el Amor, otras dimensiones -no sólo las de consciencia-etc. 
No sos todo lo que tu mente te diga que sos, el gran desafío de ahora en más es desestructurar a tu ego, quitarle sus armas (el miedo y el control de la realidad), tomarlo como compañero y desaprender todo lo que aprendiste hasta ahora de lo que es la vida. Los eclipses en Géminis y Sagitario te van a ayudar a eso. 

Publicado el Deja un comentario

Saturno en Acuario

La Era de Acuario, marcada por la transición a la 5D de consciencia que está siendo global, está ingresando de la manos de los tránsitos astrológicos de los últimos meses.

Cuando Saturno y Plutón se unieron en enero iniciaron un ciclo marcado por la desestructuración, ruptura y transformación de las formas y la realidad como la conocemos. Saturno quería conservar el deber ser y el status quo, con sus normas, títulos y puestos directivos, y Plutón dijo que ya era hora de que todo eso, tan conservador, se transformara. Como Saturno tenía mucha fuerza porque esta conjunción se dió en su casa, Capricornio, empezó a mostrar resistencias: que no al aborto (generando grupos que no entendían en concepto de revolución y creaban movimientos que sostenían este status quo tan carente de valores igualitarios), que sí a los gobiernos de derecha -apoyando únicamente intereses empresarios que aumentan la brecha social y siguen dándole todo a los que más tienen-, que «no me quiero transformar naditas». Pero, aunque se resista todo lo que quiera, Plutón es más poderoso, siempre gana. Esto provocó tremenda ambición en muchos sectores y las correspondientes medidas desesperadas de aferrarse a lo que siempre fue igual, total «para qué cambiar si yo estoy muy bien». El egoísmo, la avaricia, la competencia, la ambición, el hambre de poder y de control, el abuso en todas sus formas, la rigidez, las estructuras arcaicas y las organizaciones políticas, económicas y sociales abusivas, tarde o temprano, van a tener que desaparecer. La realidad como la conocemos cambia, porque cambia lo externo -como respuesta a lo interno- y tenemos nuevas necesidades. 

Saturno ingresa este 22 de marzo a Acuario, otra de sus casas -es el co-regente junto a Urano- por lo cual sigue teniendo un poco de poder, pero lo hace por un breve período. Es como si se tomara unas vacaciones de tanta intensidad plutoniana, diciendo «bueno, si no pude sostener todo lo que quise allá, con todo este equipaje a medias voy a ver qué puedo construir -o sostener- en mi otra casa», pero, no le queda otra que volver en unos meses para buscar aquellas partes que tengan que seguir manteniéndose. A fin de año ingresará junto a Júpiter para quedarse y esto muestra energías bastante opuestas, pero que buscarán conciliar: Júpiter quiere expandir la libertad y fraternidad acuarianas, fronteras, educación, cultura y leyes igualitarias, y Saturno quiere poner límites, restringir lo que se le puede ir de las manos, estructurar para poder controlar la materia.

Este inicio -llamado «La Gran Mutación»- es indicador de cambios mundiales marcados por los tránsitos y ciclos combinados de los planetas más pesados -sociales y transpersonales- del Sistema Solar. 

Cada cambio colectivo comienza primero siendo individual: lo que yo piense y exprese marca mi vibración. Como yo vibro, contagio y eso va formando al inconsciente colectivo del que todos formamos parte y que muchas personas pueden incluso percibir, si son muy sensitivas. Por eso, la frase clásica de que el cambio comienza por casa es tan acertada, sobretodo para este momento.

