Publicado el

Beltane: la celebración celta del fuego.

En el antiguo chamanismo celta, del que deriva la Wicca, los cambios estacionales y las fases lunares eran las bases de sus ceremonias.

Cuatro de esas ceremonias -las estacionales- se ubican en una rueda anual junto a otras cuatro, que se dan entre estación y estación. Son estas últimas las celebraciones -llamadas Sabbaths o Sabatarios- más importantes.

Una de ellas, al llegar el cristianismo a Irlanda, fue la inspiración para la Víspera de todos los Santos: Hallows Eve. Un poco de capitalismo después, Halloween se convertía en una fiesta popular como la conocemos.
Sin embargo, nos perdimos parte de la historia: son celebraciones estacionales que provienen del hemisferio norte. Y en el hemisferio sur… ¡deberíamos celebrar las opuestas!

Ese «deberíamos» es personal, porque cada cual celebra lo que siente, pero si nos basamos en la rueda anual, este 31 no celebraríamos Halloween (llamado en realidad Samhain) sino otra festividad: Beltane.

Beltane es la segunda festividad más importante del calendario celta, que en el hemisferio norte se celebra el 30 de Abril y el 1 de Mayo (lo que sería nuestro Samhain/Halloween). Beltane es el festival de la fertilidad, es la época del año en la que se plantan los cultivos, la primavera ya llegó y así se marca la mitad del año celta (iniciado el 1 de mayo/31 de oct. de acuerdo a cada hemisferio).

La tradición celta cuenta que los druidas celebraban fuegos rituales en esta fecha, mientras pronunciaban encantos y fórmulas mágicas.
La Wicca celta cree en la dualidad de la energía creadora, llamados la Diosa y el Dios: es en esta festividad que se enamoran y hacen el amor, por lo que se celebra su unión, su casamiento simbólico.

Beltane es una festividad de renovación y de resurrección. Anuncia un cambio de ritmo ya que es el comienzo de la estación luminosa. Beltane, como Samhain, también es un momento del año donde el “otro mundo” está particularmente cerca, el límite es difuso y delgado. Esta es la época propicia para todos los rituales de pasaje entre la oscuridad y la luz, entre la muerte física y metafísica y el renacimiento espiritual, es la festividad del cambio de ritmo de vida. La fiesta simboliza el pasaje físico y espiritual del invierno al verano. ¡Todo muy escorpiano y taurino!

Es una celebración ideal para la adivinación, los ritos de protección y para la recolección de plantas. Se cuenta que la noche de Beltane la gente evitaba los lugares frecuentados por los duendes, las hadas y los espíritus naturales, debido a esa creencia de que el velo entre el mundo sobrenatural y natural era particularmente leve.

Como este período se da bajo el Sol de Escorpio no es casual que ambas festividades, si bien opuestas en la rueda, celebren el pasaje entre la oscuridad y la luz y el renacimiento, que son asuntos con energía escorpiana.

Rituales de Beltane

Los rituales relacionados es recomendable que se hagan en un bosque o cerca de árboles. Si no es posible, un árbol pequeño en una maceta sirve.  En honor a la Diosa y al Dios (podés hacerlo enfocándote en los seres, Maestros o guías en los que creas) se debe confeccionar uno o varios amuletos para colgarlos del árbol. Estos pueden ser bolsitas llenas de flores perfumadas, cintas con piedras, esculturas, guirnaldas de flores, etc…

Para continuar es preciso crear un círculo en el piso, que puede ser armado con piedras o tierra, por ejemplo. Preparamos un altar que puede incluir llenar una mesa con frutas y golosinas como ofrenda hacia los Dioses o seres en que creas, sahumerios y velas representando la luz (lo ideal es un caldero -que representa a la Diosa- u hoguera pero no siempre es posible) incluso podés usar una corona con flores, mientras bailás tu música preferida dándole la bienvenida a la Luz a tu vida, a nuevas relaciones, a un nuevo trabajo, etc. Podés honrar, decir oraciones, cantar… y luego celebrar un banquete en honor a las energías Madre-Padre, Yin-Yang, como les llames.

La Luna esa noche se perfecciona llena en Tauro, ¿qué más podemos pedir?

Otros rituales pueden ser de agradecimiento por la abundancia, o en pareja pueden celebrar su amor y unión, incluso buscar hijos (pero si no buscan, cuídense extra). Si ambos tienen una meta en común, la fuerza de ese deseo compartido es enorme.

Si están buscando compartir el amor que tienen dentro, no dirijas tus deseos hacia alguien en especial, ya que con eso no respetarías el libre albedrío del otro. Establecé lo que deseás de una relación, no de una persona.

Como Beltane se celebra con hogueras, cualquier ritual debe incluir el elemento fuego, como calderos, pequeñas fogatas o al menos velas. En tal caso, por favor cuidá el fuego y apagalo correctamente al terminar, no lo dejes descuidado.

Las hierbas relacionadas para usar en los rituales son espino, madreselva, hierba de San Juan, asperula, y todas las flores en general.

Tradiciones de Beltane

Tejer y trenzar son artes tradicionales de esta época del año, porque la unión de dos sustancias para formar una tercera es el espíritu de Beltane.

Las comidas tradicionales vienen de la leche, y platos tales como la crema de caléndula y helado de vainilla son apropiadas. También se consumen tortas de harina de avena.

Para la crema de caléndula, les dejo la receta:

-2 tazas de leche vegetal (soja, avena. La de almendras es rara para su uso al calentarse.)

-1 taza de pétalos de caléndula (se consiguen secos en herboristerías)

-1/4 cucharadita de sal

-3 cucharadas de azúcar mascabo o de coco

-1 pedazo de vaina de vainilla

-3 yemas de huevo, ligeramente batidas o unas dos cucharadas de semillas de lino dorado activadas

-pizca de pimienta

-pizca de nuez moscada

-½ cucharada de agua de rosas (pueden hacer una infusión con pétalos de rosas previamente, como un té y usar eso)

-Crema batida de alguna leche vegetal (opcional)

Machacar los pétalos de caléndula en un mortero o aplastarlos con una cuchara. Mezclar juntas la sal, el azúcar y las especias. Calentar la leche con las caléndulas y la vaina de vainilla. Retirar esta última y agregar las yemas de huevo ligeramente batidas y los demás ingredientes secos. Si usás las semillas de lino para ligar, tené en cuenta que van a ser parte de la textura de la crema. Podés usar harina de garbanzo también, aunque altera un poco el sabor. Cocinar a fuego lento. Cuando la crema se pegue a la cuchara, agregar el agua de rosas y dejar enfriar.

Cubrir con la crema y acompañar de pétalos de caléndula frescos, de ser posible.

Fuente: Wicca, de Scott Cunningham.