Orígenes Cósmicos de la Humanidad II

2019-12-05

La Luna hoy ingresa a Aries, así que es un buen momento para seguir contándoles sobre la teoría cósmica de la creación de la humanidad.

Somos la raza 33. 32 razas estelares provenientes de diferentes sistemas (los Planificadores Originales) siguiendo el impulso de la Energía Creadora Principal, crearon unos seres con información de cada una de estas razas, contenida, una a una, en las vértebras de la columna. Estos seres tenían doce hélices de ADN y muchísimas capacidades que hoy, a nuestra mente racional, le parecería imposible tener.

Eran multidimensionales: con un cuerpo físico, sabían cuándo "detener" su funcionamiento para acceder a otras dimensiones donde se los necesitara. Sus ojos antiguos, lo que sería el tercer ojo, estaban activos, igual que la glándula pineal por donde respiraban. El timo y la glándula pituitaria, así como los doce chakras primarios, estaban funcionando al 100%. Telepatía, telekinesis y todas esas cosas de las que hoy se dotan los superhéroes de las películas, también eran parte de las funciones de su cuerpo. Eran ilimitados.

Cuando sufren la invasión de los nuevos "dioses" -que no eran tales, sino que simplemente eran otra raza pero queriendo manipularlos- terminan siendo alterados genéticamente y convirtiéndose en seres dóciles, obedientes. Estos eran los humanos que inicialmente habitaban el planeta, creando así una gran Biblioteca Viviente estelar donde se guardaban muestras de toda la vida que existía o alguna vez existió en la Vía Láctea.

Al sufrir la mutación y comenzar con limitaciones, olvidaron. Lo olvidaron todo pero en su memoria inconsciente, saben que pueden lograr todo lo que desean, porque esa es su energía esencial. 

Ahora hay muchos seres provenientes de los mismos sistemas de los Planificadores Originales, formando lo que llamamos Familia de Luz, que vuelven a la Tierra para recuperarla y recordar. También hay algo que se llama "Familia de Oscuridad", compuesta por seres que quieren seguir manteniendo el control patriarcal y capitalista tal como lo conocemos, porque les conviene. 

Pero algo importante: la luz y la oscuridad son dos caras de lo mismo, y cuando le tememos a la oscuridad externa, en realidad le estamos temiendo a la oscuridad propia. Por eso el proceso de contacto e integración de la propia sombra es fundamental en los seres humanos que quieren tomar consciencia y recordar quiénes realmente son: sólo amándonos incondicionalmente es que permitiremos que el Amor sea la energía fundamental en nuestras vidas, la que nos guíe a recordarlo todo desde el corazón.

Sé que estás buscando recordar, volver a casa, sentir que todo va a estar bien de nuevo. Sé que es así porque estuve ahí. Ahora ya no quiero regresar, sólo quiero hacer mi parte acá y eso incluye ayudarte a recordar, decirte que somos muchos y que estamos sostenidos por muchos seres estelares (sirianos, pleyadianos, oriones, arcturianos, veganos, reptilianos -de los buenos-, etc...) y que muchos Maestros Ascendidos también están aquí para nosotros (Saint Germain, Lady Nada, Cristo, María Magdalena, Quan Yin, Buda, etc...) así como ángeles, arcángeles y todo tipo de guías. No estás solo y vamos a seguir despertando consciencia todos juntos, para hacer de la Tierra una Nueva Tierra. Estamos en eso, vos confiá y seguí a tu corazón mientras tanto.

Si querés bibliografía para saber más, te recomiendo cualquier libro de Barbara Marciniak, Barbara Hand Clow y Drunvalo Melchizedek. Los documentales de Gaia TV hay que tomarlos con pinzas. Personalmente recomiendo las entrevistas de Regina Meredith y los de Flor de la Vida y Cielo, Tierra, Corazón de Drunvalo Melchizedek. Sobre dimensiones, no hay documentales buenos allí, excepto las entrevistas a Barbara Hand Clow. Hay mucho documental que tiende a generar confusión o a hacer sentir al que no está despierto como inferior, por eso no me gustan. Pero todo es subjetivo, seguí tu intuición. 

Instagram
Ale Modarelli - Astrología Consciente

TW FB IG