Publicado el Deja un comentario

Despertar la pineal.

La glándula pineal es una glándula endocrina -vinculada con las hormonas- ubicada dentro del cerebro, que regula nuestros ritmos circadianos (patrón sueño-vigilia).

Sus funciones incluyen la secreción de melatonina -hormona que causa el sueño-, regular algunas funciones endocrinas y convertir señales de sistema nervioso en señales para el sistema endocrino. Controla el deseo sexual, hambre, sed y el famoso reloj biológico.

Pero representa mucho más, porque se vincula al despertar espiritual.
Nuestros cuerpos sutiles y el físico la utilizan de «puente», de conector. El tercer ojo se despierta a medida que trabajamos con ella, y es capaz de generar una conciencia superior en el ser humano, nos enlaza con todo el mundo metafísico, más allá de lo que podemos ver. Suele activarse durante meditaciones y visualizaciones, por lo cual mi primera sugerencia es, que cada vez que vayan a meditar lo hagan a oscuras pero no totalmente: algunas velas o velador tienen que estar encendidos -sobretodo para no dormirse-.

Aprender a vincularnos con ella, tan sencillo como pedirle que se encienda cuando lo deseamos, nos permite ir alcanzando nuevos niveles de consciencia.

Culturas ancestrales se vinculaban con «otros mundos» a través del sexto chakra, el del tercer ojo, cuya conexión con la pineal parece indudable. Sin embargo, no es asunto de un día y ya, sino que es una herramienta de consciencia, y como tal, hay que utilizarla con sabiduría.

Primero debés trabajar tus chakras inferiores, los que te conectan con la tierra: el primero y el segundo. Luego, ir ascendiendo en orden hasta llegar al sexto. ¿Por qué? Porque pretender un despertar espiritual cuando ni siquiera somos capaces de estar en el presente sin sentir ansiedad por el futuro, alimentándonos de forma poco saludable, sintiendo «ganas de huir», y olvidando de cuidar a nuestro cuerpo, será contraproducente y nos provocará sensaciones no muy agradables.

Entre otras cosas, al despertar tu pineal:
-Tu humor está más alegre y optimista
-Tu creatividad se libera o potencia
-Disminuye tu estrés
-Desarrollás facultades extrasensoriales
-Expandís tu consciencia

Tips para activarla son:
-Golpear con dos dedos tu zona del tercer ojo, lo que genera una vibración que llega a ella
-Hacer yoga
-Atender tu respiración
-Meditar al menos una vez al día
-Cantar
-Eliminar lo más que puedas la cafeína, azúcares, el estrés, mercurio y flúor
-Consumir alimentos con vitaminas K1 y K2

Publicado el Deja un comentario

Compartí tu medicina.

¿Viste cómo la Tierra demuestra sus cambios en la superficie cuando, por unos pocos días, le damos un respiro?
Así como aparecen cardúmenes y cisnes en Venecia o el aire de repente se siente menos sucio sin los humanos contaminando día y noche, se puede sentir tu mente si dejás de abrumarla con miedos.

No, no te digo que de repente tenés que dejar de sentir miedo o emociones negativas, sino que mantenerte en ese círculo vicioso de miedo-alerta-inseguridad únicamente aumenta tus niveles de estrés. Si la Tierra pudo sacudirnos de encima un rato para sanar, entonces vos tenés la capacidad para sacudirte la energía que baja tu vibración. Te propongo algo: dejemos de usar las palabras «crisis» y «caos» por un rato, para que tu mente se relaje. El ego las tiene incorporadas como palabras ante las cuales alertarse, así que, mientras tratamos de cambiar nuestra perspectiva al respecto -para entender que hablan de oportunidades creativas-, usemos la palabra «despertar». Al fin y al cabo, eso es lo que es. 

La Tierra está desperezándose, sacudiéndose lo que la intoxica, lo que la daña. Y esos somos nosotros con nuestro egoísmo, capitalismo, contaminación, falta de consciencia. Si nosotros no elegimos despertar, la Tierra lo hace.  ¿No te pasaba que de chica no entendías cosas -o hacías como que no entendías- hasta que alguno de tus papás ponía el grito en el cielo? Gaia, el espíritu del planeta, está haciendo lo mismo. Se cansó de que no la escucháramos.

Y todo esto no es desesperanza, al contrario: llegó la hora de hacerte cargo de tu misión, de tu propósito en esta vida. No importa la edad de tu cuerpo, lo que importa es lo que tu Alma te grita a través de lo que amás hacer. Porque es este el momento indicado, porque Gaia nos precisa haciendo lo que amamos porque con amor la ayudamos a sanar. Porque si seguimos nuestro camino, estamos más felices, menos quejosos, observamos todo con otra visión. Nos amamos más entre todos y nos impulsamos a sanar.