Saturno en Acuario va a estar todo el primer año acompañado de Júpiter, por lo cual no trabajará solo. Responderá a un Urano en Tauro que quiere derribar nuestros apegos, manera de (no) valorarnos, sistema de valores fijos, economía capitalista, y mucho más. Trabajarán a través de una cuadratura: Saturno querrá sostener los cambios que se van fijando y Urano querrá seguir moviendo las bases. Este aspecto, aire y tierra, lo fijo y lo que precisa cambiar, la estabilidad y seguridad contra la necesidad de mutación, puede provocar terremotos metafóricos y literales. No sería raro que la Tierra se volviera a manifestar, sacudiéndose, porque necesita seguir limpiándose de todos aquellos que siguen sin respetarla. No es mala, ninguno de estos cambios lo es, pasa que estamos constantemente siendo bombardeados por miedos-medios, inseguridades, apegos, ansias de control de nuestro ego, y otras tantas cosas que nos hacen creer que el movimiento y el cambio son malos. Claro, son malos para nuestras creencias de estabilidad, como si ésta significara que todo lo externo deba quedarse quieto y no ser un concepto que, como todo, debe sentirse por dentro.

Estos tres años serán de una búsqueda de fijar y sostener las movidas actuales, pero también de diálogo, comunicación colectiva, unión, esfuerzos y sacrificios en pos de un mundo mejor. Podrá renacer una nueva era espacial, habrá grandes cambios en cuanto a ideales políticos -más acordes a repartir las riquezas con mayor consciencia y menor diferencia social-, habrá nuevas obligaciones al respecto del trabajo internacional, comunicaciones, tecnología… Los medios masivos de vinculación como internet o redes sociales, por citar un ejemplo, podrán llegar a tener alguna limitación o restricción pero no será como una «quita de derechos», sino más bien puede ser que, por ejemplo, los medios tradicionales pierdan poder o que haya cosas que se le cedan al pueblo y se limite el uso para que sea para todos por igual, son ejemplos que se me ocurren solamente. La ciencia podrá tener relevancia, como también la astrología, cosa que ya hemos venido notando. Habrá mucha tela que cortar en este tránsito y poco a poco les iré hablando más de ello.

Lo más importante: estamos ingresando de manera más intensa a la Era de Acuario, lo que nos lleva a un despertar masivo de conciencia para ascender de nivel evolutivo y volver a la Tierra, a sanar al planeta después de todo el daño que le hemos estado haciendo. ¿No sentiste que estos días en aislamiento te tocaron fibras sensibles de cuidado y amor planetario? Gaia lo sabe, nos está ayudando a evolucionar. Esta cosa de ermitaños también nos ayuda a purificar nuestras energías y nuestros auras, para de este modo poder ser canales más claros de nuestro propósito y misión dentro de la humanidad, e incluso sirve para conectarnos con nuestro Yo Superior, ángeles, guías, acompañantes estelares y Maestros Ascendidos, para solicitarles ayuda y consultarles sobre nuestro camino a seguir.

Este ingreso inicia el retorno de Saturno de los nacidos entre 1991 y enero de 1994, la gran conjunción de Saturno en tránsito sobre el Saturno natal que marca el inicio de una nueva madurez. Si tienen dudas sobre su retorno de Saturno, les dejo este artículo y si quieren saber más, pueden solicitarme una sesión personal para hablar al respecto (y sobre mucho más también).

En YouTube les dejé un video sobre éste tránsito y todos los más fuertes de 2020, lo encuentran aquí.

Que sea un tránsito que nos ayude a sostener la bandera de la igualdad en todos los ámbitos.

Publicado el Deja un comentario

El Universo trabaja de maneras misteriosas.

