Publicado el

Sanar al árbol genealógico.

Cuando comenzamos un proceso de sanación de nuestro árbol genealógico y buscamos liberarnos de todo lo que él pretende de nosotros, el árbol reacciona y protesta. Te hace sentir culpa, te abraza más fuerte y te dice que sólo en él podés estar segura. O te ofende, surgen peleas fuertes y discusiones interminables…

El árbol tiene vida propia, tiene Alma. Lo mejor es hablarle con amor, aunque el hartazgo también sirve (pero seguro aparecen la culpa, los enojos de otros miembros, etc). En sí lo que importa es que estés decidida a no repetir los sucesos, lealtades, historias y contratos del árbol, en tu vida.

Para sanar hay que dejar atrás la vieja piel, nuestra vieja identidad, la que nos daba nuestro árbol: la zona cómoda. Cambiar de nombre no suena tan loco después de esto, o recibir tu nombre cósmico -se dice que es tu verdadero nombre, el de tu esencia divina-.

No se trata de eliminar algo de tu árbol, sino de encontrar el tesoro oculto en cada traición, en cada dolor. Para la psicomagia, todo tiene algo que enseñarte.

No sería loco que al sacudir las ramas del árbol, te sientas energéticamente agotada, o necesites descansar más para recuperar energía.

Cuando trabajemos con nuestro árbol genealógico, sería bueno poder hacer un ritual de pedido al Alma familiar, para pedirle asistencia y guía en nuestro camino. Se dice que ella nos convocó y nos trajo hasta acá…

Mientras escribía esto, leyendo sobre genealogía, me empecé a sentir descompuesta, con náuseas. Y esto me hace comentarles algo importante: siéntanse. De sentirse, y de sentarse también. Al indagar en el árbol, realmente se mueve muchísima energía, y es más fuerte de la que se puedan imaginar. Permítanse sentir y dejen fluir todo lo que sea que les atraviese. Porque quiere ser liberado y si llegó hasta nosotros la tarea, es porque nos toca.

Publicado el

La sombra personal.

A todos nos gustaría que aquello que más nos duele de la sociedad, no exista. No importa si es un concepto (mentira, avaricia, ansias de control y poder, etc) o una realidad pura y dura (la pobreza, la violencia, guerras, feminicidios, etc), nos gustaría de una vez erradicarlo a la mierda. Pero, como todo, es un proceso.

Ningún cambio social se logrará sin derribar toda la energía capricorniana, explotada en este 2020 por la triple conjunción: la creencia de que valemos algo de acuerdo al dinero que ganamos, que el dinero que ganamos dependa del título que tenemos, que la educación no sea tal sino un adoctrinamiento para el capitalismo, que los mismos de siempre sean los que mantienen el control sobre la población aumentando la brecha social, que las oportunidades sean por amiguismos y contactos, que el poder y el miedo sean siempre comandados por las mismas élites, etc. La sociedad capricorniana se está yendo por un tubo y es un proceso que se hará más fuerte con los años.

La Gran Mutación de fin de año se encargará de romper con un montón de egos y estereotipos que estuvieron negándose a ver que a mayor luz, mayor sombra hay y será necesario aceptarla e integrarla.

Como seres sociales, estamos constantemente intercambiando información unos con otros. Elegimos vínculos, grupos y colectivos donde nos sentimos cómodos, comprendidos, y con quienes compartimos los mismos valores. Pero en la vida será inevitable encontrarnos con personas que nos muestren cosas que no nos gustan, no sólo para que nos juguemos a hacer algo por el mundo, sino para mejorarnos a nosotros mismos también.

Lo que te molesta de un otro, te hace ruido por algo. ¿Sos capaz de salir de tu caverna personal y ver que hay cosas que estás ignorando, de vos misma y de otros? ¿Sos capaz de reconocer que tu verdad crea tu realidad y que te limita de crear otras? ¿Podés dudar de tus propias creencias? ¿Te animás a ver que todo lo que te altera y criticás de otros es reflejo tuyo?

La humildad, la capacidad de corregirse y la de mirar hacia adentro con honestidad, te darán más de lo que tu soberbia te da. Pero, claro, habrá que reconocer que equivocarse natural y que es imposible ser perfectos.

Publicado el

Marte cuadra a la triple conjunción.

Marte en Aries hace unos días está en tensión a la triple conjunción en Capricornio: Júpiter, Saturno y Plutón. Como va a retrogradar, las tensiones se repetirán y se sentirán intensas, sobretodo porque no aflojarán durante un tiempo.

Marte es activador, detona situaciones, hace que estalle lo que tiene que estallar.