Por favor, compartí tu medicina. No importa si es arte, terapia, números, leyes. Tu medicina es lo que tu Alma te demuestra que ama hacer porque te hace vibrar, hace que tu corazón se exalte de alegría. Compartila sin vergüenza ni inseguridad (nadie lo sabe todo ni es el mejor en lo que hace, creéme, hay público para todo el mundo) y si sentís demasiado temor, trabajá tu sombra en terapia psicológica. La psicología no es para los «locos», a menos que la locura signifique querer desear un mundo mejor. Si todos los humanos nos responsabilizáramos de nuestra propia oscuridad, la Tierra estaría mucho menos dolida.

De nuevo: por favor, compartí tu medicina. Alguien busca eso que vos tenés y que podés ofrecer. Y alguien quiere dar lo que estás buscando. Es el momento para que los trabajadores de la Luz salgan de sus escondites y se animen a dar lo que son, a convertirse en su propio Quirón: aquel que crea una Nueva Tierra.

Publicado el Deja un comentario

Luna nueva en Piscis

A las 12:31hs (Uruguay/Argentina) del domingo 23, se perfecciona la Luna nueva en Piscis.

Este evento cierra el calendario lunar que se reabrirá el 24 de marzo con la Luna nueva en Aries, y nos encontrará con un ánimo energético muy distinto al actual.
Piscis representa las aguas uterinas, la no división del espacio-tiempo, la fusión con el todo que hace que nos sintamos uno con la Madre Divina. Es la paciencia de la gestación, la pausa previa a la acción, la emoción en su totalidad, la profundidad del cosmos interno y externo, el latido del Universo. 

Hay muchos aspectos fuertes al momento de la Luna nueva, y la energía está muy marcada por la presencia de Mercurio retro en conjunción: acá lo único válido es sentir. Todo lo que pienses o intentes racionalizar será en vano porque serán suposiciones, negaciones, idealizaciones. No tendrás el panorama completo y seguro que es así porque se te pide re-aprender a sentir, y dejar de idolatrar a la mente y a la inteligencia como si fueran medidores de valor. Lo que realmente nos importa es sentir amor, experimentarlo, dejarlo entrar, reconocer que su presencia es más importante que cualquier trabajo mental. No sos más inteligente por ser más analítico o por saber más, la inteligencia se mide en la capacidad que tenés de reconocer al amor en todas sus formas y de aceptarlo sin buscarle el defecto. 

Preguntas para guiarte en tu lista de intenciones:
-¿Qué estoy buscando gestar en mi vida?
-¿Cuán creativa me siento? ¿Le doy espacio a la creatividad para que aparezca u ocupo todo mi tiempo en quejarme, en «hacer» y no me permito «ser»?
-¿Le doy la razón a todos mis miedos para no salir de mi zona de confort y quedarme siempre aislada del mundo?
-¿A qué le temo? ¿Por qué? ¿Mamá vivió algo que le pudo haber despertado un temor similar cuando estaba embarazada de mí?
-¿Qué límites le pongo al amor? ¿Le permito el libre fluir en mi vida?
-¿Qué es para mí «fluir»‘
-¿Qué necesito soltar en mi vida y no me estuve dando cuenta?
-¿Fuerzo sentir claridad o me permito estar perdida cuando todo está confuso? 

En Piscis nos fundimos con el inconsciente colectivo. Sentimos cosas que no son nuestras, empatizamos tanto que sentimos al dolor ajeno en nuestra propia piel, absorbemos energía ajena como una esponja (y por eso quienes tienen a Piscis fuerte deben aprender a protegerse energéticamente). Piscis sube y baja la información del inconsciente al consciente, nos duerme el ego y nos despierta el espíritu. Nos marca las cosas importantes, nos hace eliminar las superfluas. Nos saca de la mente y nos lleva al corazón, a algo superior, a la sabiduría divina. Nos hace rendirnos como entrega y no como renuncia.

Está bien sentirte de la manera en que te estés sintiendo, aunque no debe convertirse en una excusa para no hacer nada. Mercurio retro en Piscis nos pide pausa, paciencia como El Colgado del tarot, espera pasiva, inacción. La revisión y la reestructuración irán siendo parte paso a paso.

No es necesario forzarte a actuar si no tenés fuerza, ganas, energía. Pero así como Mercurio, todo pasa. Volverá a estar directo y vos volverás a tener claridad. No te dejes hundir en la tristeza sin esperanza. Porque Piscis es el signo que diluye lo que nos estanca, que acuna y materna desde lo emocional, y también es el signo de los milagros. La esperanza no debe ser ciega, pero si la sentís, si de verdad la sentís en el fondo de tu pecho, seguro que está en lo cierto.