Estamos al borde de la cornisa, casi a punto de caer.
De caer, o de saltar.
El Sol en el grado 29 de Piscis, Saturno en el grado 29 de Capricornio. 
El salto es inminente.
Se abren las puertas de una nueva estación, la conjunción Marte-Júpiter ya hace sentir la necesidad de actuar en grande dentro de un cambio mundial que se está haciendo notar de la manera más radical en la historia de la humanidad, desde el inicio del capitalismo.
La Era de Acuario cae poco a poco sobre nosotros y nos pide cambios individuales y colectivos, nos exige despertar la conciencia para salir de la ilusión de lo que llamamos realidad.
El mundo social se está desestructurando para que la Tierra sane. Ella está respirando de nuevo con tranquilidad, ¿han visto las maravillas de la naturaleza recuperarse a sí mismas gracias a nuestra ausencia en las calles?
Esto no es la realidad.
Estamos cambiando el paradigma del mundo como lo conocemos. Ya nada será igual después de esto, aunque lo neguemos con pánico, miedo, inseguridad e incertidumbre -lógicos- esto era necesario.
La crisis es oportunidad y el cambio ya no podía esperar.
Los sistemas políticos y económicos están decayendo y lo seguirán haciendo. 
Nadie se imagina viviendo sin dinero o sin propiedad privada, nadie se imagina en un mundo de igualdad porque no tenemos precedentes, o al menos no los recordamos. 
Vamos a recuperar nuestro poder, pero a costa de que la baja vibración del planeta se transmute de una buena vez.
El egoísmo, la ambición, el control, el deseo de poder, las emociones negativas, todo, poco a poco, se irá desvaneciendo.
Puede que pasen meses, años o una década, pero está pasando. Lo hicimos suceder. 
El despertar nos tocó a todos por igual, qué inteligente el Universo al mostrarnos que todo está conectado y se mueve de maneras misteriosas, que para despertar a un mayor porcentaje de la humanidad, era necesario parar.
Detenerse. Semáforo en rojo. Precaución. 
Cuando se ponga en verde, avanzaremos para ver todo con nuevos ojos.
Bienvenido si estás despertando.
Te estábamos esperando.

Publicado el Deja un comentario

Meditaciones de sanación mundial y personal.

Todos tenemos un cristal etérico dentro de nuestro corazón multidimensional, donde residen el Poder y la Vida. El Poder del Amor, que es igual a Vida. Se puede interpretar como el lugar donde se encuentra la Triple Llama Divina. Amor, Voluntad y Sabiduría.

El cristal es como el de la imagen, tal vez para otras personas sea de otra forma, puede ir mutando y transformándose a medida que la persona evoluciona en conciencia, o puede que siempre sea el mismo. Eso es muy personal.

Para el siguiente ejercicio, tendrás que imaginarte al cristal dentro de tu corazón.

Ejercicio 1:

-Imagina que el cristal se abre, como si tuviera puertas.

-Visualiza que enfrente tuyo, a la altura de tu corazón, se encuentra la Tierra, en un tamaño que quepa en tus manos. Está llena de edificios, contaminación, abusos, emociones negativas, lo que crea una atmósfera gris que la cubre entera.

-De tu cristal del corazón, ya abierto, sale energía en forma de neblina blanca. Es la niebla de Avalon. Cubre a todo el planeta con una confusión más grata que la actual, porque no todos los humanos serán capaces de poder soportar y sostener la energía que puede aparecer frente a sus ojos, puede ser shockeante. Entonces la niebla es protectora, para que no nos asustemos de ver a tantos seres divinos, celestiales y cósmicos asistiéndonos. 

-Poco a poco, esa neblina se disipa y transforma en energía luminosa de colores blanco, verde, dorado y violeta. Puedes imaginar un color a la vez, mutando al siguiente, o todos juntos en diferentes capas. Su función es limpiar, purificar, sanar, proteger y transmutar.

-El planeta absorbe todas esas energías, lo sigues sosteniendo en tus manos. Gaia comienza a desperezarse y sonreír, iluminada. Los animales, las plantas, los minerales, todo en el planeta sonríe y agradece. La Tierra se llena de color, luz y calor. Reverdece.

-Ya es una Nueva Tierra cubierta, hecha por, a través de y para el Amor únicamente. Es una Tierra en 5D que superó la ilusión (matrix) de la 3D y trascendió a través del puente dimensional 4D.

-Toda la humanidad siente el cambio y el amor en el corazón, y quienes se resisten al cambio amoroso porque creen que no les conviene, quienes se frustran y sienten odiosos, sencillamente se esfuman o transmutan su energía. La baja vibración del ego ya no puede ser soportada y se destruye.

-Has creado una Nueva Tierra, siendo partícipe de ella. 