Júpiter, Saturno y Plutón en Capricornio, son los generadores de esta «nueva normalidad», que de normalidad no tiene casi nada. Porque son las viejas normas que siempre nos sostuvieron en lugares de sumisión las que tienen que caerse, porque las estructuras piramidales de siempre, abusivas, nocivas, controladoras, tienen que derribarse de una vez. Porque las leyes nos tienen que proteger a todos y no sólo a los que tienen más; porque los sistemas de «premio/castigo» son arcaicos, decadentes y destructores.

Porque tenemos que aprender a vivir en comunidad, y para hacerlo es preciso que veamos todo lo roto que está el sistema que sostenemos desde antaño, que siempre favorece a los mismos, a los «elegidos», a aquellos que, como monarcas, creen estar tocados por la mano de dios, sintiéndose así superiores al resto.

Porque ya el control no puede controlarnos más. Hay una publicidad de una tarjeta de crédito que dice «Con seguridad. Sin contacto.» Cada vez creo más que esta pandemia tiene más mensajes de los que podemos ver. Si evitan el contacto entre nosotros, evitan la unión, la charla, las protestas, los reclamos, las marchas. Evitan que el pueblo recupere su poder.

Si nos tapamos la boca, cosa que hacemos por miedo al contagio, nos tapamos la expresión, ¡tapamos al Nodo Norte en Géminis! Y dejamos que el Nodo Sur en Sagitario siga avalando el conocimiento y el acceso a privilegios para unos pocos, para élites.

La cosa no puede seguir sosteniéndose mucho más. La pandemia es un punto final y un punto de partida. Cómo se irá desarrollando la cosa mundialmente, nadie lo sabe. Pero sí sabemos que aunque intenten callarnos, subestimarnos, alejarnos, estamos más unidos que nunca.

Y Marte en tensión a la triple conjunción también lo sabe, y va a ser la chispa que termine de quemarlo todo. Porque estamos hartos.

Publicado el

3 de agosto: Luna llena en Acuario.

A las 12:58 hs -hora Uruguay/Argentina- en el grado 11°45′ de Acuario, se perfecciona la Luna llena del mes de agosto.

Aspectos técnicos

La Luna y el Sol estarán en cuadratura a Urano en Tauro, uno de los regentes del evento. Marte estará en cuadratura a Júpiter retro en Capricornio. Quirón retro en Aries estará en sextil a la Luna y en trino al Sol, y Saturno, el otro regente lunar, estará en inconjunción a Venus + Nodo Norte en Géminis, y opuesto a Mercurio en Cáncer.

La tensión se siente. Hay mucho deseo de liberación, ganas de llorar, de explotar. Pero puede haber demasiado ego-capricho en juego.

El cambio es necesario y liberarse de pesos muertos, también. Marte hace explotar creencias que sostuvimos por demasiado tiempo, personal y colectivamente. De hecho, con cada Luna llena, el inconsciente colectivo se despliega al consciente para que veamos, aceptemos y liberemos la parte que nos toca.

Quirón nos muestra lo que nos duele, lo que también precisamos validar para sentirnos cómodos en nuestra propia piel, y que se vinculan a nuestra familia, a lo ancestral, al pasado.

Sobre la Luna llena en el signo de la libertad.

Las normas de la sociedad pueden habernos influenciado a respetarlas o a crear nuevas reglas internas que luego de un tiempo nos cuesta derribar: las hemos convertido en nuestra verdad, mientras aquello que no nos gustaba quedó enterrado en lo profundo de nuestro inconsciente.

Cada Luna llena echa luz sobre ese inconsciente, sobre lo oculto, secreto, negado, reprimido. Es ahora que miramos con claridad nuestras nociones de libertad, desapego, para romper con lo establecido inconscientemente y ser libre de limitaciones.

Acuario te muestra qué es aquello que siempre creíste sobre la libertad, sobre el cambio, sobre ser realmente quien viniste a ser en este mundo, bancándote salir del molde de un montón de preconceptos y normas preestablecidas. Te lleva a romper cadenas que te sostienen atada a una posición fija y de temor al cambio, en lugar de verlo como una gran oportunidad de crecimiento.

Entonces…

¿Qué es para vos ser libre? ¿Qué representa la libertad?
¿Estás lista para abrazar el cambio? ¿Para despertar tu consciencia aunque pueda doler?

El 24 de enero de este año, tuvimos la Luna nueva en Acuario, que abrió el ciclo de seis meses que, con esta Luna llena, cerramos ahora.