Que tengan una Luna nueva llena de amor.

Publicado el Deja un comentario

Temporada Acuario: cuestionálo todo.

Como humanidad, estamos muy acostumbrados a seguir reglas sin siquiera preguntarnos porqué están ahí, desde hace cuánto y si siguen siendo funcionales a la sociedad actual. Cuando Urano ingresó a Tauro, nos mostró que es necesaria una revolución en cuanto a estándares de belleza: todos somos bellos en nuestro potencial, no tenemos porqué seguir un molde. Urano llegó para romperlos.

Con la conjunción Saturno-Plutón en temporada de eclipses Cáncer-Capricornio, se nos insta -aún- a responsabilizarnos por esas normas que defendíamos sólo por mantenernos seguros y en una zona cómoda completamente incómoda; se nos pide romper y transformar lo que nos ata a conceptos patriarcales y arcaicos para crear en la realidad una nueva era. 

Ahora, en temporada acuariana y a días de una Luna llena en el signo opuesto, Leo, se ilumina la información del inconsciente que nos hace caer en la realidad de la cantidad de conceptos, creencias y reglas que sosteníamos sin cuestionar.

«Mamá se casó joven así que yo también tengo que casarme y antes de los 30». «Si no termino la facultad, tengo título y pareja, es que soy un fracaso», «Si no tengo hijes no voy a realizarme nunca como ser humano», y así miles de ejemplos, cada cual conocerá los propios. 
¿Qué estamos haciendo repitiendo los patrones de nuestros ancestros en lugar de crear la vida que nosotros realmente deseamos? Repetimos porque no cuestionamos, porque es inconsciente y cuestionarse y hacer trabajo interno es doloroso. 

La verdad es que lo doloroso es la resistencia a conectar con la profundidad de lo que sentimos. Porque una vez que nos abrimos a nuestra propia profundidad, una vez que dimos el primer paso, comenzamos a desmitificar un montón de creencias: «No hay que mirar en la herida/lo tabú/la oscuridad porque duele/está prohibido y serás castigado/es malo». 

Cuestionáte todo. Desde la cantidad de basura que desechás por día, pasando por las parejas que has elegido hasta cada suceso creado en tu infancia para tu aprendizaje, duela lo que duela. No podés seguir sosteniendo una personalidad que evita el contacto con el vacío que tanto anhela: nos atormenta el recuerdo de unidad con el Todo en aguas uterinas pero nos aterra la idea de conectar con el vacío, porque no sabemos estar con nosotros mismos, porque creemos que algo o alguien más siempre nos tiene que llenar.

Cuestionáte porqué hacés todo lo que hacés y si aún tiene sentido para vos.  Creá tu vida en lugar de responder a lo que otros han querido -consciente o inconscientemente-que hagas con ella.

Publicado el Deja un comentario

Crear una vida con significado

A medida que vamos creciendo y nos vamos conociendo, nos vamos despertando. Pero no siempre es así, hay gente que vive toda su vida dormida a la idea de que hay algo más, de que no todo es lo que hay, o es reticente a despertarse porque eso la llevaría a tomar muchísimas decisiones casi siempre radicales y dolorosas.

Despertar no es sencillo, pero es la clave para crear y vivir una vida llena de significado.

¿A qué me refiero con despertar?

Despertar es darse cuenta que la realidad material no es todo, que tenemos un propósito y que para ser felices, debemos llenar nuestros vacíos con significado y no con cosas que lo aparentan tener.

Vivimos en una sociedad que nos abruma con publicidad y fantasías, que nos sugiere que la felicidad se encuentra en autos, maquillajes, ropa y comida chatarra, que nos obliga a buscar la perfección para ser valiosos y queridos, que nos hace creer que para ser merecedores de la abundancia, tenemos que gastar lo que ni siquiera ganamos. Tenemos que «tener», tenemos que hacer dinero, tenemos que tener un buen puesto laboral, tenemos que formar una familia tipo, tenemos, tenemos, tenemos…. Los medios nos imponen una cantidad interminable de «tenés que» que llenan el vacío existencial de ni siquiera saber por qué o para qué estamos vivos.

Para la sociedad de consumo nacemos para cumplir un rol, un estereotipo y seguir las reglas como robots de las peores películas de ciencia ficción. Debemos respetar y perseguir el status quo, ser perfectos, lindos, comprarnos el último celular y ni hablemos de cómo nos vestimos…

Despertar es abrir los ojos a que todo es una mentira, a que no queremos ser lo que nos dijeron que debemos ser, que la perfección es un imposible para la cualidad humana, que los objetos no tienen significado per se, sino que se lo damos nosotros y que, principalmente, escuchar  y lidiar con nuestros vacíos, miedos e inseguridades es nuestra responsabilidad y nadie más que nosotros es capaz de hacernos felices.

