Ale Modarelli - Astrología consciente

Eclipse lunar total en Leo. 2019-01-16

A la madrugada del 21 de enero se perfecciona el eclipse total de Luna en Leo (y no volveremos a ver uno así hasta el 2021). Exactamente a las 2:12 hs hora de Uruguay/Argentina.
De todos modos partir de la 1:30 hs aproximadamente podremos ver a la Luna mientras la eclipsamos en su fase llena.

En este evento tenemos de estrella a Urano, que se encontrará en tensión al eclipse, pero no es el único aspecto, ya que también tenemos a:

-Venus y Júpiter en Sagitario en cuadratura a Neptuno en Piscis
-Marte en Aries en cuadratura a Saturno en Capricornio y en trino a Júpiter y a Venus en Sagitario
-Quirón en Piscis en trino a la Luna en Leo y al Nodo Norte en Cáncer, en sextil a Mercurio y al Sol en Capricornio
-Neptuno en Piscis sextil a Saturno en Capricornio

Todo este combo en Luna llena que encima se eclipsa, lo venimos sintiendo desde el cuarto creciente y las tensiones de verdad son intensas.
Urano formando cuadraturas nos toca lo emocional y la identidad, lo que somos y lo que sentimos. Sin embargo, el mensaje es "No sos lo que sentís, no sos tus emociones, ni tus sentimientos. Desidentificarte de ellos para poder romper patrones mentales y sobretodo relacionados al mal manejo del ego."

Las otras vienen de la mano de los otros aspectos:
- Cortar con idealizaciones y creencias que no nos unen a la comunidad, sino que nos aíslan. Cortar con la victimización. Es un eclipse de Luna llena, así que representa cierres, finales.
- Si queremos comenzar cosas nuevas, primero necesitamos finalizar las que estábamos haciendo. Queremos viajar y salir de la incómoda comodidad, y eso se logra con ganas, invirtiendo energía e impulsos creativos.
- Desaparece momentáneamente una herida del pasado que luego veremos con otros ojos. ¿Es que acaso realmente podremos sanar abriendo nuestra consciencia? Tener otro punto de vista muchas veces es la respuesta.
- Para sanar, para soltar lo que ya no sirve a nuestro propósito en esta vida, tendremos que crear estructuras y darnos tiempo, tenernos paciencia con los procesos espirituales y rendirnos ante la energía del Universo, que sabe lo que hace.

Este eclipse se relaciona con el del 11 de agosto de 2018, que fue Luna nueva. ¿Te acordás qué estabas haciendo para ese entonces? Porque este eclipse te muestra resultados o efectos de aquel momento.

Como el Nodo Norte está en Cáncer y la Luna recién ingresada a Leo (el eclipse se da en el grado 0°, ¡puro potencial!) podemos entender que nos está preguntando cómo estamos liderando nuestras vidas y cuán generosas somos en amor con nuestros íntimos.

Nos pregunta si realmente estamos haciendo algo con nuestro talento, compartiéndolo para brillar con luz propia.

En el centro del eclipse lunar en Leo, tenemos que atender el asunto del ego versus el Real Ser. El Sol tiene dos facetas: es nuestro ego y nuestra esencia más pura. La baja energía del Leo, es el ego. La alta, nuestra esencia creativa.  Pero el Sol está en Acuario, el signo de la estrella del eclipse, Urano. Entonces este evento quiere que seamos esa esencia pura, cósmica, consciencia y amor. El Sol (el ego) se eclipsa para que veamos nuestra esencia con otros ojos. Y Urano en tensiones hace que estemos forzadas a liberar nuestros miedos que no nos permiten ser quienes somos en realidad, en esa esencia solar. 

Aprender a diferenciarlos es el pilar fundamental para llevar adelante una vida creativa y consciente, alejada de expectativas y comportamientos nocivos.
El ego es nuestra mente, nuestros patrones de conducta, las creencias y normas, los valores, todo lo que conforma quiénes somos y cómo nos paramos en el mundo. Es nuestro Juez y nuestra Víctima internos, es quien divide lo material de lo espiritual. El ego se alimenta de miedo, de creencias de carencia, competencia. Su lugar en nuestra vida debería limitarse a motivarnos, a recordarnos nuestro propósito, a ayudarnos a ser parte de la sociedad, pero no dirigir nuestra vida. El ego debe estar al servicio del Ser y no ser un amo.

Nuestro real Ser, el Ser Superior, es nuestra consciencia. En nuestra verdadera identidad somos consciencia, luz, vibración, amor. No somos más ni menos que eso, y estamos conectados a la energía del cosmos, porque somos esa energía. El Ser no tiene creencias, juicios, críticas, no se victimiza ni se compara con otros, no se cree mejor ni peor porque simplemente ES.
El Ser no divide, une. Cuando vivimos a través del Ser es cuando reconocemos las señales, cuando estamos en el camino correcto, cuando nos sentimos felices y en equilibrio incluso si estamos atravesando situaciones difíciles, porque reconocemos la sabiduría y el aprendizaje detrás de cada experiencia y persona. Nos sentimos abundantes, realizados, fluímos. No nos interesa que los demás nos aprueben porque estamos en paz, no necesitamos amor externo porque somos Amor.

Vivir a través del Ser Superior requiere trabajo, disciplina, paciencia y resignar el ego al servicio del propósito. Pero vivir desde el ego es más sencillo: nos anestesiamos con distracciones, vicios, aprobación externa, etc…y listo.

Este eclipse cierra el trabajo entre ego y Ser que venimos haciendo consciente o inconscientemente desde agosto de 2016, y nos empodera desde nuestro Ser Superior, con nuestros talentos, para compartirlos con el mundo. El eclipse te apoya, finaliza el ciclo pero se sigue moviendo dentro tuyo hasta julio.

Tomemos consciencia de la vibración que tenemos y lo que atraemos gracias a ella. Si estamos vibrando bajo, subamos, confiemos en la sabiduría del cosmos. El eclipse es fuerte y el cambio que viene gracias a él, también. 

Dejemos ir los miedos, las inseguridades y sentémonos en el lugar de Poder, que es conectando con nuestro Ser Superior y la energía infinita del Universo.

  • Tribu Cósmica
  • Carta Natal
  • Revolución Solar
  • Consultoría
  • Combo Astral
  • Informe astrofloral
  • Instagram
    Ale Modarelli - Astrología Consciente

    TW FB IG