-Dejala delante tuyo para que se vaya agrandando y expandiendo, hasta cubrir las dimensiones reales del planeta. Las rejillas energéticas sabrán qué hacer y ajustarán el cambio vibracional a la actualidad del planeta. Se asienta.

-Siéntete siendo parte del cambio.

-Cierra el cristal de tu corazón multidimensional, y cúbrelo de amor.

-Ahora tú también eres parte del cambio, de la Nueva Tierra. Ve en paz, sonríe y sé amor. Nada más requieres para ser feliz en este nuevo nivel de consciencia y existencia.

-Que así sea, y así es.

 

Ejercicio 2:

-Imagina esto mismo que hiciste con la Tierra, pero con tu Yo en miniatura. 
-Cubre todos tus cuerpos con esa energía que sale del cristal en el centro de tu corazón multidimensional.
-Expándelo sobre tu cuerpo físico para que te cubra como una nueva piel protectora, energética.
-Sanarás. Si haces esto seguido, tu energía comenzará a adaptarse a la nueva frecuencia vibratoria y la sanación se hará más rápidamente y de manera placentera.

-Por favor, considera que esto no suplanta ningún tipo de medicina, sino que es un ejercicio complementario.

Ejercicio 3:

Sanación y energetización.

-Abre el cristal dentro de tu corazón multidimensional.

-Desde allí, se desprende una cantidad ilimitada de cristales transparentes etéricos con forma de MerKaBa y otras geometrías sagradas, que comienza a desparramarse por todo tus cuerpos físico, emocional, mental y áurico. 

-Se concentran en mayor cantidad en las zonas de dolor o enfermedad.

-Todos tus cuerpos se energizan y cada célula ahora es transparente, tu ADN cambia y en lugar de dos hebras tiene doce. Comienzas a sentir cómo se eleva la energía a medida que subes de vibración.

-Ahora todo tu cuerpo físico es transparente, lleno de energía de cristales que contienen todo el potencial de luz, sanación, limpieza y transmutación. 

-Permitite estar allí.

-Cierra el cristal y descansa.

-Todos tus cuerpos estarán energetizados y en proceso de ascensión vibracional ahora.

-Durante los próximos días ingiere mucho agua e intenta comer lo más sano y liviano posible. La activación se ha iniciado.

Merlín, 19 de marzo 2020 a través de quien escribe, Alejandra Modarelli.

Publicado el Deja un comentario

Compartí tu medicina.

¿Viste cómo la Tierra demuestra sus cambios en la superficie cuando, por unos pocos días, le damos un respiro?
Así como aparecen cardúmenes y cisnes en Venecia o el aire de repente se siente menos sucio sin los humanos contaminando día y noche, se puede sentir tu mente si dejás de abrumarla con miedos.

No, no te digo que de repente tenés que dejar de sentir miedo o emociones negativas, sino que mantenerte en ese círculo vicioso de miedo-alerta-inseguridad únicamente aumenta tus niveles de estrés. Si la Tierra pudo sacudirnos de encima un rato para sanar, entonces vos tenés la capacidad para sacudirte la energía que baja tu vibración. Te propongo algo: dejemos de usar las palabras «crisis» y «caos» por un rato, para que tu mente se relaje. El ego las tiene incorporadas como palabras ante las cuales alertarse, así que, mientras tratamos de cambiar nuestra perspectiva al respecto -para entender que hablan de oportunidades creativas-, usemos la palabra «despertar». Al fin y al cabo, eso es lo que es. 

La Tierra está desperezándose, sacudiéndose lo que la intoxica, lo que la daña. Y esos somos nosotros con nuestro egoísmo, capitalismo, contaminación, falta de consciencia. Si nosotros no elegimos despertar, la Tierra lo hace.  ¿No te pasaba que de chica no entendías cosas -o hacías como que no entendías- hasta que alguno de tus papás ponía el grito en el cielo? Gaia, el espíritu del planeta, está haciendo lo mismo. Se cansó de que no la escucháramos.