La búsqueda continua de satisfacción jamás llegará a su término porque somos seres naturalmente insatisfechos, porque no nos enseñaron a escucharnos, a conectar con nuestros verdaderos deseos, a intuir, a sentir. Nos enseñaron que las cosas o están bien o están mal, que los fracasos son malos y que ser lindo y delgado es bueno, nos enseñaron a sumar y a ocultar nuestras emociones, a meter nuestros defectos bajo la alfombra y a comprarnos lo que nos quieran vender. Nos enseñaron, prácticamente, a meter en una bolsa de basura nuestra humanidad y a renegar de cualquier cosa que sea aparentemente espiritual, porque eso es de chantas.

No nos enseñaron a ser empáticos, a escuchar y a escucharnos, a creer en lo invisible, a salir de la «matrix». No nos enseñaron que somos perfectos y merecedores tal cual somos, que nuestros defectos no son tales, sino que son parte de nuestro Ser y que la vida es un viaje lleno de aprendizajes, procesos, evaluaciones y ciclos. ¡No nos enseñaron a respetar nuestros ciclos! Nos enseñaron de tabúes, de cosas que dan vergüenza, de las cosas que no se habla y de que hay que respetar a la Iglesia. Nos enseñaron que nos tenemos que callar.

Despertar es hacerse cargo de todo eso y tirarlo a la basura. Despertar es saber que tenemos el suficiente poder como para darle miedo a los medios, a la iglesia, al capitalismo, a las normas y a los tabúes sociales.

Despertar es darse cuenta un día, que la mitad de las cosas materiales que tenemos, no nos dan satisfacción y ni siquiera cumplen su rol. Es eliminar, tirar y regalar lo que no nos sirve, que le servirá a alguien más. Es estar a punto de comprar algo nuevo y preguntarse «¿Esto le añadirá valor a mi vida?» y si no lo hace, simplemente dejarlo en la estantería.

Despertar es poner límites para que nadie, nunca más, nos pase por encima. Y es aprender a liberarse de todas las ataduras sociales y materiales que nos impusieron.

Crear una vida con significado es posible una vez que despertamos.

El Nodo Sur en Capricornio llegará en Noviembre para hacernos despertar ante esto y tirar al «deber ser» a la basura. Tenemos 19 meses de trabajo duro para abrir los ojos.
Ya era hora.

–> Para más sobre esto, les recomiendo el documental Minimalism en Netflix.

Publicado el Deja un comentario

La crítica limita la creación.

Personalmente siento que la creatividad es como un lobo que ruge desde adentro y que no puede ser ignorado. Tal vez muy relacionado a la mujer salvaje, supongo.

En el artículo de la enseñanza de los tránsitos les cuento sobre lo que creo de la creatividad, pero hoy quiero explayarme un poco más compartiéndoles algo de una de mis escritoras favoritas, Elizabeth Gilbert:

«Existe el estereotipo de que la creatividad vuelve locas a las personas. Disiento. Lo que vuelve locas a las personas es no expresar su creatividad. («Cuando saquéis lo que hay dentro de vosotros, esto que tenéis os salvará. Si no sacáis lo que hay dentro de vosotros, eso que tenéis dentro de vosotros os destruirá.» Evangelio de Tomás.) Saca, pues, lo que tienes dentro, ya sea un éxito o un fracaso. Hazlo con independencia de que el producto final sea una basura o una joya. Hazlo con independencia de que los críticos te adoren o te odien…También si nunca han oído hablar de tí y quizá no lo hagan. Hazlo sin que te importe si la gente te entiende o no.

No tiene que ser perfecto y tú no tienes que ser Platón.

No es más que un instinto, un experimento, un misterio, así que empieza.

Empieza por donde quieras. A ser posible, ahora mismo.

Y si da la casualidad de que la grandeza se cruza en tu camino, deja que te sorprenda trabajando duro.

Trabajando duro, y cuerdo.»

Elizabeth Gilbert. (@elizabeth_gilbert_writer)

La creatividad no se trata de exigirse hacer manualidades, una pieza de arte o de escribir un libro, la creatividad sale, se manifiesta cuando inventamos un método nuevo para organizar nuestros ahorros, una receta o cuando se nos ocurren nuevas ideas para optimizar el trabajo. Ser una persona creativa no necesariamente implica ser un artista.

Además, seas un artista en algo o no, la creatividad siempre se achica ante el juicio propio  y ante el temor del qué dirán de los demás. No podemos crear pensando en qué pensarán los otros porque no estaremos siendo libres, la creatividad no fluirá.

