Mercurio retrógrado en Piscis

2020-02-15

Nos pasamos la mitad de la vida aprendiendo cosas, adquiriendo, añadiendo, para ocuparnos de desaprender, eliminar y desintoxicar la otra mitad. 

Hay un momento del camino en el que el vacío deja de parecer aterrador para resultar fascinante; en el que la fusión con el todo para sentirse uno es más atractiva que el hecho de sentirse "distinto" al resto; en el que la comprensión de que todo es parte del TODO hace que desestimemos sin dudarlo todo aquello que nos separa de los demás.

La individualización es necesaria para el proceso de formación del ego, porque lo precisamos para vivir en esta dimensión, sin embargo a veces esa individualización llega demasiado lejos y uno se termina convirtiendo en un ermitaño, un sabelotodo, un ser que se cree raro, especial y diferente al resto, e incluso superior (hola Sol transitando Acuario). Otras veces, uno se pierde tanto en los demás que olvida quién es, qué desea: se funde con el inconsciente colectivo y es arrastrado por la ola.

No es necesario aferrarse al ego para sentirse especial ni fundirse con el mundo para sentir pertenencia. Pero sí necesitamos saber quiénes somos, búsqueda que nos puede llevar toda la vida a algunos, o muchos años a otros. Todo depende del nivel de consciencia.

A las 21:53 del domingo 16/2 Mercurio inicia su primera retrogradación del año en Piscis hasta el 10 de marzo, trayendo así información de su retrogradación en el mismo signo el año pasado, que fue del 6 al 28 de marzo. Lo hace en conjunción a Neptuno con la Luna desde Sagitario en cuadratura, acompañado de un cielo que tiene al Sol en Acuario, a Venus y a Quirón en Aries, a Marte recién ingresado a Capricornio y a los Nodos en el axis Cáncer-Capricornio. Durante sus períodos de sombra muestra de qué se tratará el asunto a revisar en la retrogradación y qué ajustes quedan para realizar en el camino después de ella, pero también nos avisa al respecto de compras electrónicas y tecnológicas a evitar. Es más, tampoco compren pasajes en este período completo, si pueden.

Esta retrogradación nos lleva hacia las profundas aguas piscianas para bucear en nuestros orígenes -árbol genealógico, humanidad, etc- para intentar recordar qué es ese Todo, esa Consciencia, Energía, Campo Cuántico (o como le llamen) del que provenimos. 

Podemos sentirnos muy perdidos y fuera de foco, tristes, confusos, mareados, más que nada hasta el 25 de febrero cuando Mercurio se unirá al Sol y marcará la mitad de su retrogradación, ayudándonos a cobrar claridad. 
Por el lado de la vibración más elevada, esta retrogradación INSPIRA. A crear, a manifestar sueños, a practicar terapias espirituales o pasatiempos artísticos, a revisar la artística de proyectos o, si tienen algún emprendimiento vinculado a la energía o el ámbito espiritual, a darles una vuelta de tuerca, mejorarlos, revisarlos. Pero sobretodo, es un período para dejar el pasado atrás. Para soltar, liberar, dejar ir, limpiar, purificar. Es el momento perfecto para meditar, irse de retiro, retomar yoga o alguna clase que te haga conectar con tu cuerpo como parte de ese Todo que sos. Para desaprender y buscar la Verdad en el Vacío. Para conectar con lo importante y desconectarse de lo superfluo o de lo que no suma. Si no suma valor, mejor que se vaya. Es ideal para prestar atención a que lo que nos agota no es lo que hagamos sino cómo y con quién, porque muchas personas o actividades pueden quedarse con tu energía si no sabés poner límites o si no sabés lo que te gusta, por ejemplo.

Buscá tu verdad interna, porque Mercurio te guía hacia adentro. Explorá tu creatividad, tu conexión y Ser Cósmico. ¿Lo mejor que podés hacer? Escuchar, sentir y permitir tus emociones y sentimientos, que pueden estar a flor de piel pidiendo que los atiendas. Y si aparece la tristeza, dejala entrar porque te está pidiendo reconocer lo que te hace sentir así, para que hagas algo por cambiarlo. Nada de victimismo: esta retrogradación es para buscar la salida y escuchar las pistas que te dicta tu Alma.

Post data importante: es normal sentirse muy cansado y con mucho sueño, así que dense el descanso que precisen pero coman lo más liviano que puedan y tomen mucho agua. Y no se olviden de usar su mazo de tarot, indagar en su carta natal y anotar todos sus sueños: las aguas están ideales para hacer trabajo interno con arquetipos, y para soñar mucho con pequeños y grandes mensajes que nos envían nuestro inconsciente y nuestro Yo Superior.

Feliz y sano período de reencuentro con tu Real Ser.

 

 

 

Instagram
Ale Modarelli - Astrología Consciente

TW FB IG