Y todo esto no es desesperanza, al contrario: llegó la hora de hacerte cargo de tu misión, de tu propósito en esta vida. No importa la edad de tu cuerpo, lo que importa es lo que tu Alma te grita a través de lo que amás hacer. Porque es este el momento indicado, porque Gaia nos precisa haciendo lo que amamos porque con amor la ayudamos a sanar. Porque si seguimos nuestro camino, estamos más felices, menos quejosos, observamos todo con otra visión. Nos amamos más entre todos y nos impulsamos a sanar.

Por favor, compartí tu medicina. No importa si es arte, terapia, números, leyes. Tu medicina es lo que tu Alma te demuestra que ama hacer porque te hace vibrar, hace que tu corazón se exalte de alegría. Compartila sin vergüenza ni inseguridad (nadie lo sabe todo ni es el mejor en lo que hace, creéme, hay público para todo el mundo) y si sentís demasiado temor, trabajá tu sombra en terapia psicológica. La psicología no es para los «locos», a menos que la locura signifique querer desear un mundo mejor. Si todos los humanos nos responsabilizáramos de nuestra propia oscuridad, la Tierra estaría mucho menos dolida.

De nuevo: por favor, compartí tu medicina. Alguien busca eso que vos tenés y que podés ofrecer. Y alguien quiere dar lo que estás buscando. Es el momento para que los trabajadores de la Luz salgan de sus escondites y se animen a dar lo que son, a convertirse en su propio Quirón: aquel que crea una Nueva Tierra.

Publicado el Deja un comentario

Retomar la conexión emocional.

Históricamente, se nos ha mantenido alejados de nuestras emociones porque a través de ellas podemos comprender muchas cosas. 

Nuestras emociones nos conectan con nuestro cuerpo espiritual, y nos permiten ir alineándonos con él, reconociendo nuestra verdadera esencia como consciencia, como parte del Gran Espíritu que Todo lo Es.

Cuando le tememos a nuestras emociones, permitimos que funcione el programa de limitación que nos mantiene atrapados en una ilusión mental de la realidad. Como humanos, cuando descubrimos las capacidades de nuestro cerebro, comenzamos a adorarlo, insuflándole funciones meramente mentales. Pero el verdadero cerebro de nuestro funcionamiento vital se encuentra en el corazón. Es allí donde radica toda nuestra sabiduría y la verdadera conexión con el cosmos y nuestro Yo Superior: a través de lo que sentimos.

Tenemos que dejar de adorar a la inteligencia mental como indicador de evolución. El coeficiente intelectual no muestra que un ser humano sea evolucionado, simplemente es inteligente, puede utilizar mayor capacidad cerebral. La real inteligencia es la inteligencia emocional, que no es un juego de palabras bonito solamente, sino que indica cuán abiertos somos a adaptarnos a los estímulos que recibimos del exterior y trabajar con ellos sintiendo en lugar de etiquetarlos y discriminarlos mentalmente. Nos ayuda a comprender nuestras emociones y, por ende, las de los demás. Sí, claro que el proceso de alguna forma u otra termina entendiéndose con la mente…

Todo el planeta se encuentra, desde hace años, inmerso en una expansión de realidades y cada vez tenemos más acceso a nuevas dimensiones. El salto cuántico que se nos pide desde la 3D es saber utilizar la 4D para pasar a la 5D. Esto es: vivir en la Tierra pero darnos cuenta de que ésta no es la única realidad. A través de meditaciones y sueños podemos acceder a la 4D, que tiene muchos niveles (los más bajos son donde tenemos pesadillas por ejemplo) y desde allí comprendemos la velocidad con la que se manejan las cosas allí. Todo va y viene velozmente, como ideas que van volando de un lado a otro. En 4D se comprende mejor a la astrología (que es una herramienta de 6D). Y la 5D, es la dimensión del amor, donde nos deberíamos ubicar con el sentimiento, para dejar de temer a todo lo que tememos en 3D y 4D. La 5D nos enseña que el amor y la luz son lo único que existe cuando vivimos desde el corazón.