Respecto a eso, Elizabeth también dice algo muy acertado en su libro «Libera tu magia»:

«De los veinte a los cuarenta años nos esforzamos por ser perfectos porque nos preocupa mucho lo que pensará la gente de nosotros. Luego cumplimos los cuarenta y los cincuenta y empezamos a ser libres porque decidimos que nos importa un bledo lo que los demás piensen de nosotros. Pero no se es completamente libre hasta que se llega a los sesenta y los setenta, cuando por fin comprendes esta verdad liberadora: que nadie estaba pensando en tí.

No lo hacen. No lo hacían. Nunca lo han hecho.

La mayor parte de las personas lo que hacen es pensar en sí mismas. No tienen tiempo de preocuparse de lo que estás haciendo, o de si lo estás haciendo bien, porque están demasiado ocupadas con sus problemas.»

Es el miedo a la crítica lo que frena, cuando somos los primeros en criticar lo que hacemos en lugar de disfrutar el proceso creativo.

Somos impacientes, queremos lograr algo «lindo» por mínima que sea la expresión, y nos olvidamos de dejarnos fluir mientras estamos creando.

La clave entonces es crear sin expectativas, sin juicios, sin pretender nada sobre el resultado, sino simplemente, disfrutando del proceso.

Publicado el Deja un comentario

Las enseñanzas de los tránsitos: la creatividad.

Los tránsitos son los planetas pasando alrededor de nuestra carta, es decir, el cielo en movimiento. Representan oportunidades para integrar la energía del planeta en cuestión. Tránsitos actuales son los de Saturno y Plutón en Capricornio, Urano en Tauro, Júpiter en Escorpio, y así. Todos los movimientos del cielo los miramos sobre nuestra carta natal y comprendemos qué aprendizajes nos traen.

Si bien durante un determinado tránsito experimentamos su energía más fuerte, esto no significa que cuando el planeta se vaya lo dejaremos de sentir.

Por ejemplo: Neptuno está pasando por mi casa V de la creatividad, hijos, romances, hobbies, todo lo que hago de corazón. Mi Venus, Marte y el asteroide Vesta se encuentran allí, así que Neptuno en tránsito por Piscis los está «tocando». Una manifestación podría ser que yo me encontrara confusa al respecto de alguna relación o de lo que deseo de ella, pero no es así. Sin embargo, la otra manifestación, es una gran cantidad de energía creativa e impulso creador, para manifestar cosas que nacen de mi corazón. Cuando Neptuno se vaya, esta energía no se irá con él, si yo aprendo de lo que me está enseñando.

Al respecto de esto, les quiero contar sobre la creatividad y estos aprendizajes actuales.

La creatividad es la capacidad de creación, de generar nuevas ideas o conceptos, es la habilidad de inventiva. Sin embargo, no es únicamente artística, como usualmente se cree. Sí, en mi caso personal, esto se vincula directamente con el arte pero también con terapias de sanación: me ayuda a crear nuevas vías para ofrecer mis conocimientos al respecto y así lleguen a quienes les puedan ser útiles.

Pero puede ser utilizada para crear recetas de cocina, para realizar descubrimientos químicos, para explorar nuevas formas de electricidad, para crear objetos, etc.

La creatividad no es un momento, aunque muchas personas confirman que tienen explosiones creativas o en tal o cual hora trabajan mejor creativamente. Yo era de esas personas, que luego de las 00hs se ponía a crear y terminaba acostándose cuando los pajaritos cantaban.

En mi desesperación por encontrarle una solución a esto y así poder aprovechar mejor mi caudal creativo y aprender a organizarme, llegué mágicamente a un grupo de hermosas mujeres llamado Mastermind, creado por la bella DariLuna.

Aquí aprendí, entre otras cosas, que la creatividad necesita estructura, organización. Que hay que nutrirla como a un bebé, que necesita que la alimentemos y seamos canal de lo que ella nos ofrece.

Pero esto no termina aquí: desperté a que la creatividad está alrededor nuestro todo el tiempo, ¡está dentro y fuera, es energía! Sólo debemos aprender a ser lo suficientemente perceptivas como para sentarnos a desarrollar lo que queramos, escuchar nuestros impulsos, a nuestra niña interior, a nuestro Ser interno y, en caso de que así lo crean, a nuestros guías y ángeles.

¿En qué momento de mi vida estoy aprendiendo todo esto? Pues durante el tránsito de Neptuno sobre dos de mis planetas personales y el asteroide de la pasión, de lo que amamos hacer, en un signo artístico y sanador como es Piscis que, además, diluye límites, por eso debí aprender a establecerlos. Mientras integro estas enseñanzas, sé que esto seguirá conmigo, que la creatividad siempre está allí y que yo soy la que debe abrirse a recibirla.