Se nos están mostrando cierres y respuestas sobre asuntos relacionados a:

-Despertar tu conciencia
-Permitirte el cambio
-Romper patrones y creencias limitantes
-Animarte a reconocerte creativa
-Compartir lo que amás con el mundo
-Probar nuevas terapias de sanación 
-Comprometerte con tus procesos internos
-¡Aprender astrología! ¿Por qué no?
-Mostrar lo que te hace especial como marca distintiva
-Cambiar de actitud en cuanto a apegos e ideas estancadas
-Acercarte a nuevas herramientas de tecnología de conciencia
-Crear y gestar las ideas que te lleven a reconocer y compartir tu talento
-Dejar de ponerte trabas en el camino porque le temés al cambio
-Sacudir las ideas románticas e idealizaciones de tu cabeza: la realidad puede ser mucho más apasionante y fogosa
-Ver la verdad de las situaciones y personas con las que sentís tensiones: son tu reflejo
-Dejar de querer tener la razón para poder experimentar otras perspectivas
-Abrirte a recibir el cambio en la zona Acuario de tu carta natal

Axis Leo-Acuario

El Sol en Leo (identidad, esencia, Yo) se opone a la Luna en Acuario (colectivo, metas, futuro) y la ilumina de frente. Cada Luna llena es un espejo de nuestra conciencia, nos hace ver lo guardado en el cajón del inconsciente.

El axis Leo-Acuario nos muestra la dualidad del yo y los otros, de cómo conozco mis dones y los uso para el mundo. Leo sería el ego y Acuario su transfiguración. Pero ni uno es malo ni el otro es el bueno: son opuestos-complementarios. No seríamos nada si tenemos dones pero no hay personas a quienes ofrecerles lo que hacemos con ellos, ni podríamos vivir en la Tierra sin una identidad. Así que la tarea es la coherencia, el equilibrio entre el yo y el mundo.

La confusión se da cuando creemos que somos todo eso que etiquetamos, cuando negamos lo que no nos gusta de nosotros -y hasta de los otros- y cuando decimos no ser nuestro ego: nos damos al colectivo en una aparente muestra de desapego (Acuario), cuando en realidad estamos queriendo ser notados (Leo). Y eso está bien, ¡por supuesto! Pasa que generalmente creemos que darnos importancia está mal, que es egocéntrico, que hay que darlo todo por la causa. Pero si yo no estoy bien, lo que haga tampoco lo estará. Sencillamente porque en el proceso me olvidé de mí, de nutrirme, de valorarme y validar mi bienestar primero.
Eso no es egoísmo: es amor propio.

Cuando decidimos ir hacia adelante en pos de una meta colectiva, ni puedo querer ser el centro ni el centro deberían ser los otros: necesitamos un equilibrio. Y la creencia limitante es creer que hay que darlo todo por la causa convirtiéndose en un mártir de la era pisciana, ¡para ser admirado como un leonino!

Ser coherentes con nosotros mismos es realmente un trabajo de toda la vida.

¡Feliz Luna llena!

Publicado el

Cuando el Alma anhela un cambio.

La vida, tu alma, tu cuerpo. De la forma en la que lo sientas, algo te pide un cambio de acción-inacción, perspectiva, deseos, profesional, vincular, personal.
Uno lo siente, lo reconoce: ya estuve demasiado tiempo sosteniendo algo que no puedo sostener sola, o me siento estancada…

¿Cómo me doy cuenta que la vida me está pidiendo un cambio?

  • A través de la insatisfacción. No te sentís feliz donde estás. No porque necesariamente «algo falte» y quieras que algo o alguien venga a llenarlo, sino porque estar ahí ya no te hace sentido.
  • A través de tus emociones. Está bien permitirnos las emociones negativas, es sano y es necesario. Pero cuando ya pasó demasiado tiempo y no podés salir de ahí, es necesario pedir ayuda y abrirse al cambio.
  • A través de tu Alma. Sentís que debe haber algo más y que tu presente no puede ser lo máximo a lo que aspires. No es ambición externa, es el comienzo de una búsqueda hacia adentro.
  • A través de tu cuerpo. Nuestro cuerpo es el vehículo que le permite a nuestra Alma estar encarnada y vivir una experiencia terrenal-cósmica. Es mucho más sabio de lo que creemos, y no está bueno subestimar sus mensajes. El cuerpo es mensajero de las emociones reprimidas, bloqueadas e inconscientes. Lo que sea que tu cuerpo te muestre, no lo hace para bloquearte algo, sino todo lo contrario: para pedirte que mires bien adónde está el bloqueo.
    La manera más sencilla de interpretar sus mensajes es a través de metáforas (obvio que la biodescodificación te ayudará con certeza).
    Por ejemplo: me duele la cabeza. ¿Será que está sobrecargada?
    Tengo dolor de espalda. ¿Estoy cargando mucho peso?
    Me duelen las rodillas. ¿Estoy siendo lo suficientemente flexible en mi vida?
    Tengo temas en los huesos. ¿Cuáles son mis creencias básicas? ¿Me permito cambiar de estructuras? ¿Sobre cuáles bases fundamento mi vida?
    Estos son ejemplos super sencillos igual, para que se entiendan.

Los desafíos que nos presente la vida en un momento bisagra -a punto de saltar hacia el vacío inspirador del cambio-, nunca son bloqueos que ella u otros entes/seres nos ponen: son propios.

Lo que resistes, persiste.

