El Centro Galáctico.

2019-11-17

El Centro Galáctico es el corazón de la Vía Láctea. 

Uno de los mitos sobre el origen de la humanidad, dice que la energía creadora vive allí y que su parte femenina, en un acto de rebeldía, pasó los límites permitidos de su morada y llegó a la Tierra para crear la vida como la conocemos. Pero esa es una teoría de muchas...

Allí, en el Centro Galáctico, que astronómicamente es un agujero negro -desde donde se supone que la Vía Láctea fue creada- se encuentra la novena dimensión.  Este agujero negro es la fuente del tiempo en el eje vertical de nueve dimensiones que va desde el centro de hierro cristal de la Tierra hasta el Centro de la Vía Láctea y se manifiesta, es decir, se expresa, en ondas de tiempo. Estas ondas crean sucesos en la Tierra que son un reflejo de la Luz en la naturaleza. 

Esto se traduce como ondas de pensamiento sobre asuntos que nos fascinan y por las cuales comenzamos una búsqueda, esencialmente la de buscar el espíritu en el mundo material. No es casual entonces, que se ubique en la constelación de Sagitario -como lo estamos viendo en la Tierra- porque éste es el signo de la búsqueda y de lo que ella representa dentro nuestro, para encontrar nuestra propia sabiduría espiritual. 

El Centro Galáctico existe en el samadhi eterno, es la dicha eterna o lo que llamaríamos "Paraíso". Allí no existe la dualidad ni el cuerpo físico, por lo cual no existe el miedo, que es una creación mental (que alimenta las fuerzas de control que pretenden gobernar el planeta).
Para conectar con el Centro Galáctico, precisamos tener abierto el chakra corona y los otros chakras superiores que forman el halo dorado y plateado sobre nuestra cabeza.

El Sol es nuestra personalidad y nuestro ego, pero el Centro Galáctico es transpersonal, espiritual, no es definible como un "yo". Es divino. Todos tenemos al Centro Galáctico en nuestra carta natal y quienes tengan aspectos a él, tienen una misión vinculada a la evolución espiritual de la humanidad.

El 18/11 Júpiter "cae" en el Centro Galáctico y al tener energía que está en comunión entre ellos, hace que este día comience a activarse un gran despertar de consciencia. Se conecta en sextil con el Sol y en trino con Marte así que les transmite toda esta información para que nosotros vayamos hacia adelante con toda esta energía que estaremos recibiendo en los próximos días.

Júpiter se convierte en un transmisor y la Luna mañana podrá traducir todos estos códigos y enviarlos a la Tierra. Luego Venus y ella llegarán al Centro Galáctico y más adelante lo harán el Sol, Mercurio y Marte, en ese orden. Todo lo que vaya llegando a tu vida como nueva información, claridad, nuevos intereses y proyectos, relaciones, etc... tendrá un gran significado para tu evolución.

Abrite a recibir todo lo que el Universo quiere darte. Puede ser mucho más grande de lo que te imaginás. El agradecimiento y la sensación de merecimiento son todo en este momento. ¡Feliz semana!

Instagram
Ale Modarelli - Astrología Consciente

TW FB IG