Los usuales bloqueos creativos que tienen escritores o publicistas, por ejemplo, se dan cuando la persona está bajo presión -muchas veces de sí misma- y se exige crear, pero se queda en su mente, racionalizando, en lugar de conectar con su intuición, con su corazón y darse un descanso para recargar energías.

En el centro de nuestro ser radica todo lo que es, radica quienes somos, la creatividad, las habilidades de gestación -no sólo de hijos- y la conexión infinita con la energía creativa del cosmos.

Este centro de nuestro ser puede llamarse Alma, corazón, incluso útero. Las mujeres tenemos una gran ventaja de ser vasija de creaciones que luego salen al mundo: proyectos, emprendimientos, hobbies, cualquier cosa que creemos desde el amor, y por supuesto también se incluyen los hijos, así sean humanos, o metafóricos como los proyectos.

La capacidad y habilidades creativas están dentro nuestro, sólo hay que saber cómo desarrollarlas y aprovechar los tránsitos para incorporar sus aprendizajes.

Publicado el Deja un comentario

Urano retrógrado: la libertad de ser creativas

El planeta de los cambios y la mente elevada comienza a retrogradar el 7 de Agosto en Tauro, mientras se encuentra en trígono a Saturno retro en Capricornio y en cuadratura a Marte, también retro, que está en su casa, Acuario.

Cuando los planetas comienzan su retrogradación o la terminan, pasan por un período que se llama «estacionario», donde parecen quedarse más días que de costumbre en el mismo signo matemático como «dando la vuelta» y allí tienen más fuerza que en otro momento.

La fuerza que Urano muestra en el exterior, en las situaciones de nuestra vida, se vuelcan a nuestro interior durante su retrogradación. Teniendo en cuenta su trígono a Saturno retro en el signo del trabajo duro y los resultados, esto puede hablar de que estaremos reevaluando nuestras revoluciones, causas, luchas y rebeldías en cuanto al status quo, normas, condicionamientos sociales y todo aquellos que nos enseñaron que parecía inamovible. Ahora nuestro Libro de la Vida (o de todo lo relacionado al deber ser y a lo que nos inculcaron como cierto) va a cambiar para que lo escribamos con nuestras propias y nuevas reglas.

En cuadratura a Marte, hará que estemos muy ansiosas por hacer de los cambios internos algo externo, por llevarlos a la realidad y verlos manifestados. Pero tendremos que evaluarlos con tranquilidad y ser pacientes, porque se irán llevando a cabo a su tiempo y en Septiembre comenzaremos a sentir que algo se mueve, para ver que en Enero el gran cambio es real.
Tenemos que tratar de no estallar en impaciencia, ira, enojos. Busquemos una vía de escape mientras tanto: escribir puede ser terapéutico. No es necesario que alguien lo lea, la idea es que nos sirva para desahogarnos y reacomodar nuestras ideas. Hacer collages o meditar imaginándonos cómo seríamos luego de ese cambio nos ayuda a creer en nuestro poder de manifestación.

Tenemos libre albedrío para actuar y hacer que el cambio sea a nuestro favor, comprendiendo que si no lo estamos provocando, el Universo sí lo está haciendo (recordemos que estamos aún en Temporada de Eclipses) y nos quita de nuestro camino lo que ya cumplió su ciclo.

Buscar libertad no es lo mismo que verla aparecer de repente, sin esperarla: a nuestro cerebro racional le cuesta entender que la libertad es un estado interno, como la felicidad, y que vivir en libertad significa ser libres de ser quienes somos, sin creer que límites y compromisos la puedan afectar. De hecho, animarnos a comprometernos y a tener límites, nos crea una gran libertad. Por ejemplo: si yo no tuviera un límite de amor propio, dejaría que mi libertad se interponga y haría cosas que sabotearían mi autoestima o el respeto que tengo hacia mí misma. Los límites son estructuras internas necesarias para comprender hasta dónde la libertad es un crecimiento y cuándo comienza a afectarnos. No es que sea mala, jamás lo es: la idea es no confundirla con el libertinaje, porque hacer lo que yo quiera siempre afectará a alguien más.

Somos libres cuando hacemos lo que amamos, cuando somos naturales, cuando no permitimos que nos condicionen las reglas de los demás o de la sociedad, cuando nos animamos a tomar riesgos sabiendo que sea cual sea el resultado, será un aprendizaje.

La libertad, los cambios y las revoluciones internas son los grandes asuntos que aparecerán en las casas Aries y Tauro de nuestra carta, porque en esta retrogradación, Urano volverá a ingresar al primer signo del zodíaco para darnos la oportunidad de cerrar el ciclo de siete años que creó allí.
Urano en Aries se mueve por la libertad personal de ser quien soy, de crear mi propia identidad y camino en la vida.