Ojo, esto no siginifica que neguemos la oscuridad: sencillamente elegimos pararnos desde la Luz una vez que hemos comprendido que todo tiene su polaridad. Es nuestro libre albedrío lo que nos permite elegir. La oscuridad es tan necesaria para la evolución como la luz. Una planta realiza su fotosíntesis gracias a la luz del Sol pero sus raíces necesitan la oscuridad de la tierra húmeda para poder desarrollarse. Los humanos somos iguales, a veces precisamos momentos de retiro y de silencio para dejar crecer nuestras raíces que determinarán nuestras bases de acción, compromisos, relaciones, etc.

Para poder penetrar en otras realidades, primero debemos explorar nuestra realidad en profundidad. Tenemos que animarnos a viajar por la carretera emocional porque el cuerpo se expresa a través de las emociones. ¡Poder sentir es un don, una experiencia única!

Hay un gran trabajo que es abrirnos a todas las emociones que mantuvimos ocultas durante años, permitir que resurjan los recuerdos mas difíciles para reconocer lo que sentimos en ese momento y dejarlo ir. No sentirnos culpables pero sí co-creadores de una realidad que fue necesaria para poder dar el siguiente paso.

Todos creemos que sabemos quiénes somos. Tenemos historias basadas en lo que recordamos de nuestra infancia. Pero no recordamos las vastas existencias paralelas que tenemos al mismo tiempo, porque nuestro cuerpo emocional no puede comprender ese tipo de recuerdos. Gran parte de los recuerdos bloqueados, se vinculan con la sexualidad. Algo que nos prohibieron y marcaron como tabú por siglos, es una llave de nuestro poder de conexión cósmico. 

Mientras vayamos reconectando con nuestro cuerpo emocional, irán resurgiendo recuerdos escondidos y enseñanzas que olvidamos. ¿El secreto para hacer un trabajo interno rápido -el mundo nos necesita despiertos- y funcional? Ser neutrales y no juzgar ningún acontecimiento ni a las personas involucradas. Tremenda tarea.

Que tu conexión con tus emociones y sentimientos te abra un nuevo camino lleno de amor y crecimiento.

Inspiración para el post: «Mensajeros del Alba», de Barbara Marciniak.

Publicado el Deja un comentario

Luna nueva en Acuario.

El 24 de enero a las 18:42hs (hora Uruguay/Argentina) en el grado 4°21′ de Acuario, se perfecciona la Luna nueva en Acuario.

Nunca está de más recordar que las Lunas nuevas marcan una apertura, representan energía de inicios y es por eso que son momentos para sembrar intenciones (y porqué no, semillas de verdad).

Cada Luna nueva es diferente, no sólo porque se da bajo determinado signo lunar, sino porque en cada evento, los aspectos varían y «tiñen» a la Luna nueva con otra energía. 

Esta lunación en especial es muy acuariana no sólo porque el Sol y la Luna se encuentran juntos allí, sino también por la presencia de Mercurio y la cuadratura que las luminarias hacen a Urano en Tauro. También están en sextil a Quirón en Aries. Otra cuadratura importante es la que se da entre Venus y Neptuno en Piscis y Marte en Sagitario.

Entonces, ¿para qué es buena esta Luna nueva y qué podemos intencionar?

Primero, recordemos la energía más alta de Acuario: despertar de conciencia, tecnología a favor de la humanidad, movimientos y revoluciones colectivas, conocimiento universal, apertura mental, sabiduría cósmica, información de las estrellas. Es el signo del «todos para uno y uno para todos» que nos ayuda a comprender que todos somos lo mismo y que las diferencias son, como bien lo sabe este signo, una necesidad del ego para distinguirse del resto, para sentirse especial. Cuando superan esta necesidad, realmente se les nota que son algo extraterrestres. En Acuario podemos encontrar maestros que dan todo su conocimiento sin limitaciones, astronautas que desean conocer la frontera final del universo, personas hambrientas de sabiduría y con mucho genio, con capacidad de generar nuevas ideas…pero a veces les puede faltar la fuerza o el dinamismo para llevarlas a cabo, porque son todo mente y les cuesta bajar a la tierra. Viven en el cosmos, siempre pensando en qué hay más allá.