A veces los frenos son para probarnos cuán fuertes somos, y cuánto queremos lo que queremos.
Pero otras veces, nos están pidiendo mutar el camino, animarnos al cambio, a movernos o a quedarnos quietas, a saltar o a pensarlo dos veces. Todo depende de lo que sientas, pienses y crees que te hará bien. Coherencia.

Sol en Leo se cuadra a Urano en Tauro. Soltá caprichos, apegos y no te resistas. Tal vez la libertad no es hacer siempre lo que querés.

Publicado el

1 de agosto: Día de la Pachamama.

Mercurio en Cáncer perfecciona su oposición a Plutón en Capricornio, mientras sigue opuesto a Júpiter y se prepara para enfrentarse a Saturno, aunque ya lo está haciendo.

La emoción y el cuerpo. El agua y la tierra. El barro de la creación, desde donde todo toma forma. Fuego que cuece las figuras y aire que les insufla espíritu. La Pachamama es casa y es hogar. Es todos los elementos, es galáctica y física. Es nutrición y manifestación.

A ella le debemos la vida en esta forma, la manera de viajar dentro de estos cuerpos físicos y cósmicos. Porque provenimos de las estrellas, pero ella también. Tomamos forma en su hábitat para aprender de y con ella.
Y sin embargo nos olvidamos que es nuestra mamá. Que nos protege, y que tiene emociones, como nosotros. Cuando se cansa de nuestro «mal comportamiento», lo demuestra. Y nos enojamos con ella, como si nos tirara calamidades porque sí, porque «la naturaleza es así». La subestimamos, es increíble cuánto. Y sin embargo sigue ahí, sosteniéndonos, esperando que despertemos.

Así que tomate un segundo el 1 de agosto, para parar. Para agradecerle que estás viva. Para hablarle, pedirle que te enseñe el camino si te sentís perdida, preguntarle cómo está, qué podés hacer hoy por ella. Porque cuando le das amor, lo devuelve. Ayni, reciprocidad. Ella ES todo amor y no dudará en ofrecértelo cuando también sos amor.

La tierra es el hogar de todos, más allá de que tengamos el tupé de ponerle precio.
Creemos que la tierra nos pertenece, cuando somos nosotros lo que le pertenecemos.

Respeto. Es lo mínimo que podemos hacer. Y agradecimiento.

Juntá tu basura. No estaciones tu auto en espacios naturales, que no están destinados para eso. No enciendas fuego en la naturaleza. Comprá natural. Comé lo más sano y natural que puedas. No mates animales por diversión. No destruyas plantas enteras si podés usar una ramita. Pedíle permiso a la Pacha. No seas egoísta.

El privilegio de tener acceso a la naturaleza no lo tenemos para que la arruinemos, sino para que tomemos consciencia y la protejamos.

Publicado el

Tu camino es tu propósito.

Siempre que llegan a una sesión en la búsqueda de su propósito, me gusta explicar lo siguiente:

«El propósito es todo lo vivido en nuestra historia: desde la primera inhalación al nacer hasta la exhalación final al desencarnar. Todo lo que es parte de nuestra vida es propósito, porque éste es evolutivo. Es decir, el propósito de que cada uno de nosotros esté vivo, es la evolución del Alma. Es que crezcas y desarrolles tu máximo potencial.

Luego, dentro de este propósito personal, se encuentra lo que me gusta titular como «Propósito transpersonal», que incluye nuestros gustos, dones, talentos, habilidades, vocación, profesión y trabajos varios. Que trabajes de algo que no te gusta te está indicando justamente lo que no es por ahí, lo que no te llena. Está bueno tener un punto de partida, saber dónde no nos queremos quedar. El propósito transpersonal está ligado a darle al mundo nuestros dones, a no ser egoístas. Y a lo que nos apasiona, claro.

Viviendo en un sistema capitalista, tendremos que establecer el valor de nuestros servicios, tiempo, sabiduría, conocimientos, energía, para poder vivir de eso que tanto amamos, y convertirlo en un trabajo redituable, sin importar su estabilidad, porque al fin y al cabo entendemos que es propia y va de la mano con el ritmo personal, los propios ciclos y los ciclos de nuestro trabajo también.

Hay meses que no daremos abasto de tanto trabajo y otros en que podremos aprovechar para descansar. Y ahí le encontramos la función a la energía de tierra de nuestra carta natal: Tauro, Virgo y Capricornio nos enseñan a tener un valor, una organización y una estructura previsoria para poder sentirnos estables más allá del dinero que ingrese por mes.

Lógicamente, aprender a manejar nuestras finanzas es uno de los mayores desafíos de la vida, porque va de la mano con nuestra noción de abundancia, valor personal y merecimiento.»

Se trata de observar todo lo que nos ha traído hasta acá. No nacimos para quedarnos en el mismo molde toda la vida, ni para temerle al cambio.