Cuando se vuelva directo, sí comenzará efectivamente su septenio en Tauro, llevándonos a crear una nueva estabilidad de manera más libre, creativa y diferente a lo que siempre creímos que significaba «ser estable». Sobre Urano en Tauro hay varios artículos que les dejé apenas ingresó al signo:
-Urano ingresa a Tauro
-La nueva estabilidad de Urano en Tauro
-El amor y las relaciones para Escorpio y Capricornio con Urano en Tauro 

Que esta retrogradación las ayude a comprender que tener una vida creativa no es saber hacer algo artístico, sino crearse a sí mismas en cada paso, en cada elección, lo que termina siendo clave para vivir como desean: en libertad interna y externa.

Publicado el Deja un comentario

Cómo crear tu oráculo personal

Las energías de la Luna nueva en Aries son las más fuertes en temas de inicios y nuevas aperturas. Sin embargo, muchas veces puede ser que necesites alguna guía para decidirte o para conocerte más, sin que el ego se entrometa.
Está bien, lo queremos porque nos hace ser quiénes somos, pero a veces nos criticamos demasiado o encontramos que nos estamos saboteando por miedos, inseguridades, etc…que parten del mismo ego.
Así que armar tu propio oráculo puede ser una buena manera de encontrar respuestas sin que él hable tan alto, es para conectar con tu Ser Interno.

Tu oráculo puede armarse de varias maneras, pero voy a contar las que más me gustan a mí:

-Coser una bolsita o forrar una cajita donde guardamos objetos pequeños que nos representan algo bueno. Por ejemplo, yo junto monedas y plumas de la calle porque sé que son guías o respuestas a las preguntas que me vengo haciendo. En este caso elegiría una de cada una o como mucho un par.
Luego añadiría algún dado, una letra de un juego de mesa, una carta (todos pequeños tesoros que me representen algo) una piedrita, una moneda extranjera para representar viajes, etc… Cuando precisen preguntas, eligen sin mirar y al azar, algún objeto que les de una respuesta. Y a partir de eso, la interpretación es libre.
Por ejemplo: tienen miedo de dejar un trabajo porque no saben si podrán conseguir otro pronto…y sacan al azar una moneda. Esto puede representar el mismo miedo a no tener base económica, pero también la abundancia que podemos crear cuando dejamos de basarnos en el miedo para tomar acción. Cada cual entenderá el mensaje a su manera, es muy personal.

-Crear tu propio juego de runas. Soy muy fan de ir a la playa y traerme piedritas. Tanto que ya armé tres juegos distintos: runas vikingas, runas de las brujas y un propio juego que inventé, runas de los planetas.
Sobre los dos primeros investigué un poco y luego fui sencillamente pintando los símbolos sobre las piedras, con un marcador dorado. Al último que inventé le puse el significado de cada planeta y asteroide, si sale con el símbolo hacia arriba representan sus cualidades positivas y si sale a la inversa, las cualidades de energía baja.
Ustedes también pueden crear su propio juego de runas para usar de oráculo y de guía (no pueden predecir el futuro, ya les dije lo que pasa con eso: nos creemos que una sola posibilidad es la correcta, cuando tenemos libre albedrío de crear nuestro futuro constantemente).

-Crear sus propias cartas de manifestación: acá se requiere amor por el arte, creatividad, imaginación y tiempo para sentarse a crear. Pueden dibujar o sencillamente escribir las palabras que más te gusten ¿vieron que tenemos palabras favoritas o que resuenan con nuestra alma? Como si escucharlas nos sanara…
Les sugiero crear no más de diez, para no marearse. Pueden hacer una que represente el SÍ, otra el NO, otra el TAL VEZ y luego otras con sus propias palabras, por ejemplo: amor, trabajo, salud, sanación, evolución, éxito, decisión, ángeles, compañía, diversión, creatividad…
Cuando tengan una duda, pueden armar un espacio tranquilo que usen sólo para esto, prender un par de velas o sahumerios, usar gemas para limpiar el espacio y sentarse a buscar una respuesta.
Les aseguro que si conectan con su intuición, las respuestas siempre son las indicadas para nuestro crecimiento.

Lo que yo hago al finalizar un juego, es aplicarles una técnica que se llama «Técnica del Arca» para llenarlas de energía de sanación y guía de todo tipo. (si les interesa aprenderla, me contactan porque estoy armando grupos para enseñarla) Es hermosa y en el transcurso aprendés a hacer unas pastas alquímicas para sahumar que son preciosas.
Si saben Reiki, Aqualead u otra técnica para limpiarlas y cargarlas, también pueden hacerlo.