Esta Luna nueva nos ayuda a abrir los ojos a la nueva realidad que se está desarrollando en nuestra vida y a la que podemos ir creando en lugar de seguir resistiendo a los cambios que nos propone. Primero que nada se trata de ABRAZAR EL CAMBIO.

Segundo, y no menos importante: hacernos cargo de nuestras limitaciones, porque reconocerlas es el primer paso para expandir conciencia, para trabajar en nosotros mismos.

Entre todos los aspectos, podríamos deducir que las intenciones serían:

-Despertar tu conciencia
-Permitirte el cambio
-Romper patrones limitantes
-Animarte a reconocerte creativa
-Compartir lo que amás con el mundo
-Probar nuevas terapias de sanación 
-Comprometerte con tus procesos internos
-¡Aprender astrología! ¿Por qué no?
-Mostrar lo que te hace especial como marca distintiva
-Cambiar de actitud en cuanto a apegos e ideas estancadas
-Acercarte a nuevas herramientas de tecnología de conciencia
-Crear y gestar las ideas que te lleven a reconocer y compartir tu talento
-Dejar de ponerte trabas en el camino porque le temés al cambio
-Sacudir las ideas románticas e idealizaciones de tu cabeza: la realidad puede ser mucho más apasionante y fogosa
-Ver la verdad de las situaciones y personas con las que sentís tensiones: son tu reflejo
-Dejar de querer tener la razón para poder experimentar otras perspectivas
-Abrirte a recibir el cambio en la zona Acuario de tu carta natal

Otro asunto con Acuario es que es un signo regido por un planeta transpersonal (moderno) que es Urano. Y Urano nos hace conectar con nuestro propio sentido de lo transpersonal y de lo cósmico. Para aclarar esto, les comparto un párrafo de Alejandro Jodorowsky que modifiqué un poco y que me parece sumamente acuariano:

«Todas las vías del desarrollo personal parten del ego (Yo personal), pasan por el Yo Transpersonal y desembocan en el Yo Superior o Esencial, que es la instancia interna que vive en Unidad, conectada al Logos Cósmico, Mente Universal, dios, como quieran llamarlo.

Las cuatro energías (cuerpo, líbido, centro emocional e intelecto) se manifiestan en el ego y en el Yo Transpersonal: todos tenemos necesidades, deseos, sentimientos y pensamientos personales; pero también podemos cultivar necesidades, deseos, sentimientos y pensamientos transpersonales que -superando la esfera del egoísmo limitado- engloben no sólo al individuo suno también al grupo, colectivo o humanidad entera. (…) El Yo personal dice «yo» y el Yo Transpersonal dice «nosotros».

El Yo Transpersonal se origina al descubrir el Inconsciente colectivo, y supera el sentido infantil del «todo para mí», pasando al altruismo adulto del «nada para mí que no sea para todos». El Yo Transpersonal considera que todo lo que disfruta la humanidad procede del Universo y pasa por mí para ser transmitido. De un primer estado «sólido» y personal, blindado por fronteras y protegido con cerrojos, se pasa al estado de canal. (…)

Al final, el Yo Transpersonal llega a un punto en que se da cuenta de sus límites: «Yo no soy nada, yo no puedo nada, yo no sé nada». Es entonces cuando se reencuentra con su origen, el Uno Mismo, que dice: «Yo Soy Todo, Yo puedo Todo, Yo sé Todo». En este centro unitario total, no existe la vejez: lo único que hay es una eterna juventud. Nada de ignorancia: es la sabiduría total. Nada de carencias: es la abundancia total. Nada de individualismo: es la totalidad unida.

Algunas personas, al aproximarse a este estado, cristalizan una nueva ilusión individual sobre el centro universal. Caen en la trampa del ego divinizado y se imaginan ser los «elegidos» o depositarios exclusivos de la Conciencia unificada, que en realidad es un tesoro universal. Es así como se crean ciertas desviaciones: santos, gurús, maestros ególatras, etc.