Agradezcamos tener el privilegio de hacer nuestras búsquedas y de poder acceder a herramientas que nos ayudan a crear desde nuestro pequeño mundo, un mundo mejor.

Publicado el

Bruja.

Desde que la bruja retomó su poder y se volvió, no sólo una figura importante sino también marketinera, hemos leído, investigado y asumido que la forma de la bruja debería ser determinada por su historia, por su atuendo, por lo que hace. Nunca por lo que ES.

La bruja es la mujer salvaje interna. Es la que no responde a dogmas, ni cuestionamientos moralistas, mucho menos al statu quo, patriarcado y capitalismo, porque es dueña de sí misma.

Que sea explotada como objeto de consumo será considerado una tergiversación del propio mensaje (el capitalismo es enemigo de la bruja sabia: ella conoce todos los secretos y el capitalismo quiere conocerlos para usarlos a su favor y hacer girar la rueda, en la que no casualmente muchas cabezas de bruja han rodado ya) pero al fin y al cabo lo que hace es difundirla. Tal vez no difunde la sabiduría per se, sino a ella como la mensajera.

Las modas son capitalistas, pero expanden figuras que, de otro modo, seguirían confinadas a ocultistas y privilegiados.

Sea como sea, la figura arquetípica de la bruja representa en su mayoría a la persona conectada con la naturaleza y sus ciclos. Es la energía femenina interna conectada con las necesidades del Alma. Y Alma tenemos todes. Energía Yin (femenina) y energía Yang (masculina), también. Son principios universales.

La bruja -siento- es la conexión con la energía receptiva, intuitiva y canalizadora/médium que se encuentra en todos nosotros. Es la llamada hacia el origen-meta de estar vivos, el camino hacia la cueva ariana de donde todos salimos respirando por primera vez. Es adonde todos nos reunimos cuando descubrimos que el propósito en esta vida no es elevarnos para fusionarnos con la Fuente -ya lo haremos en otro estado- sino disfrutar de la experiencia terrenal de SER.

Si queremos realmente evolucionar, no lo haremos meditando y elevándonos por sobre el mundo, sino aprendiendo a estar en él y disfrutando de todas las realidades que en él convergen.

La bruja, la maga, la chamana y la mujer salvaje, todas ellas, son diferentes nombres y características que están contenidas en lo mismo: en nuestra naturaleza terrenal y estelar. En nuestra esencia.

Escuchar su llamado es la tarea.

Publicado el

Animales de Poder.

Estoy soñando mucho con animales.

Desde hace varios meses, comencé a indagar en profundidad sobre los animales de poder, los tótems, ya que se me aparecían en un montón de formas, pero sobretodo en el universo onírico.

Personas con caretas de pumas, panteras negras, serpientes, búhos, mariposas, pájaros, lobos, caballos, un delfín que viene nadando en el cielo desde Sirio, perros, gatos, ranas.

La rana, desde que nos mudamos, también aparece mucho en casa. Hay varias en el jardín, pequeñitas. Una vez una estaba en un balde y ni tuve la idea de que no podría salir de ahí…hasta que la encontré muerta. No saben lo mucho que lloré y la culpa que sentí. La enterré en el jardín y le pedí perdón por no haberla podido ayudar, más allá de que los tiempos divinos son sabios.

Hace un par de días, otra ranita se escondió bajo la alfombra de entrada de casa (ya aprendí que siempre debo revisarla) y no sé si la pisamos, si estuvo enferma, con hambre o frío, pero la puse en el césped y creo que no soportó el clima, se ve que no tuvo fuerzas para meterse en el pocito que le hice ni de comer. No sé bien cómo cuidarlas porque siempre les tuve fobia a los batracios, y sin embargo a estas dos ranitas me animé a tocarlas. Todo un avance, la verdad.

Así que le hicimos un funeral.

Mi conexión con la muerte en todas sus formas es uno de los aprendizajes más intensos de mi vida, y los funerales nos sirven a los que nos quedamos en la Tierra, para cerrar un ciclo y dejar ir a los que ya cumplieron el suyo. Para soltar y comprender el final, además de todo el significado ancestral y mitológico que tienen.

La medicina de la rana es la de la tierra y el agua, la lluvia que purifica y fertiliza, es la del contacto con las emociones y la propia sensibilidad. Es un animal con mucha conexión con la Luna, porque ésta rige todas las aguas. Es un tótem de metamorfosis y sintoniza mucho con el sonido, porque a través de su canto está pidiéndole a la lluvia que aparezca a limpiar el barro y a purificar nuestras aguas.

Si les gusta la info sobre animales de poder, déjenmelo saber y también pueden seguir a @animastina que es una genia al respecto.

Publicado el

Segunda Luna nueva en Cáncer.