Espero que les sirvan estas ideas y las ayuden a conectar con su propia magia.

Acá les dejo unas fotos de mis juegos de runas, para que tengan una idea:

Runas vikingas

Runas planetarias (las que inventé)

Runas de las Brujas

Publicado el Deja un comentario

Animarse

Los eclipses, como ya les he contado, nos mueven de carril, nos enderezan hacia nuestro camino de vida, si veníamos perdidas o estábamos yendo para otro lado. Limpian trabajos, personas, ambientes, circunstancias, para que podamos acercarnos a todo aquello que nos ayudará a trabajar en nuestra misión.
Pero esto, animarnos a trabajar en lo nuestro, requiere mucho valor. Así sea que los cambios urgentes impliquen terminar una relación que ya no tiene más para dar o iniciar un proyecto que lleva toda nuestra atención: cualquier cambio nos necesita valientes.
Y específicamente, voy a referirme a cuando queremos emprender, cuando queremos ofrecer eso que hacemos pero nos criticamos, nos da vergüenza, no nos animamos o lo hacemos por las razones equivocadas.

Los eclipses en Leo y Acuario hablan mucho de este tema, de ofrecer a todo el mundo aquello que podemos dar desde el corazón.

Brené Brown, una psicóloga e investigadora social de USA, en su libro «El poder de ser vulnerable» hace un énfasis en este tema en un capítulo y me parece muy acertado para el momento actual.

Lo primero que debemos evitar a la hora de animarnos a mostrar nuestro servicio o producto, es vincularlo a nuestro amor propio, porque es una herramienta de doble filo.
Si al público no le gusta, tu amor propio se verá rebajado. Si le gusta, perdiste: entregaste tu autoestima a la opinión y exigencias de los demás. Te convertís en prisionera de la complacencia y el perfeccionismo.
Cuando ofrecés algo que sale de tu corazón, estás más convencida de que sea cual sea la respuesta del público, eso no te va a herir -tanto- porque sabés que amás lo que hacés y que no dejarías de hacerlo sea cual sea la reacción de los demás. Es más, hay un porcentaje mayor a que la gente reaccione positivamente ante los proyectos o emprendimientos que nacen desde el amor o la pasión por realizarlos.
Cuando lo que ofrecés es por motivos externos que no nacen de vos (solamente desear dinero sin ponerle «corazón» al asunto, hacerlo para tener aprobación, porque viste que a otro le funcionó, etc…) lo único que lograrás son respuestas que alteren tu manera de entregarte al público, porque no estás teniendo placer al realizar ese trabajo/producto/servicio. 

Pero, llegado el caso de que lo que querés ofrecer sí nace de vos, no peligra tu autoestima así que estarás más arriesgada y segura de compartir lo que deseás. Sin embargo muchas veces, la emoción que aparece es la vergüenza. Vergüenza de no ser suficiente, de que el producto/servicio no sea aceptado, y mil otras preguntas que sí, parten de la expectativa de ser aceptados por lo que somos y hacemos, pero la base está en otro lado: aceptaste ser vulnerable, te animaste a innovar en tu vida, a generar un cambio, a ser tu propia jefa, a seguir tus pasiones, y esto exigió que primero seas consciente de que tu autoestima no depende de la respuesta de los demás, pero sí la provoca.  Te lanzaste convencida de estar haciendo lo que más amás en el mundo.
Esto no quita que te equivoques y tengas que corregir, enmendar y tal vez hasta volver a empezar, pero si te equivocaste, es porque estás haciendo algo. 

Tal vez estos eclipses tengan varias otras manifestaciones antes de permitirte iniciar ese proyecto: quizás tenga que ser de la mano de algún socio o pareja que aún no conocés, o tal vez en otra ciudad o país y por eso estás evaluando mudarte, etc… pero estoy convencida de que cada eclipse nos trae la información necesaria para encauzarnos en el camino, atravesando los cambios que nos llevarán a él.

Así que yo te sugiero que evalúes tus pasiones, que no temas meterte en lo profundo de tu alma, escuchar a tu corazón y cuando ya sepas por dónde querés ir, te animes. Nadie más tiene lo que vos tenés, nadie más puede ofrecer algo de la manera en la que vos podés. No te aseguro que va a ser un éxito, porque nadie lo sabe y depende de vos, de tu esfuerzo, de tu trabajo diario y compromiso. Pero intentalo, probá las veces que sean necesarias, caéte y levantáte. Si estás segura que ese es tu camino, si desde el fondo de vos es lo que más deseás compartir, insistí. La vergüenza una vez reconocida se va a terminar yendo y sólo vas a quedar vos ofreciendo aquello que viniste a dar al mundo. Y será con el coraje de alguien que no se acobardó de seguir sus sueños.