El Ser esencial no es privilegio de nadie, sino un bien de todos. (…)


Cuando una persona llega a disolverse en el Ser esencial, se produce la Transfiguración. Su carne pierde el peso del sufrimiento, sus emociones se hacen sublimes, sus ideas son fluidas y sus deseos le otorgan la alegría de vivir. (…)

Cuando este estado se hace permanente, el Ser esencial se pliega en torno a la personalidad sosteniendo los egos personal y transpersonal: «ESTA PERSONA QUE LLEVA MI NOMBRE EXISTE, ESTA PERSONA QUE LLEVA MI NOMBRE VA A MORIR, PERO EN EL FONDO, ESTA PERSONA QUE LLEVA MI NOMBRE Y QUE ES MORTAL, ES UNA ILUSIÓN.» «

Publicado el Deja un comentario

Sol en Acuario cuadratura Urano en Tauro

Acuario y su regente, Urano, representan al despertar de conciencia.
Para comprender qué es un despertar de conciencia, hay que distinguir entre Consciencia y conciencia.
La Consciencia es la materia del Universo de la que también estamos hechos. Podríamos definirla incluso como el campo cuántico o «dios». Es inteligencia, no sólo materia. Es energía viva, la Mente Cósmica.
Por otro lado, la conciencia, y cito a Enric Corbera: «es conocer que lo que soy y vivo está en mi Consciencia». Eso es hacerse conciente, es abrir los ojos a todo lo programado en mi Consciencia a través de mi familia, sociedad, cultura, e incluso el planeta y universo en los que habito.
La cuadratura entre el Sol en Acuario y Urano en Tauro del 23 de enero es una tensión representada por todo lo que estamos comenzando a ver (patrones de mi familia, cosas que traigo del árbol genealógico, creencias que ya no me sirven, dinámicas nocivas, etc) y lo que puede resistirse a ser iluminado, pero que de todos modos se está rompiendo. Es más: puede ser que uno mismo niegue los cambios que están sucediendo dentro y que al negarlos, se provoquen fuera para «despertar». 
El «venir desde afuera», significa que, por ejemplo, alguien puede representar a Urano agarrándote de los hombros mientras te sacude y te grita: «¡Despertá o puede ser demasiado tarde! ¡Liberate de una vez! ¡Existe otra realidad, otra manera de hacer las cosas!» De qué nos tenemos que liberar dependerá de las casas Acuario y Tauro de la carta natal y de las posiciones natales del Sol y Urano. Aunque podríamos sentirlo con tanta urgencia que ya sabemos qué es…
Otra perspectiva de esta cuadratura es que nos hable directamente sobre nuestra valoración: si te querés, vas a hacer el trabajo que te toca, vas a dejar de idealizar y bajar a la realidad, vas a quererte vos en lugar de esperar que un otro te quiera para enseñarte lo que es el amor y vas a hacer los cambios necesarios para cuidarte, poner sanos límites, etc. Amor propio primero.
Y hablando de amor propio, el planeta que lo rige (Venus) desde Piscis contacta en sextil a Júpiter en Capricornio: ¿estás siguiendo tu deseo del alma? ¿Estás haciendo algo para manifestar tu crecimiento? ¿Y para conectar con tu espiritualidad? Es un aspecto suuuper afortunado para relaciones amorosas y laborales, así también como para crear un plan de acción, u organizar un emprendimiento/proyecto.
Al final de este año, Júpiter y Saturno se moverán juntos a Acuario y desde allí van a seguir ayudándonos a derribar estructuras pero ya mucho, pero mucho más concientes de lo que estamos haciendo y de hecho más inmersos en la nueva era (si hablamos de eras en tiempos astrológicos, estamos en transición saliendo de Piscis e ingresando a Acuario, que astronómicamente sería alrededor del año 2650)
Que les sea de  provecho.