La Luna nueva del 20 de julio es la segunda en Cáncer este año, que cierra el ciclo de eclipses en el eje Cáncer-Capricornio y viene super cargada de ambas energías.
Aunque sea una apertura, tiene tinte de cierre porque se da en el grado 28°27′, casi saliendo del signo.

Se perfecciona en oposición a la triple conjunción en Capri (Júpiter, Saturno y Plutón) y en trino a Neptuno retro en Piscis.

Sin duda nuestro mundo emocional se siente como «atacado», porque en realidad se nos está pidiendo permitirnos la vulnerabilidad, abrir el pecho de cangrejo para dejar que el corazón, a flor de piel y en carne viva, respire. No estamos siendo atacados por nada ni por nadie, porque en realidad se están cayendo nuestros muros de defensa, los que nos protegen del contacto con el mundo exterior.

Estamos probando que, de tanto estar en casa, el reencuentro con la nueva normalidad inevitablemente viene con un nuevo punto de vista, una manera de observar a la vida desde otro lugar: aceptándola.

La aceptación nos permite dejar ir el pasado, porque reconocemos y aceptamos que no lo podremos cambiar. Nos permite perdonar, para reconocer que por algo co-creamos esa experiencia con anticipación, porque algo hemos aprendido de ella. Nos permite soltar el control (y por ende la ansiedad) porque aceptar que no podemos controlar nada, sino más bien responsabilizarnos y co-crear sólo lo que está a nuestro alcance, nos relaja.

Aceptar que hay cosas que duelen, asustan. Aceptar que hay otras que nos hacen inmensamente felices. Aceptar que está bien sentirse como sea que una se sienta, en éste y en cualquier otro momento.
Aceptar.

No sé si hay otro truco, pero la aceptación nos quita mucho peso de encima.
Sobretodo si aceptamos que somos seres sensibles, que se protegen por mecanismos automáticos pero que también pueden recordar cómo confiar.

Aceptar el momento presente con todo lo que trae, y sentir, sentirlo todo. Pero sobretodo animarnos a sentir el amor del que estamos hechos. Tal vez ese sea el camino.

Al menos eso siento que nos dice la Luna cuando nos mira cada día, la veamos o no.

Feliz día de la amistad, amen mucho y díganlo.

Publicado el Deja un comentario

Receta de Agua Florida

El agua florida es una colonia que se usa para limpiezas energéticas. Hay una muy conocida que es la de Murray, una empresa de Nueva York que la vende a toda Sudamérica.

La suelen utilizar los chamanes antes y después de sus trabajos, pero sus usos no se limitan a eso. En altas alturas, como en Cusco, el agua florida te despierta cuando la altitud te afecta mucho, y también se aplica en zonas doloridas del cuerpo para aliviarlas. Sus usos cada vez se extienden más, es cuestión de probar (pero no se ingiere).

Les comparto mi propia receta, aunque cada quien tendrá la propia y de seguro cada una será distinta y poderosa.

Ingredientes

Un frasco esterilizado de vidrio de 1 lt aproximadamente (se esteriliza hirviéndolo en agua directamente)
Cáscara de una naranja
Cáscara de dos limones
7 ramitas de romero
7 ramitas de menta
Un par de hojitas de ruda (chiquitas, 3 o 4, es muy fuerte)
3 hojas de laurel
Unas ramitas de salvia, a elección
3 cucharadas de flores de lavanda
7 clavos de olor
3-5 ramas de canela
Unas gotas de aceite esencial de benjuí, sándalo, mirra e incienso.

Se ponen todos los ingredientes en el frasco, se cubren con mitad de alcohol de cereal (o el que tengas) y mitad de agua destilada (o de bidón), y ahí se agregan las gotitas de los aceites esenciales. Se tapa, se sacude para que todo se mezcle, se destapa para sacarle las burbujas y se tapa de nuevo.

El frasco debería estar de 30 a 45 días en un lugar fresco y oscuro, y es ideal sacudirlo una vez al día para que las hierbas y cáscaras liberen todas sus propiedades mágicas.
Cuando haya pasado el tiempo, se filtra (con colador y gasa o una tela finita) a un nuevo frasco o frascos con spray y ya está lista para usar. Hasta es un buen regalo para las amistades más brujiles.

Obvio que si tenés alguna conexión especial con alguna planta, árbol o hierba, ¡también es bienvenida! Porque todas tienen propiedades mágicas y seguro la que más te resuene será de acuerdo a lo que estarás necesitando.

Usala como spray para limpiar tu casa energéticamente, después del baño, y para todo momento en que sientas que precisás más energía y claridad.

¡Que te sea de utilidad!

Publicado el

Marte conjunción Quirón en Aries.

Marte se unió a Quirón retro en Aries hoy, ¿qué estás haciendo para sanar?

Seguir sosteniendo los mismos patrones, las excusas, la zona cómoda, no te ayuda a crecer. Es más: cuanto más cómoda la situación es, más duele el estancamiento en el que se convierte.

El Sol en Cáncer se opuso a Júpiter retro en Capricornio: el confort es hacer lo que siempre hicimos para no desafiar a nuestros miedos.

La zona cómoda está queriendo estallar. Es una bomba de tiempo, un volcán a punto de hacer erupción.

Tu medicina tiene la respuesta. Es hora de escuchar tu propia voz, no la de los demás.

Si querés ser dueña de tu vida, de tus decisiones, de tus experiencias, vas a tener que atravesar el lodo. No hay chamán que conozca su medicina sin haber tenido que transitar por su propia oscuridad.

Sos tu única enemiga, batallando desde el interior.
El afuera cada vez más se convierte en una excusa que nos enoja. Usemos ese fuego para crear lo que deseamos y destruir lo que nos destruye.

Conectá con tu propio poder en lugar de seguir temiéndole.
Porque miedos tenemos todos, hasta que decidimos conquistarlos tomando coraje. Empoderarse es recuperar el propio poder de co-crear.

Y estamos, todos, co-creando esta humanidad constantemente, cada día, a cada paso. Elegí si querés crear desde el miedo o desde el amor, elegí si tu batalla es hacia afuera o hacia adentro. Elegí si seguir culpando o responsabilizarte de la parte que te toca.
Es la única manera de cambiar el mundo: siendo responsables de nuestras propias vidas, haciendo lo mejor que podemos hacer cada día. Siendo mejores humanos.

Publicado el

Impatiens, la esencia floral Bach para el segundo chakra.

Somos la cultura del TODO YA.

No sabemos esperar, tenemos problemas para aceptar al tiempo y para lidiar con él, no (nos) tenemos paciencia, no sabemos respetar y atravesar los procesos. Queremos que el futuro se nos devele ya mismo porque nuestra necesidad de control no tolera que algo esté fuera de su alcance. No sabemos cómo estar en el presente porque sentimos que la vida depende de lo que pase en el futuro. Es más, queremos que alguien nos diga el futuro.

Impatiens es la esencia floral Bach para el segundo chakra y para la ansiedad, la impaciencia y la falta de conexión con el presente. Suaviza los excesos de este chakra y da permiso al placer, tan olvidado cuando no estamos en el ahora.

La necesidad de tenerlo/saberlo todo ya no contribuye con nuestra paz ni estabilidad emocional. Nos pone irritables, de mal humor. La tipología Impatiens depende de las condiciones del entorno para sentirse bien, podemos decir que es bastante caprichosa al estilo «quiero que las cosas sean únicamente como yo quiero» y si salen de otra manera, se enoja, se frustra.

Impatiens siempre está apurada, acelerada, es impulsiva. Es una flor para las Lunas y/o Quirón en Aries o Géminis sobretodo, y es, no casualmente, la flor que más aparece en consulta.

Impatiens puede ser indicada para vos si solés experimentar hiperactividad, rigidez, taquicardia, inflamaciones, impaciencia, sensación de estar perdiendo el tiempo -si uno está haciendo algo que no le gusta o no quiere hacer, sobretodo-intolerancia, necesidad de imponerse o imponer sus deseos, muy mentales, miedos vinculados a la sensación de pérdida o carencia, de que siempre falta algo para definirse o avanzar. Tienen mucha energía pero poco contacto con su mundo emocional -está bloqueado en general- y con su inconsciente. Son impulsores y no pueden quedarse quietos o en silencio, les cuesta meditar.

La esencia nos hace ganar empatía, calma, sensibilidad. Su chispa enciende el fuego pero es necesario saber canalizarlo con coherencia. La paciencia, la escucha, el ritmo adecuado para los procesos y el perdón se hacen posibles gracias a Impatiens.

¿Estás dispuesta a aprender a esperar? Todo tiene su tiempo divino, forzarlo es sólo una ilusión.

Si te interesa comenzar un proceso de terapia floral acompañado de astrología, escribime a hola@alemodarelli.com y te cuento cómo reservar. 🙂

Publicado el

Eclipse lunar penumbral en Capricornio

Este último eclipse de la segunda temporada de este 2020 (nos queda una todavía a fin de año) se da en el grado 13°37′ de Capricornio y se perfecciona a la 1:44 de la madrugada del 5 de julio (hora Uruguay/Argentina). Sí, este lo podemos ver.

Se da en un cielo lleno de tensiones y tres super conjunciones: Júpiter y Plutón, Marte y Quirón, Lilith y Urano. Ah, la rebelión de las masas.

Los eclipses lunares nos muestran que hay algo en la memoria, en el pasado, vinculado a la energía Capricornio (donde además de la conjunción Júpiter-Plutón se encuentra el regente del evento, Saturno, y en un grado umbral, reingresando a buscar algo que se olvidó en su casa) que tenemos que soltar, dejar ir. La necesidad, por ejemplo, a demostrar que el saber va indefectiblemente de la mano de un certificado, o que sostener las estructuras y viejas creencias que nos llevaron a determinado lugar, van a seguir funcionando para ir hacia otro, completamente diferente.

Capricornio es un signo vinculado a lo terrenal, a aprender a manifestar en la Tierra lo que traemos en el espíritu. Como también es el signo del statu quo y el deber ser -por ende, también uno de los signos más arraigados al «qué dirán»-, muchas veces uno sostiene cosas porque cree que «no le queda otra», que siempre fueron así y que no se las puede cuestionar, sino que sencillamente hay que respetarlas y soportar.

Creo que unas de las preguntas que más nos despiertan para romper con la baja vibración capricorniana (recordemos que cada signo, como cada planeta, tiene arquetípicamente luz y sombra) es: «¿Qué harías si supieras que sólo te quedan dos años de vida? ¿Seguirías sosteniendo en lugar de lanzarte a crear lo que deseás? Y en tu presente, ¿qué te está frenando de hacer eso?»

Pero Capricornio quiere más que sólo mirar en lo personal, porque es un signo social donde uno se para a darle algo al mundo. Como a través del trabajo, por ejemplo. Entonces vemos que hay más, que lo que se nos muestra está relacionado al inconsciente colectivo y familiar, porque el Sol en Cáncer está alumbrando al signo que más sombra tiene, al que se encuentra en tremenda profundidad aunque se lo considere poco profundo. De la intimidad, la familia y el pasado uno no habla fácilmente con todo el mundo, y eso es porque Cáncer está en la parte más oculta, íntima y «secreta» del mandala astrológico. No se crean que sólo Escorpio guarda secretos…Cáncer trae a sus espaldas todos los secretos ancestrales, generacionales, de los que la mayoría de las veces ni siquiera está consciente.

Es un eclipse que busca irrumpir en la consciencia, desde abajo, desde lo profundo. Es el último eclipse en el axis Cáncer-Capricornio. Es emocional, transformador, tiene la fuerza de un inconsciente harto de sostener normas, estructuras y estados políticos y sociales momificados. Nos hace ver los desequilibrios del sistema capitalista, los intereses de las empresas y de los que siempre lo manejan todo. Todo aquello que ignoramos, luego de un eclipse lunar, quiere ser revelado. La caca flota, no se puede ocultar demasiado tiempo.

Que podamos liberar la caca personal para poder dejar de cargar al inconsciente colectivo con tantos miedos y violencia.

Feliz eclipse.

Publicado el Deja un comentario

Ego espiritual.

Somos ego y somos espíritu, somos materia y energía. Ninguna de estas cosas está bien o mal, son todo lo que somos. Luz y oscuridad. Cuerpo y alma.

El «ego espiritual» o uno de los disfraces del ego, se hace visible cuando alguien intenta dejar de lado su propio ego en su camino de «regreso al alma», es decir, intenta trascender su persona y ser únicamente espíritu, vivir sólo en lo espiritual. Es una búsqueda búdica, de iluminación y trascendencia romantizada.

Sucede cuando una persona -con todos sus privilegios- tiene acceso al mundo intelectual de la espiritualidad: libros, cursos, maestros. El paso siguiente será la práctica, lo que llevará a la persona al mundo pisciano, a la experiencia de fusión con el todo. Y ahí se queda, en el mundo espiritual volátil, pretendiendo ser todo luz y amor y convirtiendo sus mensajes en algo tan peligroso como la radioactividad.

Como está tan anclado en su ego -porque cree que lo trascendió- y en los mensajes de amor y alta vibración, no ve lo que realmente tiene enfrente: su poca capacidad de vivir en la Tierra, y lo mucho que precisa integrar su sombra. Se convierte en alguien espiritualmente soberbio, desprestigia y hasta insulta a quienes no piensan igual, o «vibran bajo».

El ego es un compañero terrenal, nos sostiene en este plano y sin él seríamos entes que andan volando por ahí sin límites, personalidad, etc. Cuando lo dejamos hablar demasiado alto, es que comenzamos la búsqueda: sentimos que necesitamos un cambio. Pero ni meditando 24/7 vamos a ponerlo en su lugar si no nos hacemos responsables de nuestra propia sombra primero.

Por eso, al llegar a la etapa pisciana, álmica, es preciso volver atrás, tener consciencia social y aportar al colectivo, reconocer que se está acá para masterizar la materia también, y así. La parte de integrar la sombra será la más dura, que tal vez nos lleve toda o gran parte de la vida. Ahí es donde el ego encontrará su lugar como colega y no como jefe, y donde aprendemos a ser humildes, a reconocer nuestros miedos e inseguridades, y a empatizar con el otro que vive su propio viaje.

No es la idea que seamos perfectos, sino que aprendamos a SER en equilibrio todo lo que somos.